La protección Penal de los Recursos Forestales

AutorLuis Miguel Reyna Alfaro
CargoProfesor de Derecho Penal Económico y Criminología en las Universidades de San Martín de Porres, Inca Garcilaso de la Vega, Nacional San Agustín de Arequipa, Privada Antenor Orrego, Continental y de Huánuco
Páginas111-115
111
Derecho & Sociedad
Asociación Civil
39
I. Introducción
La actividad industrial es, por antonomasia,
contaminante. Esta circunstancia genera un
conflicto entre el derecho a vivir en un ambiente
equilibrado, reconocido por el artículo 2.22º de la
Constitución Política del Perú («Toda persona tiene
derecho: …. a gozar de un ambiente equilibrado y
adecuado al desarrollo de su vida») y la libertad de
empresa, previstos en los artículos 58º a 60º del texto
constitucional.
Precisamente por estas circunstancias es que se recurre
a conceptos como el de desarrollo sostenible que
pretende, precisamente, compatibilizar dichos derechos
de modo tal que la actividad industrial pueda desarrollar
sin afectar de modo transcendente la estabilidad del
ecosistema. Este principio tiene reconocimiento en
el artículo 67º constitucional que establece, como
lineamiento de política estatal, la promoción del «uso
sostenible de los recursos naturales».
Pues bien, la idea del desarrollo sostenible tiene
consecuencias en el ámbito Derecho penal que, a través
del concepto de riesgo permitido que, precisamente,
delimita los comportamientos que resultan penalmente
relevantes.
* Profesor de Derecho Penal Económico y Criminología en las Universidades de San Martín de Porres, Inca Garcilaso de la Vega, Nacional San Agustín de Arequipa, Privada
Antenor Orrego, Continental y de Huánuco. Investigador CEDPE. Experto Universitario en Criminología (UNED, España).
La Protección Penal de los
Recursos Forestales
Por: Luis Miguel Reyna Alfaro*
El propósito de este trabajo es examinar el delito de
atentado contra los bosques y formaciones rocosas,
uno de los delitos ambientales más continuamente
comprometidos mediante la actividad industrial pues
aquella puede ser realizada en zonas geográcas en
donde existen bosques u otras formaciones boscosas o
los accesos a las operaciones industriales pueden verse
facilitados mediante la construcción de vías que afecten
los bosques existentes.
II. Descripción típica
El delito de atentado contra bosques y formaciones
rocosas, se encuentra descrito en el artículo 310º del
Código Penal en los términos siguientes:
«Será reprimido con pena privativa de libertad no menor
de tres años ni mayor de seis años y con prestación de
servicios comunitarios de cuarenta a ochenta jornadas
el que, sin contar con permiso, licencia, autorización o
concesión otorgada por autoridad competente, destruye,
quema, daña o tala, en todo o en parte, bosques u otras
formaciones boscosas, sean naturales o plantaciones».
Esta redacción del dispositivo rige desde el 01 de enero
de 2009, por imperio de la Segunda Disposición Final de
la Ley Nº 29263.
El gran desarrollo demográco, asi como el indiscutible incremento de las actividades como consecuencia de
una mayor demanda, lleva a concluir que las actividades industriales se han expandido, por ello, territorios antes
considerados libres, empezaran a ser industrializados; sin embargo, ¿Cuál será el impacto de dicho avance en el
medioambiente, considerando, claro está, que toda actividad industrial es, en si misma, contaminante?
Frente a ello, el autor desarrollará el delito de atentado contra bosques y formaciones rocosas, partiendo de
un primer punto fundamental: identicar cual es la acción u omisión atribuible especícamente al agente que
cometiera dicha acción, establecimiento que será aquel el elemento de determinación de responsabilidad del
representante, mas no la mera ostentación de un cargo directivo en la empresa. Procederá luego a desarrollar la
relación de este tipo penal con el derecho administrativo sancionador, toda vez que mencionada conducta solo
será penalmente relevante si se realizara sin contar con los permisos y/o licencias necesarias. Un ultimo elemento
determinante será la acreditación que la conducta atribuida generará un riesgo signicativo sobre la estabilidad
del medioambiente, de vericarse ello, se dará por acreditada la realización del delito.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR