Sentencia de Corte Suprema de Justicia de 7 de Junio de 2017 (Expediente: 001438-2011)

Ponente:ROSA LILIANA DAVILA BRONCANO
Fecha de Resolución: 7 de Junio de 2017
Expediente:001438-2011
Materia:Nulidad de Resolución o Acto Administrativo
Procedimiento:APELACION
RESUMEN

Procede la inscripción en registro del signo cuestionado, cuando no existe conexión competitiva o riesgo de confusión; no obstante pertenecer -el signo solicitado y la marca registrada- a la misma clase dentro de la nomenclatura oficial, o distinguir algunos productos de una clase diferente, dada la existencia de diferencias fonéticas, gráficas y conceptuales, lo que determina que el signo de la codemandada sea suficientemente distintivo.
Palabras clave: Conexión competitiva, marca, signo mixto, signos distintivos

 
CONTENIDO

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA

QUINTA SALA ESPECIALIZADA EN LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO CON SUB ESPECIALIDAD EN TEMAS DE MERCADO

Sumilla.- Procede la inscripción en registro del signo cuestionado, cuando no existe conexión competitiva o riesgo de confusión;

no obstante pertenecer 2013el signo solicitado y la marca registrada2013 a la misma clase dentro de la Nomenclatura Oficial, o distinguir algunos productos de una clase diferente, dada la existencia de diferencias fonéticas, gráficas y conceptuales, lo que determina que el signo de la codemandada sea suficientemente distintivo.

Expediente N° : 1438-2011

Demandante : FREDDO S.A.Demandado : INDECOPI

Litisconsorte : HELADERIAS TUTTO FREDDO S.A. Materia : ACCION CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA

SENTENCIA

RESOLUCIÓN NÚMERO 25 Lima, primero de junio de dos mil diecisiete.- PARTE EXPOSITIVA:

VISTOS;

interviniendo como Ponente la Señora Jueza

Superior D.B.;

de conformidad con lo opinado en el D.F. Superior obrante en las páginas 423 a 136;

viene en grado de apelación la sentencia contenida en la resolución número 12 de fecha 16 de octubre de 2015, que corre de folios 267 a 282, por la que se declara infundada la demanda. ANTECEDENTES:

  1. DEMANDA: Por escrito de folios 61 a 88, FREDDO S.A., interpone demanda en la vía contencioso administrativa, a fin de que se declare la nulidad de la Resolución N° 2760-2010/TPI-INDECOPI de fecha 03 de diciembre de 2010, por la que se confirmó la Resolución N° 370-2010/CSD-INDECOPI de fecha 15 de febrero de 2010 que otorgó el registro de la marca de producto constituida por la denominación TUTTO FREDDO HELADERÍAS y logotipo (se reivindica colores) solicitado por Heladerías Tutto Freddo S.A. (Ecuador), para distinguir café, té, cacao azúcar, arroz, tapioca, sagú, sucedáneos del café;

    harinas y preparaciones hechas de cereales, pan, pastelería y confitería, helados comestibles;

    miel, jarabe de melaza;

    levaduras, polvos para esponjar;

    sal, mostaza;

    vinagre, salsas (condimentos);

    especias, hielo, de la clase 30 de la Nomenclatura Oficial.

    2. AUTO DE SANEAMIENTO: Por resolución número 04 de fecha 17 de enero de 2012 (folios 212/213), se declara saneado el proceso, y se fija como punto controvertido se admiten los medios probatorios ofrecidos por las partes;

    se prescinde de la Audiencia de Pruebas y se dispone la remisión de los actuados al Ministerio Público. 3. SENTENCIA: Por sentencia contenida en la resolución número 12 de fecha 16 de octubre de 2015 (folios 267 a 282), se declara infundada la demanda.4. Expresión agravios: Mediante escrito de folios 325 a 336, FREDDO S.A. formula apelación, la que se fundamenta en lo siguiente:

  2. Se incurre en vicio de nulidad e infracción normativa, se ha omitido aplicar las normas del Decreto Legislativo 1075 que señalan los criterios para determinar la existencia de riesgo de confusión al comparar signos denominativos y mixtos. 2. Existe identidad en el elemento denominativo distintivo "Freddo" y éste es el único elemento que puede ser objeto de comparación.

  3. El otorgamiento del signo solicitado por H.T.F.S.A. sí induciría a error y confusión a los consumidores y/o usuarios de los correspondientes productos de la clase 30. 5. Interpretación Prejudicial: de folios 408 a 418 obra la Interpretación Prejudicial emitida por el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina, en el Proceso 231-IP-2016.PARTE CONSIDERATIVA: ANÁLISIS Y FUNDAMENTOS DE LA DECISIÓN JUDICIAL;

    El artículo 148 de la Constitución Política del Perú establece que las resoluciones administrativas que causen estado son susceptibles de impugnación mediante la acción contenciosa administrativa;

    lo cual debe concordarse con el artículo 1° de la Ley N° 27584 2013 cuyo Texto Único Ordenado fue apr obado por Decreto Supremo N° 013-2008-JUS 2013 que establece que la acci ón contenciosa administrativa tiene por finalidad el control jurídico por parte del Poder Judicial de las actuaciones de la administración pública sujetas al derecho administrativo y a la efectiva tutela de los derechos e intereses de los administrados;

    razón por la cual todo administrado tiene derecho a acudir al órgano jurisdiccional a solicitar tutela jurisdiccional efectiva al amparo de un debido proceso en caso considere vulnerados los derechos por parte de quienes ejercen la Administración Pública. Cabe precisar que el J. debe aplicar el derecho, haciendo la calificación jurídica adecuada de los hechos, dado que las leyes son abstractas, y debe aplicarlas adecuándolas a la situación fáctica a resolver, eligiendo entre ellas, si hay varias, la más adecuada. Ello en aplicación del principio jurídico de que indica que el juez es conocedor del derecho, y lo obliga a decidir de acuerdo a las normas legales, aún cuando las partes no hayan expresado las leyes en que fundan sus derechos subjetivos, o hayan invocado normas jurídicas distintas a las que el juez considera aplicables al caso concreto, de acuerdo a los hechos relatados y a las pruebas ofrecidas por las partes, encontrándose prohibido dictar sentencia sobre hechos no peticionados por las mismas. Así, a fin de declarar la nulidad de una resolución administrativa, ésta debe recaer en alguna de las causales señaladas en el artículo 10° de la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, por lo que en el presente caso, se determinará si la Resolución N° 2760-2010/ TPI-INDECOPI de fecha 03 de diciembre de 2010 por la que se confirma la Resolución N° 370-2010/CSDINDECOPI del 15 de febrero de 2010 que otorgó el registro de la marca de producto constituida por la denominación TUTTO FREDDO HELADERÍAS S.A. (Ecuador) para distinguir productos de la clase 30 de la Nomenclatura Oficial;

    incurre en algunos de los presupuestos señalados. Al respecto, de la revisión de los actuados administrativos, se advierte que:

    1. Con fecha 12 de Febrero de 2012, HELADERIAS TUTTO FREDDO SA de Ecuador, (folios 1) solicita el registro de la marca mixta: Para distinguir productos de la clase 30: Café, té, cacao, azúcar, arroz, tapioca, sagú, sucedáneos del café, harinas, preparaciones hechas de cereales, pan, pastelería y confitería, helados comestibles;

    miel, jarabe de melaza;

    levaduras, polvos para esponjar, sal, mostaza;

    vinagre, salsas (condimentos);

    especias y hielo.

    2. FREDDO SA, de Argentina, (folios 36 a 40) presenta oposición al amparo del artículo 136 inciso a), 137, 146 y demás pertinentes de la Decisión 486, así como los artículos 45, 46, 98 y demás pertinentes del Decreto Legislativo N° 1075, señalando ser titular en Perú de las marcas: FREDDO inscrita con Certificado N° 00037670, para distingu ir Helados de la Clase Internacional 30 y FREDDO y logotipo, inscrita con Certificado N° 00042366 para distinguir servicios prestados por establecimientos que se encargan esencialmente de procurar alimentos o bebidas preparadas para el consumo, servicios de alimentación, restaurantes, restaurantes de auto-servicio, cafeterías, cafés, confiterías, bares, cafeterías y snack bars al paso, cantinas, salas de lunch, snack bar, heladerías de la Clase Internacional 43. FREDDO

    (Certificado N°37670) (Certificado N°42366)

    3. Mediante escrito de fecha 01 de julio de 2009, Heladerías Tutto Freddo S.A. (51 a 58) responde la oposición, señalando básicamente que la marca a registrar posee elementos propios y característicos, con suficiente fuerza distintiva con respecto a la marca registrada por el opositor, acompañada del aspecto gráfico con un diseño especial de una copa de helado y con diversos colores, diferenciándose claramente de la opositora la misma que tiene una figura ovalada y todo en color negro. Además incluye el término TUTTO cuyo término no se encontraría en la marca opositora y respecto a FREDDO es la traducción de frío lo cual es un término utilizado por algunos productos de la clase 30 (hielo y helados).

    4. Por Resolución N° 370-2010/CSD-INDECOPI de fecha 15 de febrero de 2010 (folios 90 a 99), se declaró infundada la oposición formulada, y se ordena inscribir en el Registro de Marcas de Producto de la Propiedad Industrial, a favor de HELADERIAS TUTTO FREDDO SA, de Ecuador, la marca de producto constituida por la denominación TUTTO FREDDO HELADERIAS y logotipo (se reivindica colores), conforme al modelo, para distinguir café, té, cacao, azúcar, arroz, tapioca, sagú, sucedáneos del café, harinas y preparaciones hechas de cereales, pan, pastelería y confitería, helados comestibles;

    miel, jarabe de melaza;

    levaduras, polvos para esponjar;

    sal, mostaza;

    vinagre, salsas (condimentos);

    especias, hielo, de la clase 30 de la Clasificación Internacional.

    5. Interpuesto el recurso de apelación con fecha 11 de marzo de 2010, FREDDO SA. de Argentina (folios 102 a 106), difiere con lo señalado por la Comisión señalando que existe similitud fonética ya que el signo solicitado contiene la totalidad de elementos que determinan la dimensión y característica de las marcas registradas a su favor, sobre todo en la palabra FREDDO, asimismo en cuanto a los demás términos TUTTO y HELADERIAS de la marca solicitante sustenta que la Comisión argumenta una contradicción cuestionable, ya que al otorgarle un carácter distintivo a ambos signos no se podría afirmar al mismo tiempo que estos son términos son de uso común en los registros de la clase 30. Asimismo expresa que al comparar los signos distintivos en conjunto debe considerarse aquellas características que puedan ser recordadas por el consumidor, ya que lo importante a considerar en esta clase de signos son más las semejanzas que las diferencias, por lo que concluye se podría inducir a riesgo de confusión por parte del consumidor. 6. De folios 119 a 133 obra el documento denominado Búsqueda Fonética por Denominación. 7. A través de la Resolución N° 2760-2010/TPI-INDECOPI emitida con fecha 03 de diciembre de 2010 (folios 139 a 155), se confirma la resolución impugnada, en razón de existir diferencias fonéticas y gráficas de los signos en cuestión y adicionalmente considera de acuerdo al Informe de Antecedentes, la marca opositora coexiste con la marca DOLCE FREDO (registrada a favor de un tercero) distinguiendo ambas marcas productos de la clase 30 de la Nomenclatura Oficial, por lo que se determina la coexistencia pacífica en el mercado de ambas marcas y sin riesgo de inducir a riesgo de confusión al público consumidor. Así, la Decisión 486 de la Comunidad Andina establece:Artículo 135.- No podrán registrarse como marcas los signos que: (2026)

    g) consistan exclusivamente o se hubieran convertido en una designación común o usual del producto o servicio de que se trate en el lenguaje corriente o en la usanza del país;

    (2026)

    Artículo 136.- No podrán registrarse como marcas aquellos signos cuyo uso en el comercio afectara indebidamente un derecho de tercero, en particular cuando:

    a) sean idénticos o se asemejen, a una marca anteriormente solicitada para registro o registrada por un tercero, para los mismos productos o servicios, o para productos o servicios respecto de los cuales el uso de la marca pueda causar un riesgo de confusión o de asociación;

    (2026)

    El Decreto Legislativo N° 1075 estableció criterio s para determinar si dos signos son semejantes y capaces de inducir a confusión y error a los consumidores. Así, en el artículo 45° de esta ley s e aprobaron los siguientes criterios: i) La apreciación sucesiva de los signos considerando su aspecto de conjunto, y con mayor énfasis en las semejanzas que en las diferencias;

    ii) El grado de percepción del consumidor medio;

    iii) La naturaleza de los productos o servicios y su forma de comercialización o prestación, respectivamente;

    iv) El carácter arbitrario o de fantasía del signo, su uso, publicidad y reputación en el mercado, y;

    v) Si el signo es parte de una familia de marcas.Adicionalmente, en el caso de los signos denominativos, el artículo 46° del mismo texto legal dispuso que se tendrá en cuenta además los siguientes criterios: i) La semejanza gráfico-fonética;

    ii) La semejanza conceptual, y;

    iii) Si el signo incluye palabras genéricas y/o descriptivas, se realizará el análisis sobre la palabra o palabras de mayor fuerza distintiva.Para el caso de los signos figurativos, el artículo 47° del mencionado cuerpo legal añadió los siguientes criterios a tener en cuenta: i) Si las figuras son semejantes, si suscitan una impresión visual idéntica o parecida, y;

    ii) Si las figuras son distintas, si evocan un mismo concepto Finalmente, respecto de los signos mixtos, es decir, aquellos formados por una denominación y un elemento figurativo, el artículo 48° de la norma en mención, estableció los criterios siguientes en adición a los previstos en los artículos 45°, 46° y 47°: i) La denominación que acompaña al eleme nto figurativo;

    ii) La semejanza conceptual, y;

    iii) La mayor o menor relevancia del aspecto denominativo frente al elemento gráfico, con el objeto de identificar la dimensión característica del signo. Por otro lado, para resolver la presente controversia, debe tenerse presente además los principios y reglas que el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina esbozó en la Interpretación Prejudicial recaída en el Proceso N° 231-IP-2016, de 20 de mayo de 2016, al interpret ar el artículo 136° inciso a) de la Decisión N° 486, con ocasión de la solicitud for mulada por este órgano jurisdiccional en el presente proceso a dicha instancia internacional, así como de oficio el artículo 135° inciso g) de la citada norm a.En este sentido, serán también pautas a seguir las conclusiones que aprobó el órgano comunitario en la mencionada jurisprudencia:

  4. Según el artículo 136 literal a) de la Decisión 486, no es registrable un signo que sea idéntico o similar a otro signo registrado o solicitado con anterioridad por un tercero, porque en dichas condiciones carece de aptitud distintiva. 2. Se debe examinar si entre los signos confrontados existe identidad o semejanza, para luego determinar si esto es capaz de generar riesgo de confusión (directo o indirecto) o de asociación en el público consumidor. 3. Un signo es idéntico a una marca registrada cuando reproduce, sin modificaciones ni adiciones, todos los elementos que constituyen la marca;

    mientras que un signo será considerado semejante cuando, considerado en su conjunto, contenga diferencias tan insignificantes que puedan pasar desapercibidas a los ojos de un consumidor. 4. Se debe determinar cual es el elemento característico del signo mixto.

  5. Como el signo es compuesto, para realizar un adecuado cotejo se debe analizar el grado de relevancia de las palabras y su incidencia en la distintividad del conjunto marcario. 6. Los signos formados por una o más palabras en idioma extranjero que no sean parte del conocimiento común, son considerados signos de fantasía, y en consecuencia, es procedente su registro como marca. No serán registrables cuando se hayan hecho del conocimiento de la mayoría del público consumidor. 7. Se deberá establecer si existe algún elemento de uso común en las denominaciones de los signos en conflicto en las Clases 30 y 43 de la Clasificación Internacional de Niza, para establecer su carácter distintivo, y realizar el cotejeo excluyendo los elementos de uso común. 8. Se deberá matizar la regla de la especialidad y, analizar el grado de vinculación o relación competitiva de los productos que amparan los signos en conflicto, para que de esta forma se pueda establecer la posibilidad de error en el público consumidor.

    Se aprecia de ello que el ordenamiento jurídico otorga al titular del registro, el derecho exclusivo a utilizar la marca en el mercado, derecho que tiene dos dimensiones una positiva, que conlleva que el titular de la marca está facultado a usarla, cederla o conceder una licencia sobre ella, y que se ciñe estrictamente al signo en la forma exacta en que fue registrado y para los productos o servicios que figuran en el registro;

    y una negativa que conlleva que el titular de la marca está facultado para prohibir a terceros la registren o usen, ésta última tiene un ámbito más amplio, dado que ello se vincula con el riesgo de confusión.Asimismo, deberá tenerse en cuenta que, la función principal de la marca es la de identificar los productos o servicios de un fabricante o comerciante para diferenciarlos o distinguirlos de los de igual o semejante naturaleza, pertenecientes a otra empresa o persona. Ahora bien, dado que los agravios formulados, se encuentran dirigidos a señalar que el signo que se pretende inscribir genera riesgo de confusión con la marca registrada;

    se analizaran los mismos en conjunto.En dicho sentido, corresponde realizar el análisis de riesgo de confusión entre los signos confrontados, conforme lo establecido por el artículo 136° literal a) de la Decisión 486.

    Certificado N° 00042366FREDDO Certificado N° 00037670 El signo mixto solicitado a registro pretende distinguir: productos de la clase 30: Café, té, cacao, azúcar, arroz, tapioca, sagú, sucedáneos del café, harinas, preparaciones hechas de cereales, pan, pastelería y confitería, helados comestibles;

    miel, jarabe de melaza;

    levaduras, polvos para esponjar, sal, mostaza;

    vinagre, salsas (condimentos);

    especias y hielo. Por su parte la marca registra FREDDO, denominativa, distingue productos "Helados" de la clase 30 de la Clasificación Internacional. En el caso del signo mixto , distingue "servicios prestados por establecimientos que se encargan esencialmente de procurar alimentos o bebidas preparadas para el consumo, servicios de alimentación, restaurantes, restaurantes de auto-servicio, cafeterías, cafés, confiterías, bares, cafeterías y snack bars al paso, cantinas, salas de lunch, sanck bar, heladerías" de la clase Internacional 43. En principio, corresponde determinar el elemento predominante entre los signos en conflicto.Si bien en TUTTO FREDDO HELADERÍAS se aprecia una escritura en letras características y la figura estilizada de un vaso con tres bolas de helado, resulta preponderante el elemento denominativo.Al tratarse de una denominación compuesta por más de un término, en el primer caso, corresponde determinar los elementos que predominan en el signo puesto a registro: TUTTO FREDDO HELADERÍAS, apreciándose que resalta en el mismo los elementos TUTTO FREDDO, en tanto el término HELADERÍAS corresponde a la descripción del establecimiento donde se producen o expenden helados, uno de los productos que se distinguen en la clase 30 de la Clasificación Internacional. De igual forma, respeto a la marca FREDDO, a pesar de encontrarse escrita en letras características el elemento denominativo es el que resalta en el conjunto. En tal medida, se tomarán en cuenta los criterios de análisis entre signos denominativos: Similitud ortográfica y fonética: Los signos deben de analizarse en forma conjunta, sin descomponer su unidad, sin descomponer en sílabas y letras, analizándose los elementos dotados de especial eficacia diferenciadora, así como si la sílaba tónica ocupa la misma posición y si es idéntica o muy difícil de distinguir. Asimismo, se verifica la sucesión de las vocales en el mismo orden, dado que ello asume una importancia decisiva para fijar la sonoridad de una denominación. Similitud figurativa o visual: Se analizará el impacto visual que la presentación de los signos pueda tener en los consumidores, a efecto de ver si éstos podrían tener confusión respecto del origen de cada marca. Similitud ideológica: Verificar si los signos evocan la misma o similar idea, que deriva del parecido conceptual de los signos. Siguiendo las pautas de comparación antes señaladas;

    considerándose la impresión unitaria que cada uno de los signos ha de producir en el consumidor o usuario medio al que está destinado los productos;

    y no obstante pertenecer éstos a la misma clase dentro de la Nomenclatura Oficial;

    del análisis de los mismos apreciamos que

    i. desde el PUNTO DE VISTA FONÉTICO tenemos que el signo TUTTO FREDDO tiene una pronunciación distinta a FREDDO, dado que se pronuncia en primer lugar el término TUTTO mientras que la pronunciación de la segunda partirá por mencionar FREDDO.Asimismo, la sucesión de las vocales que conforman ambos signos es distinta: U-O-E-O / E-O, aspecto que impide advertir semejanza sonora;

    en cuanto a las consonantes, la sucesión en cada caso es diferente: T-T-T-FR-D-D / F-R-D-D, aspecto que impide constatar semejanzas entre ambas.ii. desde el PUNTO DE VISTA GRÁFICO, se genera un impacto visual de conjunto distinto;

    el signo solicitado a registro es uno conformado por 2 palabras TUTTO FREDDO, distinguiéndose de esta forma visualmente de la marca FREDDO y, si bien cierto que ambos comparten la palabra "FREDDO", la marca solicitada a registro incluye la palabra TUTTO, de forma que se permite apreciar la diferencia entre ambos.iii. desde el PUNTO DE VISTA CONCEPTUAL, habida cuenta que los signos confrontados se encuentran conformados por palabras en italiano, corresponde tener presente si su significado conceptual se ha hecho de conocimiento de la mayoría del público consumidor o usuario. Sobre ello, esta Sala considera que no se trata de términos que sean generalizados entre el público consumidor, de forma tal que corresponde considerarlos signos de fantasía. Considerando lo expuesto, esta S. concluye que no existe similitud entre el signo solicitado a registro TUTTO FREDDO y logotipo (mixto) y las marcas registradas FREDDO (denominativa) y FREDDO y logotipo (mixta) que no permita su coexistencia pacífica en el mercado, en tanto no se advierte que gráfica o fonéticamente sean similares. En cuanto al riesgo de confusión (directo o indirecto), cabe precisar que la confusión entre dos signos se presenta no sólo cuando los consumidores confunden un signo con otro (confusión directa), sino también cuando percibiendo ciertas diferencias creen, erróneamente, debido a las similitudes entre los signos, que estos tienen el mismo origen empresarial (confusión indirecta).Ahora bien, aunque exista identidad entre alguno de los productos que pretende distinguir el signo solicitado a registro: "helados" de la Clase 30 de la Clasificación Internacional o "heladerías" de la Clase 43, las marcas en mención no son susceptibles de causar confusión grafica y fonéticamente, de forma tal que es posible su coexistencia en el mercado, sin inducir al público consumidor en riesgo de confusión directa o indirecta. Sobre, la conexión competitiva se advierte que es la relación existente entre los productos o servicios que dos o más signos distinguen o pretenden distinguir. Esta conexión se desprende directamente del principio de especialidad que rige el derecho marcario y está estrechamente ligada al riesgo de confusión. El Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina, ha previsto diversos criterios para determinar su existencia, entre los cuales se encuentran: a) La inclusión de los productos o servicios en una misma clase del nomenclátor de la Clasificación Internacional de Niza, b) Los canales de comercialización, c) Los medios de publicidad, d) La relación o vinculación entre los productos o servicios que se pretende amparar, e) El uso conjunto o complementario de dichos productos o servicios, f) Las partes y accesorios de los productos que se pretende amparar, g) El género de dichos productos o servicios, h) Su finalidad, y i) Su intercambiabilidad. Además de ello, ha dejado establecido que nada impide que dos signos idénticos o semejantes puedan convivir en el mercado y ser registrados, cuando distingan productos o servicios perfectamente diferenciados. En tal medida, se tiene que los signos en conflicto distinguen productos de diferentes clases del nomenclátor, no se trata de productos que sean intercambiables, ni tampoco se trata de usar los mismos canales de comercialización, a pesar de que los helados normalmente puedan ofrecerse en los locales especializados, como heladerías, no causa confusión con los productos distinguidos por la co demandada, porque se trata de productos diferenciados para el público consumidor. De forma tal que no se aprecia la existencia de conexión competitiva en el presente caso. En este sentido, carecen de sustento las demás alegaciones esgrimidas por la empresa demandante en su recurso de apelación dado que en nada modifican el pronunciamiento arribado en primera instancia, sin que se haya advertido en el presente caso vicios de nulidad en la Resolución N° 2760-2010/TPI-INDECOPI, del 03 de diciembre de 2010, que confirmó la Resolución N° 370-2010/CSD-INDECOPI, de 15 de febrero de 2010, que otorgó el registro de la marca TUTTO FREDDO HELADERÍAS (se reivindica colores) Para distinguir productos de la clase 30: Café, té, cacao, azúcar, arroz, tapioca, sagú, sucedáneos del café, harinas, preparaciones hechas de cereales, pan, pastelería y confitería, helados comestibles;

    miel, jarabe de melaza;

    levaduras, polvos para esponjar, sal, mostaza;

    vinagre, salsas (condimentos);

    especias y hielo;

    ha sido expedida con arreglo a ley, no adoleciendo de causal de nulidad prevista en el inciso 1) del artículo 10º de la Ley Nº 27444 2013 Ley que regula el Procedimiento Administrativo General.

    PARTE RESOLUTIVA: Por estas consideraciones, en ejercicio de las atribuciones conferidas por ley;

    SE RESUELVE: CONFIRMA la sentencia contenida en la resolución número doce de fecha dieciséis de octubre de dos mil quince, que declaró infundada la demanda. En los seguidos por FREDDO S.A. contra el INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL 2013INDECOPI y otro sobre acción contenciosa administrativa. N., ofíciese y devuélvase.-S.S. TORRES GAMARRA D.B. NUÑEZR.