Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala Civil Transitoria de 6 de Diciembre de 2006 (Expediente: 001900-2006)

Fecha de Resolución 6 de Diciembre de 2006
EmisorSala Civil Transitoria
Expediente001900-2006
ProcedimientoCASACION

Corte Suprema de Justicia de la República

Sala Civil Transitoria

Casación N° 1900-2006

Lambayeque

Tercería de propiedad

Lima, seis de diciembre del dos mil seis.-

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA, vista la causa número mil novecientos guión dos mil seis, con el acompañado, el día de la fecha; producida la votación correspondiente de acuerdo a ley, emite la siguiente sentencia:

MATERIA DEL RECURSO

- Se trata del recurso de casación interpuesto por la codemandada A.C.H., a fojas doscientos dos, contra la sentencia de vista de fojas ciento ochentisiete, su fecha dieciséis de marzo del dos mil seis, expedida por la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, que confirma la sentencia apelada de fojas ciento veintiuno, su fecha primero de septiembre del dos mil cinco, que declara fundada la demanda interpuesta por Santiago Vidarte

Saavedra y otra, contra M.L.V. viuda de Coronado y otra, sobre tercería de propiedad; en consecuencia, ordena la inmediata desafectación del inmueble ubicado entre las calles el Dorado y Ayacucho número doscientos cincuentisiete, distrito de J.L.O., provincia de Chiclayo, departamento de L..

FUNDAMENTOS DEL RECURSO

Esta Corte de Casación, por resolución de fojas diecinueve del presente cuadernillo, su fecha veintidós de agosto del presente año, ha d clarado procedente el presente recurso, por la causal de la contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido proceso, prevista en el inciso tercero del artículo trescientos ochentiséis del Código Procesal Civil.

CONSIDERANDO

S:

Primero

- Que, como se ha anotado precedentemente, se ha declarado procedente el presente recurso por la causal de contravención de normas que garantizan el derecho a un debido proceso, en base a la alegación hecha por la codemandada de: i) se ha inobservado el artículo ciento noventisiete del Código Procesal Civil, por cuanto no se han valorado los medios probatorios de manera conjunta ni utilizando la apreciación razonada del juez, al no haberse valorado de manera conjunta los medios probatorios ofrecidos en su escrito de contestación de demanda, ya que no se han actuado ninguno de los medios probatorios que acreditan la connivencia entre la demandante y la codemandada M.L.V. viuda de C., pruebas que si

Corte Suprema de Justicia de la República

Sala Civil Transitoria

Casación N° 1900-2006

Lambayeque

Tercería de propiedad

bien fueron admitidas no han actuadas ni valoradas en forma conjunta; ii) no se ha resuelto en la sentencia de vista su pedido de nulidad, por cuanto el Juez de Primera Instancia inobservó el artículo doscientos ochentidós del Código Procesal Civil; en efecto, del texto de su recurso de apelación se observa que uno de los motivos por lo que se solicitó la nulidad de la sentencia, al amparo de la norma antes acotada, era que a pesar de haberlo ordenado el Juzgado expresamente en la audiencia, al momento de sentenciar no tuvo en cuenta la conducta procesal de los demandantes y su codemandada, hecho que colisiona con su derecho a la debida motivación de las resoluciones judiciales, establecido en el artículo ciento treintinueve, inciso cinco, de la Constitución, constituyendo la sentencia de vista una que contiene un fallo citra petita, al no contener pronunciamiento

respecto a un agravio que fue denunciado pero no resuelto, y, por lo tanto, acarrea la nulidad por incongruencia manifiesta, contenida en el artículo ciento veintidós, inciso tres, del Código Procesal Civil; por lo que la resolución materia de impugnación adolece de falta de fundamento suficiente, pues se limita a confirmar la sentencia apelada, mediante un escueto argumento de que no habría tachado el documento acreditatorio de propiedad, lo que es una motivación aparente, con la finalidad de dar la razón a las partes en connivencia, siendo que el artículo doce de la Ley Orgánica del Poder Judicial, modificado por la Ley veintiocho mil

cuatrocientos noventa, del doce de abril del dos mil cinco, señala que "todas las resoluciones ... son motivadas bajo responsabilidad, con expresión de los fundamentos en que se sustentan. Esta disposición alcanza a los órganos jurisdiccionales de segunda instancia que absuelven el grado, en cuyo caso, la reproducción de los fundamentos de la resolución recurrida, no constituye motivación suficiente". En el caso de autos, además de no haber absuelto debidamente el grado, al no existir pronunciamiento respecto a todos los agravios expresados en su recurso de apelación, tampoco se ha cumplido con expresar un fundamento legalmente coherente respecto a ¿por qué resultaría siendo la tacha de documentos, la cuestión probatoria para sustentar su defensa contra la pretensión de los demandantes?; ya que conforme lo establece el artículo

