La izquierda, un animal anfibio.

Autor:Paredes Oporto, Mart
Cargo:PODER Y SOCIEDAD
 
EXTRACTO GRATUITO

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

Cuando el flash de Ipsos Apoyo de las cuatro de la tarde del domingo 3 de octubre pasado daba como ganadora, por escasísimo margen, a Susana Villarán por sobre Lourdes Flores, algunos optimistas se apresuraron a ce lebrar el regreso triunfal de la izquierda en la arena política.

El singular triunfo de Fuerza Social (FS) está lejos de ser un renacimiento o una resurrección electoral de la izquierda, si tomamos en cuenta la ya lejana elección de Alfonso Barrantes como alcalde de Lima. Era más un triunfo personal que un voto ideológico. Por eso, la aparición ese domingo, en el balcón del hotel Bolívar, junto a Villarán y el equipo de FS, del veterano dirigente de Patria Roja César Barrera Bazán, era un déjh vu, un espectro del pasado que reclamaba su presencia corpórea. Que otros movimientos de izquierda afirmen que a raíz del éxito de la candidatura de Susana Villarán el escenario político "varíe aceleradamente a favor de las fuerzas que buscan converger en la lucha contra el neoliberalismo y en perspectiva al 2011", (2) es simplemente jalar agua para su molino. Que Lima haya votado a Villarán por sobre Lourdes Flores, con una diferencia de 0,8%, no significa que las condiciones estén dadas para que el próximo presidente sea Ollanta Humala o alguien que esté contra el actual modelo económico.

EL PASADO QUEDÓ ATRÁS

La decisión, ambiciosa y arriesgada, de la Dirección Nacional de Fuerza Social de presentarse a las elecciones presidenciales del 2011 con candidato propio anula definitivamente cualquier alianza o confluencia entre este partido y la izquierda tradicional y el nacionalismo, e incluso con Perú Posible. Mejor solos que mal acompañados es lo que se decidió. La campaña municipal apenas es una calistenia frente a una campaña presidencial que se augura brutalmente sucia. "Las otras alternativas eran ir con un partido nacional y en este caso la opción era Perú Posible. La tercera posibilidad y que menos respaldo tuvo era presentar solo lista parlamentaria", dijo Gustavo Guerra García, coordinador del Comité Ejecutivo de FS. Así las cosas, FS se sacude de "los dinosaurios de la zurda" que apoyaron a Villarán para entrar al Palacio Municipal pero que prefiere tener lejos para tentar el Palacio de Gobierno y el Congreso. Patria Roja y/o el Movimiento Nueva Izquierda se quedaron tirando cintura.

Jesús Coronel, vicepresidente de FS y ex presidente regional de Cajamarca, puso las cosas muy claras: "Un partido de centro izquierda, una izquierda moderada, moderna, progresista y profundamente descentralista. Estas características se podrían perder al unirse tanto con alguien de centro derecha o muy a la izquierda".

El más contento con la decisión es el padre Marco Arana...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA