Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala Civil Permanente de 19 de Abril de 2002 (Expediente: 000323-1999)

Fecha de Resolución19 de Abril de 2002
EmisorSala Civil Permanente
Expediente000323-1999
ProcedimientoDEMANDA

SENTENCIA 1

A.V. N° 323-09

LIMA

Lima, diecinueve de Abril del dos mil dos.-

VISTOS; con el expediente administrativo acompañado.

RESULTA DE AUTOS:

1) Por escrito de fojas treinticinco, E.R. SQUIBB & SONS, INC.

representada por don A.V.P., interpone demanda

contencioso administrativa contra el Instituto Nacional de Defensa de la

Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual - INDECOPI,

solicitando la nulidad e invalidez de la

Resolución

número 000673 -1999 /

OSD - INDECOPI del veintiséis de enero de mil novecientos noventinueve y

la nulidad e invalidez de la

Resolución

801 - 1999 - TPI - INDECOPI del

veinticinco de junio de mil novecientos noventinueve, derivadas del

procedimiento administrativo en el que la firma ILENDER PERU Sociedad

Anónima, solicitó el registro de la marca de producto CAPOTEMIL, para

distinguir productos farmacéuticos de la clase cinco de la Nomenclatura

Oficial, la cual fue observada por la ahora demandante, como titular de la

marca CAPOTEN, que distingue productos de la clase cinco de la

Nomenclatura Oficial y en la que finalmente se desestimo la observación y

se concedió el registro a la marca CAPOTEMIL

2) Fundamenta su demanda en los hechos expuestos de fojas treinticinco a

cuarentisiete.

3) La Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema de Justicia a fojas

cuarentiocho, mediante

Resolución

número uno su fecha primero de

setiembre de mil novecientos noventinueve, dispuso admitir a trámite la

demanda contencioso administrativa, efectuando el traslado de ley al

demandado a la firma ILENDER PERU Sociedad Anónima y al Procurador

SENTENCIA 2

A.V. N° 323-09

LIMA

Público a cargo de los asuntos judiciales del MITINCI, para efectos que

procedieran a contestar la demanda, bajo apercibimiento de tenerse por

contestada en su rebeldía.

4) Mediante

Resolución

número cuatro del trece de marzo del dos mil uno

de fojas ciento cuarentiséis y atendiendo a la

Resolución

Administrativa de

la Presidencia número 002 - 2001 - P- CS - PJ del tres de enero del dos mil

uno, esta Sala Suprema se ha avocado a conocer los autos.

5) Con las contestaciones presentadas por las partes, y con lo expuesto en

el Dictamen Fiscal Supremo, la causa ha quedado expedita para emitir sentencia.

CONSIDERANDO

S:

Primero

Según el artículo 148 de la Constitución Política del Estado, las

resoluciones administrativas que causen estado son susceptibles de

impugnación mediante la acción contencioso administrativa; asímismo,

conforme al artículo 540 del Código Procesal Civil, el objeto de la demanda

contencioso administrativa es declarar la invalidez o ineficacia de la

resolución administrativa.

Segundo

Se ha fijado como único punto controvertido el determinar la

validez o invalidez de la

Resolución

801 - 999 TPI INDECOPI del

veinticinco de junio de mil novecientos noventinueve y de la

Resolución

000673 - 1999 / OSD - INDECOPI del veintiséis de enero de mil

novecientos noventinueve.

Tercero

La teoría de la invalidez de los actos jurídicos es en la actualidad

patrimonio común de la ciencia jurídica, en cuanto esquema de conceptos

de teoría general del derecho, bien que esta teoría general se haya

SENTENCIA 3

A.V. N° 323-09

LIMA

construido y se siga construyendo fundamentalmente sobre las técnicas y

conceptos del Derecho Civil (E.G. de Enterria y Tomás Ramón

Fernández. Curso de Derecho Administrativo. Tomo Uno. Décima edición.

Editorial Civitas, Madrid dos mil. Página seiscientos seis); además, en sede

del Derecho Administrativo las categorías de invalidez se concretizan a

través de la nulidad absoluta y la anulabilidad.

Cuarto

En el artículo 3 del Decreto Supremo O2 - 94 - JUS, Texto Unico

Ordenado de la Ley de Normas Generales de Procedimientos

Administrativos, bajo cuya vigencia se emitieron las

Resolucion

es

Administrativas materia de demanda, se establece que son nulos de pleno

derecho los actos administrativos que son dictados por órgano

incompetente, sean contrarios a la Constitución y a las leyes, los que

contengan un imposible jurídico; y los dictados prescindiendo de las normas

esenciales del procedimiento y de las formas previstas por la ley.

Quinto; D. análisis del Decreto Legislativo 823 - Ley de Propiedad

Industrial, se prevé en su artículo 128 que una marca es todo signo que

sirva para diferenciar en el mercado los productos y servicios de una

persona de los productos o servicios de otra persona, y que pueden

registrarse como marcas los signos que sean perceptibles, suficientemente

distintivos y susceptibles de representación gráfica.

Sexto

El procedimiento de registro de una marca se realiza ante la Oficina

competente del INDECOPI, autoridad administrativa competente para

establecer si dos signos son semejantes y capaces de inducir a confusión y

error al consumidor, siendo el caso que, de producirse ello la autoridad

administrativa negará la inscripción del signo que se estuviera solicitando,

que es lo acontecido en el caso de autos.

SENTENCIA 4

A.V. N° 323-09

LIMA

Sétimo

Conforme se aprecia de la resolución administrativa que corre a

fojas noventitrés a noventisiete del expediente acompañado, se puede

apreciar que la Sala de Propiedad Intelectual del INDECOPI señala que si

bien los signos en conflicto distinguen productos iguales, sin embargo se

aprecian diferencias gráficas y fonéticas, así como el hecho que la partícula

CAPO es débil para indicar un origen empresarial determinado, de manera

que la coexistencia en el mercado de CAPOTEMIL y CAPOTEN no es

susceptible de inducir que el público consumidor confunda un producto con

otro o asocie el origen empresarial de los mismos.

Octavo

Para llegar a esa conclusión, conforme se aprecia de las

resoluciones administrativas materia de demanda, la Autoridad

Administrativa debió realizar el examen de registrabilidad de acuerdo a los

parámetros establecidos en el Decreto Legislativo 823, para en base a ellos

pueda apreciar si se presentaba o no un riesgo de confundibilidad en el

consumidor, examen que implica tomar como sustento los criterios y

parámetros establecidos por la normatividad marcaria y tenerlos como

cimiento para llegar a una conclusión.

Noveno

D. análisis comparativo de CAPOTEN y CAPOTEMIL, resultan

siendo confundibles entre sí, siendo las semejanzas mayores que las

diferencias, distinguiendo ambos signos, productos de la misma clase de la

Nomenclatura Oficial, por lo que existe riesgo de confusión de manera que

el signo CAPOTEMIL se encuentra incurso en la prohibición establecida en

el inciso a) del artículo 83 de la

Decisión

344, concordante con el inciso a)

del artículo 13 del Decreto Legislativo 823.

Décimo

En ese sentido, las resoluciones administrativas materias de este

proceso son contrarias a la ley; por lo que de acuerdo a los fundamentos

expuestos, la

Resolución

número 801 - 1999 - TPI - INDECOPI del

SENTENCIA 5

A.V. N° 323-09

LIMA

veinticinco de junio de mil novecientos noventinueve y la

Resolución

número 000673 - 1999 / OSD - INDECOPI del veintiséis de enero de mil

novecientos noventinueve, expedida la primera por la Oficina de Signos

Distintivos y la segunda por la Sala de Propiedad lndustrial del Tribunal del

INDECOPI, han incurrido en supuesto de nulidad.

DECISION

Por lo tanto, de acuerdo a los fundamentos expuestos, la Sala Civil

Permanente de la Corte Suprema de la República: declara FUNDADA la

demanda de fojas treinticinco, interpuesta por E. R. SQUIBB & SONS, INC.

representada por don A.V., declarándose la invalidez de las

resoluciones números 0006673 - 1999 / OSD - INDECOPI y la 801 - 1999

TPI - INDECOPI; sin costos ni costas.-

SS.

SILVA V.

VASQUEZ V.

CARRION L.

TORRES C.

CARRILLO H.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR