La capacidad de delegar la funcion de legislar

AutorEdwin Hugo Masseur Stoll
Páginas441-457
441
Revista del Foro 103
LA CAPACIDAD DE DELEGAR LA FUNCION DE LEGISLAR
Por: Edwin Hugo Masseur Stoll*
SUMARIO: PRESENTACIÓN I. INTRODUCCION: EVOLUCION DE LA FACULTAD
DE DELEGAR LA FUNCION DE LEGISLAR II. LA LEY III. FUENTES DE LA
LEGISLACIÓN IV. JERARQUIA DE LAS DISPOSICIONES LEGALES V.FACULTAD
ORIGINARIA PARA LEGISLAR VI.CAPACIDAD DE LEGISLAR POR DELEGACION
VII. DELEGACIÓN DE LA FUNCION LEGISLATIVA VIII. LAS ENTIDADES
PÚBLICAS DEL PODER EJECUTIVO IX.LAS ENTIDADES PÚBLICAS DEL PODER
EJECUTIVO X.LOS ORGANISMOS PÚBLICOS ESPECIALIZADOS XI. LEY MARCO
DE LOS ORGANISMOS REGULADORES DE LA INVERSIÓN PRIVADA EN LOS
SERVICIOS PÚBLICOS XII.FUNCIONES DE LOS CONSEJOS DIRECTIVOS DE LOS
ORGANISMSLOS ORGANISMOS REGULADORES. XIII.CONCLUSIONES
PRESENTACIÓN
Es sorprendente cuando no abrumador, encontrar en la gaceta ocial1 tal abundancia de
“normas legales” y tantas entidades habilitadas para emitirlas. Ello produce en los legos
una sensación de incomodidad y en los profesionales una de rechazo. A tal abundancia
“normativa” pública se deben agregar las “directivas” y “circulares” que ciertos organismos envían
directamente a sus dependencias o a entidades privadas sujetas a su competencia.
A todo cuanto se publica en El Peruano, se deben agregar las disposiciones de alcance
departamental o provincial que se publican en los diarios que circulan en las capitales de
departamentos, contratados para que publiquen los avisos judiciales de la respectiva Corte
Superior de Justicia y que publican además las ordenanzas de los 25 gobiernos departamentales;
las ordenanzas y acuerdos de las casi 2.000 municipalidades provinciales y distritales, y las
resoluciones de múltiples organismos de menor jerarquía.
* Abogado. Registro CAL 05369
1 “Separata de normas legales” le llama el diario ocial
442
Edwin Hugo Masse ur Stoll
Por convenir a la brevedad de este análisis, debemos mencionar que en El Peruano, además
de las leyes y sus reglamentos y las disposiciones que dictan diversos organismos aparecen las
ordenanzas y acuerdos de la Municipalidad Metropolitana de Lima y la Municipalidad Provincial
del Callao y las casi 50 municipalidades distritales de ambas circunscripciones.
Es decir, el “bombardeo normativo” a que estamos sometidos los ciudadanos y las
empresas en general y particularmente los abogados, nos obliga a desarrollar un breve análisis de
la capacidad de expedir disposiciones que obligan erga omnes.
Gran parte del problema descrito en los párrafos precedentes tiene como causa directa
la creación de numerosas entidades que asumen parte de las funciones que corresponden a un
ministerio y a las que se les concede “función normativa, tema al que dedicamos este análisis.
I.
INTRODUCCION: EVOLUCION DE LA FACULTAD DE
DELEGAR LA FUNCION DE LEGISLAR
En el siglo XX, el Perú se ha dado tres Constituciones, la de 1933, la de 1979 y la de 1993;
las tres fruto de gobiernos que habían accedido al poder por la fuerza, los de Oscar R. Benavides,
Juan Velasco Alvarado/Francisco Morales Bermúdez y Alberto Fujimori. Cada una fue reejo del
pensamiento jurídico y económico de su momento.
La primera surgía después de la crisis internacional producto de la I Guerra Mundial y
preludio de la II, cuando se suponía que la ley pondría orden en la economía, en cuya elaboración
intervinieron distinguidos juristas, algunas de cuyas ideas fueron desechadas por ser demasiado
avanzadas para su época mientras que la mayoría prefería la estabilidad que nos libraría de los
turbulentos años de la entreguerras.
La Constitución de 1933 privilegiaba el debate e intercambio de ideas, lo que hacía
suponer que el Poder Legislativo garantizaba la estabilidad social mediante leyes bien elaboradas.
Este pensamiento fue el que indujo a V.R. Haya de la Torre a llamar al Poder Legislativo el
“primer poder del Estado” Esta Norma Fundamental no contemplaba la posibilidad que el Poder
Legislativo resignara parte de sus fueros al Ejecutivo y le delegara la facultad de legislar.
La segunda fue elaborada cuando el mundo salía de la crisis mundial producida por los
“petrodólares” y la guerra de Vietnam e imperaban las teorías de la CEPAL, según las cuales la
economía debía ser dominada por el Estado idealizado, supuestamente empresario eciente que
garantizaría la justa distribución de la riqueza nacional, cerrando su economía a la competencia
“desleal” de los países “desarrollados” y promoviendo una industria sobreprotegida. En este caso,
también la economía estaba protegida y dirigida por la ley. La Constitución de 1979 se redactó
bajo la inuencia de las leyes españolas, italianas y sobre todo la francesa, cuya Constitución de
1958 sirvió en gran medida como modelo para regular la delegación de la función legislativa, de
lo que nos ocupamos en este artículo. Esta normativa se repite ad pedem literae en la de 1993.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR