Venga a nosotros tu reino: la justicia como fuerza anímica ausente en la enseñanza del derecho

Autor:Fernando Del Mastro Puccio
Cargo:Profesor ordinario e investigador en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP)
Páginas:463-510
Venga a nosotros tu reino: la justicia como
fuerza anímica ausente en la enseñanza del
derecho
Let Your Kingdom Come: Justice as an Absent Driving
Force in Legal Education
FERNANDO DEL MASTRO PUCCIO*
Ponticia Universidad Católica del Perú
A mi mamá y a mi papá, profesora y abogado,
por avivar en mí la vocación por la enseñanza del derecho.
Resumen: El presente artículo plantea una aproximación a la justicia como
una fuerza anímica que mueve al ser humano hacia la rectitud, el equilibrio
y la armonía. Como fuerza opuesta, se presenta a la hybris, la cual anima
al sujeto a actuar y pensar movido por la perversión, la dominación y la
discordia. Sobre esta base, se desarrollan diversos aspectos de la enseñanza
del derecho que promueven el desarrollo de la hybris en el ánimo de los y las
estudiantes. En concreto, mostramos que, a través de un currículo oculto,
la enseñanza del derecho aviva en el ánimo la perversión, la dominación y
la discordia. Este esfuerzo busca ser un aporte a los estudios críticos de la
enseñanza del derecho, al brindar un marco que permite articular diversas
críticas que suelen formularse de modo desintegrado y darles un sentido a
partir de un enfoque en lo anímico y en la justicia. Asimismo, contribuye
mostrando problemáticas y experiencias que no suelen ser reconocidas en
las reflexiones sobre la enseñanza del derecho. Finalmente, se trata de un
esfuerzo muy relevante en la coyuntura actual del Perú, la cual muestra a la
abogacía en una seria crisis ética que exige que las facultades de derecho se
pregunten, con genuina actitud autocrítica, cuál es su rol en ella.
Palabras clave: enseñanza del derecho, mitología, historia de las religiones,
justicia, teoría crítica del derecho, currículo oculto
Abstract: This paper proposes an approach to justice as a driving force
which moves people towards rectitude, balance and harmony. The hybris
is presented as the opposite force, one that animates the subject towards
perversion, domination and discord. Drawing on that perspective, we describe
diverse aspects of legal education that elicit the hybris. Particularly, we argue
that, through hidden curriculum channels, legal education fuels perversion,
* Profesor ordinario e investigador en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del
Perú (PUCP), donde ocupa el cargo de coordinador del Área de Ética y Responsabilidad Profesional
y del curso Derecho y Psicología. También en la Facultad de Derecho de la PUCP es responsable
de la Oficina de Plan de Carrera y Bienestar. Máster en Derecho por la Universidad de Duke como
becario Fulbright. Máster en Estudios Teóricos en Psicoanálisis en la PUCP, donde actualmente
es estudiante del Doctorado en Estudios Psicoanalíticos. Certificado por la American Management
Association para aplicar el Myers & Briggs Type Indicator. Abogado por la PUCP. Código ORCID:
0000-0003-1599-7598. Correo electrónico: fdelmastro@pucp.pe
N° 81, 2018
diciembre-mayo
pp.463-510
https://doi.org/10.18800/derechopucp.201802.015
FERNANDO DEL MASTRO PUCCIO
464
Derecho PUCP, N° 81, 2018 / ISSN 0251-3420 / e-ISSN: 2305-2546
domination and discord within the inner world of law students. This effort
seeks to contribute to legal education’s critical studies by providing a
framework through which criticisms —usually unarticulated— on this matter
can be integrated around the idea of justice as a driving force. Furthermore, it
presents issues and experiences that are usually not recognized as problematic
in the reflections about legal education. Finally, this is a highly relevant effort
given the current social context in Peru, where the practice of law —both
private and public— is going through a serious ethical crisis. This demands
law schools to ask themselves, with genuine self-critical attitude, which role
they are playing in this crisis.
Key words: legal education, mythology, history of religions, justice, critical
legal studies, hidden curriculum
CONTENIDO: I. INTRODUCCIÓN.- II. JUSTICIA DIVINA, REALIDAD QUE
ANIMA.- II.1. LO DIVINO COMO REALIDAD ANÍMICA.- II.2. LA FUERZA DIVINA
DE LA JUSTICIA.- III. ESCUELAS DE DERECHO O CANTERAS DE LA HYBRIS.-
III.1. EL DERECHO Y SU ENSEÑANZA COMO OCULTAMENTE ANIMADOS.-
III.2. EL REINO DE LA HYBRIS.- III.2.1. PERVERSIÓN.- III.2.2. DOMINACIÓN.-
III.2.3. DISCORDIA.- III.3. AVIVAR LA JUSTICIA.- IV. CONCLUSIONES.
I. INTRODUCCIÓN
En el presente artículo me pregunto cuál es el lugar que tiene la justicia
en la enseñanza del derecho. Concretamente, me refiero a la justicia en
su dimensión anímica, esto es, no como un concepto que se comprende
desde el intelecto, sino como una fuerza que, como el amor o el miedo,
se experimenta y comprende cuando anima nuestro modo de pensar y
actuar. En esa línea, me pregunto si la enseñanza del derecho promueve
el desarrollo de la justicia como fuerza anímica en sus estudiantes.
Hablar de la dimensión anímica de la justicia constituye un reto, el
primero que enfrentamos en este trabajo. Como veremos, las reflexiones
sobre el tema, en el ámbito del derecho, suelen centrarse en la justicia
como un concepto que debe ser definido, delimitado, argumentado
y comprendido teóricamente, así como aplicado a través de la
interpretación y argumentación. En esa línea, la justicia no se concibe
como una fuerza cuya comprensión involucre el plano anímico del
sujeto, sino un concepto que apela a un saber centralmente conceptual
y procedimental1.
1 Comprendo que la discusión sobre la dicotomía emoción-razón podría verse implicada en lo dicho.
Al respecto, me sitúo en la línea de quienes reconocen que lo emocional y lo racional se encuentran
relacionados y se impactan de diversos modos. Esta mirada está implícita en mi aproximación a la
idea de lo anímico como lo que impacta y moldea el modo de pensar y actuar. Desde mi punto de vista,
y dicho de modo muy preliminar, considero que la diferencia está en cuál es el centro de gravedad. Si
entendemos la justicia como un concepto, es claro que esa comprensión no es netamente racional,
en tanto desligada de lo emocional. Sin embargo, la centralidad está en el intelecto, con vocación
FERNANDO DEL MASTRO PUCCIO
VENGA A NOSOTROS
TU REINO: LA
JUSTICIA COMO
FUERZA ANÍMICA
AUSENTE EN LA
ENSEÑANZA DEL
DERECHO
LET YOUR KINGDOM
COME: JUSTICE AS
AN ABSENT DRIVING
FORCE IN LEGAL
EDUCATION
465
81
Derecho PUCP, N° 81, 2018 / ISSN 0251-3420 / e-ISSN: 2305-2546
¿Cómo hablar, en ese contexto, de la justicia como una fuerza anímica?
En la primera parte de este artículo, buscamos hacerlo tomando como
referencia el pensamiento mitológico y religioso2 a través del cual el ser
humano experimenta y concibe el cosmos, la naturaleza y a sí mismo
como realidades animadas por fuerzas divinas3.
La justicia fue concebida como una de esas fuerzas que animaba hacia
la rectitud, el equilibrio y la armonía, mientras que su opuesto, la hybris,
incitaba a la perversión, la dominación y la discordia. En mitologías
como la egipcia y la griega, ambas fuerzas tuvieron un lugar central
en la construcción y el mantenimiento del orden cósmico. A la luz
de las correspondencias entre macrocosmos y microcosmos, típicas
del pensamiento mitológico y religioso, la justicia y la hybris animaban
también a los seres humanos, incluyendo especialmente su pensamiento
y acción en el mundo de la ley.
Desde esta aproximación, en la segunda parte del artículo sostendré que
existen indicios de que la enseñanza del derecho promueve el desarrollo
de la hybris como fuerza que anima el pensamiento y la conducta de
quienes ejercerán la profesión en el futuro. En primer lugar, sostendré
que los estudiantes son inclinados hacia la perversión cuando se forman
en el uso de un saber ilimitado al servicio del ego que depende de la
valoración de otro, y no en una profesión con límites y un sentido
asociado a la justicia. En segundo lugar, sostendré que los estudiantes
son inclinados hacia la dominación cuando se forman en derecho sin ser
conscientes de sus injusticias y cuando se desenvuelven acríticamente
en entornos formativos injustos, en los que sufren o reproducen
desequilibrios. En tercer lugar, sostendré que son inclinados hacia la
discordia cuando se forman en la idea del éxito a través de la derrota del
otro y en un derecho centralmente bélico, y no en una profesión que los
conduzca a generar armonía entre intereses y posiciones opuestos.
de definir. Por el contrario, cuando hablamos de una fuerza anímica, la centralidad está en el ánimo,
consciente o no, con vocación de guiar pensamientos y acciones.
2 Por supuesto, reconozco el carácter preliminar de mis reflexiones. Hablar de la justicia como
fuerza anímica en el mundo antiguo es una tarea vasta y compleja. Sin duda, todo lo dicho en
la primera parte de este artículo es preliminar, puede ser ampliado y contrastado desde diversas
disciplinas. Particularmente, será relevante en una próxima oportunidad profundizar en la parte ritual
y la actitud religiosa hacia las figuras divinas de la justicia, así como sobre su función como fuerza
anímica en el mundo de la ley. De otro lado, no examinamos históricamente cómo la justicia, en su
dimensión anímica y filosófica, llega al plano de la formación jurídica hoy en día. Lo que buscamos
es preguntarnos si la fuerza anímica de la justicia, tal como concebimos a partir de nuestro marco,
se encuentra o no presente. Por supuesto, examinar el modo en el que las concepciones de la
justicia fueron cambiando desde el mismo mundo antiguo hasta la modernidad y el presente, así
como el modo en el que llegan a la enseñanza del derecho y a realidades como la nuestra nos
aportaría muchos elementos para mejorar nuestra comprensión del tema de fondo de este artículo.
Ese esfuerzo, sin embargo, quedará pendiente para una siguiente ocasión.
3 El mundo de la mitología y de las creencias religiosas —de lo divino, de lo que anima— se encuentra
muy desprestigiado actualmente como fuente de realidad. Esto se debe, como apuntan diversos
autores, a prejuicios poco informados que hoy en día se repiten como ecos de la mirada moderna.
Menciono esto porque creo que la sensibilidad por el simbolismo mitológico y religioso —que habla
de las fuerzas que marcan los diversos tipos de relaciones que el humano tiene con la autoridad y la
ley— es central para comprender el derecho.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba