La desobediencia a la ley escrita en el legado filosófico atlante

Autor:María Isabel Lorca Martín De Villodres
Cargo:Profesora Titular de Filosofía del Derecho en la Facultad de Derecho de Universidad de Málaga (España)
Páginas:279-310
279
LEX N° 25 - AÑO XVIII - 2020 - I / ISSN 2313-1861
RESUMEN
En las presentes líneas se persigue reexionar sobre las consecuencias quese cernieron sobre el
reino de la Atlántida debido a la desobediencia a la ley escrita de origen divino y al deseo desmesu-
rado de riquezas y poder que condujeron a la corrupción de sus habitantes, y cómo ello contrasta
claramente con la solución civilizada basada en el consenso que ofrece la tradición contractualista
ante el conicto social para organizar la convivencia, lo que supone un motivo más para renovar
la conanza en la democracia como sistema participativo. La Atlántida lejos de ser un mero mito,
fue para algunos especialistas una realidad histórica, cuyo recuerdo nos situaría ante los orígenes
de nuestra civilización.
Palabras clave: Atlántida, ley escrita, contrato, consenso, democracia.
ABSTRACT
In these lines, we seek to reect on the consequences that loomed over the kingdom of Atlantis
due to disobedience to the written law of divine origin and the excessive desire for wealth and
power that led to the corruption of its inhabitants, and how it clearly contrasts with the civilized
solution based on the consensus oered by the contractualist tradition in the face of social con-
ictin order to organize coexistence, which is another reason to renew condence in democracy as
a participatory system. Atlantis, far from being a mere myth, was for some specialists a historical
reality, whose memory would place us in the origins of our civilization.
Key words: Atlantis, written law, contract, consensus, democracy.
280 LEX N° 25 - AÑO XVIII - 2020 - I / ISSN 2313-1861
“La losofía empieza allí donde termina la teología”.
(Jaeger, W., La teología de los primeros lósofos griegos,
traducción de José Gaos, FCE, México, 1952, p. 11).
I. LA FILOSOFÍA: DEL MITO A LA RAZÓN
En los comienzos de su desenvolvimiento, la losofía aparece ligada al mito, pero irá paulatina-
mente desentendiéndose de tales explicaciones fabulosas, para buscar soluciones y respuestas estric-
tamente racionales a los problemas que acuciaban al ser humano acerca del mundo. Con lo cual,
empezará a operarse el tránsito del mito al logos, que es la expresión que se ha usado para denominar,
como arma A. Truyol y Serra, “el proceso mental que dio lugar a la losofía como conocimiento
racional riguroso”1.
Sin embargo, este tránsito no se produjo de una vez para siempre, por lo que ambas modalidades
de enfrentarse con el misterio del ser –mito y razón- coexistieron largo tiempo. Por ello, el mundo de
los misterios –según apunta E. von Hippel- se encuentra constantemente presente en el amanecer de
la cultura griega2. No en vano, el orentino R. Calasso3 estima a la Hélade como madre de los mitos.
Con la instauración de la democracia ateniense al inicio del siglo V a.C., favorecida por las novedo-
sas medidas adoptadas por Clístenes, Ealtes y Pericles, tras el paréntesis de la tiranía de Pisístrato y de
sus hijos que había frenado el movimiento reformador de Solón, los ciudadanos podían ya participar
en las funciones legislativas, administrativas y judiciales. La vida social adquiría, pues, un carácter
crítico, antidogmático y racionalista. La razón empezaba a ocupar un papel destacado en la vida del
1. A. Truyol y Serra, Historia de la Filosofía del Derecho y del Estado. (De los orígenes a la baja Edad Media), Revista
de Occidente, Madrid, (1961): 94.
2. E. Von Hippel, Historia de la Filosofía Política, Traducción de Francisco Puy Muñoz, Tomo I, (Madrid: Instituto de
Estudios Políticos 1962), 100.
3. R. Calasso., Las bodas de Cadmo y Harmonía, Traducción de Joaquín Jordá, Anagrama, (Barcelona: Anagrama,
1990), 11.
281
LEX N° 25 - AÑO XVIII - 2020 - I / ISSN 2313-1861
LA DESOBEDIENCIA A LA LEY ESCRITA EN EL LEGADO FILOSÓFICO ATLANTE.
hombre, y la reexión losóca se edicaba, en consecuencia, sobre bases racionales. En denitiva,
este tránsito desde el mito hacia la razón supone, como arma Jean Pierre Vernant, “le passage de la
pensé mythique à la raison, la construction progressive de la personne”4.
El conocimiento racional de las cosas sucede a la explicación mitológica en la búsqueda del saber.
La losofía como amor al saber, como ansia de indagación, motivará reexiones con pretensiones
cientícas. La losofía, pues, nos llevará tras el último porqué y para qué de las cosas y de nosotros
mismos, y responderá -como armó J. Corts Grau- con “ese amor y vocación a un conocimiento
supremo”5.
La losofía, como testimoniaba Platón en su República, se convierte así en una ascensión hacia el
ser, en la que el alma humana se vuelve desde el día nocturno hacia el verdadero (521c)6. El hombre
ubicado en el mundo de lo sensible trata de elevarse racionalmente hacia el mundo de lo inteligible,
donde residen las esencias inmutables y universales de las cosas, en busca de lo verdadero. De esta
manera, abandona su estado de ignorancia, y deja de vivir en la esclavitud y en la oscuridad.
En medio de estas consideraciones puramente losócas, la Filosofía del Derecho, asume desde
la perspectiva de lo jurídico la problemática suscitada en el ámbito de la losofía en general, parti-
cularmente se muestra como un saber que trata de desentrañar el fundamento último del Derecho,
al tiempo que lleva a cabo una crítica constante sobre el contenido de justicia del Derecho positivo.
Por ello, la Filosofía del Derecho es ontología y axiología jurídicas al mismo tiempo, teniendo como
pretensión última hacer posible el tránsito desde el ser al deber ser del Derecho, a n de que lo jurídico
no quede reducido a una mera concepción formalista, desconocedora de la dignidad humana, que se
agota en la norma jurídica, sino que aspire a su legitimación desde unos valores que han de trascender
el horizonte de lo puramente normativo.
Desde este enfoque losóco-jurídico pretendo abordar a continuación el tema de la desobedien-
cia a la ley escrita de origen divino en el legado losóco atlante, para reexionar sobre sus consecuen-
cias y, en denitiva, su precariedad de medios para hacer frente a situaciones de conicto, como la
soberbia, la corrupción y el afán desmedido de dominación. Pretendo, por tanto, llevar al ánimo del
lector la idea de que sólo cuando la ley es producto de la razón, no de la mera voluntad, y se asienta
en el consenso, encontramos el medio adecuado de solventar los conictos inherentes a las pasiones
humanas. Pues, como señalaba el sociólogo liberal Ralf Dahrendorf, el conicto es algo inescindible
de la vida en sociedad, es inútil ignorarlo o tratar de solucionarlo de una manera denitiva, la sociedad
que lo intenta naufraga en el reino de la utopía y se hace totalitaria7.
4. J. P. Vernant, Mythe et pensé chez la Grecs, Tomo I, Lib. François Maspero, (París, 1971), 7.
5. J. Corts Grau, Curso de Derecho Natural, (Madrid: Ed. Nacional, 1964), 32.
6. Platón, La República, Edición bilingüe. Traducción, notas y estudio preliminar por José Manuel Pabón y Manuel
Fernández Galiano, (Madrid: Centro de Estudios Constitucionales. Clásicos Políticos, 1981).
7. R. Dahrendorf, Sociedad y Libertad, Hacia un análisis sociológico de la actualidad, Traducción y prólogo de José
Jiménez Blanco, (Madrid: Tecnos1971), vid. 121-123, donde además abunda en la tensión sociedad-libertad.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba