La computadora y la cabina

RESUMEN

Tanto Boeing como AirBus equipan sus naves con computadoras que realizan mayor parte del vuelo. Empero, cada una abraza una filosofía distinta sobre cómo los pilotos reaccionan a ellas.

 
EXTRACTO GRATUITO

Los humanos tienen dificultades para arreglárselas cuando la automatización falta.

Usted puede saber quién hizo el avión que está abordando si le echa un vistazo a la cabina a la cabina de pilotaje. Un timón tradicional (cuerno) enfrente de los pilotos indica que es Boeing; una palanca (joystick) junto a cada uno, un Airbus. Los pilotos suelen discutir sobre cuál sistema es mejor, pero ninguno es considerado más seguro que el otro.

Cada uno ejemplifica una manera distinta de abordar un problema con el que los fabricantes, no solo de aeronaves sino también de automóviles, trenes y navíos, deberán lidiar mientras los humanos tengan que operar máquinas cada vez más automatizadas. El desafío de lo que los ingenieron llaman la "interface humano -máquina ha atraído atención tras el accidente del Boeing 737 MAX 8 Ethiopian Airlines, el 10 de marzo.

Testigos ocular relataron que poco después de salir de Adís Abeba (capital de Etipoía), el avión ascendía y descendía repetidamente. Se encontraron similitudes con un accidente ocurrido en Indonesia en octubre, pues los pilotos de un Lion air MAX 8 tuvieron dificultades, también poco después de despegar con un sistema de seguridad automático que erróneamente intentó evitar que la nave se estanque en el aire -inclinando hacia abajo su nariz-.

Aunque la autoridad alrededor del mundo han ordenado que aviones de ese modelo permanezcan en tierra, Boeing insiste en que está en condiciones de volar. La compañía está actualizando el software de control automático de vuelo del MAX, a fin de facilitar que los pilotos asuman el control manual.

Tanto Boeing como Airbus equipan sus naves con computadoras que realizan la mayor parte del vuelo. Empero, cada una abraza una filosofía distinta sobre cómo los pilotos reaccionan a ellas, señala Mudassir Lone, de la Universidad Cranfield (Reino Unido).

Los Boeing son diseñados para hacer que el piloto se sienta el aviador al mando. Aunque el timón se ve y se siente como algo de la era análoga, la manera en que se comporta -incluyendo sus vibraciones cuando hay problemas- está creada digitalmente por computadora. En cambio, aparte del despegue y el aterrizaje, la palanca del Airbus casi no se usa durante el vuelo. Las alertas de complicaciones técnicas se efectúan mediante sonidos. En un Airbus, el piloto es más supervisor que aviador.

La gran preocupación es qué ocurre cuando un sensor transmite data erróneo al sistema de control de vuelo. Esto es lo que pudo haber...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA