Gobierno otorgó concesión de gaseoducto al sur sin tener estudio de mercado

Autor:Manuel Romero
Cargo:Economista
RESUMEN

Nadie sabe a cuántos miles de millones ascenderá el subsidio de los consumidores.

 
EXTRACTO GRATUITO

Apesar de que han transcurrido 15 meses desde que se otorgara la buena pro del Gaseoducto Sur Peruano (GSP), no sabemos qué reservas de gas se transportarán; a cuántos miles de millones de dólares ascenderá el subsidio de los consumidores ni por cuántos años tendremos que subsidiar.

Aunque los consumidores peruanos subsidiarán la viabilidad del mayor proyecto de inversión hasta la fecha y que la magnitud de dichos subsidios dependerá de la demanda que tenga el GSP, el Gobierno otorgó la conseción del ducto al sur sin contar con un estudio del mercado. Con relación a este tema, es importante recordar que el GPS, el gobierno otorgó la concesión del ducto al sur sin contar con un estudio de mercado.

Con relación a este tema, es importante recordar que el GSP tiene un mecanismo de ingresos garantizados al operador del gaseoducto, mediante el cual una vez que se inicie la operación del ducto al sur, Electroperú (ELP) garantizará que el ducto tenga una carga de 500 millones de pies cúbicos día (mmpcd). Por lo que si se tubo no tuviera una demanda que alcance dicha cifra, la diferencia la tendrá que pagar ELP, y dicho monto es el que tendremos que asumir diariamente todos los consumidores eléctricos por el tiempo que tome llegar hasta los 500 mmpcd.

El contrato establece que solo si la demanda supera dicha meta por tres años consecutivos, o tres años alternados consecutivos, o tres años alternados en un periodo de cinco, el subsidio de consumidores dejará de cobrarse. Es así que Osinergmin, a partir de mayo del 2015, y a través de cargos en la tarifas elétricas, ya ha empezado a cobrar dicho aporte.

Sin demanda

El problema es que, a diferencia del caso del gaseoducto de Camisea, en el que el subsidio duró menos de cinco años, en el caso del GSP esto tomaría mucho más tiempo. En este sentido, hay que tener en cuenta que el caso del ducto de Camisea, que atiende la demanda de Lima y alrededores, transcurrieron aproximadamente 10 años para llegar a los 500 mmpcd, pero fue en un periodo de bonanza económica, de demanda creciente. Sin embargo, según declaraciones de Jorge Barata (director ejecutivo de Oderbrecht Latinvest), "es muy probable que nunca se use la garantía de la red principal del gobierno", asegurando que el gaseoducto al sur se concluiría un diciembre del 2017 ("y en diciembre del 2016 tendremos listo el tramo B y el tramo I") (1). Pero todo indica que para dichas fechas la economía no se habría recuperado, o al menos no crecería al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA