Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala Civil Transitoria de 11 de Septiembre de 2006 (Expediente: 000428-2006)

Procedimiento:CASACION
Materia:SUCESIONES
Fecha de Resolución:11 de Septiembre de 2006
Expediente:000428-2006
Emisor:Sala Civil Transitoria
RESUMEN

RECONSTITUCION DEL UNIVERSO SUCESORIO A FIN DE RESTABLECER LOS DERECHOS DE QUIEN CORRESPONDA

 
CONTENIDO

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

Lima, once de setiembre

del dos mil seis.-

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE

SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA, vista la causa número cuatrocientos

veintiocho - dos mil seis, en Audiencia Pública de la fecha, y producida la votación

con arreglo a Ley; con los acompañados; emite la siguiente sentencia; MATERIA

DEL RECURSO: Se trata del recurso de casación interpuesto por Estefanía Flores

viuda de Alarcón mediante escrito de fojas quinientos ochentinueve, contra la

resolución emitida por la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Puno, de fojas

quinientos setentiocho, su fecha treinta de diciembre del dos mil cinco, que Confirma

la resolución apelada que declara Fundada la demanda; FUNDAMENTOS DEL

RECURSO: Que, concedido el recurso dé casación, fue declarado Procedente por

resolución de fecha veintitrés de mayo del dos mil seis, por las causales previstas en

los tres incisos del artículo trescientos ochentiséis del Código Procesal Civil, esto es:

  1. La contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido

proceso, describiendo dos agravios: i) la resolución de vista ha resuelto aspectos,

sin que estos hayan sido fijados como puntos controvertidos en la audiencia

correspondiente, por lo que ha afectado el inciso cuarto del artículo ciento veintidós

del Código Procesal Civil; indica que tanto el A Quo como el Ad Quem han señalado

que los actores deben recibir la herencia de su causante José Alarcón Paiva, en el

inmueble ubicado en el Jirón Moquegua seiscientos sesentitrés, seiscientos

sesentitrés -A y seiscientos setentiuno, asignando los porcentajes a cada uno de

ellos; sin embargo, en la audiencia correspondiente se han fijado como puntos

controvertidos únicamente: a) Establecer la relación existente entre el causante

Jorge José Alarcón y, b) Acreditar la condición de herederos de los demandados; por

ende, al no haberse fijado el destino de los bienes que según los actores

conformarían ia masa hereditaria, la sentencia deviene en nula, ya que se ha emitido

un pronunciamiento sobre un aspecto no señalado como punto controvertido; señala

que ia Sala Superior reconoce implícitamente este vicio, pero yerra al indicar que

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

éste habría quedado consentido; refiere que ha venido describiendo este vicio ante la

Sala de vista y ante el Juez, y en ambos casos, se desestimó su pedido de nulidad

de todo lo actuado; también indica que como dedujo una articulación de nulidad,

conforme el inciso segundo del artículo trescientos sesenticinco del Código

Procesal Civil, no cabía medio impugnatorio alguno; ii) refiere que la Sala Civil

afecta su derecho al debido proceso al emitir una sentencia que no se encuentra

debidamente sustentada, ya que afirma en su considerando cuarto, que conforme a

la doctrina, la petición de herencia se dirige contra los herederos declarados;

sostiene que la Sala Revisora no ha señalado cual es esa doctrina a la que se

refiere, por lo que ha incumplido el numeral tercero del artículo ciento veintidós del

Código Procesal Civil, toda vez que debe señalar los fundamentos de derecho con la

cita de la norma o normas aplicables a cada punto; por lo demás, ante el vacío o

deficiencia de la ley se deben aplicar los principios generales del derecho y,

preferentemente, los que inspiran el derecho peruano, no así la doctrina; B) La

inaplicación del inciso segundo del artículo ochocientos quince del Código

Civil, indicando que tanto el A Quo como el Ad Quem declaran herederos a todos los

demandantes y litisconsortes activos necesarios, inaplicando la norma invocada; .

manifiesta que la declaración judicial. de herederos, implica la asignación de la

herencia a los herederos legales y esto solamente es posible cuando el testamento

no contiene institución de heredero, o cuando se ha declarado la caducidad o

invalidez de la disposición que lo instituye; en este caso, como lo dice la Sala de

mérito, existe un testamento otorgado por el causante Jorge Alarcón Paiva, en mérito

del cual se ha instituido como heredera universal a la recurrente; por ende, existiendo

testamento que instituye herederos, es improcedente declarar judicialmente

herederos legales más aun si no se ha declarado la caducidad ni la invalidez de la

institución testamentaria de herederos; tal y como claramente lo dispone el artículo

ochocientos quince inciso segundo del Código Civil; C) La interpretación errónea

del artículo seiscientos sesenticuatro del Código Civil, señalando que la Sala

Superior interpreta erróneamente esta norma cuando sostiene en los considerandos

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

cuarto y quinto de la resolución impugnada, que la acción de petición de herencia se

refiere a la totalidad de la herencia (pro herede) y su efecto esencial es la restitución

de la herencia al demandante en cuanto le corresponda; el primer párrafo del texto

de la norma, regula la institución de la petición de herencia para el caso peruano, no

establece que dicha acción se refiera a la totalidad de la herencia y mucho menos

que tenga por objeto la restitución de la misma al demandante en cuanto le

corresponda; la interpretación correcta de la norma implica reconocer los siguientes

aspectos a) la demanda debe dirigirse contra el heredero que posee determinados

bienes de la herencia a título sucesorio; b) en tal sentido, la acción de petición de

herencia no se refiere a la totalidad de la herencia, sino únicamente a aquellos

son poseídos por el demandado a título sucesorio; por esta razón es

importante demostrar cuáles son estos bienes y si están en posesión del demandado

a titulo sucesorio, por lo que la Sala se aparta del texto de la ley;

CONSIDERANDO

-

PRIMERO

- Que, el recurso de casación tiene como fines esenciales la correcta

aplicación e interpretación del derecho objetivo y la unificación de la jurisprudencia

nacional de la Corte Suprema de Justicia, conforme se señala en el artículo

trescientos ochenticuatro del Código Procesal Civil;

SEGUNDO

- Que, los actores

interponen demanda de petición de herencia sosteniendo, sintéticamente, que don

Jorge Alarcón Paiva antes de su fallecimiento otorgó tres testamentos, a

saber: a) el primero del veinticinco de junio de mil novecientos ochentitrés, ante

Notario Público Miguel Pino Chávez, reconociendo como hija a Juana Emilia Alarcón

Machicao y desheredera a sus hijos Pedro Alberto, Hugo y Hernán Alarcón

Machicao; b) el segundo del once de octubre de mil novecientos noventa, ante

Notario Público Miguel Pino Chávez, en donde se identifico como Jorge Alarcón

Paiva, declarando como únicos herederos a sus hijos Pedro Alberto, Hugo y Hernán

Alarcon Machicao, pretiriendo a Juana Emilia, a quien reconoció en su primer

testamento, además de su hijo Víctor Sócrates Alarcón Flores y a su esposa (la

demandada); c) y luego el veinticuatro de octubre de mil novecientos noventidós ante

Notario Público Marina Centeno Zavala, otorga otro testamento en donde se

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

identifica como Jorge José Alarcón Paiva, declarando ser casado con la demandada

y con quien procreó un hijo, Víctor Sócrates Alarcón Flores; también declara a sus

demás hijos, de la relación convivencial con Juana Machicao; sin embargo, instituye

como su única heredera a su esposa (demandada), desheredando a sus demás

hijos, inclusive, a su hijos, Víctor Sócrates Alarcón Flores, por supuestas ingratitudes;

además, declaró como sus bienes; en el último de sus testamentos, el causante,

deshereda y declara indignos a sus hijos Pedro, Alberto, Hugo, Hernán Alarcón

Machicao y Víctor Alarcón Flores, este último convenció a sus medios hermanos

para que no instaran acción judicial alguna, toda vez que se comprometió, a la

muerte de su madre, proceder a la división y partición de los bienes que fueron del

causante, reconociendo que dichos bienes habían sido adquiridos durante la relación

convivencial con Juana Machicao, madre de sus medios hermanos; los declarados

indignos y desheredados el catorce de marzo del dos mil, interpusieron demanda civil

de Nulidad de Testamento y División y Partición del inmueble ubicado en el Jirón

Moquegua número seiscientos sesentitrés - seiscientos sesentitrés - A, de esta

ciudad, proceso civil que concluyó con sentencia -

Resolución

número veintinueve,

de fecha cuatro de mayo del dos mil uno que declara improcedente la demanda

Hernán Alarcón Gutiérrez y hermanos: Luz Rosario, Hugo Luis y Carlos Alberto

Alarcón Gutiérrez resultan ser hijos de Hugo Alarcón Machicao, consecuentemente

herederos del causante Jorge José Alarcón Paiva y como tales reclaman la herencia

que conforme a Ley les corresponde en forma conjunta con la demandada, en

representación sucesoria de su padre. Los bienes del causante se encuentran en

posesión exclusiva de la demandada Estefanía Flores viuda de Alarcón y deben ser

materia de división y partición en la forma que establece la Ley;

TERCERO

- Que, la

demanda es admitida por el A Quo y contestada por la demandada, quien afirma que

es falso que el causante haya usado varios nombres; dice que ello es ilegal y que el

causante solo ha usado un nombre que es el de José Alarcón Paiva; es cierto que el

causante otorgó tres testamentos; no conoce el contenido de los anteriores;

reconoce que en el testamento del veinticuatro de octubre de mil novecientos

CORTE SUPREIIIA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

noventidós se desheredo a sus hijos; indica que fueron desheredados porque

utilizaron estos dolo y violencia contra el testador, además, de haberle impedido

otorgar libremente su testamento. Entre otros argumentos; también afirma que el

diecisiete de diciembre de mil novecientos noventicinco fallece José Alarcón Paiva,

por lo tanto se apertura la sucesión respecto de este causante. Estando en vida

José Alarcón Paiva, el veinticuatro de octubre de mil novecientos noventidós otorgó

testamento por Escritura Pública, el mismo que pasó por ante Notario Público Marina

Centeno Zavala, en el que se establece como única heredera universal de todos los

bienes fincados del decujus a la recurrente, en su condición de cónyuge supérstite;

en este mismo testamento se deshereda a sus descendientes Pedro Alberto, Hugo,

Hernán Alarcón Machicao, así como a Víctor Alarcón Flores; refiere que los

desheredados jamás contradijeron la desheredación desde que se apertura la

sucesión hereditaria, lo que quiere decir que fue convalidada; también refiere que el

testamento del veinticuatro de octubre de mil novecientos noventidós es

perfectamente válido en todas sus partes; indica que habiéndose transmitido mortis

causa el derecho de propiedad sobre la totalidad de los bienes de José Alarcón

Paiva, la recurrente el primero de marzo del dos mil, transfirió la propiedad del

inmueble ubicado en el Jirón Moquegua número seiscientos sesentitrés - A, a favor

de Miriam Elizabeth, Víctor y Henry Miguel Alarcón Jiménez, conforme consta de la

correspondiente escritura pública de compraventa; asimismo, el veinticinco de enero

del dos mil, ha transferido a título de compraventa el inmueble del jirón Moquegua

número seiscientos sesentitrés a favor de Lucio Flores Merma y esposa, conforme

consta de la también correspondiente escritura pública; por ende, al haberse

transferido la propiedad y la posesión de los bienes hereditarios, la demanda carece

de objeto alguno, porque la recurrente ya no tiene bien alguno, puesto que no posee

ni la posesión ni la propiedad; indica que los actores le iniciaron un proceso de

nulidad de testamento que ganó en todas las instancias, por lo que estaba legitimada

para vender los bienes; por lo demás, como hace más de dos años que la recurrente

ha transferido la propiedad de los bienes, esta demanda tendría que dirigirse contra

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

los nuevos propietarios; en el supuesto negado que se tratara de una sucesión legal

y alguna vez los actores resultaren tener derecho a la herencia, éstos únicamente

alcanzarían poco más del uno por ciento del haber hereditario, porque el cincuenta

por ciento le corresponde a la cónyuge supérstite; del otro cincuenta por ciento le

correspondería a la recurrente el dieciséis punto sesentiséis por ciento y solo el

treintitrés punto treinticuatro por ciento podría ser dividido entre todos los herederos

legales, esto es, entre sus cinco hijos, y la cónyuge supérstite, por lo que a cada

heredero le correspondería una cuota de cinco punto cincuenticinco por ciento; como

quiera que los actores acuden en representación de uno solo de los herederos, esto

es, del desheredado Hugo Alarcón Machicao, le correspondería a cada uno el uno

punto treintiocho por ciento; por lo demás, los bienes están en posesión de personas

que han adquirido bajo el amparo de la buena fe, por lo que los actores tendrían

derecho a la restitución del valor pagado en el porcentaje correspondiente, esto es,

uno punto treintiocho por ciento;

CUARTO

- Que, es así que, luego de las audiencias

respectivas, se fijó como puntos controvertidos: a) establecer la relación existente

entre el causante Jorge José Alarcón; y, b) acreditar la condición de herederos de los

demandantes;

QUINTO

- Que, por resolución número cincuentiséis, de fojas

quinientos siete, el A Quo declara Fundada la demanda y los pedidos de fojas

cíncuentinueve, ciento dieciséis y doscientos; en consecuencia Dispone que, Hernán,

Luz Rosario, Hugo Luis y Carlos Alberto Alarcón Gutiérrez, entren en el lugar y en el

grado de su ascendiente Hugo Alarcón Machicao a recibir la herencia que a éste le

hubiera correspondido de su causante José Alarcón Paiva en el inmueble ubicado en

Jirón Moquegua número seiscientos sesentitrés, seiscientos sesentitrés -A,

seiscientos setentiuno, correspondiéndoles a cada uno cuatro punto dieciséis por

ciento de inmueble. Nancy Vilma Alarcón Flores, Jorge Alberto y José Luis Alarcón

Manrrique entren en el lugar y en el grado de su ascendiente Pedro Alberto Alarcón

Machicao a recibir la herencia que a éste le hubiere correspondido de su causante

José Alarcón Paiva, en el inmueble ubicado en Jirón Moquegua número seiscientos

sesentitrés, seiscientos sesentitrés -A, seiscientos setentiuno, correspondiéndoles a

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

cada uno cinco punto cincuenticinco por ciento de este inmueble. Sergio Hernán, Luz

Magdalena, Angela y Cecilia Amparo Alarcón Fuentes, entren en el lugar y en el

grado de su ascendiente Hernán Alarcón Machicao a recibir la herencia que a éste le

hubiera correspondido de su causante José Alarcón Paiva, en el inmueble ubicado

en Jirón Moquegua números seiscientos sesentitrés, seiscientos sesentitrés -A,

seiscientos setentiuno, correspondiéndoles a cada uno cuatro punto dieciséis por

ciento del inmueble. Se Declara Herederos de quien fuera José Alarcón Paiva a sus

nietos, en línea recta, Hernán, Luz Rosario, Hugo Luis y Carlos Alberto Alarcón

Gutiérrez en su representación de su ascendiente Hugo Alarcón Machicao; Nancy

Vilma Alarcón Flores, Jorge Alberto y José Luis Alarcón Manrique en su

representación de su ascendiente Pedro Alberto Alarcón Machicao; Sergio Hernán,

Luz Magdalena, Angela y Cecilia Amparo Alarcón Fuentes en representación de su

ascendiente Hernán Alarcón Machicao; con costas y costos;

SEXTO

- Que, contra

esta resolución, ia demandada interpone su recurso de apelación, sosteniendo,

sinteticamente que: a) la demanda es improcedente por cuanto los bienes que

forman parte de la masa hereditaria se encuentran en posesión de terceras personas

y no de los demandantes, lo que se acredita con las escrituras públicas de ,

compraventa y que han sido admitidas como medios probatorios; b) en cuanto a la

relación de la pretensión acumulada de declaración de herederos la demanda

también debió ser declarada improcedente, por cuanto existe un testamento

otorgado, y la demandada tiene la titularidad sobre la integridad de la masa

hereditaria a favor de los demandantes, y no obstante existir titularidad testamentaria

esta no ha sido materia de ninguna invalidación o impugnación; c) la sentencia es

nula porque afecta el derecho al debido proceso, y ha incurrido en vicio de nulidad

insubsanable, ya que ha emitido pronunciamiento sobre el destino de los bienes que

conforman la masa hereditaria, y que no ha sido fijado como unto controvertido; J P

SETIMO

- Que, la Sala Superior por resolución de fojas quinientos setentiocho, de

fecha treinta de diciembre del dos mil cinco, resuelve Confirmar la sentencia apelada,

sosteniendo que, conforme el artículo seiscientos sesenticuatro del Código Civil el

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

derecho de petición de herencia corresponde al heredero que no posee los bienes

que considera que le pertenecen, y se dirige contra quien los posea en todo o parte a

título sucesorio para excluirlo o para concurrir con él. A la pretensión a que se refiere

el párrafo anterior, puede acumularse la de declarar heredero al peticionante, si

habiéndose pronunciado declaración judicial de herederos, considera que con ella se

ha preterido sus derechos; la institución de la petición de herencia se ubica en el

Libro de Sucesiones y teniendo en cuenta su naturaleza jurídica, de acuerdo al

articulo seiscientos sesenticuatro del Código Sustantivo, no es una institución

exclusiva de la sucesión intestada, y dentro de este contexto normativo, la pretensión

acomunada de la declaratoria de herederos es procedente; en consecuencia

conforme a la Doctrina la petición de la herencia se dirige contra los herederos

declarados a título universal, y se refiere a la totalidad de la herencia (pro herede), y

el efecto esencial de esta acción petitoria de herencia es "la restitución de la herencia

al demandante, en cuanto le corresponda". En tal sentido el sustento de la apelación

del acápite b) queda desvirtuado; respecto a que los bienes que forman parte de la

masa hereditaria se encuentran en posesión de terceras personas y no de los

demandantes, lo que se acredita con las escrituras públicas de compraventa y que

han sido admitidas como medios probatorios, no tiene ningún asidero legal por

cuanto ya hemos referido que la petición de la herencia se refiere a la totalidad de la

herencia (pro herede), y el efecto esencial de esta acción petitoria de herencia es "la

restitución de la herencia al demandante, en cuanto le corresponda"; por lo que

también este sustento queda desvirtuado; por último en cuanto a la nulidad de la

Sentencia por haber incurrido en vicio de nulidad insubsanable, se tiene que la

misma ya se formuló en su oportunidad y fue declarada improcedente mediante

Resolución

número cincuentidós, de fecha diecinueve de abril del dos mil cinco (fojas

cuatrocientos ochentiuno), por lo tanto habiendo quedado consentida dicha

resolución ha adquirido la autoridad de cosa juzgada y es inmutable de conformidad

artículo ciento veintitrés del Código Procesal Civil; en lo concerniente a la solicitud

de integración presentada por Carmen Cristina Fuentes de Alarcón, se tiene de la

CORTE SUPREIIIA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

revisión de los fundamentos de la resolución impugnada que no aparece en la parte

considerativa lo solicitado; por lo que no es procedente integrar la parte decisoria, de

conformidad al artículo trescientos setenta del Código Procesal Civil; salvo

disposición legal diferente, la carga de probar corresponde a quien afirma hechos

que configuran su pretensión o a quien los contradice alegando nuevos hechos, de

conformidad al artículo ciento noventiséis del Código Procesal Civil;

OCTAVO

- Que,

la demandada interpone su recurso de casación, y por cuestiones de orden, es

preciso comenzar por los vicios de naturaleza procesal, puesto que el amparo de

alguno de estos, implicaría que este Supremo Tribunal no emita pronunciamiento

sobre los vicios sustantivos;

NOVENO

- Que, denuncia la contravención de las

normas que garantizan el derecho , a un debido proceso, describiendo dos

agravios, respecto del primer agravio, identificado como número i), es preciso

señalar que el presunto vicio que la recurrente está denunciando ya ha sido objeto de

análisis por las instancias, en varias oportunidades;

DECIMO

- Que, efectivamente,

luego de la audiencia de pruebas, hubo una primera sentencia del A Quo, que

declaraba fundada la demanda y que apelada fue declarada nula por la Sala

Revisora al no haberse emitido un pronunciamiento que comprendiera todos los

bienes del causante; es en esas circunstancias, y ante esa instancia, que la

recurrente dedujo la nulidad de todo lo actuado, conforme consta a fojas

cuatrocientos sesenta, hasta la fijación de puntos controvertidos, puesto que no ha

sido fijado como punto controvertido el que los actores concurran en el inmueble del

Jirón Moquegua seiscientos sesentitrés, seiscientos sesentitrés -A y seiscientos

setentiuno de esta ciudad; sin embargo, por

Resolución

número cuarentiocho, de

fojas cuatrocientos sesentidós, la Sala Superior resuelve declarar Improcedente el

pedido de nulidad, indicando que esta no puede alterar el contenido de las

resoluciones, sino solo aclararlas; UN

DÉCIMO

- Que, luego que el expediente baja

para que el A Quo dicte nueva sentencia y antes de que ello se produzca, la parte

recurrente vuelve a solicitar, por escrito de fojas cuatrocientos setentidós, ante el

Juez, la declaración de nulidad de todo lo actuado, hasta la fijación de puntos

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

controvertidos, ya que no ha sido fijado como punto controvertido el que los actores

concurran en el inmueble de Jirón Moquegua seiscientos sesentitrés, seiscientos

sesentitrés -A y seiscientos setentiuno de esta ciudad; sin embargo, por

Resolución

número cincuentidós, de fojas cuatrocientos ochentiuno, el A Quo resuelve declarar

Improcedente el pedido de nulidad, indicando que la Sala Revisora ha declarado la

nulidad de la sentencia, más no así de la Audiencia de Fijación de Puntos

Controvertidos; además, en la subsanación de los actores, se incluye, expresamente,

la descripción de los inmuebles en los que concurren; DUO

DECIMO

- Que, por

, este vicio está contenido dentro del recurso de apelación contra la sentencia

tiva del Juez y la Sala Revisora le indicó que dicho vicio ya había sido

ciado, habiéndose resuelto en su. oportunidad, constituyendo ello cosa

juzgada;

DECIMO TERCERO

- Que, por ende, el presunto vicio denunciado por la

recurrente ya ha sido objeto de análisis judicial hasta en tres oportunidades, por lo

que pone de manifiesto el comportamiento procesal y la estrategia procesal dilatoria,

de la recurrente, al pretender que este Supremo Tribunal emita pronunciamiento

sobre un presunto vicio que ya ha sido desestimado dentro del proceso, por lo que

este extremo deviene en infundado; DECIMO

CUARTO

- Que, con relación al

numero ii), la recurrente denuncia que la resolución de la Sala de mérito, no está

debidamente motivada, por lo que contravendría, no sólo la norrna denunciada por la

recurrente, sino principalmente, el inciso tercero y quinto del artículo ciento

treintinueve de la Carta Magna que señala que es principio y derecho de la función

jurisdiccional: La observancia del debido proceso y la tutela jurisdiccional y la

motivación escrita de las resoluciones judiciales en todas las instancias, excepto los

decretos de mero trámite, con mención expresa de la ley aplicable y de los

fundamentos de hecho en que se sustentan; por lo demás, para el constitucionalista

Marcial Rubio Correa "(...) la motivación escrita de las resoluciones judiciales es

fundamental porque mediante ella las personas pueden saber si están

adecuadamente juzgadas o si se ha cometido una arbitrariedad. Una sentencia

que sólo condena o sólo absuelve, puede ocultar arbitrariedad de parte del

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

Juez o del Tribunal. Si se expresa las razones que han llevado a dicha solución

y, más aún, si se menciona expresamente la ley aplicable, la persona que está

sometida al juicio tiene mayores garantías de recibir una adecuada

administración de justicia (...)" (Para conocer la Constitución de mil novecientos

noventitrés; Pontificia Universidad Católica del Perú; Fondo Editorial; primera edición;

junio de mil novecientos noventinueve); lo que hace evidente el que las decisiones de

los jueces, que constituyen actos de poder del Estado, estén debidamente

sustentadas; DÉCIMO

QUINTO

- Que, analizada tanto la sentencia del A Quo, como

la sentencia del Ad Quem, la misma que Confirma la apelada, por sus fundamentos,

y teniendo presente lo dispuesto por el artículo doce de la Ley Orgánica del Poder

Judicial, se podrá concluir que, ambas sentencias están debidamente motivadas,

puesto que no solo hacen la descripción detalladas de los elementos fácticos,

acontecidos en el proceso, sino un análisis pormenorizado de las normas jurídicas

pertinentes, deviniendo en infundado el vicio denunciado; DECIMO

SEXTO

- Que,

por otro lado, la referencia que hace la Sala Superior a la doctrina, lo hace al justificar

el concepto de petición de herencia, por lo que éste item no es trascendente,

respecto de la resolución del conflicto, ni repercute en la litis, sino que tiene por

objeto ilustrar sobre el concepto de un instituto jurídico, por lo que este extremo

también deviene en infundado, al no configurarse el vicio denunciado; DECIMO

SETIMO

- Que, con relación a la causal de inaplicación del inciso segundo del

artículo ochocientos quince del Código Civil, se debe tener presente que el

artículo ochocientos quince del Código Sustantivo prescribe que la herencia

corresponde a los herederos legales cuando: i) El causante muere sin dejar

testamento; el que otorgó ha sido declarado nulo total o parcialmente; ha caducado

por falta de comprobación judicial; o se declara inválida la desheredación. ii) El

testamento no contiene institución de heredero, o se ha declarado la caducidad o

invalidez de la disposición que lo instituye. iii) El heredero forzoso muere antes que

e! testador, renuncia a la herencia o la pierde por indignidad o desheredación y no

tiene descendientes. iv) EI heredero voluntario o el legatario muere antes que el

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

testador; o por no haberse cumplido la condición establecida por éste; o por

renuncia, o por haberse declarado indignos a estos sucesores sin sustitutos

designados. v) EI testador que no tiene herederos forzosos o voluntarios instituidos

en testamento, no ha dispuesto de todos sus bienes en legados, en cuyo caso la

sucesión legal sólo funciona con respecto a los bienes que no dispuso. La

declaración judicial de herederos por sucesión total o parcialmente intestada, no

impide al preterido por la declaración que haga valer los derechos que le confiere el

artículo seiscientos sesenticuatro; DÉCIMO

OCTAVO

- Que, debe precisarse que, la

causal de inaplicación de una norma de derecho material se configura cuando "(...)

el Juez comprueba circunstancias que son supuesto obligado de la aplicación

de una norma determinada, no obstante lo cual, no la aplica. El juez ha

ignorado, desconocido o soslayado la norma pertinente. Este error se comete

en la premisa de Derecho y generalmente se correlaciona con la aplicación

indebida, pues si la norma aplicada es impertinente a la relación fáctica, es

muy probable que el Juez también haya dejado aplicar aquella norma que es

precisamente, la adecuada (...)" (El Recurso de Casación Civil; Manuel Sánchez

Palacios Paiva; Ediciones Legales y Editorial San Marcos; tercera edición; Lima

Perú; enero del dos mil seis; Página mil novecientos noventisiete); DECIMO

NOVENO

- Que, el inciso segundo del artículo ochocientos quince del Código Civil,

no ha sido expresamente señalado por las instancias, de donde se tiene que,

objetivamente, la norma denunciada no ha sido aplicada; siendo preciso, indicar,

previamente a la determinación de la pertinencia de esta norma dentro del proceso,

que el A Quo ha basado, expresamente, entre otras normas, en el inciso cuarto del

artículo ochocientos quince del Código Civil, esto es, ha utilizado la misma norma

jurídica dunciada por la recurrente, pero empleando otro inciso, de lo que se puede

concluir que ha tenido presente el texto normativo invocado; VIGESIMO.- Que, sobre

la pertinencia de la norma, se debe indicar que la aplicación de la disposición

jurídica, al caso de autos, debe poder cambiar el sentido de la decisión adoptada, sin

cual ello implique la revisión de los elementos probatorios; sin embargo, en este caso,

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

el supuesto denunciado por la recurrente conllevaba, necesariamente, a la revisión

de los elementos probatorios, lo cual es una labor ajena al debate casatorio, al

amparo de una causal sustantiva como la denunciada, puesto que la recurrente

pretende, en puridad, que en esta sede, se evalúe el último de los testamentos

otorgado por el causante, y se le otorgue una calidad que no ha sido discutida en

este proceso, que es la de ser heredera de quien en vida fue el causante, sino por el

contrario, lo que se discutió dentro del desarrollo del mismo, es si la parte actora

podría concurrir conjuntamente con ella, a lo que las instancias, han concluido que sí,

amparando la demanda; ergo, deviene en infundado este extremo casatorio, al

adolecer de falta de procedibilidad el agravio denunciado; VIGÉSIMO

PRIMERO

Que, la causal de interpretación errónea se configura cuando los magistrados de

mérito han aplicado, correctamente, la disposición legal pertinente al caso que están

resolviendo, pero le han dado una interpretación .o alcance que no se desprende de

su sexto; es así que la doctrina nacional indica que; "(...) interpretar erróneamente

un precepto legal es, pues, aplicarlo al caso que se juzga por ser el pertinente,

pero atribuyéndole un sentido o alcance que no le corresponde (...)" (La

Casación Civil, Francisco Velasco Gallo; en: Revista Derecho; Pontificia Universidad

Católica del Perú; Lima-Perú; diciembre de mil novecientos noventicuatro; página

cincuenticuatro); "(...) el Juez ha elegido la norma pertinente, pero se ha

equivocado sobre su significado, y por una interpretación defectuosa le da un

sentido o alcance que no tiene (...)" (El Recurso de Casación Civil-Praxis; Manuel

Sánchez-Palacios Paiva; Editorial Cuzco; Lima-Perú; junio de mil novecientos

noventinueve; página sesentitrés); esta misma conceptuación la acoge Jorge Carrión

Lugo quien afirma que: "(...) habrá interpretación errónea cuando la Sala ,

jurisdiccional en su resolución le da a la norma un sentido que no tiene: aplica

la norma pertinente al caso, pero le otorga un sentido diferente. La

interpretación errónea de la norma es una forma de violarla (...)" (Tratado de

Derecho Procesal Civil; Editorial Grijley; Lima-Perú; dos mil uno; pagina

doscientos diecinueve); VIGÉSIMO

SEGUNDO

- Que, el artículo seiscientos

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

sesenticuatro del Código Civil, prescribe que, el derecho de petición de herencia

corresponde al heredero que no posee los bienes que considera que le pertenecen, y

se dirige contra quien los posea en todo o parte a título sucesorio, para excluirlo o

para concurrir con él. A la pretensión a que se refiere el párrafo anterior, puede

acumularse la de declarar heredero al peticionante si, habiéndose pronunciado

declaración judicial de herederos, considera que con ella se han preterido sus

derechos. Las pretensiones a que se refiere este artículo son imprescriptibtes y se

tramitan como proceso de conocimiento; VIGÉSIMO

TERCERO

- Que, por ende, se

puede concluir que no hay conflicto en la recurrente, respecto de la aplicación de la

norma, sino que la controversia se refiere en cuanto a su sentido o extensión,

puntualmente, a si dicho dispositivo implica que la acción de petición de herencia se

refiere a la totalidad de la herencia, y la consecuente restitución, o esta acción se

dirigirse contra et heredero que posee determinados bienes de la herencia a título

sucesorio, por ende, no se refiere a la totalidad de la herencia, sino únicamente a

aquellos bienes que son poseídos por el demandado a título sucesorio; VIGÉSIMO

CUARTO

- Que, este Supremo Tribunal debe recurrir al legislador para poder

resaltar el verdadero sentido de la norma y es así que, José León Barandiarán ha

señalado que "(...) el artículo seiscientos sesenticuatro del Código Civil (...)

(tiene) tres notas tipificantes. El demandante debe ser un heredero, el

demandado debe ser una persona quien posea la totalidad o parte del acervo

sucesorio, la finalidad es excluir a esta persona en cuanto a concurrir en la

propiedad y posesión de los bienes (...)" (Aportaciones de Rómulo Lanatta en el

Código Civil en vigencia; en: Libro Homenaje a Rómulo Lanatta Guilhen; Cultura

Cuzco, mil novecientos ochentiséis; página cinco); además de ello, se tiene que tener

en cuenta ,que conforme el texto, expreso y claro, del artículo seiscientos

del Código Sustantivo, el objeto de la acción de petición de herencia es

la récuperación de todos o parte de los bienes, que a título sucesorio, el demandado

ha hecho suyo, cuando también lo son, excluyente o conjuntamente, de la parte

actora; VIGÉSIMO

QUINTO

- Que, es más, Planiol y Ripert han señalado que "

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

la petición de herencia persigue simultáneamente un doble objeto: establecer la

realidad de la condición de heredero e invocar todas las consecuencias propias a

restituir al demandante victorioso en la integridad de sus derechos (...)" (Planiol,

Marcel & Ripert, Jorge; Derecho Civil Francés; Tomo IV; Editorial la Habana Cultural; mil

novecientos noventitrés, página trescientos setentinueve); de donde se puede concluir

que la norma pretende reconstituir el universo sucesorio, a fin de restablecer los

derechos de quien corresponda; VIGÉSIMO

SEXTO

- Que, por ende, la interpretación de

la norma invocada debe ser en el sentido que el actor, dentro de este proceso, procura la

reconstitución del universo sucesorio que posee o ha poseído la parte actora, como

consecuencia de su título sucesorio, siendo éste el sentido que le ha dado la Sala

Revisora, por lo que no ha interpretado erróneamente la norma denunciada, sino que la

ha ajustado a su texto claro y expreso; por las razones descritas, de conformidad con el

artículo trescientos noventisiete del Código Procesal Civil; en mayoría, declararon:

INFUNDADO el recurso de casación, interpuesto a fojas quinientos ochentinueve por

Estefanía Flores viuda de Alarcón; en consecuencia: NO CASARON la resolución de

vista de fojas quinientos setentiocho, su fecha treinta de diciembre de dos mil cinco;

CONDENARON a la recurrente al pago de la multa de dos Unidades de Referencia

Procesal; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial "El

Peruano", bajo responsabilidad; en los seguidos por Hernán Alarcón Machicao y otros

con Estefanía Flores viuda de Alarcon sobre Petición de Herencia; y, los devolvieron.

S.S.

CARRION LUGO

FERREIRA VILDOZOLA

PALOMINO GARCIA

HERNANDEZ PEREZ

EL VOTO EN DISCORDIA DEL SEÑOR VOCAL TICONA POSTIGO ES COMO

SIGUE:

VISTOS: con los acompañados; y,

CONSIDERANDO

Primero

- Que, existiendo

denuncias por vicios in iudicando e in procedendo, corresponde verificar primero si se ha

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

configurado o no esta última causal, pues en caso de ser estimada, se dispondría el

reenvío de la causa al estadío procesal correspondiente, impidiendo que sea factible el

análisis de la norma material denunciada como inaplicada;

Segundo

- Que, el primer

extremo de la causal procesal pone en evidencia la configuración de un vicio

insubsanable en la motivación de la sentencia de vista, en razón que aquella omitió

resolver el pedido de nulidad de actuados expuesto en su recurso de apelación,

sustentándose en et hecho de que tal pedido ya fue formulado anteriormente por la

recurrente, quedando consentida su resolución denegatoria. Al respecto, debe precisarse

que es la primera vez que estos actuados son elevados en casación para ser revisados,

y en ese contexto se advierte que la demandada ha venido promoviendo ante el Juez de

la causa sendos pedidos de nulidad para que, reponiendo el proceso al estado que

corresponde, se declare la insubsistencia de lo actuado hasta la fijación de los puntos

controvertidos, para efectos de dar idóneo cumplimiento a la sentencia de vista que

dispuso que el A quo se pronuncie sobre todos los bienes del causante;

Tercero

- Que,

si bien es cierto dichos pedidos de nulidad fueron declarados improcedentes por el Juez

de la causa, resulta erróneo que el Colegiado Superior renuncie a su deber de absolver

los agravios descritos en el recurso de apelación, afirmando que se trata de un aspecto

ya analizado y que su denegatoria "(...) ha adquirido la autoridad de cosa juzgada" (sic),

pues ello contraria la finalidad del artículo ciento setenta y seis del Código Procesal Civil,

que faculta al perjudicado con el vicio a alegarlo expresamente en el escrito sustentatorio

del recurso de apelación, vulnerando además et principio de doble instancia que

propugna el inciso sexto del artículo ciento treinta y nueve de la Constitución Política del

Estado, concordado con el artículo X del Título Preliminar del Código Procesal Civil; en

tal sentido, el suscrito considera que la Sala Superior debió emitir una decisión fundada

en los hechos y en derecho respecto a los motivos por los cuales considera que la

sentencia del A quo no se encuentra afectada de nulidad, pese a que se pronuncia sobre

aspectos no fijados como puntos controvertidos; por ello, este extremo del recurso debe

ser declarado fundado;

Cuarto

- Que, no obstante, el segundo punto que desarrolla la

causal procesal considera que la sentencia impugnada no se encuentra debidamente

motivada, pues se sustenta en la doctrina y no en los fundamentos jurídicos que deben

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPUBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CAS 428-2006

PUNO

Petición de Herencia

ser aplicables a cada punto. Tal circunstancia, sin embargo, no puede motivar la nulidad

de la recurrida, desde que la cita de la doctrina nacional o extranjera que pueda aplicarse

a un caso concreto no trasciende en la resolución de la causa, sino únicamente en la

ilustración de las instituciones reconocidas por nuestro ordenamiento material o procesal;

distinto es que una sentencia únicamente se sustente en criterios doctrinales para

resolver la litis, sin citar los dispositivos aplicables al caso, situación que no se configura

en autos, pues tanto la sentencia de primera instancia como la de vista que la confirma

contienen las citas de las normas aplicables y las conclusiones fácticas en que se

sustentan; razón por la cual este segundo extremo no resulta atendible;

Quinto

- Que,

siendo así, al configurarse la causal denunciada, corresponde amparar el recurso de

casación, debiendo procederse conforme a lo normado en el numeral dos punto uno del

inciso segundo del artículo trescientos ñoventa y seis del Código Procesal Civil,

careciendo de objeto pronunciarse sobre las causales materiales denunciadas; por estos

fundamentos: MI VOTO es porque de declare FUNDADO el recurso de casación

interpuesto por Estefanía Flores viuda de Alarcón mediante escrito de fojas quinientos

ochentinueve; SE CASE la resolución impugnada, en consecuencia, NULA la sentencia

de vista obrante a fojas quinientos setentiocho, su fecha treinta de diciembre del dos mil

cinco; SE MANDE que el Colegiado Superior emita nuevo fallo con arreglo a derecho y a

lo actuado; DECLARO que carece de objeto pronunciarse sobre las causales de

interpretación errónea e inaplicación de normas de derecho material; SE DISPONGA la

publicación de la presente resolución en el Di io Oficial El Peruano; en los seguidos por

Hernán Alarcón Gutiérrez y Otros contra Estafania Fllores viuda de Alarcón sobre

petición de herencia y otro.-

SS.

TICONA POSTIGO