Corte Suprema de Justicia de la República

Sala Civil Transitoria

Casación N° 1900-2006

Lambayeque

Tercería de propiedad

trescientos del Código Procesal Civil, los documentos y los testigos son susceptibles de tacha, pero conforme lo ha establecido reiterada jurisprudencia la tacha sólo puede fundarse en defectos formales de éstos, más no en argumentos destinados a acreditar su nulidad o falsedad, por lo que mal puede sugerir que debía de hacer valer el cuestionamiento al documento con el que las partes en connivencia han demandado tercería, pues se trata de un documento público que sólo puede ser cuestionado en via de acción, tal como se ha hecho al demandarse la ineficacia de acto jurídico fraudulento; iii) se ha inobservado el artículo doscientos ochentidós del Código Procesal Civil, pese haberse dispuesto su ponderación al momento de sentenciar (inejecución de su propio mandato), siendo que la actitud obstructiva de la actividad probatoria que asumieran los demandantes y su codemandada, al no asistir a la realización de la audiencia de actuación de pruebas, el juez dispuso de manera expresa tener en cuenta la conducta procesal al momento de sentenciar, lo que no ha sucedido en el caso de autos; y, iv) se ha omitido emitir pronunciamiento previo sobre su pedido de suspensión del proceso, siendo que previamente a la expedición de la sentencia de vista, el Colegiado no ha resuelto su escrito de fecha diez de marzo del dos mil seis, en donde solicitó la suspensión del proceso por encontrarse en trámite la causa número tres mil quinientos treinticuatro guión dos mil cuatro, seguida por la recurrente contra los demandantes y codemandada sobre ineficacia de acto jurídico, consistente en el contrato de compraventa con el que las partes en connivencia pretenden amparar su demanda de tercería.

Segundo

- Que, el debido proceso a que refiere el artículo primero del Título Preliminar del Código Procesal Civil tiene por función asegurar los derechos fundamentales consagrados en la Constitución Política, dando a toda persona la posibilidad de recurrir a la justicia para obtener la tutela jurisdiccional de los derechos individuales, a través de un procedimiento legal, en el que se dé oportunidad razonable y suficiente de ser oído, ejercer el derecho de defensa, producir prueba y obtener una sentencia que decida la causa dentro de un plazo preestablecido en la ley procesal.

Tercero

- Que, por ello las resoluciones judiciales no sólo deben estar

Corte Suprema de Justicia de la República

Sala Civil Transitoria

Casación N° 1900-2006

Lambayeque

Tercería de propiedad

debidamente motivadas, sino también la argumentación que ella contiene debe ser coherente, precisa y debe sustentarse en los actuados judiciales.

Cuarto

- Que, a fin de verificar si en el caso de autos se ha contravenido las normas que garantizan el derecho a un debido proceso, debe señalarse que doña C.R.C. de V. y S.V.S. interponen demanda de tercería de propiedad contra A.C.H. y M.L.V.C. viuda de C., a fin de que se deje sin efecto la medida cautelar de embargo en forma de deposito recaído sobre el inmueble ubicado entre las calles El Dorado y Ayacucho número doscientos cincuentisiete, distrito de J.L.O., Provincia de Chiclayo, departamento de L., ordenada en el proceso cautelar seguido por A.C.H. contra M.L.V. viuda de Coronado (expediente número doscientos dos guión dos mil cuatrocientos cincuenta y cuatro guión cero guión mil setecientos uno guión J guión CI guión seis), y en su oportunidad se disponga la desafectación definitiva del inmueble embargado, por haberlo adquirido de su anterior propietaria M.L.V. viuda de C., mediante contrato de compraventa con firmas legalizadas suscrito por ante

Notario con fecha veintiuno de junio del dos mil dos; esto es, con fecha anterior a la admisión de la providencia cautelar respectiva.

Quinto

- Que, A.C.H. contesta la demanda, solicitando que esta sea

declarada infundada, en tanto aduce que el contrato de compraventa en mérito del cual la actora promueve la demanda ha sido el resultado de connivencia entre la demandante y M.V.C., con el propósito

de obtener la desafectación de un bien de propiedad de la ejecutada y con ello evitar la realización del mismo para lograr el pago de la acreencia materia de cobro. Acota que la afirmación de connivencia se encuentra

probada, en primer lugar, por el vínculo de consanguinidad existente entre la demandante y V.C. (sobrina y tía); en segundo lugar, por el precio de venta que no guarda correspondencia con el valor real del bien; y en tercer lugar, porque la demandada se encuentra actualmente en posesión del bien y no la actora.

Sexto

- Que, las instancias de mérito han declarado fundada la demanda y, en consecuencia, ordena la inmediata

Corte Suprema de Justicia de la República

Sala Civil Transitoria

Casación N° 1900-2006

Lambayeque

Tercería de propiedad

desafectación del inmueble ubicado entre las calles el Dorado y Ayacucho número doscientos cincuentisiete, distrito de J.L.O., Provincia de Chiclayo, Departamento de L., considerando que del estudio del contrato de compraventa de fecha diez de agosto del dos mil, celebrado entre S.V.S. y C.R.C.V., en condición de compradores y M.L.V.C., en condición de vendedor, formalizado en escritura pública de fecha veintiuno de junio del dos mil dos, de fojas tres, permite determinar que la parte actora es propietaria del inmueble materia de litis (bien materia de

afectación en el proceso cautelar); que, asimismo de la confrontación del contrato anterior con la resolución número tres, de fecha cinco de agosto del dos mil, expedida en el proceso cautelar seguido por Alodia Coronado

Hernández (expediente número mil dos guión dos mil cuatrocientos cincuenticuatro guión cero guión mil setecientos uno guión J guión CI guión seis y el expediente dos mil dos guión tres mil seiscientos noventinueve

guión cero guión mil setecientos uno guión J guión CI guión seis, el cual se acumuló), permite establecer que la transferencia de la propiedad del bien se produjo con fecha anterior a la admisión de la medida cautelar de

en forma de depósito.

Séptimo

- Que, a fin de absolver las denuncias señaladas en el considerando primero de la presente resolución, cabe señalar respecto a la denuncia i), que las instancias de mérito han procedido a valorar la prueba actuada conforme lo señala el artículo ciento noventisiete del Código Procesal Civil, según el cual todos los medios probatorios son valorados por el Juez en forma conjunta, utilizando su apreciación razonada. Sin embargo, en la resolución sólo serán expresadas las valoraciones esenciales y determinantes que sustenten su decisión; estableciéndose que la demandante adquirió la propiedad del bien inmueble materia de litis, antes de dictarse la admisión de la medida cautelar de embargo en forma de depósito; que, en tal caso lo argumentado por la recurrente respecto a que ha acreditado la connivencia entre la demandante y la codemandada M.L.V.C. viuda de C., es materia de un proceso de nulidad de acto jurídico, que se encuentra en trámite, en donde no existe una sentencia con la calidad de

Corte Suprema de Justicia de la República

Sala Civil Transitoria

Casacíón N° 1900-2006

Lambayeque

Tercería de propiedad

cosa juzgada; por tanto, al ser así la denuncia debe desestimarse.

Octavo

- Que, respecto a las denuncias ii y iii), si bien la sentencia de vista impugnada no se ha pronunciado sobre uno de los fundamentos del recurso de apelación interpuesto por la recurrente, referido a que no se ha tenido en cuenta la conducta procesal de los demandantes y su codemandada, no obstante que fue ordenado expresamente en la Audiencia de Pruebas, no es menos verdad, que dicho agravio en nada va a influir en el sentido de la resolución o en las consecuencias del acto procesal, de declararse su nulidad, conforme lo prevé el artículo ciento setentidós, cuarto párrafo, del Código Procesal Civil; que asimismo, respecto a la tacha aludida, debe señalarse que la sentencia de vista establece que por los argumentos expuestos de la recurrente debió interponer tacha contra el documento presentado por la demandante con el que acredita su propiedad, si se tiene en cuenta que los documentos sólo

pueden ser tachados por nulidad o falsedad del documento a tenor de los artículos doscientos cuarentidós y doscientos cuarentitrés del citado Código; siendo que, en el primer caso, la tacha ha de prosperar por haber

probado su falsedad, en tanto que, en el segundo caso, sólo puede ampararse la tacha cuando en el documento resulte manifiesta la ausencia de una formalidad esencial que la ley prescribe bajo sanción de nulidad, por lo que estas denuncias también deben desestimarse.

Noveno

- Que, en cuanto a la denuncia iv), respecto a lo señalado de que el Colegiado Superior no se ha pronunciado sobre la suspensión del proceso solicitado por la recurrente, debe señalarse que dicho pedido fue solicitado mediante escrito de fecha diez de marzo del dos mil seis, conforme obra a fojas ciento noventidós, esto es, después de la vista de la causa, que fue realizada el ocho de marzo del dos mil seis, conforme se tiene del acta de fojas ciento ochentiséis, en donde advierte que asistió el abogado de la recurrente, y no señalo nada al respecto, motivo por el cual la denuncia debe desestimarse.

Décimo

- Que, en consecuencia no se configura la denuncia de la causal del inciso tercero del artículo trescientos ochentiséis del Código Procesal Civil. En consecuencia, por las consideraciones expuestas y en aplicación del artículo trescientos noventisiete del mismo

Corte Suprema de Justicia de la República

Sala Civil Transitoria

Casación N° 1900-2006

Lambayeque

Tercería de propiedad

Código, declararon INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por doña A.C.H.; por consiguiente, NO CASARON la resolución de fojas ciento ochentisiete, su fecha dieciséis de marzo del dos mil seis, expedida por la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque; CONDENARON a la recurrente, al amparo del artículo trescientos noventiocho del Código Procesal Civil, al pago de la multa de dos unidades de referencia procesal; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el diario oficial "El Peruano" bajo responsabilidad; en los seguidos por S.V.S. y otra contra Alodia Coronado

Hernández y otra, sobre tercería de propiedad; y, los devolvieron.-

SS.

TICONA POSTIGO

CARRION LUGO

FERREIRA VILDOZOLA

PALOMINO GARCIA

HERNANDEZ PEREZ

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR