Presentación de la colección

AutorGino Ríos Patio
Cargo del AutorInstituto de Investigación Jurídica, Universidad de San Martín de Porres Perú
Páginas8-9
8
Gino Ríos Patio
griosp@usmp.pe
Instituto de Investigación Jurídica, Universidad de San Martín de Porres
Perú
La realidad es un concepto omnicomprensivo y, al mismo tiempo, dinámico. El hombre
está en la realidad, que le viene dada, pero su acción individual y colectiva la transforma y re
construye.
De antiguo, la seguridad fue una preocupación vital del hombre, la sociedad y el estado, con
independencia de cualquier condición, tipo y forma, respectivamente. Es, de manera esencial,
el factor sine qua non de la vida misma, que le permite al hombre y la sociedad plasmar sus
deseos y pretensiones y al estado cumplir con sus ines axiológicos pues les facilita controlar
y reducir los peligros, riesgos y condiciones que afectan y amenazan su existencia, salud y
bienestar, propiciando tranquilidad, armonía y paz social, indispensables para la convivencia
en comunidad.
Sin embargo, la realidad cotidiana, que es lo concreto, nos muestra que, en todo el globo, la
conlictividad y la violencia se extienden vertiginosamente en estos tiempos en los que por
ser depositarios de las conquistas de los pueblos en materia de derechos humanos y gobiernos
democráticos, se esperaría que la criminalidad no abone el terreno de la inseguridad.
La criminología existe felizmente para identiicar y analizar cientíicamente el fenómeno
social de la criminalidad y los comportamientos individuales disconformes, que derivan de la
conlictividad violenta y para determinar sus causas y factores generadores con la inalidad de
proporcionar información cientíica con la que sea posible diseñar una política criminológica
eicaz en aras de prevenir reducir controlar y sancionar las conductas lesivas en suma de
intervenir positivamente en el infractor, la víctima y el control social.
En nuestros tiempos, afortunadamente, la criminología ha dejado de ser instrumental en
función del poder punitivo y goza de una autonomía cientíica que como tal se perfecciona
y enriquece en la búsqueda de la verdad, habiendo llegado a establecer que la causa de
la criminalidad está fuera del individuo y de la sociedad, y se encuentra en la existencia de
estructuras económicas inicuas, estructuras sociales excluyentes, estructuras políticas
arbitrarias y estructuras culturales segregacionistas, instauradas por el poder, que es planetario
en estos tiempos en virtud de las cuales opera el poder de criminalización el cual de ine qué es
delito, quién es delincuente, qué pena le corresponde, y dónde y cómo debe cumplirla.
Como ciencia, la criminología ahora ya no es un discurso legitimador del poder penal, como
lo fue en épocas pretéritas, por el contrario, representa una ciencia social de la vida, pues en todo
el mundo, la realidad en la cuestión criminal son los muertos, que representan el costo social de
coexistir en medio de la conlictividad la violencia la criminalidad y la inseguridad que existen
y permanecen en los niveles estructurales, institucionales, discursivos y conductuales.
El progreso de la ciencia criminológica ha permitido que los criminólogos y otros
profesionales que cultivan con idéntica pasión intelectual y social esta disciplina de encuentro,
puedan abordar la fenomenología del crimen de modo especializado, sin merma de la
PRESENTACIÓN DE LA COLECCIÓN
Gino Ríos Patio

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba