La teoría del razonamiento judicial de Manuel Atienza. Notas al margen

Autor:Giorgio Pino
Páginas:305-327
305
La teoría del razonamiento judicial de Manuel
Atienza. Notas al margen*
G P
En las tres últimas décadas, como es sabido, Manuel Atienza ha
producido un corpus impresionante de estudios sobre el razonamiento
jurídico y la argumentación jurídica, sea analizando en detalle y discu-
tiendo las posiciones de los más importantes teóricos contemporáneos de
la argumentación jurídica (Alexy, MacCormick, Perelman, Toulmin), sea
proponiendo una propia y elaborada teoría de la argumentación1, que tiene
entre sus principales elementos distintivos el énfasis en la estructura “a dos
niveles” de la argumentación jurídica (el nivel de las reglas y el nivel de los
principios) que, a su vez, se reeja sobre las respectivas modalidades aplica-
tivas y argumentativas (en el nivel de las reglas, la argumentación jurídica
tiene esencialmente una forma subsuntiva, mientras que en el nivel de los
principios tiene esencialmente una forma ponderativa); el reconocimiento
en muchísimas circunstancias (en presencia de lagunas normativas y de
algunos tipos de lagunas axiológicas) del carácter inevitable del recurso a
la ponderación; y, de un modo más general, la muy estrecha integración
entre teoría del derecho y teoría de la argumentación, integración llevada
hasta el punto de armar que, en la teoría (no positivista o antipositivista)
de Atienza, el derecho es esencialmente una práctica argumentativa.
* Traducción de Chiara Marinelli. Revisión de la traducción: Félix Morales Luna.
1 Cuya exposición más reciente se puede leer en A, Manuel, Curso de argumentación
jurídica, Trotta, Madrid, 2013; y es útilmente resumida en A, Manuel, “Algunas tesis sobre
el razonamiento judicial”, en A, Josep, y G, Pedro (eds.), Sobre el Razonamiento
Judicial. Una discusión con Manuel Atienza, PUCP-Palestra Editores, Lima, 2017.
GIORGIO PINO
306
Antes de analizar en detalle algunas de las ideas y de las propuestas
teóricas de Atienza en materia de razonamiento judicial, hago presente que
comparto la idea de fondo que impulsa el proyecto de Atienza, esto es,
que el derecho tiene una preponderante (aunque no exclusiva) dimensión
argumentativa e interpretativa.
Ciertamente, es posible que —formulada en términos sucientemente
genéricos, como acabo de hacer— esta tesis sea, a n de cuentas, banal y,
por tanto, susceptible de ser compartida también por quienes, como yo,
parten desde presupuestos iuslosócos muy distintos de los de Atienza (me
he formado en la tradición iuslosóca del positivismo analítico y aún me
reconozco en dicha tradición de investigación). Sin embargo, es un dato
incontrovertible que la importancia de la interpretación y de la argumenta-
ción jurídica es claramente percibida también en ambientes iuspositivistas
en sentido amplio, como dan testimonio las líneas de investigación desarro-
lladas por estudiosos iuspositivistas, por ejemplo, en Italia, al menos desde
Giovanni Tarello en adelante. Es verdad que algunos importantes positivistas
del siglo XX, como Kelsen, Hart y Bobbio, han dedicado relativamente poco
espacio a la interpretación y a la argumentación jurídica (aunque sin ignorar, en
absoluto, tales aspectos del fenómeno jurídico), p ero tambié n es verdad qu e de
aquellos clásicos del positivismo jurídico no separa ya más de medio siglo.
Asimismo, también sobre algunas cuestiones particulares de teoría de
la argumentación jurídica, se hace siempre más difícil identicar una clara
línea de distinción entre aproximaciones positivistas y aproximaciones an-
tipositivistas. Piénsese, por ejemplo, en la antigua cuestión de la distinción
entre reglas y principios, en la que típicamente (desde Dworkin y Alexy, en
adelante) se veía a los antipositivistas adoptar alguna versión de la teoría de
la distinción fuerte, supuestamente incompatible con el positivismo jurídico;
pues bien, ahora es posible encontrarse con autores positivistas que adoptan
alguna versión de la distinción fuerte y, por el contrario, con autores anti-
positivistas (el propio Atienza, por lo demás) que terminan sosteniendo la
idea de que la distinción entre reglas y principios es solo gradual2. O bien,
2 Para una síntesis del debate, ver P, Giorgio, Teoria analitica del diritto I. La
norma giuridica, ETS, Pisa, 2016, cap. 4. En lo referente a la posición de Atienza,
que tradicionalmente ha sido considerada una versión de la distinción fuerte entre
reglas y principios, ver ahora A, Manuel, “Ponderación y sentido común

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba