Decreto Legislativo Nº 728: Dictan Ley de Fomento del Empleo

Fecha de Entrada en Vigor: 8 de Noviembre de 1991
Fecha de la disposición: 8 de Noviembre de 1991
DECRETO LEGISLATIVO Nº 728
CONSIDERANDO:
Que; el Congreso mediante Ley 25327, ha delegado en el Poder Ejecutivo la facultad de legislar,
mediante Decretos Legislativos, entre otras, las materias vinculadas con el fomento del empleo;
Que corresponde al Estado, de conformidad con los artículos 42, 43, 48, y 130, de la Carta Magna,
promover las condiciones económicas y sociales que eseguren por igual a los habitantes de la República, la
oportunidad de una ocupación útil, y que los proteja contra el desempleo y el subempleo en cualquiera de sus
manifestaciones; así como exigir a las empresas que sean unidades de producción eficientes que contribuyan
al bien común;
Que, en ese contexto, la normatividad vigente aún mantiene un marco formal rígido e ineficiente, que
representa un verdadero obstáculo para las mayorías nacionales que carecen de trabajo;
Que, es necesario dictar medidas que potencien las posibilidades de encuentro entre la oferta y la
demanda laboral, flexibilizando las modalidades y mecanismos de acceso al trabajo, en especial en el caso de
jóvenes desempleados, mujeres con responsabilidades familiares, trabajadores con limitaciones físicas,
intelectuales, o sensoriales y sectores similares, asimismo la generación masiva de empleo en las franjas más
débiles de la sociedad;
Que, es imperativo por ello definir el marco legal de la contratación laboral individual, así como
alentar las diversas formas de acceso al trabajo a través de la actividad empresarial, de producción y servicios,
estimulado el trabajo autónomo a domicilio, la creación de empresas y cooperativas de trabajadores, entre
otras;
Que, debe incentivarse la formalización de las pequeñas unidades de producción de bienes y
servicios que mayoritariamente componen el de denominado sector informal de la economía, a través de
mecanismos o instrumentos legales idóneos y eficaces, que potencien su capacidad generadora de empleo;
Que, es deber del Estado propiciar y asegurar los medios de capacitación para y en el trabajo a fin de
contar con trabajadores calificados que puedan hacer frente a los cambios tecnológicos del mundo moderno,
incluyendo la productividad como uno de los elementos fundamentales del desarrollo económico;
Con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros; y ,
Con cargo a dar cuenta al Congreso de la República;
Ha dado el Decreto Legislativo siguiente:
LEY DE FOMENTO DEL EMPLEO
INDICE
TITULO PRELIMINAR
CAPITULO I - Principios Fundamentales
CAPITULO II - Ambito de Aplicación y Ejecución
TITULO I - DE LA CAPACITACION PARA ELTRABAJO
CAPITULO I - De la Formación Laboral Juvenil
CAPITULO II - De las Prácticas Pre-Profesionales
CAPITULO III - Normas Comunes
CAPITULO IV - Del Contrato de Aprendizaje
TITULO II - DEL CONTRATO DE TRABAJO
CAPITULO I - Normas Generales
CAPITULO II - Del Período de Prueba
CAPITULO III - De la Suspensión del Contrato de Trabajo
CAPITULO IV - De la Extinción
CAPITULO V - De los Derechos del Trabajador
CAPITULO VI - De los Trabajadores de Dirección y de Confianza
CAPITULO VII - Del Cese Colectivo por Causas Objetivas
TITULO III - DE LOS CONTRATOS DE TRABAJO SUJETOS A MODALIDAD
CAPITULO I - Del Ambito de Aplicación
CAPITULO II - Contratos de Naturaleza Temporal
- Contrato por Inicio o Incremento de Nueva Actividad
- Contrato por Necesidades del Mercado
- Contrato por Reconversión Empresarial
CAPITULO III - Contratos de Naturaleza Accidental
- Contrato Ocasional
- Contrato de Suplencia
- Contrato de Emergencia
CAPITULO IV - Contratos para Obra o Servicio
- Contrato para Obra Determinada o Servicio Específico
- Contrato Intermitente
- Contrato de Temporada
CAPITULO V - Requisitos Formales para la Validez de los Contratos
CAPITULO VI - Normas Comunes
CAPITULO VII - Desnaturalización de los Contratos
CAPITULO VIII - Derechos y Beneficios
CAPITULO IX - De los otros Contratos sujetos a Modalidad
TITULO IV - CAPACITACION LABORAL Y PRODUCTIVIDAD
TITULO V - PROMOCION DEL EMPLEO
CAPITULO I - Programas Especiales de Empleo
CAPITULO II - Programas de Reconversión Productiva para las Empresas del Sector Informal
Urbano CAPITULO III - De la Promoción del Empleo Autónomo
CAPITULO IV - Del Trabajo a Domicilio
CAPITULO V - Medidas para la Generación Masiva del Empleo
TITULO VI - DE LAS EMPRESAS ESPECIALES
CAPITULO I - De las Empresas de Servicios Temporales
CAPITULO II - De las Empresas de Servicios Complementarios
TITULO VII - DISPOSICIONES TRANSITORIAS Y FINALES
TITULO PRELIMINAR
CAPITULO I - PRINCIPIOS FUNDAMENTALES
Artículo 1.- La Política Nacional de Empleo constituye el conjunto de instrumentos normativos
orientados a promover, en armonía con los artículos 42, 48, y 130, de la Constitución Política del Estado, un
régimen de igualdad de oportunidades de empleo que asegure a todos los peruanos el acceso a una ocupación
útil que los proteja contra el desempleo y el subempleo, en cualquiera de sus manifestaciones.
Artículo 2.- Son objetivos de la presente Ley:
a) Promover el acceso masivo al empleo productivo dentro del marco de la política económica global
del Poder Ejecutivo y a través de programas especiales de promoción del empleo;
b) Mejorar los niveles de empleo adecuado en el país de manera sustancial, así como combatir el
desempleo y el subempleo, en especial el que afecta a la fuerza laboral juvenil;
c) Incentivar el pleno uso de la capacidad instalada existente en las empresas, dentro del marco de
programas de reactivación económica;
d) Estimular la inversión productiva en el sector privado, especialmente en las ramas de actividad
con mayor capacidad de absorción de mano de obra;
e) Garantizar la seguridad en el empleo y los ingresos de los trabajadores, respetando las normas
constitucionales de estabilidad laboral;
f) Coadyuvar a una adecuada y eficaz interconexión entre la oferta y la demanda en el mercado de
trabajo;
g) Fomentar la capacitación y formación laboral de los trabajadores como un mecanismo de
mejoramiento de sus ingresos y la productividad del trabajo;
h) Propiciar la transferencia de las personas ocupadas en actividades urbanas y rurales de baja
productividad e ingresos hacia otras actividades de mayor productividad; y,
i) Unificar las normas sobre contratación laboral y consolidar los beneficios sociales existentes.
Artículo 3.- El Estado estimula y promueve la innovación tecnológica de conformidad con el artículo
137 de la Constitución Política, como la condición necesaria para el desarrollo económico. La introducción de
tecnología que eleve los niveles de productividad del trabajo, constituye un derecho y un deber social a cargo
de todos los empresarios establecidos en el país.
El impacto de los cambios tecnológicos en las relaciones laborales podrá ser materia de negociación
colectiva entre empresarios y trabajadores, dentro del marco de convenios de productividad, que podrán
establecer normas relativas a:
a) Sistemas de formación laboral que tiendan hacia una calificación polifuncional de los trabajadores
en la empresa;
b) Medidas orientadas a promover la movilidad funcional y geográfica de los trabajadores;
c) Sistemas de fijación de los niveles salariales de los trabajadores en función de sus niveles de
productividad;
d) Mecanismos alternativos de implementación de las modalidades de contratación laboral previstas
en la presente Ley; y

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba