La carrera contra el tiempo

RESUMEN

Mal augurio ? A dos semanas del cierre financiero, no se ha concretado la venta de la participación de Odebrecht en el gasoducto. ? El concesionario ya se prepara para la devolución del proyecto al Estado.

 
EXTRACTO GRATUITO

Por redacción economíaLa obra de infraestructura más cara en la historia del Perú podría volver a ser licitada debido al escándalo de corrupción que Odebrecht, su principal accionista, enfrenta mundialmente. Según el hito del contrato aún vigente, la empresa concesionaria Gasoducto Sur Peruano (GSP) ?compuesta por Odebrecht, Graña y Montero y Enagás? tiene hasta el 23 de enero para que los bancos internacionales hagan efectivo el primer préstamo para la obra. Para ello, es fundamental que Odebrecht concrete la venta del 100% de sus acciones en el proyecto. Tras una primera caída de la negociación con el consorcio Sempra-Techint, se conoció que el fondo canadiense Brookfield y la china CNPC estaban interesados en negociar su participación. Según fuentes de El Comercio, de ambos, solo Brookfield habría presentado documentos escritos y, además, estaría aún realizando el ?due diligence? para presentar la oferta definitiva. ?CNPC ha tenido reuniones de interés pero aún no ha presentado una oferta formal?, dijo la fuente. Este Diario se comunicó con Techint, que mantenía interés en ser parte de la empresa constructora del proyecto, para averiguar el avance de sus negociaciones, pero indicaron que ?lamentablemente?, no cuentan con ninguna novedad sobre el caso. ?Las señales del gobierno?Las recientes declaraciones del gobierno habrían tornado aún más pesimista las previsiones del proyecto. El lunes, el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, realizó tres anuncios que no pasaron desapercibidos. El primero, se enmarcó en la venta de la participación de Odebrecht en el GSP. La cláusula anticorrupción presente en todos los contratos de concesión del Estado dictamina que, de encontrarse algún hecho ilegal, el concesionario perdería todo derecho sobre el proyecto. Este es el riesgo que correría cualquier empresa que buscara comprar el 55% de la brasileña. Para paliar este riesgo, Odebrecht propuso diferir el pago por sus acciones. ?Odebrecht, si es que vende, no cobraría su participación por el gasoducto del sur. Ese dinero pasa a ser garantía en caso haya eventos de corrupción [y#8230;]. El dinero que se recaudaría iría a una garantía y esa garantía la va a poder cobrar Odebrecht si es que limpia su trayectoria sobre los casos de corrupción?, dijo también Thorne.El segundo anuncio, y quizá el más contundente, estuvo relacionado con el retiro del cobro por el GSP de los recibos de luz. ?Se va a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS