Sentencia de Corte Suprema de Justicia - Sala Penal Permanente de 23 de Junio de 2011 (Expediente: 000890-2010)

Fecha de Resolución23 de Junio de 2011
EmisorSala Penal Permanente
Expediente000890-2010
ProcedimientoRECURSO DE NULIDAD

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

Lima, veintitrés de junio de dos mil once.

VISTOS; los recursos de nulidad

interpuestos por la representante del Ministerio Público, la Procuraduría Pública a cargo de los Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior y los encausados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. contra la sentencia de fecha dieciséis de setiembre de dos mil nueve, obrante a fojas treinta y cuatro mil setecientos setenta y dos; interviniendo como ponente el señor J.S.J.A.N.F.; de conformidad en parte con el dictamen del señor F.S. en lo Penal; y,

CONSIDERANDO

S:

Agravios expuestos por el representante de la Procuraduría Pública acargo de los Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior

Primero

Que, el Procurador Público a cargo de los Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior, al fundamentar su recurso de nulidad, obrante a fojas treinta y cuatro mil ochocientos sesenta y nueve, muestra su disconformidad con la sentencia recurrida en los siguientes extremos: i) la absolución del encausado A.H.T. por el delito de asociación ilícita para delinquir; alega que dicho tipo penal es uno de peligro abstracto, y para la configuración de dicha conducta ilícita basta con demostrarse la

1

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

conformación de una agrupación, siendo su fin delictivo el poner en peligro la paz y la tranquilidad pública, por tanto, el encausado H.T. y sus demás coprocesados pertenecen a la agrupación denominada "Etnocacerista o Movimiento Nacionalista Peruano", que está constituida por un grupo pseudo militar que busca la adhesión violenta de la población; en consecuencia, el referido procesado cometió el aludido delito, mas si concurren en su conducta los siguientes requisitos: a) relativa organización; b) permanencia o estabilidad, y c) fin delictivo; ii) la absolución de los encausados T.G.P.A. y D.J.L.L. por el delito de danos agravados, alega que el comportamiento típico en dicho delito consiste en dañar, destruir e inutilizar el bien perjudicado, encontrándose acreditada dicha conducta ilícita con el Parte policial número cero uno- cero cuatro- RPNP-APU/DIVCOTERPURIMAC/SIE-A, el cual se condice con el acta de constatación y recojo de evidencias, y las Lomas fotográficas donde se aprecia los graves danos causados a la Comisaría, corroborándose todo ello con las declaraciones de L.A.V. y T.P.A.; iii) la absolución de D.J.L.L. por el delito de sustracción de armas de fuego, alega que dicho encausado a nivel preliminar y Juicio oral, acepta de alguna manera haber ingresado a la Comisaría de Andahuaylas, para luego portar un arma de fuego con el objeto de apoyar la rebelión, acreditándose su accionar con sus declaraciones y la visualización de video sobre los hechos materia de proceso en donde se observó al encausado matar a un efectivo policial, para luego quitarle su armamento; y, iv) el monto fijado por concepto de reparación civil a favor del Estado, alega que esta es una consecuencia jurídica del delito que busca resarcir los danos y perjuicios generados por su comisión, siendo su

2

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

ámbito de aplicación netamente reparador e indemnizatorio y se rige por el principio del daño causado, cuya unidad procesal protege el bien jurídico en su totalidad; precisa, que la reparación civil fijada en la recurrida no se encuentra acorde a ley, debido a que resulta desproporcional con la justa y equitativa indemnización que debe haber en el presente caso, solicitando el incremento del monto fijado por dicho concepto hasta por la suma de un millón de nuevos soles que deberán pagar los sentenciados solidariamente, para lo cual debe ponderarse lo siguiente: a) los acusados han vulnerado varios bienes jurídicos relevantes; b) la conducta violenta de los acusados; c) la inversión del gasto público destinado a reconstruir - la Comisaría y demás bienes que fueron destruidos; y, d) la determinación e imputación del daño ocasionado ha generado costos de carácter procesal a la administración de justicia.

Agravios expuestos por la representante del Ministerio Público

Segundo

Que, la representante del Ministerio Público, al fundamentar su recurso de nulidad, obrante a fojas treinta y cuatro mil novecientos sesenta y uno, muestra su disconformidad con la sentencia recurrida en los siguientes extremos: i) el quantum de la pena impuesta a. los encausados A.I.H.T., D.J.L.L. y T.G.P.A.; alega que al respecto se ha transgredido el artículo ciento treinta y nueve, inciso cinco de la Constitución Política del Estado - falta de motivación,-,

3

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

indica la existencia de una aparente motivación surgida en el item "Determinación de la Pena" pues se da la apariencia que se está motivando pero ello no fue así, debido a que se valoró de forma general las condiciones personales de los acusados, la naturaleza del delito y las circunstancias que rodearon el evento delictivo, lo cual resulta abstracto en el presente caso, debido a las diferentes características personales de los condenados, puesto que uno de ellos fue el líder máximo del movimiento, y los otros no fueron integrantes de dicha agrupación desde un mismo momento, así como que algunos de ellos fueron quienes asesinaron a una persona; por tanto, al haberse mencionado para todos la misma frase sobre las circunstancias del hecho y condiciones personales, no se ha cumplido con la individualización de la pena, solicitando se anule este extremo de la sentencia y se le imponga a los acusados A.I.H.T., D.J.L.L. y T.G.P.A., treinta y cinco años de pena privativa de libertad; ii) la absolución del procesado D.J.L.L. por los delitos de secuestro (en agravio de veintitrés personas); daños calificados y sustracción o arrebato de arma de fuego; la absolución del procesado T.G.P.A. por delito de danos calificados, en agravio del Estado, y secuestro en agravio de A.G.L. y M.E.A.R.; y la absolución de A.I.H.T. por el delito de secuestro en agravio de A.G.L. y M.E.A.R.; alega que la Fiscalía en su exposición oral sustentó el tema de la creación y del incremento del riesgo como factor de imputación objetiva para los acusados por los delitos de secuestro, daños calificados y sustracción o arrebato de arma de fuego; sin embargo, la Sala Penal Superior no se pronunció al respecto, por tanto, se vulneró el derecho constitucional a la

4

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

tutela jurisdiccional efectiva; iii) la absolución del encausado A.I.H.T. par el delito de asociación ilícita para delinquir; alega que con dicha decisión judicial también se vulneró la tutela jurisdiccional efectiva, puesto que no hubo pronunciamiento sobre la existencia de los elementos constitutivos de dicho delito, pese a que en la sesión de acto oral de fecha siete de junio de dos mil ocho, dicho procesado refirió que la agrupación que creó tenía por finalidad tomar el Poder del Estado por la fuerza. Indica finalmente que de accederse al incremento del quantum de las penas solicitadas para los sentenciados A.I.H.T., D.J.L.L. y T.G.P.A. (treinta y cinco años de pena privativa de libertad), carecerá de objeto anular los extremos de las absoluciones recurridas, por cuanto, aún en el caso que se hiciera otro juzgamiento que culminara con resultal - parte especial", Jurista Editores, Primera ediciOn, Lima - Peru, pegs. 287-288.

54

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

desconociendo a la autoridad gubernamental y sus atribuciones (Poderes del Estado) 17. El autor español J.M.T.S., señala que en lo que atañe a su estructura típica, el delito de rebelión ha sido definido habitualmente como delito plurisubjetivo de convergencia, puesto que requiere la unión de voluntades para la consecución de un propósito común (...) A este carácter pluripersonal se ha añadido, pese a la negativa de un sector doctrinal, el requisito de un mínimo de organización previo al alzamiento, que responde a lógicas exigencias de idoneidad de la conducta dada la envergadura de los fines propuestos. La rebelión se configura como un delito de consumación anticipada, en la modalidad conocida doctrinalmente como delito de resultado cortado, cuya consumación se produce sin necesidad de que en el plano subjetivo se haya materializado el propósito último de los autores. El adelantamiento de la barrera de protección obedece a razones fácilmente comprensibles, pues siendo la pretensión de los rebeldes la subversión del orden constitucional, el triunfo de la rebelión conllevaría la imposibilidad de que los mismos sean juzgados con arreglo al orden institucional depuesto. No cabe apreciar en el delito de rebelión causas de justificación ni de inexigibilidad. La perpetración de este delito siempre viene acompañada de una apelación a razones excepcionales de necesidad, que naturalmente no pueden conducir a la apreciación de la eximente de estado de necesidad. La Constitución prevé un mecanismo para la modificación de la misma, así como vías jurídicas para reaccionar ante

_________________

17ABASTOS HURTADO, M.G..."Derecho Penal II Curso (apuntes de clases), Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima s/f, página 6.

55

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

situaciones de importante agitación o perturbación del orden social.18

En dicho sentido, senala el autor espanol I.G.A.V. "...es opinión unanime en Ia doctrina y en la practica jurisprudencial el que la consumación se produce con el alzamiento, sin que, al tratarse de un delito de tendencia sea preciso el logro de la finalidad del acto. Se trata de un delito de resultado cortado en el que, por razones de politica criminal, la consumación formal se adelanta al momento de la puesta en peligro del bien juridico protegido..."19; asimismo, refieren los tambien espanoles T.S.V.A. y J.C.C.M.: "...Desde el punto de vista del contenido del injusto, se trata de un delito de resultado cortado en el que Ia consumación formal se adelanta a/ momento de la simple puesta en peligro del bien juridico por razones obvias, pues la lesión entratlaria el triunfo de los rebeldes y la imposibilidad de castigarles..."20; asimismo, el catedratico de derecho penal de la Universidad espanola de Córdova, J.J.G.R., sostiene "...es un delito de resultado cortado en el que, lógicamente, la perfección delictiva se ha anticipado a un momento anterior a/ del logro de los fines propuestos, pues si los mismos fueran alcanzados Ia experiencia demuestra que los rebeldes pasarian a ser automeiticamente heroicos patriotas y los vencidos traidores al "legitimo" orden juridico y politico triunfante..."

________________

/8 TAMARIT SUMALLA, J.M. y otros... "Comentarios a la Parte Especial del Derecho Penal", Tercera EdiciOn, Editorial Aranzandi S.A., Navarra, 2002, págs. 1933, 1934.

1/9 G.A.V., I.... "Obra Colectiva, manual de Derecho Penal - parte Especial", Editorial Colex, Madrid - Espana, pag. 642.

20 T.S.V.A. y J.C.C.M.... "derecho Penal Parte Especial", T. lo B., Valencia, Espana, 1999, p~g. 802.

56

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

a) Consideraciones Generales.

El delito de rebelión tiene un alto contenido político, toda vez que la afectación al bien jurídico de carácter constitucional recae en los Poderes del Estado y el orden Constitucional, así el Tribunal Constitucional en la sentencia recaída en el expediente número tres mil novecientos sesenta y seis - dos mil cuatro HC / TC, de fecha tres de marzo de dos mil cinco (caso: E.J.B.M., en su fundamento número dieciséis, parágrafo e) precisó: "...Los delitos políticos son aquellos que atentan contra la estabilidad y normal funcionamiento de los poderes públicos. En ese sentido, la intencionalidad y objetivo del agente se deriva de la relación gobernante - gobernados. A través de los delitos políticos se impugna, por móviles ideológicos, el poder de los órganos políticos vigentes. Estos no surgen por ningún tipo de razonabilidad personal o ánimo de lucro...".

Para el autor nacional J.R.S., en su obra Estudio de Derecho Penal - parte especial, el delito de rebelión es un delito de peligro, pues existe un adelantamiento de las barreras de punibilidad, y no espera a que efectivamente se deponga o se extinga el gobierno legalmente constituido o el régimen constitucional. Este dato es sumamente importante - señala - a efectos de verificar la consumación formal del delito de rebelión: se perfecciona típicamente el delito en cuestión cuando comienza el alzamiento en armas y no cuando termina la extinción o modificación de los poderes constitucionales del Estado, ya que éstos últimos se tratan de elementos subjetivos finalísticos de la acción rebelde, y no verificables en la consumación típica.

57

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

En cuanto a Ia tutela penal, se trata de proteger al regimen constitucional per se y Ia organización y funcionamiento de los poderes del Estado. Los intereses que componen ambas perspectivas quedan detalladas de conformidad a los fines tipicos que direccionan el alzamiento armado. En la doctrina y legislación espanola se ha establecido que tanto estos delitos como los de sedición deben ser apreciados como conductas atentatorias no solo del simple orden público, sino de algo más básico, Ia paz pública. Al respecto, V.A. /C.M. expresan que si "hubiere que delimitar dicho bien juridico en terminos genericos podria definirse como el interes general del Estado en la sumisian general a la Constitución, a las leyes y a las autoridades legitimas y el interes en el mantenimiento de la paz ptiblica; en otros terminos, /a organizacian democratica del Estado"21.

b) DescripciOn Legal y Antecedentes.

El delito de rebelión se encuentra tipificado en el articulo trescientos cuarenta y seis, Capitulo I (Rebelión, sedición y motin), Titulo XVI (Delitos contra los poderes del Estado y el orden constitucional), Libro Segundo (Parte Especial Delitos) del Código Penal vigente a Ia fecha de los hechos, que textualmente senalaba: "El que se alza en armas para variar la forma de gobierno, deponer al gobierno legalmente constituido o modificar el regimen constitucional, sera reprimido con pena privativa de libertad no menor de diez ni mayor de veinte años".

__________________

21 VIV&S ANION, T.S. /C.M.J.C... RebeliOn, SediciOn en "Derecho Pena) - parte especial" tercera ediciOn, T. lo blanch, Valencia, 1999, paging 801.

58

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

Como fuente directa se tiene la fórmula del artículo trescientos

dos del Código Penal de mil novecientos veinticuatro22. Así como aptecedente al artículo ciento veintisiete del Código Penal de mil ochocientos sesenta y tres.

c) Elementos estructurales de la imputación al tipo objetivo.

En el délito de rebelión, el sujeto activo es cualquier persona imputable. La naturaleza de la rebelión permite establecer que se trata de un delito plurisubjetivo, pues para su realización se requiere de un determinado número de personas, según las circunstancias de un mínimo acuerdo, organización y estructura en el grupo rebelde.23

Al respecto, señala el precitado autor E.G.N., en su libro "Lecciones de Derecho Penal - Parte Especial" que aunque en el texto penal no se ha señalado expresamente la confluencia plural de individuos constitutivos de sujetos activos, como sí lo hacen otras legislaciones, debe considerarse permisible la exigencia colectiva acorde con la trascendencia exigida típicamente en los alzamientos. La rebelión se presenta en ese sentido como un delito colectivo, en la óptica de requerir Ia participación de gran

_________________

22 "Será reprimido con expatriación o con prisión no mayor de cinco años, el que se alzare en armas para variar la forma de gobierno, o deponer al gobierno constituido, o arrancarle alguna medida o concesión, o impedirla reunión del Congreso, o disolverlo, o reformar las instituciones vigentes por medios violentos o ilegales, o impedir que las Cámaras funcionen libremente, o que se practiquen las elecciones presidenciales o de renovación parlamentaria, o sustraer a la obediencia del Gobierno algún departamento o provincia o parte de la fuerza armada terrestre, naval o aérea, o investirse de autoridad o facultades que no se hubiese obtenido legalmente. La pena será penitenciaría no mayor de cinco años, si el delincuente hubiere procedido por lucro o por cualquier móvil innoble".

23: B.R., J.... "Manual de Derecho Penal - Parte Especial, E.A.S..A., Barcelona - España, 1896, pág. 479.

59

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

LIMA

cantidad de sujetos, pero entiendase que esta intervención no responde a circunstancias espontáneas, se requiere de la concertación o union de voluntades de los concurrentes para hablar de actos de rebelión, es por ello que se le califica como un delito de convergencia (confluencia de aceptaciones para con Ia consecuci6n de un propósito común). La configuración de la rebelión como un delito de confluencia colectiva se entiende asi porque resulta inconcebible que alguien pueda por si solo cometer el alzamiento, por ello es Ia misma naturaleza del delito Ia que nos impide pensar en una imputación individual en su comisión. "...La calidad d e intervencian de los individuos se entiende teóricamente por lo menos a titulo de coautoria mas que de solo simple comp/icidad..."24. En nuestra legislación se precisa individualmente al agente del delito - como se advierte de la lectura del mencionado articulo trescientos cuarenta y seis del Código Penal -pero por Ia naturaleza delictiva de la rebelión, la concurrencia, en principio, es de coautores plurales, sin que ello impida advertir en el alzamiento plural concurrentes participes. Un problema resaltante reside en el número de individuos que deben intervenir en la comisi6n delictiva para Ia adecuaciOn tipica de la rebelión. Si bien Ia ley penal no precisa Ia confluencia numerica/ sera necesario que el Juez estime el número de individuos que sea lo suficiente para lograr el alzamiento de pretensiones de variación gubernamental. "La ley no fija, ni podria útilmente hacerlo, cual es el minimo de individuos que debe integrar la figura de la infraccian bajo este aspecto. Corresponde, pues, al discernimiento de los jueces considerar si el número real

________________

24 FEBRES CORDERO, H...."Curso de Derecho Penal, parte especial", Talleres Graficos universitarios, Merida, 1966, pagina 51.

60

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N°890-2010

LIMA

de individuos que actúan en cada caso, según las circunstancias del mimo, fue bastante o no para producirla lesión jurídica"25.

El citado autor G.N., continúa diciendo que otro punto discutible está referido a la organización de esta pluralidad de individuos. Aunque el tipo penal no lo precisa, la doctrina mayoritaria ha considerado necesario un mínimo de organización, pues lo común es que previamente se consolide un grupo reducido más o menos organizado. 26

El alzarse en armas implica un desplazamiento físico del sujeto activo, generalmente deponer un régimen constitucional se realiza violentamente. C. señala que "...tiene que tratarse de una irrupción violenta, con uso de la fuerza; mientras ello ocurra, las otras actividades que no impliquen ese Uso no pasarán la etapa de la conspiración...". En ese sentido M. sostiene que "...alzarse en armas no es lo mismo que tomarlas (...). Como es evidente, para alzarse en armas hay que haberlas tomado antes. Una vez tomadas, el hecho consiste en un levantamiento, es decir, que implica alboroto popular, revuelta o sublevación, lo que necesariamente supone un grupo compuesto por cierto número de personas. Si bien el número no está definido, no cabe duda de que no se trata de tres, cinco, ni diez..."27. Así, P. señala que "...La rebelión es un delito colectivo que se hace en público, que se sostiene con armas. Nunca hay un rebelde, como no haya muchos rebeldes, nunca se comete este crimen sino empleando la fuerza, con verdadera organización, con

_____________

25 S.C., C... "Curso de Derecho Penal (parte especial), Volumen 1, Talleres Gráficos, Montevideo 1946, página 158.

26 C., C...."Derecho Penal - Parte Especial", Tomo II, Buenos Aires, 1997, pág. 175.

27 MOLINARIO, A.... "Los delitos", Tomo III (texto preparado y actualizado por E.A.O.) Buenos Aires, 1999, pág. 263.

61

abierta y declarada hostilidad. Una reunión de amotinados tumultuarios no son rebeldes, un regimiento que Loma las armas, una plaza fuerte que se subleva, si lo son..."28

En dicho sentido, la sentencia de fecha veintiseis de noviembre de dos mil siete, emitida por Ia Sala Penal Especial de Ia Corte Suprema de Justicia de Ia República (caso: B.D. y otros), en el expediente número trece - dos mil cuatro, ha dejado establecido que: "...La conducta prohibida es el "alzarse en armas", pudiendo ser realizado por cualquier persona. Siendo que Ia conducta sancionada es el alzarse en armas; y a efectos de concretar su contenido es su interpretación gramatical la que nos da parte de sus alcances. Asi, la Real Academia Espanola - en su vigesimo segunda edición del Diccionario de la Lengua Española - indica que "alzar[ser significa levantar[seJ - que viene del latin "alti~re, de altus, alto, mover hacia arriba otro de sus significados es sublevar[sej, apoderarse de algo con usurpación o injusticia; y el vocablo "arma", significa instrumento, medio o m~quina destinados a atacar o a defenderse. Interpretando dicho contenido en Ia doctrina penal -de cierto consenso-, rebelión significa "levantamiento", "sublevación" o "insurrección" contra las autoridades legitimas. La rebelión es definida -en Ia doctrina mayoritaria- como el hecho de alzarse en armas, consistente en un movimiento m6s o menos organizado de personas, que disponen de armas [Fontan Palestra. Tratado I, VI!, p. 99, Ed. AP 1975, S.S.. Derecho Penal Argentino, I.V., p. 67, Ed. TEA, 1983, R.N.. Tratado de Derecho Penal, I, VII, p. 293, Ed. L. 1986]; es tambien /a accian que supone una actividad conjunta dirigida a lograr alguno de los fines previstos en el articu/o 346° del Código Penal -variar /a forma de gobiemo, deponer al gobierno lega/mente constituido a suprimir o modificar el regimen constitucional- (...) Asi, para cometer el delito de rebelión ademds de las armas, se requiere que esta sea co/ectiva, aunque para autores como M.C. le resulta indiferente el ntimero de personas que se rebelan, siempre que sea un número lo suficientemente relevante en orden a conseguir los fines fijados en el tipo penal [Munoz Conde, F. Derecho Penal, Parte especial, 15° ed., pdg. 796], además, siguiendo a la doctrina es convenience verificar que este dotada de una adecuada

28 Citado por G., Eusebio... "Delincuencia politico - social, Buenos Aires, pag. 140.

62

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N°890-2010

LIMA

organización e incluso que exista violencia ?como en el caso español-, aunque en nuestra legislación no es necesario, y más bien forma parte de la idoneidad en la lesión del bien jurídico. Por tanto, para estar ante la conducta punible del delito de rebelión se requiere el alzamiento en armas de un grupo de personas -carácter plurisubjetivo del tipo- más o menos organizados, realizada con fines de variar la forma de gobierno, deponerla, suprimir o modificar el régimen constitucional (...) La finalidad del delito de Rebelión -elemento subjetivo del delito-, es: "variar la forma de gobierno", "deponer al gobierno legalmente constituido" o "suprimir o modificar el régimen constitucional" (...) Otro de los puntos importantes a dilucidar lo constituye: el momento consumativo en el delito de rebelión. En atención a la modalidad del ataque al bien jurídico, en la práctica y en la doctrina existe unanimidad en diferenciar los ¡lícitos como: delitos de lesión y delitos de peligro; respecto de los primeros, el tipo requiere la efectiva destrucción o menoscabo del bien jurídico para su consumación; en los segundos, es suficiente con el peligro para el bien jurídico protegido, con la amenaza del mismo -marco en el que tiene que concentrarse nuestro análisis en virtud de considerar al delito de rebelión como delito de peligro- (...) Siendo el delito de rebelión, un tipo legal de peligro pero de manera Indirecta, toda vez que en este tipo legal la alusión al peligro fluye -y ahí reside la referencia indirecta- de la caracterización de la rebelión como un delito de resultado cortado, desde el punto de vista del contenido del injusto, en el que la consumación formal se adelanta al momento de la simple puesta en peligro del bien jurídico [V.A. y C.M. u, Delitos contra la Constitución. Rebelión, p. 985]. Por otra parte, es de señalar que "claro está que en esta clase de delitos la ley se empeño en alcanzar el hecho en sus etapas preparatorias y de tentativa ya que en muchos casos la consumación puede representar la destrucción de la ley misma" [Delito de rebelión: S.S.: Derecho Penal Argentino; T. V, Tipográfica Editora Argentina - Buenos Aires, 1963, p. 691, de modo, que la consumación anticipada encuentra razones justificadas en orden a la postura político criminal del legislador, se trata de una decisión forzada de éste, puesto que si se espera la consecución de dichos fines por parte de los "rebeldes" para considerar consumado el hecho, es muy probable que este no se sancione, debido a la probabilidad del éxito (...) Sin embargo, la forma

63

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N°890-2010

LIMA

como está estructurado el delito de rebelión resulta ser singular ya que si bien, al tratarse de un delito de resultado cortado, en el que, como ya se explicó, su vertiente subjetiva va más allá de la objetiva o, mejor dicho, no se requiere la obtención de cualquiera de los fines previstos en el articulo 346° del Código Penal para que se considere consumado; al quedar consumado con la simple conducta desplegada - a/zarse en armas- no requiere un resultado en el mundo exterior distinto de la propia conducta, por consiguiente no requiere lograrse el objetivo de deponer el gobierno, es decir, el exito de la rebelión; que a diferencia de otros delitos de lesión o de resultado requieren la efectiva lesion del bien juridico o su destruccian para su consumacian, sin embargo, un aspecto que no puede omitirse es la circunstancia de que luego de efectuarse el "alzamiento" surge una situacian antijuridica de cierta duracian, vale decir el lapso de Ia consumación..."

En efecto, el alzamiento en armas es la formula que impone el legislador como conducta delictiva tipica, se precisa que el levantamiento violento se ejecute mediante el empleo de medios contundentes: armas. El termino "armas" nos Ileva a mencionar diferentes instrumentos como piedras, P., tijeras, revólveres, etc., pero a efectos del cumplimiento tipico de la rebelión tendr6n que ser armas que puedan generar efectos desafiantes ante las órdenes impartidas. La hostilidad propia del alzamiento debe de manifestarse con armas que alimenten mess el caracter del injusto, y no por medio de otros instrumentos ajenos a dicha idoneidad. La idoneidad de las armas responden al grado de perturbación del orden politico interno. Los alzados habrán de emplear armas que se entiendan capaces de desafiar la resistencia de las fuerzas pUblicas. El alzamiento publico debe implicar una manifestación de hostilidad abierta frente at gobierno. El alzamiento tiene que ser evidente, notorio, patente frente al público, ahora bien, el car´wcter público del alzamiento, en el sentido de M., no necesariamente deriva de "la publicidad del lugar del hecho, a saber, una olaza una calle, una estación,

64

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N°890-2010

LIMA

etc.", Ia publicidad del alzamiento se entiende cerigida a lo vista potencial de Ia población, por lo menos de algún sector de ella. Por eso, cierta doctrina ha establecido que con ello se altera la normalidad y tranquilidad ciudadana29, y así pretender también afectar al orden público.

Según sean los fines típicos que impulsa la conducta de alzamiento armado, la Nación y el Estado se presentan como los sujetos pasivos del delito.

El autor E.G.N. en su libro "Lecciones de Derecho Penal - parte especial" indica que se plantean discusiones de justificación para los actos de alzamiento armado que hayan sido provocados por actos arbitrarios de los poderes públicos. En realidad, es problemática la validez de la resistencia como actos de rebelión. Al respecto, algunos autores niegan ampararse por justificación. Por ejemplo, el autor P.P.O. en su libro "Delitos contra el Estado", Temis, Bogotá de mil novecientos ochenta y seis, considera que se configura el delito, aún cuando el acto que dio origen a la resistencia sea arbitrario, establece que existen otros mecanismos legítimos diferentes a los actos de levantamiento armado. Otros autores opinan lo contrario, como F. que entiende que el alzamiento en dichos casos es legítimo, y que el carácter legítimo de esa resistencia elimina la antijuridicidad de la conducta típica. Nuestra Constitución Política - continúa diciendo G.N. - deja en claro este problema al conferir el derecho de insurgencia al pueblo frente al gobierno autoritario y usurpador, así el artículo cuarenta y seis de dicho Carta Magna, señala que: "Nadie debe

____________

29 MLJ1JOZ CONDE; Francisco... "Derecho Penal, parte especial", Décimo Tercera edición, T. loB., Valencia, 2001, pagina 754.

65

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N°890-2010

LIMA

obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las leyes. La población civil tiene el derecho de insurgencia en defensa de orden constitucional (?)?. Además, sin excepción alguna, Ia imputación por rebelión siempre es a titulo de dolo, es decir, conocimiento y voluntad de levantarse en armas contra el gobierno legitimo o contra el orden constitucional; asimismo, el tipo penal exige la concurrencia de otros elementos subjetivos que guian el alzamiento armado, y como es lógico apreciar no es pasible alegar casos de dolo eventual. La rebelión no se caracteriza por la acción misma, colectiva y hostil sino que debe ser expresión de los fines tipicos, es por ello que se puede denominar a la rebelión como una revolución con finalidades determinadas. Asi, se precisa de un dolo especifico cuyos elementos subjetivos deben adecuarse siempre en atenciOn a los bienes juridicos que pretende tutelar y, en ese sentido, el legislador ha estimado conveniente que el agente deba de cometer el ilicito bajo cualquiera de los fines siguientes:

Uno) Variar Ia forma de gobierno: cuando el texto penal hace mención al término "gobierno", no precisa el tipo de gobierno que se ejerce a troves de los diferentes poderes del Estado, por ello su expresión entiendase Iota sensu, ingresando at supuesto de rebelión cualquier levantamiento armado dirigido contra el poder ejecutivo, legislativo a judicial. Generalmente, los rebeldes suelen dirigir su desobediencia hostil contra el Poder Ejecutivo antes que a los otros poderes, debido a que en nuestro sistema politico, el gobierno se materializa per se en el poder ejecutivo y contra el, es posible lograr los cambios politicos perseguibles, pero ello no obsta imputar los alzamientos contra los demás poderes estatales. Con este elemento subjetivo no se intenta desconocer a la persona que ocupa el cargo de gobierno sino a Ia

66

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N°890-2010

LIMA

disposición del gobierno, su estructura y configuración constitucional. En ese sentido, variar la forma de gobierno quiere decir cambiar la configuración estructural de la división tripartita del gobierno, ya sea dirigida específicamente contra la estructura orgánica de cada poder del Estado o en conjunto, es decir contra el principio de división yseparación de poderes (artículo cuarenta y tres de la Constitución Política). Hay que precisar que con la finalidad de variación se busca afectar al gobierno central y no a los gobiernos regionales y locales.

dos) Deponer al gobierno legalmente constituido: Lo que buscan los rebeldes es privar del cargo gubernamental a los individuos elegidos legalmente. A diferencia del anterior elemento subjetivo, aquí se desconoce a quien asumió la autoridad de acuerdo a las vías señaladas por la Constitución. Las acciones de levantamiento armado tiene que dirigirse contra el sujeto y no contra su cargo (Así R.M. en su libro "El Código Penal y sus antecedentes", T.V., T. editor, Buenos Aires, mil novecientos veintitrés, señala que ',...los rebeldes no tienden al cambio de sistema político constitucional, sino el de los hombres que desempeñan los puestos..."). Esta finalidad de deponer ha de ser entendida in extenso, absoluto y no temporal, es decir, se depone del gobierno al individuo para que no lo vuelva a asumir luego de cesadas las acciones. Por último, hay que establecer que los actos rebeldes se dirigen contra un gobierno constituido legalmente, es decir de acuerdo a las vías de elección y selección que señala la Constitución y las leyes. No habrá rebelión si el alzamiento armado se ejecuta contra gobiernos irregulares, usurpadores - lo que no sucede en el caso sub exámine -, pues en todo caso persistiría el ejercicio legítimo del derecho de insurgencia.

67

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

tres) Suprimir o modificar el regimen constitucional: Se presentan dos supuestos, i) el querer derogar o suspender el orden constitucional, es decir, a Ia Constitución Politica misma; o ii) Ia variation o cambio del orden constitucional por otro. Estos supuestos constituyen fines que tienden a formas graves, pues de darse su concretion, los actos que al comienzo eran perseguibles penalmente perderian todo tipo de contenido penal, pues con el fin de suprimir el regimen constitucional los rebeldes lo que buscan es dejar at Estado peruano sin una normatividad fundamental, en efecto, mediante el fin de modificar el regimen constitucional. En la practica solo puede darse Ia pretensión de querer modificarla antes que suprimirla.

El agente que se alza en armas puede hacerlo orientando por cualquiera de los tres elementos subjetivos tipicos, debiendose rescatar lo consignado en el articulo cuarenta y cinco de la Constitución Política del Estado en cuanto seriala que "El poder del Estado emana del pueblo. Quienes lo ejercen lo hacen con las limitaciones y responsabilidades que Ia Constitución y las leyes establecen. Ninguna persona, organización, Fuerza Armada, Policia Nacional o sector de Ia población puede arrogarse el ejercicio de ese poder. Hacerlo constituye rebelión o sedición".

En tal sentido, para Ia consumación formal de Ia rebelión solo se requiere que un grupo de individuos se alcen en armas guiados por cualquiera de los fines tipicos precedentemente expuestos

V.D. del delito de rebelión respecto al de sedición.- Un problema que se debe tomar en consideración es Ia distinción entre el delito de sedición

68

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

con el delito de rebelión. El texto penal del articulo trescientos cuarenta y siete expresa un factor distintivo, lo que permite concluir que en la sedición los agentes delictivos se alzan sin desconocer al gobierno legalmente constituido; en la rebelión, no. Los fines delictivos de la rebelión responden a una naturaleza contraria a una aceptación a la autoridad legal, por el contrario, en la sedición los fines típicos se configuran en base a no desconocer a la autoridad legal, así en el criterio de LÓPEZ LOARTE / BERROCAL VERGARA "...la rebelión va dirigida contra (...) el gobierno central, mientras que la sedición va dirigida contra cualquier autoridad ya sea municipal o regional... "3O Es por ello que se ha denominado en la doctrina a la sedición como una "rebelión en pequeño" en el sentido de la menor entidad de los fines ilícitos perseguidos, como además se le ha estimado como un factor negativo y subsidiario respecto al tipo penal de rebelión. Sobre ello, CUELLO CALÓN establece que en "la rebelión el alzamiento va dirigido directamente contra los poderes del Estado, es un alzamiento hostil al gobierno, mientras que en la sedición el alzamiento no es de hostilidad directa contra el gobierno, sino más bien contra ciertas autoridades o clases sociales, o tiende a privar a éste o a las corporaciones públicas o a ciertas clases de personas de sus bienes o a destruirlos". Por su parte, MUÑOZ CONDE señala que "en cierto modo la sedición es una rebelión en pequeño, pero desprovista del contenido político de este delito y, por tanto, mucho menos grave o, por lo menos, inquietante para el Poder constituido y para las Instituciones políticas fundamentales del Estado". Asimismo, afirma LABATUT GLENA que "difieren en la amplitud de sus finalidades: en la rebelión el alzamiento va dirigido contra los poderes del Estado; la sedición, en cambio, no desconoce al Gobierno legalmente

30 LÓPEZ LOARTE, L.L. /B.V.A.N...." Delitos contra el orden constitucional y los poderes del Estado, Librería y Ediciones Jurídicas, Lima dos mil; seis, página 47.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

constituido y persigue objetivos menos trascendentes, lo que se traduce en una menor penalidad"31.

El delito de sedición se encuentra tipificado en el articulo trescientos cuarenta y siete del Código Penal que sefiala: "El que, sin desconocer al gobierno lega/mente constituido, se alza en armas para impedir que la autoridad ejerza libremente sus funciones o para evitar el cumplimiento de las leyes o resoluciones o impedir las elecciones generales, parlamentarias, regionales o locales sera reprimido con pena privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de diez años". Como objeto juridico de protección se afirma al orden constitucional y Ia estructura funcional de los órganos del Estado, pero a diferencia de Ia rebelión Ia afectación (peligro) se hallaria en menor intensidad. Asi BRAMONT ARIAS/BRAMONT-ARIAS TORRES definen a Ia sedición como aquellos actos cuyos ataques son "de menos gravedad que no afectan sustancia/mente el regimen establecido, si bien entranan desconocirniento de resoluciones que deben ser obedecidas, o impedimenta para la actuación oficial en defensa de las garantias sociales". Asi, se tiene tambien que el tratadista argentino E.A.D. en su libro "Derecho Penal - Parte Especial" Tomo II - C, senala que en el delito de rebelión "...el ataque es contra las personas que desemperian los poderes pUblicos, en concreto las personas fisicas: El Presidente de la nación, como representante del Poder Ejecutivo..."; agregando que en el delito de sedición "...el bien juridico contemplado es el orden institucional provincial, tanto en las relaciones entre las provincias como en el interno de cada una de ellas. Pero si este alzamiento va más alla de las provincias y afecta a Ia Nación se estarb frente al delito de rebelión...".

________________

31 LABATUT GLENA, G...."Derecho Penal, Tomo II Parte Especial, s~tima ediciOn, Editorial Juridica de Chile, Santiago 1983, p6gina 16.

70

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

Que, finalmente, contrario a los tipos penales materia de comentario - rebelión y sedición -, la insurgencia es un derecho ciudadano reconocido por las mayorías de las Constituciones democráticas del mundo, en el caso peruano, está reconocido en el artículo cuarenta y seis de nuestra Carta Magna que señala: "...Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las leyes. La población civil tiene el derecho de insurgencia en defensa al orden constitucional..."; que, en dicho orden de ideas, se debe indicar que en el presente caso la actuación delictiva materia de proceso, imputada a los encausados - L.L., P.A. y A.H.T. - por el delito de rebelión, encuadra perfectamente en el mencionado tipo penal, toda vez que, el accionar de éstos se encontraba dirigido a desconocer y solicitar la renuncia del entonces Presidente de la República - A.T.M. -, a través del alzamiento en armas, lo que representaba una afectación al gobierno central de turno, no pudiéndose considerar a ello - a la luz de los acontecimientos producidos como consecuencia de tal acto - como un acto de sedición, toda vez que los hechos acaecidos en la ciudad de Andahuaylas los primeros días del mes de enero de dos mil cinco, no tenían como finalidad únicamente impedir que la autoridad ejerza libremente sus funciones o que se evite el cumplimiento de determinada ley o resolución, ni buscaba el impedimento de la realización de algún proceso electoral - presupuestos de la sedición -, sino que lo que se pretendía era deponer al gobernante elegido democráticamente por el pueblo, lo que evidentemente, importaba una afectación sustancial al gobierno central, esto es los actos delictivos se dirigieron contra un gobierno constituido legalmente y no contra un gobierno irregular o usurpador - en el que en todo caso persistiría el ejercicio legítimo del derecho de insurgencia, lo que no sucede en el presente caso,

71

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

según lo expuesto,ademas en los srguientes considerandos de la presente resolución -.

Posición asumida respecto al delito de rebelicin como delito politico y surelación con los otros delitos materia de investigación.

Décimo

Sexto

Que, en virtud a lo expuesto precedentemente, Ia doctrina considera al delito de rebelión como un delito de resultado cortado que se consuma con el solo alzamiento en armas, no necesitandose Para su configuración el que se logre Ia finalidad de Ia acción, pues en el caso que se llegue a materializar una nueva forma de gobiemo - en el entendido que dicha cuestionable conducta cumpla su objetivo - aquella no podria ser considerada como delito; siendo este tipo penal - rebelión - uno eminentemente politico, loda vez que con el accionar tipico de los rebeldes no solo se atenta contra Ia organización politica o constitucional del Estado, sino que, adernas, ello tiene como sustento de su realización: un móvil o fin erninentemente politico; en tal sentido, nos adherimos a Ia teoria mixta restrictiva, que considera a este tipo de delitos como "puros", excluyendo de tal torma de Ia figura de delitos politico a aquellas conductas punibles que vulnerando el bien juridico "Estado", sin embargo, no tienen un fin politico (como seria el asesinato de un Jefe de Estado por una venganza personal) o que teniendo un fin politico no vulnera ni atenta contra Ia organización politica o constitucional de Estado - bien juridico - (como podria ser el cometer un delito de secuestro durante una rebelión), reduciéndose estos CrItimos a meros "delitos comunes"; admitie,ndose, por tanto que entre un

71

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

delito "político" y uno "común" puedan darse las formas concursales que prevé la ley (concurso ideal ó real). En igual sentido se pronuncia el Código Penal español en su artículo cuatrocientos ochenta y cinco, que textualmente señala: "...Los delitos particulares cometidos en una rebelión o con motivo de ella serán castigados, respectivamente, según las disposiciones de este Código..."; asimismo, el Código Penal argentino en su artículo doscientos treinta y seis señala "...Cuando al ejecutar los delitos previstos en este Título, el culpable cometiere algún otro, se observarán las reglas establecidas para el concurso de hechos punibles..."

Que, al respecto, cabe indicar que nuestro Código Penal en el Capitulo II - Disposiciones Comunes -, artículo trescientos cincuenta y uno, establece una aplicación tácita de la figura de la excusa absolutoria en el caso que se haya realizado un levantamiento en armas y antes de causar otro mal que la perturbación momentánea del orden realizada como consecuencia de la rebelión, los rebeldes se someten a la autoridad legítima; en efecto, dicho dispositivo legal deja establecido la no sanción de la acción rebelde, "en el supuesto que los partícipes de dicho acto se sometan a la autoridad o se disuelven sin ocasionar otro tipo de perjuicio que el ya mencionado, contrario sensu, de cometerse otro acto ilícito independiente al delito de rebelión - que importa un ineludible perjuicio - no podría aplicarse la exención de pena a que se contrae dicho dispositivo legal que establece, taxativamente "...Los rebeldes, sediciosos o amotinados que se someten a la autoridad legítima o se disuelven antes de que ésta les haga intimaciones, o lo hacen a consecuencia de ellas, sin haber causado otro mal que la perturbación momentánea del orden, están exentos e perra...".

73

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

Que, finalmente, resulta pertinente citar Ia Ejecutoria Suprema recaida en el Recurso de Nulidad (Asuntos varios) número trece ? dos mil cuatro - Caso B.D. y otros -, en el que esta Suprema instancia ya ha emitido pronunciamiento en cuanto al concurso real existente entre los delitos de rebeliOn y secuestro, en efecto, en dicha resolución se declaró, entre otros extremos, NO HABER NULIDAD en la sentencia materia de grado - expedida por Ia Sala Penal Especial - que conden6 a J.A.B.D., por el delito contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional rebelión en agravio del Estado; y, del delito Contra Ia Libertad - secuestro en agravio de J.A.A.D.C.G., A.H.S.I., C.A.B.B.) y L.A.N.C., decision que ha adquirido calidad de cosa juzgada y que vincula el presente pronunciamiento.

Décimo setimo: Que, asi tenemos que, en el presente caso, la acción realizada por A.H.T. y sus seguidores al tomar Ia Comisaria Sectorial de Andahuaylas premunidos con arma de fuego en la madrugada del dia uno de enero de dos mil cinco consumó el delito de rebelión, ello pues con dicha acción se atentó contra Ia organización politica o constitucional del Estado y, ademas, perseguia una finalidad politica, esto es, Ia renuncia del senor doctor A.T.M. al cargo de Presidente Constitucional de Ia Repúbllica, en tanto, que los delitos que se suscitaron posteriormente incidieron en afectar directamente bienes juridicos no estatales - como es la visa en el caso del homicidio calificado, la libertad personal en ei delito de secuestro, Ia Propiedad en el delito de (daños, etc. -, en dicho orden de ideas, estos últimos resultan ser delitos independientes al delito de rebelión, por tanto, no cabe la figura de la subsunción, debiéndose considerar que entre

74

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

ellos y el delito de rebelión existe más bien un concurso real de delitos - tal como así ya se ha resuelto en las cuatro Ejecuforias Supremas que guardan estrecha relación con el evento materia de análisis que han sido mencionadas en el noveno considerando del presente pronunciamiento, las mismas que han adquirido calidad de cosa juzgada-.

En cuanto a la responsabilidad penal de los encausados H.T.,

P.L. y L.L. en el delito de rebelión por el que

han sido posibles de condena

Décimo octavo: Que, respecto a los agravios expuestos por los sentenciados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. en sus respectivos recursos de nulidad, se debe señalar que la responsabilidad penal de éstos por el delito de rebelión, en agravio del Estado - previsto en el artículo trescientos cuarenta y seis del Código Penal - ha quedado debidamente acreditada, toda vez que, existen pruebas de cargo suficientes que desvirtúan el principio de presunción de inocencia previsto en el parágrafo "e", inciso veinticuatro, del artículo dos de la Constitución Política del Estado; así se tiene que: en el caso de los dos primeros - H.T. y P.A., - éstos no han desconocido haber formado parte de la acción perpetrada el día uno de enero de dos mil cinco, en horas de la madrugada, la misma que tuvo como objetivo la toma de la Comisaría de Andahuaylas - acto violentista que dejó como secuela posterior la muerte de Cuatro efectivos policiales -, sino mas bien han centrado su tesis de defensa en que dicho acto se encontraba debidamente justificado, pues

75

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

actuaron en ejercicio del derecho a Ia insurgencia, previsto en el articulo cuarentd y seis de la ConstituciOn Politica del Estado32 sosteniendo ello en una aparente ilegitimidad del entonces Presidente de Ia República, A.T.M.; al respecto debe indicarse que tal argumento de defensa carece de consistencia, toda vez que, la legalidad del ejercicio del cargo de Presidente Constitucional de la RepUblica que ostentaba T.M. nunca estuvo en discusi6n, mas aCin si se advierte que este asumi6 el poder luego de un proceso electoral democratic° (dos mil uno) en el que parficiparon legitimamente las fuerzas politicos mas representativas del pais, Ia misma que fue legalmente convocada por su predecesor V.P.C., en el que luego del escrutinio de los votos se le proclam6 como maxima autoridad del Estado Peruano, cargo que ejerci6 desde el veintiocho de Julio de dos mil uno al veintiocho de julio de dos mil seis, en el que entregó dicha investidura al senor A. .G.P. - para el periodo dos mil seis - dos mil once -, luego de haberse convocado tambien a un proceso electoral, maxima expresiOn de un Estado Democratic° de Derecho, en tal sentido, no resulta cierto el argument° planteado por la defensa de los encausados H.T. y P.A., pues de lo anotado precedentemente se puede colegir que no se enccntraban frente a un gobernante ilegitimo, ya sea de origen o de ejercicio ? los primeros asumen el poder de manera casi siempre violenta y desordenada, por un acto de fuerza, desconociendo Ia legalidad preexistente, por lo que es imposible su encausamiento democr6tico, en tanio que los segundos acceden al poder e inicialmente se adhieren y conviven con la legalidad preexistente, pasta que

_______________

32 "Nadie debe obediencia a un gobiemo usurpodor, ni a quienes csumen funciones públicas violoción de la Constitución y de las leyes. La poblacidn civil tiene el derecho de insurgencia n defensa del orden constitutional (...). Constitucian Politica del Estado de 1993 - articulo 46°.

76

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

paulatinamente imponen su propia normativa colisionando con el estado de cosas que caracterizan a un democrático -, por tanto, mal introducen dicho argumento como justificación de su violenta y reprobable actitud, además, si bien en tal coyuntura había una denuncia e investigación por una presunta adulteración de los planillones electorales de la agrupación política con la participó A.T.M. - "Perú Posible" -, sin embargo, la realización de una investigación al respecto, en modó alguno deslegitimaba el ejercicio del cargo de Presidente Constitucional de la República que ostentaba, "es más ni siquiera se puede establecer que ello representaba un cuestionamiento a la legitimidad misma del ejercicio del poder conferido democráticamente a T.M., sino eran discusiones sobre aspectos que preexistieron al proceso electoral; que, también resulta relevante indicar que no obstante la coyuntura explicada, el encausado A.I.H.T. al declarar en su instructiva de fojas dieciocho mil doscientos cincuenta y tres ha refirió lo siguiente: "...yo considero que los (...) cargos que se me imputan son deleznables y propios de una acusación difamatoria por parte de. un Estado ilegítimo e ilegal, yo asumo con orgullo la responsabilidad por haber liderado una insurgencia política y popular contra una tiranía...", para posteriormente establecer contradictoriamente que la toma de la Comisaría de Andahuaylas se habría dado de manera circunstancial, así señaló que "...caminando cuatro cuadras y antes cle pasar por el Cuartel Los Chancas, recibí una llamada a mi celular de una persona anónima que dijo trabajar en el Pentagonito donde me dice M. tenga cuidado, hay orden de disparar contra usted y contra su gente (...) me dijo que había un radiograma que lo había leído y había salido ccn destino a los cuarteles de Andahuaylas (...)Que llegué a la Comisaría de ,Andahuaylas a las cinco de la mañana, vi tres, patrulleros que estaban estacionados en la parte lateral de la Comisaría (...) los policías estaban todos durmiendo y borrachos, ninguno despierto, avancé y llegando a la puerta

77

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

principal a pedir garantias para mi y mis reservistas, en Ia puerta no habia nadie, la puerta estaba abierta, ingrese caminando cuatro pasos a/ interior a lo mono izquierda veo un guardia que estaba cabeceando, al fondo veo cajas de cerveza parecia una cantina, todos los reservistas ingresaron detras de mi, yo habia recibido una amenaza y los que se suponen debian resguardar al ciudadano, estaban en total abandono, me indignó lo que vi (...) que en ese momento dispuse que toda mi gente ingrese a Ia Comandancia policial, yo les dije nos protegemos en la Comisaria y todos se meten adentro, entonces ello sucedió en defensa propia de un posible ataque del Ejército...", que de lo expuesto se puede advertir entonces, que por un lado como estrategia de defensa los precitados encausados refieren haber actuado en virtud al derecho de insurgencia que Ia ConstituciOn Politica les facultaba, sin embargo, por otro lado, A.I.H.T. indica que tomaron la Comisaria para protegerse de una supuesta amenaza contra su vida y Ia de sus acompanantes -lo que en modo alguno se encuentra acreditado-, hecho que a Ia Iuz de los eventos suscitados el dia uno de enero y siguientes de dos mil cinco -que generó no solo la privación de la libertad de diversos agentes policiales, sino la muerte de cuatro de ellos- conlleva a Ia razonable conclusion que el accionar de los encausados si tuvo una connotación delictiva; pues irrumpieron de manera violenta en Ia Comisaria Sectorial de Andahuaylas con Ia finalidad de alterar el orden constitucional del pals, siendo que su pretendido animo insurgente carece de fundamento, pues en modo alguno existió un gobierno ilegitimo o usurpador, debiendo tenerse lo expuesto en sus respectivos recursos de r'ulidad coma meros argumentos de defensa tendentes a desvirtuar la responsabilidad penal que les atone en este extremo - delito de rebelión- más aún si se advierte que a fojas cuatrocientos setenta y nueve obra la manifestación policial brindada por el Sub Oficial de Tercera de la Policia Nacional del Perú, J.F.B.C.,

78

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

quien al momenta de la incursion de los etnocaceristas se encontraba custodiando la puerta de ingreso a la Comisaría Sectorial de Andahuaylas, el mismo que señaló que A.H.-contradiciendo lo expuesto por A.H.T. -' lo siguiente: "...Que se encontraba haciendo su servicio de seguridad en la puerta de la Comisaría con su arma de reglamento (pistola) y un fusil AKM, (...) que siendo las tres horas con treinta minutos o cuatro horas, aproximadamente, del uno de enero de dos mil cinco observó una patrullo que se acercaba al frontis de la Comisaría, con un aproximado de quince a veinte personas vestidos con uniforme del Ejército Peruano (camuflado) y portando armas de fuego FAL, acto seguido esta patrullo hace su parada frente a la Comisaría, luego de lo cual se le acercan dos miembros de dicho grupo - siendo uno de ellos A.H.T. -, los cuales portaban pistolas en el cinto, pudiendo ver que uno de ellos tenía en su gorro un distintivo de cuatro galones, quien se le acercó y lo saludo cortésmente por el año festivo, diciéndole lo siguiente 'Técnico buenos días, así es nuestro trabajo ya habrá momento para festejar, le deseo un feliz año nuevo', le estrechó la mano y se retiró a un costado, para que luego la otra persona que tenía en su gorro un distintivo de tres galones se le acercó estrechándole, la mano fuertemente, diciéndole feliz año, sin soltarle la mano, produciéndose un forcejeo entre ambos, pudiendo zafarse y coger su fusil para amedrentarlo, pero lo rodearon y lo redujeron, para lo cual le pusieron una pistola a la altura del cuello y un cuchillo en otro lado, y como puso resistencia lo arrojaron al suelo y lo golpearon hasta que perdió el conocimiento (...) que cuando recobró el conocimiento se percató que ya no tenía su pistola y el fusil, y al ingresar al patio observó que entre cien a ciento cincuenta personas se encontraban en dicho lugar, así como en los ambientes del primer y segundo piso, percatándose que todas las puertas de las oficinas se encontraba rotas y con signos de violencia, acto seguido lo volvieron a amenazar con un revólver y un cuchillo, golpeándosele en diferentes partes del cuerpo y se le dijo 'tu eres pendejo donde hay mas armamento habla que te vamos a matar (...)que A.H.T. fue quien en primera instancia se le acercó y quien daba las órdenes a su gente para la toma de la Comisaría..."; que, en tal virtud,

79

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

esta declaración no solo da cuenta de la forma y circunstancia en que se produjeron los hechos ocurridos en la toma de la Comisaría, sino que además, encuentra corroboración con las versiones prestadas por los efectivos policiales que se encontraban dentro de dicho establecimiento policial, cuando sucedi6 la incursion de los "Etnocaceristas", asi se tiene Ia declaración de los efectivos policiales, Teniente PNP L.C.F.P., Sub Oficial de Primera PNP A.G.L., Sub Oficial de Tercera PNP J.C.L., Sub Oficial de Tercera PNP Ciro Uberlando Rojas Porroa, Sub Oficial PNP M.J.M.D. y el Sub Oficial de Segunda PNP, P.P.L., que obran a fojas cuatrocientos ocho, cuatrocientos quince, cuatrocientos veintiocho, cuatrocientos sesenta y cuatro, iojas quinientos uno, quinientos siete y quinientos diez, respectivamente; por tanto, es de concluirse que en este extremo los agravios expuestos devienen en inatendibles; que, en cuanto al encausado D.J.L.L., su responsabilidad penal tambien ha quedado acreditada, pues en autos se advierte un conjunto de pruebas que desvanecen el principio de presunción de inocencia de la que por mandato constitucional goza toda persona imputada por Ia comisión de un delito, asi se tiene que a fojas tres mil treinta obra el Parte policial número cero cero tres - DIRCOTE - DIVER - DEPITACTP, en el que se consignó que al ser intervenido A.F.R.G. se le, encontr6 en su poder una pistola nueve milimetros, marca P.B. abastecida con catorce cartuchos y al ser interrogado este senaló que el arma de fuego incautada a su persona. durante el regisJto domiciliario, le fue entregada por el sujeto conocido coma "Julio Ludefña" el do tres de enero de dos mil cinco, en el interior de un restaurante, que dicho sujeto - L.L. - al momento de entregarle el arma incautada, tambien mostró otras dos pistolas que tenia en su poder, entre ellas una plateada, con sus respectivas cacerinas, que igualmente el

80

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

dia dos de enero de dros mil cinco al promediar los seis horos con treinta minutos aproximadamente, observó que L.L. se encontraba al borde del río, al costado del Puente Colonial vestido :.con uniforme policial portando un fusil y alrededor de un cuerpo de un efectivo policial al parecer sin vida, asimismo, el mencionado R.G. al prestar su manifestación policial a fojas cuatro mil seiscientos sesenta y dos, en presencia del Fiscal Provincial, indicó "...el domingo dos de enero de dos mil cinco, a las cuatro horas de la mañana me levante para salir y observar, percatándome que disparaban unos uniformados y a las seis horas con veinte minutos me dirigí hacia el puente Colonial, observando a gran cantidad de curiosos que miraban hacia dicho lugar y al río donde había una persona que estaba uniformada, tirada al costado del río, al parecer sin vida, ahí observé a un ex trabajador de mi pensión de nombre J.L., quien se encontraba uniformado de policía portandp un fusil y levantó de la cabeza a la persona que estaba tendida al costado del río, seguidamente a la altura del Puente Colonial se acercó el señor H. vociferando que 'hemos recuperado el Puente'..."; asimismo, obra la copia certificada del acta de reconocimiento de fojas cinco mil quinientos veintiocho, llevada a cabo en presencia del representante del Ministerio Público, en la que el propio D.J.L.L. se identificó plenamente al ver una serie de fotografías - que obran a partir de fojas cinco mil quinientos treinta y uno -, como uno de los sujetos que participó en los hechos violentos suscitados los primeros días del mes de enero de dos mil cinco; además, obra en autos la manifestación policial de L.L. de fojas cinco mil quinientos nueve, en la que éste señaló que "...ha prestado servicio militar en la provincia de Andahuaytas en el año dós mil uno (...) en el Batallón de Ingeniería y desertó el quince de noviembre del mismo año, en los años dos mil dos y dos mil tres me dedique a trabajar corno cocinero en el Cusco -Quillabamba, para luego en el año dos mil cuatro en el mes de noviembre vuelvo a prestar servicio en el Batallón de Infantería Motorizado número sesenta y tres de la Provincia de

81

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

Andahuaylas, hasta que sucedieron los hechos del treinta y uno de diciembre de dos

mil cuatro en que fue tomada la Comisaría de Andahuaylas por los humalistas, teniendo conocimiento y Manejo del use del FAL...", agregando lo siguiente "...no pertenezco a dicho movimiento, pero recien el uno de enero de dos mil cinco, preste, el apoyo en forma voluntaria a dicho movimiento nacionalista peruano (etnocacerista) y fue convocado por Los reservistas de H., para que los apoye..."; que si bien ello es parcialmente negado at declarar a nivel del acto oral, sin embargo, resulta evidente que este sujeto tiene responsabilidad en el delito de rebelión, pues si bien ha alegado no haber participado en el momento mismo de la toma de Ia Comisaria de Andahuaylas, sin embargo, tuvo plena participaciOn en los hechos posteriores, como fue el cuidado de la citada Camisaria - desde la tarde del dia uno de enero de dos mil cinco,- y, sobre todo, su presencia en los hechos de muerte suscitados en el Puente Colonial at amanecer del dia dos de enero de dos mil cinco; adernás, de las fobs obrantes en autos - señaladas anteladamente -, se advierte que L.L. tuvo presencia constante y activa en el decurso de los hechos, por lo que su participaciOn coadyuv6 a perpetrar el ilicito materia de analisis, deviniendo en inatendibles los agravios expuestos at respecto en su recurso de nulidad, por tanto, su responsabilidad penal en este extremo acreditada en la recurrida debe mantenerse; en dicho orden de ideas, se debe concluir que los agravios expuestos por las defensas tecnicas de los encausados, referidos a que sus patrocinados ejercieron su derecho a Ia insurgencia contra un gobierno que asumió el poder violando Ia Constitución Politica del Estado - y que por ello sus conductas no estan configuradas en el delito de rebelión, ya que no se cumplen con los presupuestos legales - resuttan ser meros mecanismos de defensa, pues el delito de rebelión se manifiesta en Ia acción de lanzarse violenta y públicamente, resistiendo y desobedeciendo al gobierno Iegalmente constituido -alzamientos de armas, con una actitud amenazadora de

82

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

que se valen los rebeldes para lograr su objetivo- conforme a los parámetros establecidos en la N. fundamental, siendo los bienes jurídicos protegidos los Poderes del Estado y el Orden Constitucional; siendo ello así, la rebelión es la acción dirigida a deponer y sustituir al legítimo gobierno, atentando contra el Orden Constitucional cónstituido; por tanto, establecida la precisión anotada en la presente resolución, los argumentos de las defensas técnicas antes mencionadas deben ser desestimados.

En cuanto a la responsabilidad Penal del encausado A.I.T. por el delito de asociación ilícita para delinquir.

Décimo noveno: Que, en cuanto al extremo de la sentencia recurrida que absuelve al encausado A.I.H.T. de la acusación fiscal por el delito contra la Tranquilidad Pública - asociación ilícita para delinquir-, que ha sido cuestionado tanto por la F. Superior y la Procuraduría Pública del Ministerio del Interior, debe indicarse que el fundamento de dicha decisión judicial se encuentra en el punto II- B de la aludida resolución judicial a fojas treinta y cuatro mil setecientos setenta y siete y treinta y cuatro mil setecientos setenta y ocho; sin perjuicio de ello, este Supremo Tribunal precisa que el delito contra la Tranquilidad Pública - asociación ilícita para delinquir se encuentra previsto en el artículo trescientos diecisiete del. Código Penal, que

sanciona a "El que forma parte de una organización de dos o más personas de9tinada a cometer delitos (...)"; indicándose que se trata de un delito autónomo, de convergencia, de peligro abstracto y de carácter permanente, que se consuma con la mera pertenencia a una asociación ilicita - actitud que se deriva de sus propios fines - de dos o mas personas - cuyo

83

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

objeto es cometer delitos-, lo que implica un peligro para el bien juridico protegido "Tranquilidad PUblica" encaminada a preservar el orden social establecido y aceptado, por Ia cornunidad, relevándose que Ia asociación es autónoma e independiente del delito o delitos que a traves de ella se cometan, configur6ndose con la solo conformación de Ia asociaci6n con fines delictivos (delito de peligro abstracto); habiendose establecido como precedente vinculante respecto al referido tipo penal, en el Acuerdo Plenario n~rnero cuatro - dos mil seis/CJ - ciento dieciseis de fecha trece de octubre de dos mil seis emitido por las Sala Penal Permanente y Transitorias de Ia Corte

Suprema de Justicia de Ia República, que ".. el indicado tipo legal sanciona el

solo hecho de formar parte de la agrupacian - a través de sus notas esenciales, que le otorgan una sustantividad propia, de (a) relativa organización, (b) permanencia o estabilidad y (c) número minimo de personas - sin que se materialice sus planes delictivos. En tal virtud , el delito de asociación ilicita para delinquir se consuma desde que se busca una finalidad ya inicialmente delictiva, no cuando en el desenvolvimiento societario se cometen determinadas infracciones; ni siquiera se requiere que se haya iniciado la fase ejecutiva del mismo"; siendo esto asi, debe indicarse que en el presente caso no se presentan los elementos objetivos del tipo penal en analisis, por cuando, los encausados comprendidos en los hechos investigados actuaron en función a su militancia o simpatia al Movimiento Nacionalista Peruano, que hasta antes de sucedidos los hechos investigados estaba constituido por personas que se reunian libre y pacificamente a efectos de discutir y propalar ideas politicas en contra del Gobierno de turno, conforme a sus derechos constitucionales de libertad de expresión y reunion, previstos en los incisos cuatro y doce del articulo dos de la Constitución Política del Estado; sin embargo, los referidos hechos ilícitos investigados habrían derivado de un último acuerdo explícito o

84

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

tácito de dicha agrupación -conforme a sus ideas políticas- a efectos de alzarse en armas con la intención de deponer al gobierno legalmente constituido, conducta ilícita que se encuadra en el artículo trescientos cuarenta y seis del Código Penal (delito de rebelión) por el cual han sido materia de sanción penal, esto es, no existe prueba objetiva que permita aseverar que el Movimiento Nacionalista Peruano fue creado explícitamente con una finalidad delictiva concreta; por tanto, dicho extremo de la sentencia recurrida se encuentra conforme a lo establecido en el artículo doscientos ochenta y cuatro del Código de Procedimientos Penales (conforme a lo opinado en el dictamen del Fiscal Supremo en lo Penal).

Responsabilidad penal del encausado A.I.H.T. en eldelito de homicidio calificado

Vigésimo: Que, al respecto debe indicarse, que se encuentra acreditado en autos que el encausado A. ,igor H.T. fue quien en todo momento estuvo al mando del alzamiento en armas de los encausados comprendidos en la presente investigación realizada en horas de la madrugada del uno de enero de dos mil cinco (torna de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas) que tuvo por objeto deponer al gobierno legalmente constituido (delito de rebelión); del mismo modo se encuentra acreditado en autos, que con el propósito de alcanzar el fin del referido delito político, dio disposiciones a los reservistas y acordó con éstos, entre otros, de privar de su liberiad personal a lo; efectivos policiales o militares que resultaron como agraviados en el presente proceso penal, asi como de efectuar disparos contra las fuerzas del orden, con lo cual, respecto de esto

85

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

necesariamente se represent6 Ia realización por parte de los "reservistas" o de el mismo, de la lesión del bien juridico vida humana de los efectivos policiales como posible, lo que aceptó y se conformó con ello, continuando con su accionar, lo cual constituye en la doctrina el Ilamado dolo eventual (elemento sujetivo del tipo); tan es asi, que luego de sucedidos los hechos de muerte investigados en el Puente Colonial en horas de Ia madrugada del dos de enero de dos mil cinco, el encausado A.I.H.T. justificó Ia conducta de los "reservistas" que les dispararon a los efectivos policiales agraviados que resultaron muertos, continuando con su accionar delictivo hasla el tres de enero de dos mil cinco en que fue detenido por las autoridades policiales eh los ambientes del Municiplo de Ia ciudad de Andohuaylas; debiendo agregarse al respecto, que "En el dolo eventual no es necesaria Ia intención o el propósito deliberado de lesionar el bien juridico (dolo directo de primer grado). El sujeto no quiere cometer el delito, pues de otro modo habrel obrado con intención. Tampoco se cuenta con un conocimiento seguro de que Ia lesión se producirá de manera irremediable (dolo directo de segundo grado), sino mas bien existe un conocimiento de Ia capacidad o aptitud lesiva de Ia conducta respecto al bien juridico....Se habla de una decisión por Ia posible lesión del bien juridico" (J.L.C.A., Derecho Penal - Parte Especial I, E.J.G., Lima, alias dos mil ocho, pagina doscientos dieciocho).

Por tanto, si bien en el presente caso no se encuentra acreditada la intervención del encausado A.I.H. lasso como ejecutor directo die frx disparos en el Puente Colonial que ocasionaron Ia muerte del Capitan PNP C.A.C.P., Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.R.F. y Sub Oficial

86

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

Técnico de T.A.C.C.; también lo es, que el delito de homicidio de los referidos efectivos policiales le resulta imputable a titulo de coautoría, previsto en el artículo veintitrés del Código Penal, que señala que son coautores quienes cometan conjuntamente el hecho punible; indicando, la doctrina respecto a la coautoría que "Es la realización conjunta de un delito por varias personas que colaboran consciente y voluntariamente, por lo que se señala que el dominio del hecho es común a varias personas, interviniendo cada una de ellas de forma relevante, asumiendo por igual la responsabilidad de la realización del hecho delictivo (...) Se requiere un reparto de funciones (principio de reparto funcional de roles) entre los que intervienen en la realización del delito (dominio funcional del hecho), dándose casos en que algunos coautores no están presentes al momento de la ejecución, hecho que no los descalifica como autores (...) Desde el plano, subjetivo, la coautoría implica una comunidad de intencionalidad y, desde el plano objetivo, supone una distribución de roles en el momento de la comisión del delito (...) precisándose como sus elementos: a) El acuerdo común: Implica una decisión y un planeamiento en conjunto; en los que previamente al hecho, cada interviniente se compromete a asumir determinada tarea o a desarrollar una parte del hecho delictivo, asumiendo por ello la responsabilidad del acuerdo común. Este elemento subjetivo, caracterizado por el previo acuerdo, hace que la coautoría esté presente únicamente en los delitos dolosos de comisión, no siendo posible su presencia en los delitos culposos (...) por eso que es la decisión mancomunada la que determina la conexión de las partes del hecho ejecutada por cada uno de los intervinientes, y la que permite imputar a la persona respectiva la parte de las otras. Además, la presencia del acuerdo previo sobre el alcance de la ejecución de la conducta típica tiene como consecuencia atribuir a cada coautor la responsabilidad solo por el hecho acordado, de tal manera que los excesos o conductas delictivas ejecutadas al margen del plan programado solo pueden afectar y hacer responsable a quien los haya realizado; y, b) La realización común del hecho: (...) implica el co-dominio del hecho en el que cada uno de los intervinientes realiza un aporte objetivo al hecho, es decir un aporte esencial o imprescindible según las circunstácias para llevar adelante el plan acordado. El co-dominio del hecho ha sido, por ello, caracterizado por Roxin

87

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

como un dominio funcional del hecho en el sentido de que cada uno de los coautores tiene en su manos el dominio del hecho mediante Ia parte que le corresponde enl/a division del trabajo" (Manual de Casos Penales - La Teoria General del delito y su irnportancia practica en el marco de Ia reforma procesal penal, M.P.R.H., A.F.U.Z., L.M.G.C. y H.S., CooperaciOn Alemana al Desarrollo GTZ, Lima, dos mil siete, p~ginas ciento treinta y siete, ciento treinta y ocho y ciento treinta y nueve); asi coma. que "La coautoria tiene lugar cuando varias personas cometen un ,delito en cormin (...) Se trata de una division del trabajo en Ia realización del delito que lo posibilita o que reduce el riesgo de su evitación. El fundamento de esta forma de autoria se ha intentado explicar (...) con /a teoria del dominio del hecho, afirmado la exisrencia de on dominio funcional. Se dice concretamente que esta forma de dominio tiene lugar cuando los intervinientes toman Ia decision común de realizar el delito y coda uno realiza un aporte esencial en el estadio de ejecución. Si se dan estas dos condiciones, cada uno de los intervinientes habrá tenido en sus manos el destino del hecho total, por lo que podrá afirmarse una situación de coautoria"; (P.G.C., Lecciones de Derecho Penal - Parte General, E. y L.J.G., Lima, dos mil ocho, pagina quinientos setenta y cuatro).

En dicho orden de ideas, es pertinente senalar que el encausado A.I.H.T. tuvo Ia dirección integral de los sucesos acaecidos en Ia ciudad de Andahuaylas en los primeros dias del mes de enero de dos mil cinco y se valió de su condici6n de liderazgo para acordar con los "reservistas" las acciones ilicitas investigadas que trajeron coma consecuencia, entre otros, Ia muerte de cuatro efectivos policiales.

"Que, sin embargo, en concordancia a lo anotado precedentemente, esto

88

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

es, que la conducta de homicidio imputada al encausado A.I.H.T. le es imputable a título de coautor y teniendo como elemento subjetivo de su accionar ilícito en este caso, el dolo eventual; debe indicarse que sólo le resultaría imputable la conducta ilícita prevista en el artículo ciento seis del Código Penal, que sanciona al agente que realiza la conducta ilícita base "el que mata a otro"; más no, le resulta aplicable la conducta imputada en la acusación fiscal referida a los incisos uno y tres del artículo ciento ocho del Código Penal -homicidio calificado-, debido a que no existe prueba objetiva que determine que las ordenes que impartió a los "reservistas" para disparar a las fuerzas del orden, incluyeron las agravantes referidas del mencionado tipo penal (ferocidad, con gran crueldad, o alevosía), aún incluso en el caso de que se acreditara que la conducta individual de algunos de los encausados (reservistas) consistió en causar la muerte de un efectivo policial con algunas de las referidas agravantes, dado que, al coautor no puede imputársele objetivamente los excesos del autor directo en la realización de la conducta típico; siendo ello así, en cuanto a este extremo de la sentencia recurrida (condena del encausado A.I.H.T., por el delito contra la Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado, en agravio del Capitán PNP C.A.C.P., Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial de Segunda PNP R.R.F. y Sub Oficial de Tercera PNP A.C.C., de conformidad con e artículo doscientos ochenta y cinco - A del Código de Procedimientos Penales, resulta aplicable la desvinculación de la acusación fiscal escrita respecto a los incisos uno y tres del artículo ciento ocho del Código Penal -antes de su modificatoria por el artículo uno de la Ley número veintiocho mil ochocientos setenta y ocho, publicada en el diario oficial "El Peruano" el diecisiete de agosto de dos mil seis-, que establece la sanciOn para "(...) el que mate a otro concurriendo cualquiera de las circunstancias siguientes: Uno. Por

89

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

ferocidad, por lucro o por placer (...). Tres. Con gran crueldad o alevosia ; en consecuencia debe ser condenado como coautor del delito contra Ia Vida, el Cuerpo y Ia Salud - homicidio simple - tipo base-, previsto en el articulo ciento seis del Cadigo Penal).

Que, sin perjuicio de lo anotado, debe indicarse en cuanto a los agravios expuestos por el encausado A.I.H.T. en su respectivo recurso de nulidad por el hecho ilicito Perpetrado en agravio del Capitan PNP C.A.C.P., Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial de Segundo PNP R.R.F. y Sub Oficial de Tercera PNP A.C.C., que tales argumentos de defensa no son de recibo por este Supremo Tribunal, pues ha quedado debidamente acreditado tank) Ia materialidad del delito como su responsabilidad penal, toda vez que, existen pruebas de cargo suficientes que desvirtúan el principio de presuncian de inocencia previsto en el paragrafo "e", inciso veinticuatro, del articulo dos de Ia Constitución Politica del Estado, como son las siguientes: la manifestacian policial brindada por el Teniente de Ia Policia Nacional del Peru, L.C.F.P. - estuvo dentro de la Comisaria de Andahuaylas at momento de la toma - quien a fojas cuatrocientos ocho ha referido que "...cuando se escucharon algunos disparos en el exterior, A.H. preguntaba en forma desesperada por los punefios y los que tenian armamento FAL se pusieran en los techos (...) y seguía manifestando a su gente que en caso de existir alguna incursion y/o enfrentarniento armado moriamos todos, dando Ordenes expresas de dar muerte a cualquier persona que se acercara, siendo fextualmente las siguientes frases ?Si aca nos atacan, morimos todos?, 'los que tienen vistan de civil, dejen sus armas y se van', ?si nos atocan disparan a matar...", además, precisó que A.H. dijo respecto a los cuatro policía

90

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

muertos que "...habían muerto por cojudos, ya que él tenía sus tiradores selectos..."; la manifestación policial del Sub Oficial de Tercera, Policía Nacional del Perú, M.E.A.R. -fue uno de los policías que fue emboscado por los "reservistas''- quien refirió que "...en ese momento el Capitán Policía Nacional del P.C. manifestó que la misión era en un punto determinado impedir que los ciudadanos civiles ingresen al punto del conflicto, por esta razón el Capitán en mención que se encontraba al mando nos guía hacia la parte de las faldas del cerro ala altura del puente Colonial.(...) en circunstancias que nos encontrábamos aproximadamente a veinte metros a la rivera del puente por las faldas del cerro, no habiendo cruzado el puente, en ese momento fuimos emboscados por los autodenominados etnocaceristas, quienes tenían armas de fuego de largo alcance, en esos momentos mi reacción y la de mis compañeros fue tirarnos al suelo, en busca de protegernos del ataque, en esos momentos escuché que uno de mis compañeros estaba herido no pudiendo precisar quién era y ante estos hechos repelimos el ataque (...) en ese momento me percato que del otro extremo del río quienes disparaban eran los seguidores de Humo/a, los mismos que estaban con uniforme del Ejército, los disparos eran directamente hacia mí y mis compañeros...", asimismo, indicó que "...en el momento de la emboscada en el Puente Colonial, siento un impacto en la frente y cuando me toco, sentí algo caliente ahí, que resultó ser mi sangre, producto de las esquirlas producidas por el fuego de los llamados reservistas, del mismo modo, también resulté con heridas en mi brazo izquierdo (...) que nos enteramos al día siguiente, al escuchar por radio, que cuatro compañeros estaban muertos y dos heridos...'; además, se tiene la manifestación policial de E.T.Q.C., quien formó parte del grupo de reservistas que apoyó a A. lgor H.T., el mismo que ha referido que "...la muerte de los efectivos policiales, ha sido por negligencia de ellos mismos al haber entrado a una zona que ya estaba dominada por nosotros..."; en el mismo sentido declaró J.L.Á.S. - reservista -, quien al declarar a nivel policial a fojas ochocientos cuarenta y cinco, señaló que "...no se si estaba

91

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

planeada Ia muerte de los cuatro policias, pero lo que solo escuche del M.A.H. fue que dijo 'Nos atacoron y nos defendimos..."; la manifestacian policial de V.C.C. - humalista - quien a fojas mil ciento treinta y tres senala que "...participe. en los hechos por orden del M.A.H. (...) que nos dio Ia orden de disparar en caso de ser atacados (...) que no particip6 en el ataque donde resultaron muertos cuatro policias, pero me dijeron del grupo que el M.A.H. habia encabezado dicho ataque ..."; Ia manifestación policial de V.I.I. - reservista, quien al declarar a fojas mil trescientos setenta y dos, precisó "...que a horas seis del dia domingo dos de enero de dos mil cinco, policias con armas con silenciador, se bajaron a un reservista en el puente ubicado a dos cuadras de Ia Comisaria tornado, entonces el grupo especial de Comandos Alto Huallaga se encontraba patrullando alrededor de Ia Comisaria, observaron al reservista muerto y persiguieron a los policias matando a cuatro de ellos y regresaron a Ia Comisaria (...) y cuando A.H. se enteró se comunicd con Radio Programas, lo único que escuche que dijo fue que el Poder Judicial apesta y en Ia guerra bien se gana o se pierde..."; Ia manifestacian policial de C.N.M.Q. - reservista quien a fojas mil cuatrocientos ochenta y siete, senala que "...el dia tres de enero de dos mil cinco, el M.A.H., a las catorce horas más o menos, nos dijo que teniamos que deponer las armas porque el no pens6 que iban a haber muertos, indicando que iba a negociar porque no tenia Ia idea de que sucedieran los hechos ocurridos y que, adernds, el aceptaba su responsabilidad y que iba a buscar Ia forma para que nosotros salgamos fibres de toda culpa, diciendonos las siguientes palabras: es el momento de deponer las armas, no debemos continuar porque hay vidas que se han perdido y no deberia pasar eso, por lo tanto, YO SOY EL ÚNICO RESPONSABLE DE TODOS LOS ACONTECIMIENTOS', por to que decidimos entregarnos al dia siguiente..."; Ia declaración realizoda por A.Ñ.C. - reservista- quien en su manifestación policial de fojas mil quinientos sesenta y dos, precisa que "..tengo conocimiento que el M.A.H.T. fue a

92

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

verificar al puente lo que había sucedido con su grupo de protección, ya que los Policias fueron los que dispararon primero y que hirieron a un compañero, por lo que hicieron uso de sus armas de fuego,. ocasionando las bajas de los policías, pero los que dispararon a los policías fueron intégrantes del batallón del "Alto Cenepa" que resguardaban al mayor A.H.T...."; asimismo, se advierte que el propio A.I.H.T. al declarar en su instructiva de fojas dieciocho mil cuatrocientos cincuenta y tres, refirió que asumía la responsabilidad por haber liderado una insurgencia - como él equivocadamente llama a su acción violentista - política y popular contra una tiranía; que en tal virtud, como se precisó anteriormente, el material probatorio citado, acredita de mánera fehaciente e incontrovertible la responsabilidad penal del precitado encausado como coautor del delito de homicidio simple con dolo eventual, y que si bien éste ha pretendido establecer como argumento de defensa que los hechos suscitados en el Puente Colonial al amanecer del día dos de enero de dos mil cinco que trajeron como resultado la muerte de cuatro efectivos policiales, fueron producto de un enfrentamiento en el cual ambos lados ejercieron su derecho de legítima defensa, debe precisarse, que tal argumento carece de sustento,,pues por el contrario, por la forma y circunstancia en que sucedieron los hechos se desprende que fueron los "rebeldes" quienes en su accionar ilícito iniciaron los disparos contra las fuerzas del orden, para lo cual les tendieron una emboscada que conllevó a la muerte de cuatro efectivos póliciales. Por tanto, resulta innegable el hecho que el encausado A.I.H.T. era quien lideraba la acción violenta cometida en Andahuaylas el día uno de enero y siguientes de dos mil cinco, disponiendo el alzamiento en armas contra el gobierno democrático de turno, ordenando también a los "reservistas" que estaban bajo su mando que se enfrenten a las

93

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

-fuerzas del orden, hecho que culminó con la muerte de los cuatro efectivos policiales agraviados, debiéndose enfatizar nuevamente que si bien el precitado encausado no ejecutó directamente ello, sin embargo, si le asiste responsabilidad penal, pues el fue quien envió a sus reservistas no solo a evitar que el local policial sea retomado por Ia autoridad respectiva, sino que ademas, dispuso luego de haber escuchado un tiroteo, que los denominados "puestos de civanzada" - grupo de hombres armados a su mando - recuperen el puente Colonial, conducta que asumió con todas las implicancias y riesgos que esta conilevaba, siendo responsable de los hechos de muerte investigados a titulo de coautor.

Responsabilidad penal del encausado D.J.L.L. en eldelito de homicidio calificado

Vigesimo primero: Que, de las investigaciones peliminares realizadas, que fue el Teniente PNP L.C.V. quien aparece en el video ofrecido por el Ministerio del Interior -Parte Civil-, como el efectivo policial caido en el suelo al cual se le acerc6 un grupo de personas, entre los cuales estaba e encausado L.L. (cuya transcripción hemos hecho referenda anteriormente); debi~ndose indicar que este Supremo Tribunal al observar en forma Integra el video en mención que ha sido incorporado en la etapa de oralización correspondiente, observa al oficial de Ia Policia Nacional referido caido en el suelo y moviendose ligeramente, luego de to cual, un grupo de perso-)as se le acercan y lo rodean, unos pidiendo una ambulancia y otros limitandose a mirar, luego hace su aparición el encausado L.L., quien se mete entre dicho grupo de personas que lo tapan de la lente de Ia

94

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

camara que filmó dicho video, sin embargo inmediatamente se escucha la detonación de disparos de arma de fuego que ocasiona que el referido grupo de personas se despeje, viéndose que el encausado L.L. se hace a un lado y alza el fusil con su mano derecha, luego de lo cual procede a sustraerle el arma de reglamento al mencionado policía; de lo cual se advierte que el mencionado encausado realizó disparos con dicho fusil en contra del efectivo poiicial C.V., no apreciándose si éstos logran impactar en el cuerpo del citado efectivo policial.

Que, analizado el Protocolo de Necropsia y los dictámenes periciales de balística forense realizados en las prendas de vestir y cuerpo del Teniente PNP L.C.V., obrantes a fojas dos mil quinientos ochenta y siete, seis mil ciento cincuenta y uno y seis mil ciento cincuenta y nueve del expediente principal, respectivamente, se establece que la causa de su muerte se debió a un S. hipovolemico, traumatismo abdominal abierto, producido por un proyectil de arma de fuego calibre siete punto sesenta y dos milímetros, aproximadamente, que perforó la tapa posterior cara externa del chaleco antibalas y camisa de faena ,que tenía puesto, con entrada en la región dorsal izquierda y salida en el flanco derecho de su cuerpo, de arriba hacia abajo, sin características de disparo a corta distancia (siendo la corta distancia en este tipo de arma, ciento cincuenta centímetros); siendo ello así y teniéndose en cuenta la distancia existente entre el encausado L.L. y el efectivo policial C.V. caído en el suelo en el momento que aquél le disparó (menos de un metro según imágenes del video antes mencionado), se establece lógicamente que los disparos. de bala realizados por el encausado L.L. tuvieron la intención de "rematar" al efectivo policial C.V., sin embargo, estos no habrian impactado

95

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA PENAL PERMANENTE

R.N. N° 890-2010

LIMA

en el cuerpo del referido efectivo policial, por cuanto, la bala que le ocasionó

la muerte fue realizada a larga distancia (según pericias antes descritas); por tanto, su accionar homicida en contra del agraviado C.V. habria quedado en grado de tentativa, debiendo ser materia de condena en dicho sentido - homicidio calificado en grado de tentativa en agravio de L.C.V. -subsistiendo el tipo base del hecho punible al haberse producido el deceso de este último-.

Determinación Judicial de Ia Pena

Vigesimo segundo: Que, este Supremo Tribunal coincide con el quantum de la pena impuesta at procesado T.G.P.A. -esto es, dieciseis anos de pena privativa de la libertad-; sin embargo, en lo que concierne a Ia ratio decidendi de esta determinación los senores J.S.R.T., N.F. y C.C., estiman las consideraciones que se expresan a continuación - considerando vigesimo tercero-. En cambio los senores V.S. y P.P. se adhieren a las consideraciones que expresaran en su voto singular.

  1. tercero: En cuanto at encausado T.G.P.A., debe tenerse cuenta lo siguiente: i) los tipos penales aplicables en su caso, previstos en atención a Ia fecha de su comisión en: a) el articulo ciento cincuenta y dps, inciso tres del Código Penal (secuestro) -modificado por la Ley número veintisiete mil cuatrocientos setenta y dos-, que sanciona al agente

    96

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    con una pena no menor de veinte ni mayor de veinticinco años de pena privativa de la libertad; b) el artículo doscientos setenta y nueve - B del Código Penal (sustracción o arrebato de armas de fuego)-modificado por el Decreto Legislativo número ochocientos noventa y ocho- que sanciona al agente con una pena no menor de diez ni mayor de veinte años de pena privativa de la libertad; y, c) el artículo trescientos cuarenta y seis del Código Penal (rebelión) -antes de su modificatoria por la Ley número veintinueve mil cuatrocientos sesenta-, que sanciona al agente con una pena no menor de diez ni mayor de veinte años; ü) sus condiciones personales, esto es, ser agente primario en la comisión de actos delictivos, conforme se advierte de su certificado de antecedentes penales de fojas nueve mil cuatrocientos treinta y ocho; iii) la pena impuesta a sus co encausados M.A.V.A., A.P.C., J.D.J.Q., I.G.S. no y J.S.C. como co autores de los delitos contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión, en agravio del Estado; contra la Libertad Personal - secuestro-, en agravio de M. ángel C.G. y otros (veintiún agraviados); y por delito contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego, en agravio del Estado, conforme se advierte de la Ejecutoria Suprema recaída en el recurso de nulidad número mil cuatrocientos setenta y ocho - dos mil diez de fecha veintiuno de enero de dos mil once; iv) la pena impuesta en la presente Ejecutoria Suprema al encausado A.I.H.T., por su responsabilidad penal en cinco dre los delitos materia de investigación (rebelión, secuestro, sustracción o arrebato de armas de fuego, daños agravados y homicidio calificado); por cuanta, el encausado T.G.P.A. se encuentra condenado por tres de aquellos delitos

    97

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    (rebelión, secuestro y sustracción o arrebato de armas de fuego); siendo ello asi, consideramos que la pena impuesta en la recurrida (veinte años de pena privativa de libertad) no resulta proporcional a lo reseñado, por tanto, debe ser reducida prudencialmente a dieciseis anos de pena privativa de libertad.

    Reparación civil

    Vigésimo cuarto: Que, este Supremo Tribunal coincide con el monto de la reparaciOn civil ascendente a cien mil nuevos soles a favor del Estado el mismo que deberan ser abonados solidariamente por los sentenciados A.I.H.T., D.J.L.L., y T.G.P.A.; asimismo, en cuanto se fijo en la suma de doscientos ochenta mil nuevos soles por concepto de reparación a favor de los herederos legales de cada uno de los de los occisos C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; sin embargo, en lo que concierne a la ratio decidendi de esta determinaciOn los senores J.S.R.T., N.F. y C.C., esfiman las consideraciones que se expresan a continuación -considerando vigesimo quinto-. En cambio los senores V.S. y P.P. se adhieren a las consideraciones que expresaran en su voto singular.

    Vigesimo quinto-. Que, respecto al monto fijado por concepto de reparación civil, de autos se advierte que: i) mediante Dictamen fiscal superior número

    98

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    trescientos diecisiete - dos mil siete, obrante a fojas veintiséis mil setecientos cuarenta y uno (copia certificada), subsanada a fojas veintisiete mil trescientos treinta y uno (copia certificada) y ampliado a fojas veintisiete mil ochocientos veinticinco (copia certificada), se formuló acusación fiscal contra todos los encausados comprendidos en el presente proceso penal, solicitando que se les fije diferentes montos por concepto de reparación civil, sin embargo, específicamente se solicitó se fije a los encausados D.J.L.L., T.G.P.A. y A.I.H.T., los siguientes montos por concepto de reparación civil: a) ochocientos cuarenta mil nuevos soles que deberán abonar en forma proporcional a favor de los familiares más cercanos de los efectivos policiales fallecidos; b) doscientos cuarenta mil nuevos soles que deberán abonar en formo proporcional a favor del Estado (delito de rebelión y daños); c) ciento ochenta mil nuevos soles que deberán abonar forma proporcional a favor de los efectivos policiales y personal del ejército agraviados por el delito de secuestro (veintitrés perjudicados); d) ciento sesenta mil nuevos soles que deberán abonar en forma proporcional a favor de la sociedad (delito de sustracción o arrebato de arma de fuego y tenencia ilegal de arma de fuego); y, e) doscientos cincuenta mil nuevos soles que deberá abonar A.I.H.T. a favor de la sociedad (delito de asociación ilícita para delinquir); ii) mediante escrito obrante a fojas veintinueve mil cuatrocientos nueve, la Procuraduría Pública a cargo de los Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior, de conformidad con el artículo doscientos veintisiete del Código de Procedimientos Penales ejerce contradicción contra los montos solicitados en la acusación fiscal pp.r concepto de reparación civil que deberán pagar todos los encauzados comprendidos en el presente proceso penal en los diferentes expedientes formados al respecto, por los

    99

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    delitos contra los Poderes del Estado y Orden Constitucional - rebelión, contra Ia Seguridad Pública - en las modalidades de sustracción o arrebato de cirma de fuego y tenencia ilegal de armas de fuego, contra el Patrimonio - daño, y contra Ia Tranquilidad Pública - asociación ilicita para delinquir, todos ellos en agravio del Ministerio del Interior - Estado, solicitando como pretension civil, se fije para fodos los procesados comprendidos en los hechos materia de investigación, Ia cantidad de un millón de nuevos soles por dicho concepto; y iii) mediante resolución superior de fecha dieciocho de abril de dos mil ocho, obrante a fojas treinta mil ciento uno, se aclaró el Auto Superior de Enjuiciamiento de fecha catorce de febrero de dos mil ocho, para tenerse al Estado Peruano (y no a la sociedad) como agraviado respecto a los delitos contra to Seguridad Pública, en sus modalidades de tenencia ilegal de armas de fuego y sustracción o arrebato de arma de fuego, y contra Ia Tranquilidad Pública, en Ia modalidad de asociación ilicita para delinquir materia de investigación.

    Que, el articulo noventa y tres del Código Penal, establece que Ia reparación civil comprende, la restitución del bien o, si no es posible, el pago de su valor; y, Ia indemnización de los darios y perjuicios; concepto que debe ser fijado en el presente caso, teniendose en cuenta los principios de razonabilidad y proporcionalidad, asi como lo solicitado como pretensión civil por la parte agraviada; mas no -en el presente caso-, los lineamientos estipulados por esta Sala Penal de Ia Corte Suprema de Justicia de Ia República en el precedente vir,culante recaido en el Recurso de Nulidad número doscientos dieciseis guión dos mil cinco publicado en el diario oficial "El Peruano" el tres de junio del dos mil cinco, que establece que ".. la restitución, pogo del valor del bien o

    100

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    indemnización por los daños y perjuicios ocasionados, según corresponda, cuando se trate de procesos en los que exista pluralidad de acusados por el mismo hecho y sean sentenciados independientemente, por diferentes circunstancias contempladas en nuestro ordenamiento procesal penal, debe ser impuesta para todos, la ya fijada en la primera sentencia firme..."; por cuanto, en la acusación fiscal se solicitó se fije contra los encausados L.L., P.A. y H.T. un monto por concepto de reparación civil distinto al solicitado para los demás acusados.

    a) Reparación civil a favor del Estado

    Que, siendo esto así, para efectos del cálculo del monto por concepto de reparación civil que deberán pagar los encausados L.L., P.A. y H.T. a favor del Estado, se debe tener en cuenta lo siguiente: i) la pretensión de la parte civil - Procuraduría Pública del Ministerio del Interior-; debiendo precisarse, que no obstante que tanto en el escrito de contradicción del monto solicitado por concepto de reparación civil en la acusación fiscal escrita, así como en el recurso de nulidad contra la sentencia recurrida, se solicitó se fije en un millón de nuevos soles por dicho concepto; debe tenerse en cuenta, que dicha pretensión está referida a la totalidad de los encausados comprendidos en los dos expedientes formados a consecuencia de la presente investigación (ciento cincuenta personas, aproximadamente) y por la totalidad de los delitos imputados en donde el Estado resulto como agraviado, esto es, los delitos contra los Poderes del Estado y Orden Constitucional - rebelión, contra la Seguridad Pública - en las modalidad de sustracción o arrebato de arma de fuego y tenencia ilegal de armas de fuego, contra el Patrimonio - daño agravado; y contra Ia

    101

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Tranquilidad Pública - asociación ilicita para delinquir (Expediente número veinte - cero cinco y Expediente número veinte ? cero cinco A); ii) que de los cinco delitos imputados en donde el Estado result6 perjudicado a consecuencia de los hechos investigados y sobre los cuales Ia parte civil sustenta su pretension, solo se ha acreditado en el caso sub examine, responsabilidades penales en tres de ellos, esto es, en los delitos de rebelión, daño calificado y sustracción o arrebato de arma de fuego (respecto de los cuales no obra en autos pericia de valorización); Más no respecto a los delitos de tenencia ilegal de armas de fuego y asociación ilicita para delinquir; iii) las sentencias emitidas en el Expediente número veinte - cero cinco que a continuación se detallan: a) sentencia anticipada de fecha dieciseis de junio de dos mil ocho y su ,Ejecutoria Suprema recaida en el recurso de nulidad número tres mil trescientos quince - dos mil ocho, de fecha trece de mayo de dos mil nueve, en donde se resolvió Haber Nulidad en la sentencia recurrida, entre otros en el extremo que fijó en seis mil ciento ochenta nuevos soles, el monto que por concepto de reparación civil deberán pagar los condenados en dicha sentencia (setenta aproximadamente) a favor del Estado; y reformdndola, fijaron en cien mil nuevos soles el monto que por dicho concepto deberan pagar solidariamente a favor del Estado; b) las sentencia anticipada de fecha trece de noviembre de dos mil ocho y su Ejecutoria Suprema recaida en el recurso de nulidad número dos mil setecientos cincuenta y siete - dos mil nueve de fecha siete de julio de dos mil diez, en donde se resolvia No Haber Nulidad en la sentencia recurrida, entre otros, en el extremo que fijó en seis mil ciento ochenta nuevos soles, el monto que por concepto de reparación civil debera pagar el condenado en dicha sentencia (uno) a favor del Estado; c) las sentencias anticipadas de fechas diecinueve y veintisiete de mayo y doce de junio de dos mil ocho y su

    102

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Ejecutoria Suprema recaída en el recurso de nulidad número dos mil setecientos sesenta y seis - dos mil ocho de fecha once de setiembre de dos mil ocho, en donde en el primer caso, se resolvió No Haber Nulidad en lá sentencia recurrida, entre otros, en el extremo que fijó en cinco mil nuevos soles, el monto que por concepto de reparación civil deberán pagar los condenados en dicha sentencia (cuarenta aproximadamente) a favor del Estado; mientras que en el segundo caso, se resolvió No Haber Nulidad en la sentencia recurrida, entre otros, en el extremo que fijó en cinco mil nuevos soles, el monto que por concepto de reparación civil deberán pagar los condenados en dicha sentencia (doce) a favor del Estado; y finalmente en el tercer caso, se resolvió No Haber Nulidad en la sentencia recurrida, en el extremo que fijó en cinco mil nuevos soles, el monto que por concepto de reparación civil deberá pagar el condenado en dicha sentencia (uno) a favor ' del Estado; y, d) la sentencia de fecha trece de octubre de dos mil nueve y su Ejecutoria Suprema recaída en el recurso de nulidad número mil cuatrocientos setenta y ocho - dos mil diez de fecha veintiuno de enero de dos mil once, en donde se resolvió No Haber Nulidad en la sentencia recurrida, entre otros, en el extremo que fijó en cien mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberán abonar los condenados en dicha sentencia (dieciocho) a favor del Estado, aclarándose que dicho pago deberán hacerlo de manera solidaria con los encausados que fueron sentenciados, por delitos en agravio del Estado mediante Ejecutoria Suprema recaída en el Recurso de Nulidad número tres mil trescientos quince - dos mil ocho, de fecha trece de mayo de dos mil nueve - antes aludida-, debido a que todos ellos fueron tenidos en cuenta como un solo grupo en la acusación fiscal a efectos de solicitarse el monto por concepto de reparación civil que debia de fijarseles por los delitos imputados en agravio del Estado; y, iv) el

    103

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    perjuicio ocasionado al Estado con las conductas licitas imputadas por los delitos de rebeliOn, sustraccion o arrebato de armas de fuego y daño agravado en donde se ha acreditado sus responsabilidacles penales.

    Que, siendo ello asi, en lo que respecta al monto fijado por concepto de reparacion civil a favor del Estado (por los delitos de rebelion, daños calificados y sustraccion o arrebato de arma de fuego) en la sentencia recurrida (cien mil nuevos soles) contra los encausados H.T., P.A. y L.L., consideramos que resulta proporcional teni~ndose en cuenta los argumentos antes anotados, mas aún, si se tiene en cuenta que estos no han sido condenados por la totalidad de los delitos en donde el Estado resultó como agraviado según acusacion fiscal (cinco delitos), por cuanto, el encausado H. lasso, resultó responsable penalmente de los delitos de rebelión, sustraccion o arrebato de armas de fuego y dano agravado; el encausado P.A. resulto responsable de los delitos de rebelión y sustracción o arrebato de arma de fuego; y el encausado L.L. resulto responsable penalniente del delito de rebelión.

    b) Reparación civil fijada a favor de los herederos leciales de los agraviados por el delito de homicidio simple y calificado segun corresponda.

    Que, de otro lado, en cuanto a los monfos fijados por concepto de reparaciatn civil en la sentencia recurrida a favor de los agraviodos por el delito de homicidio calificado (dosoientos ochenta mil nuevos soles que

    104

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    deberán pagar en forma solidaria a favor de cada uno de los cuatro agraviados occisos), consideramos que resulta proporcional al monto solicitado por dicho concepto en la acusación fiscal escrita; sin perjuicio de indicar que no obra en autos escrito alguno que haya cuestionado el monto solicitado por concepto de reparación civil respecto al delito de homicidio, conforme a lo dispuesto en el artículo doscientos veintisiete del Código de Procedimientos Penales.

    Que, sin embargo, estando a lo resuelto en lo presente E. respecto al delito de homicidio simple, es el encausado A.I.H.T. quien deberá abonar doscientos ochenta mil nuevos soles por concepto de reparación civil a favor de cada uno de los herederos legales de los siguientes agraviados Capitán PNP C.A.C.P.,. Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.R.F. y Sub Oficial.Técnico de Tercera A.C.C.; asimismo, en el caso del agraviado Teniente PNP L.C.V. dicho monto deberás ser abonado por el sentenciado A.I.H.T. en forma solidaria con su co encausado D. julio L.L., condenado por delito de homicidio calificado en grado de tentativa.

    Vigésimo sexto: Que, debemos subrayar que se han generado en el presente pronunciamiento extremos en discordia, cuyos votos se acompañan a la preseEjecutoria Suprema.

    PARTE RESOLUTIVA:

    Por estos fundamentos:

    105

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Declararon por Unanimidad NULO el concesorio de los recursos de nulidad interpuestos por Ia representante del Ministerio PUblico en los extremos absolutorios de Ia sentencia recurrida por los delitos de secuestro, danos agravados y sustracción o arrebato de arma de fuego, y el concesorio de los recursos de nulidad interpuestos por los encausados A.I.H.T. y T.G.P.A. referidos a que se declara infundacia Ia excepcian de naturaleza de acción deducida en Ia sesión de fecha catorce de abril de dos mil ocho (fundamento uno), e improcedente las nulidades procesales referidas al fundamento iii, dos (dos punto siete, dos punto once, dos punto quince, dos punto dieciseis, dos punto diecisiete, dos punto dieciocho, dos punto diecinueve y dos punto veinte), e IMPROCEDENTE los referidos recursos impugnatorios en dichos extremos, contra la sentencia de fecha dieciseis de setiembre de dos mil nueve, obrante a fojas treinta y cuatro mil setecientos setenta y dos;

    Declararon por Unanimidad NO HABER NULIDAD en Ia sentencia de fecha diecis~is de setiembre de dos mil nueve, obrante a fojas treinta y cuatro mil setecientos setenta y dos, en los siguienies extremos:

    respecto a las cuestiones procesales materia de pronunciamiento en la presente Ejecutoria;

    que condenó a A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L., como co autores -y no como erradamente se les sentenció como autor mediato y autores directos, respectivamente- de los delitos contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión, en agravio del Estado;

    106

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    iii) que absolvió a A.I.H.T. de la acusación fiscal por

    el delito contra la Tranquilidad Pública - asociación Ilícita para delinquir,

    en agravio del Estado;

    que fijó en cien mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberán abonar solidariamente los condenados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a favor del Estado.

    que fijó en doscientos ochenta mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberán abonar a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., R.R.F., A.C.C. y L.C.V..

    Declararon por Unanimidad HABER NULIDAD en la misma sentencia en los siguientes extremos:

    i) que condenó a A.I.H.T. por FI delito contra la Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado consumado, en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; y reformándola: se desvincularon de la acusación fiscal escrita respecto a los incisos uno y tres del artículo ciento ocho del Código Penal; y lo condenaron como coautor del' delito contra la Vida el Cuerpo y la Salud - homicidio simple con dolo eventual-, previsto en el artículo ciento seis del Código Penal; en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C..

    107

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    que condenó a D.J.L.L. por el delito contra Ia Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado consumado-, previsto en el inciso uno y tres del articulo ciento ocho del Código Penal, en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; y reformándola: lo condenaron como co autor del delito contra la Vida, el Cuerpo y Ia Salud - homicidio calificado en grado de tentative, en agravio de L.C.V. -afirmando la configuración del tipo base al haber fallecido dicho agraviado y por una elemental exigencia de sistematicidad-.

    que le impuso al encausado T.G.P.A., veinie anos de pena privativa de libertad; y reformándola: le IMPUSIERON dieciseis años de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el cinco de enero de dos mil cinco - ver notificación de detención de fojas doscientos cuarenta y uno-, vencera el cuatro de enero de dos mil veintiuno;.

    Declararon NO HABER NULIDAD en lo accesorio de lo resuelto por unanimidad; y los devolvieron.

    S.S.

    VILLA STEIN

    RODRIGUEZ TINEO

    PARIONA PASTRANA

    NEYRA FLORES

    CALDERON CASTILLO

    108

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    LA SECRETARIA DE LA SAt.A PENAL PERMANENTE DE LA CORTE

    SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA, CERTIFICA QUE EL VOTO

    SINGULAR DE LOS SEÑORES JUECES SUPREMOS J.V.S.Y.P.P. ES COMO SIGUE:

    VISTOS; con lo expuesto en el dictamen Fiscal Supremo en lo

    Penal;

    CONSIDERANDO

    De la injerencia para definir y configurar el factum a partir de laactividad probatoria y efectuar el juicio de subsunción:

    Primero

    El Acuerdo Plenario N°5 - 2008/CJ-116, del 18 de julio del 2008, puntualizó que: a.- "El aspecto sustancial de la institución de la conformidad, (...), estriba en el reconocimiento, aunque con características singulares, del principio de adhesión en el proceso penal. La conformidad tiene por objeto la pronta culminación del proceso -en concreto, del juicio oral- a través de un acto unilateral del imputado y su defensa de reconocer los hechos objeto de imputación, concretados en la acusación fiscal y aceptar las consecuencias jurídicas penales y civiles correspondientes (...). Además, es un acto unilateral de disposición de la pretensión, claramente formalizado, efectuado por el acusado y su defensa -de doble garantía-, aue Importa una renuncia a la actuación de pruebas y del derecho a un juicio público. "' y b.- "Lo expuesto significa, desde la estructura de la sentencia y de la función que en ese ámbito corresponde: al órgano jurisdiccional, que los hechos no se configuran a partir de la actividad probatoria de las partes -ese periodo del juicio oral, residenciado en la actuación de los medios de prueba, sencillamente, no tiene lugar-. Los hechos vienen definidos, sin injerencia de la Sala sentenciadora, por la acusación con la plena aceptación del imputado y sis defensa."

    109

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Segundo

    Que las limitaciones plenarias anotada., no son aplicables al caso sub examine, ya que no se trata de una sentencia conformada, por lo que, las sentencias expedidas en el marco del articulo 5° de Ia Ley N° 28122, no condicionan nuestro pronunciamiento; mas aún, si el indicado acuerdo plenario estableci6 que: "la position de coda imputado se considera con total independencia .de los otros -no hay cornunidad de suerte para todos los coparticipes, la responsabilidad penal es siempre individual-, a cuyo efecto se entiende que en sede penal existiran tantas pretensiones cuantas personas se les haya de dirigir contra ellas la acusación". Por lo que, a partir de Ia prueba actuada y los agravios esgrimidos por los impugnantes este Supremo Tribunal configurara el factum de la imputación y efectuara el análisis tipico.

    Consideraciones constitucionales:

    Tercero

    Las premisas juridicas de la que partimos es que Ia Constitución Politica del Perú en su articulo treinta y ocho, señala que "Todos los peruanos tienen el deber de honrar al Perú y de proteger los intereses nacionales, asi como respetar, cumplir y defender Ia Constitución y el ordenamiento juridico de la Nación". A su vez, de sus articulos 45° y 46° prescribe que "El poder emana del pueblo (...) Ninquna persona, Organización Fuerza Armada Policia Nacional o sector de Ia población puede armarse el ejercicio de ese poder .Hacerlo constituye rebelión o sedición" (...) "Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes acumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las !eyes (...)"; sin antes dejar de reconocer en el inciso 22) de su articulo 2° que la persona humana tiene derecho a is paz. De ahi que quien participe de la ruptura del orden institutional del Estado democrático

    110

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    debe ser sometido a las vias judiciales en base a las normas legales qu establecen responsabilidades con las garantías de un debido proceso. Y es que cualquier alteración inconstitucional del orden democrático será merecedor a una condena internacional, a efectos de que se restaure el orden democrático y que se respeten los derechos humanos.33.

    Cuarto

    En el marco constitucional de un Estado donde existen instrumentos idóneos para expresar la inconformidad como son el estatuto de la oposición, la revocatoria de mandato, el principio de la soberanía popular, el control de constitucionalidad, la acción de tutela, las acciones de cumplimiento y las acciones populares, entre otros, no hay motivo razonable para señalar que es legítima la confrontación armada y mucho menos actitudes violentas de resistencia a la autoridad. Los correctivos a las fallas en el manejo del poder político tienen que ser de derecho y no de hecho. La vía de hecho no puede,

    bajo ningún _aspecto, conducir al restablecimiento del orden, no sólo por falta de legitimidad in causa para ello, sino porque siempre es, dentro del Estado de Derecho, un medio inadecuado, desproporcionado y generador de desorden.

    Consideraciones jurídico penales:

    Quinto

    En el caso que nos ocupa, estamos ante el supuesto típico de "Deponer al gobierno legalmente constituido", esto es, se buscó privar del cargo gubernamental a los individuos elegidos legalmente. Las acciones de

    33 Sentencia del 5 de mayo de 2009; el Tribunal Constitucional, EXP. N.° 02800-2008PHC/TC, LIMA.

    111

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    acciones de levantamiento armada tienen que dirigirse contra el sujeto y no contra su cargo. Esta finalidad de deponer ha de ser entendida in extenso, absoluto y no temporal, es decir, se depone del gobierno al P., sin perder de vista que en el Perú se sigue Una tradición Presidencialista. En el caso sub examine, Ia actuación delictiva imputada a los encausados A.H.T., L.L. y P.A. se subsumen en el supuesto tipico en cuestión, toda vez que, Ia actuación de estos se encontraba dirigida a forzar violentamente la renuncia del entonces Presidente de la República -Doctor A.T.M. -, a travas del alzamiento en armas, no pudiendose considerar a ello - a la Iuz de los acontecimientos producidos como consecuencia de tal acto como un acto de sedición, toda vez que los hechos acaecidos en la ciudad de Andahuaylas, no tenian como finalidad únicamente impedir que Ia autoridad ejerza libremente sus funciones o que se evite el cumplimiento de determinada ley o resolución, ni buscaba el impedimenta de la realización de algún proceso electoral - presupuestos de la sedición sino que, par el contrario, lo que se pretendia era deponer al gobernante elegido democrdticamente.

    Sexto

    Por las razones anteriormente expuestas, consideramos que los motivos aducidos par la defensa tecnica del procesado H. lasso carecen de consistencia juridica, pues Ia fuerza puede ser factor de legitimidad, sino mais Bien un elemento de defensa de esta. Las pretensiones del demandante son injustificadas, par cuanto la vigencia del Estado de Derecho suprime las causas de Ia rebelión.

    112

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Del delito de homicidio en su forma simple, calificada y del exceso:

    S.

    Se encuentra acreditado en autos que el encausado A.I.H.T. fue quien en todo momento estuvo al mando del alzamiento en armas realizada en horas de la madrugada del uno de enero de dos mil cinco (toma de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas) que tuvo por objeto deponer al gobierno legalmente constituido (delito de rebelión); del mismo modo se encuentra acreditado, que con el propósito de alcanzar el fin del referido delito, dio disposiciones a, los reservistas y acordó con éstos efectuar disparos siempre que fueran provocados y en respuesta, con lo cual, respecto de esto último, necesariamente se representó la realización por parte de los "reservistas" o de él mismo, de la lesión del bien jurídico vida humana de los efectivos policiales como posible, lo que aceptó y se conformó con ello, continuando con su conducta, lo cual lo hace responsable del homicidio simple por dolo eventual, degradando con ello, la calificación jurídico penal del delito de asesinato al hecho punible de homicidio simple; máxime, si en la lógica comisivo del delito de rebelión resulta incompatible la emisión de órdenes con un plus agravante referidas a la ferocidad, aran crueldad o alevosía, aún incluso en el caso de que se acreditara que la conducta individual de algunos de los encausados (reservistas) consistió en causar la muerte de un efectivo policial con algunas de las referidas agravantes, dado que, no puede imputársele objetivamente los excesos de uno de los coautores.

    113

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    En lo referido a la agravante: "alevosia":

    Octavo

    En cuanto a Ia alevosía, entendemos quo concurre Ia alevosia en el ataque realizado contra el efectivo policial caido L.A.C.V.R. quien se encontraba postrado fuera de combate en una situación en Ia que le resulta imposible la organización de alguna clase de defensa o de huida. De esta forma, Ia cievosia radica en el aprovechamiento de Ia indefensión absoluta de la victima por parte del autor D.J.L.L.. Factum que conforme al Derecho Penal Internacional configuraria un lesa humanidad; sin embargo, dicha recalificación gravosa colisiona abiertamente con el limite infranqueable en materia de mutación o desvinculación del objeto del debate; en esta misma linea se ha pronunciado reiteradamente Ia Corte Suprema en diferentes Acuerdos Plenarios, subrayando en el Acuerdo Plenario N° 4 - 2007/CJ-1 16, del 16 de noviembre del 2007, quo "la sentencia no puede contener un relato factico que configure un tipo legal distinto o que introduzca circunstancias diferentes o nuevas que agraven - de oficio, sin necesidad de previo debate", agregando que cabe la aplicacian de Ia norma que corresponda aun en contra de Ia pedida erraneamente por Ia acusacian, siempre aue no se produzca "un fallo sorpresivo".

    Noveno

    En efecto, en linea de principio, afirmar Ia configuracian de lesa humanidad, colisionan abiertamente con las, normas que informan el ejercicio de la función jurisdiccional, como son las de irrestricto respeto al

    114

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    derecho de defensa y al principio acusatorio, lo que trae consigo aseverar que es cierto que la abstracta proclamación de esos principios en el marco de la redefinición del factum, no blinda los actos jurisdiccionales de su condición de potencial fuente lesivo de los derechos fundamentales; así lo es y la experiencia se encarga cada día de recordarlo. En efecto, y para evitar posibles dudas sobreviviente de nuestra posición, que nos impele resistir a recalificar gravosamente los hechos como lesa humanidad y, como corolario de ello, coincidiendo en su parte considerativa contenida en la sentencia de fecha siete de abril del dos mil nueve, expediente número diez -- dos mil uno, ítem 711 sus fundamentos jurídico penales34.

    De la determinación de la pena y demás consecuencias jurídicas:

    Décimo

    Estando a lo que precede, y por derivación, es menester dosificar el quantum de pena impuesta al sentenciado T.G.P.A., manteniendo las demás consecuencias jurídicas.

    3a Efectivamente se relievó en su parte considerativa que: "se asume las exigencias constitucionales del principio de legalidad penal (...), en cqya virtud cabe afirmar, desde una perspectiva material, que no existía al momen#v de comisión de los hechos (...) una lev que hubiere Incorporado una figura i enal en nuestro ordenamiento punitivo y que comprenda de un lado, todos los elementos descriptos en esa norma internacional (.,.) - ni siquiera en la actualidad el legislador ordinario ha cumplido con las exigencias de tipificación material derivadas de la ratificación por el Perú del Estatuto de la Corte Penal Internacional" ver pag. 619.

    115

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    LA SECRETARIA DE LA SALA PENAL PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPUBLICA, CERTIF1CA QUE LOS VOTOS DISCORDANTES DE LOS SENORES JUECES S.R.T., N.F.Y.C. CASTILLO SON LOS SIGUIENTES:

    Que, no obstante, los aspectos coincidentes con nuestros colegas en los extremos fijados en Ia parte integrante de esta resolución, suscrita por unanimidad, es pertinente indicar que existe discrepancia - la misma que genera discordia - en cuanto a los siguientes aspectos asumidos por los suscritos: i) que los delitos de secuestro, daños agravados y sustracción o arrebafo de armas de fuego erg relacian al tipo penal de rebelian, se circunscribe a considerar a aquellos como tipos penales independientes de este último, esto es, existe un concurso real de delitos, en tal forma el análisis respect° a Ia responsabilidad de los prccesados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L., seguira dicho de:T.; ii) al tratamiento que se le otorga at delito de tenencia ilegal de arma de fuego imputado al encausado A.I.H.T., iii) la responsabilidad penal de D.J.L.L. por el delito de homicidio calificado en agravio de los etectivos policiales C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C.; y, del encausado T.G.P.A. por el delito de homicidio calificado en agravio de los cuafro efectivos policiales C.A.C.P., L.C.V., R.R., F. y A.C.C.. iv) Vas penas impuestas a los encausados A.I.H.T.D.J.L.L., v) en cuanto al pago por concepto de reparacian civil por el delito de secuestro a favor de cada uno

    116

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    de los agraviados, y finalmente vi) Ia distribucion del pogo por concepto de reparación civil por los delitos contra el Estado y contra la Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio - simple o calificado, .según corresponda -.

    Que, asimismo, resulta pertinente precisar antes de efectuar el análisis correspondiente, respecto a la valoración de las declaraciones prestadas en el proceso, lo siguiente: que este Supremo Tribunal tomará en cuenta que, no obstante, que las versiones prestadas en el decurso del proceso no han sido en muchos casos estrictamente uniformes, sin embargo, el cambio de versión que se hayan producido por parte de los encausados, testigos y/o agraviados - respecto a su primigenia declaración-, que no se encuentren acreditadas con material probatorio directo o periférico que le otorgue consistencia, conlleva a que en dicho caso se le otorgue aptitud probatoria a las primeras declaraciones que se llevaron a cabo bajo las garantías de ley, no existiendo razón para que sean cuestionadas, en dicho sentido se ha pronunciado esta Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República, en el Recurso de Nulidad número tres mil cuarenta y cuatro - dos mil cuatro, de fecha dos de diciembre de dos mil cuatro, que como criterio vinculante señala: ...Cuando se trata de testigos o imputados que han declarado indistintamente en ambas etapas del proceso penal, en la medida en que la declaración prestada en la etapa de instrucción se haya actuado con las garantías legalmente exigibles - situación que se extiende a las declaraciones en sede policial, siempre que se cumpla lo expresamente ets,otuido en la norma habilitante pertinente referido a la presencia del F., y en su caso, del abogado defensor - el Tribunal no está obligado a creer aquello que se dijo en el acto oral, sino que tiene libertad para conceder mayor o menor fiabilidad a unas u otras de tales declaraciones, pues puede ocurrir - por determinadas razones - que el Tribunal debe precisar cumplidamente, que ofrezca mayor credibilidad lo declarado en la etapa de instrucción que lo dicho después en el Juicio oral...".

    117

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    En cuanto a la responsabilidad penal de los encausados A.I.T. y T.G.P.A. en el delito desecuestro por el que han sido pasibles de condena.

    Primero

    Que, debe indicarse, que si bien es cierto se encuentra acreditada Ia responsabilidad penal de los encausados A.I.H.T. y T.G.P.A. en el delito de rebelión; tambien lo es, que como consecuencia de dicha conducta delictiva se realizaron varios hechos punibles que deben considerarse como otros tantos delitos independientes -concurso real de delitos, previsto en el articulo cincuenta del Código Penal-, entre estos, el delito contra Ia Libertad Personal, en su modalidad de secuestro, previsto en el articulo ciento cincuenta y dos del Cadigo Penal -modificado por Ley número veintisiete ml cuatrocientos setenta y dos-, que establece Ia sanción para "...el que, sin derecho, motivo ni facultad justificada, priva a otro de su libertad personal, cualquiera sea el móvil, el propósito, Ia modaliac.)d o circunstancia a fiempo que el agraviado sufra Ia privación o restriccidn de su libertad", en concordancia con la agravante prevista en su inciso fres, referida a cuando el agraviado es funcionario o servidor público (en este caso Oficiales y Sub Oficiales de Ia Policia Nacional y Ejercito del Perú.

    Segundo

    Que, siendo elto asi, respecto al delito secuestro por el cual han sido condenados los encausados A.I.H.T. y T.G.P.A., de autos se advierten los siguientes medios probatorios: i) las declaraciones de A.I.H.T. y T.G.P.A., quienes aceptan haber ingresado a la Comisaria Sectorial de Andahuaylas entre el uno y cuatro de enero de

    118

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    dos mil cinco, en que se mantuvo privados de libertad a veintiún agraviados pertenecientes a la Policía Nacional y Ejército del Perú; ii) las declaraciones de los efectivos policiales que estuvieron presentes en la toma de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas por parte de un grupo de personas del movimiento "etnocacerista", entre estas: a) El Sub Oficial de Tercera J.E.B.C., obrante a fojas cuatrocientos setenta y nueve del expediente principal; quien refiere que siendo las tres horas con treinta minutos o cuatro horas del uno de enero de dos mil cinco se encontraba haciendo su servicio de seguridad en la puerta de la Comisaria Sectorial de Andahuaylas con su arma de reglamento (pistola) y un fusil AKM; precisa que observó una patrulla que se acercaba al frontis de la Comisaría, estos eran un aproximado de quince a veinte personas vestidos con uniforme del Ejército Peruano (camuflado) y portando armas de fuego FAL, luego de lo cua! se ie acercan dos miembros de dicho grupo de personas, los cuales portaban pistolas en el cinto, pudiendo ver que uno de ellos tenían en su gorro un distintivo de cuatro galones (encausado A.H.T., quien se le acercó y lo saludó coiésmente por el año nuevo, diciéndole lo siguiente "Tecnico buenos días, así es nuestro trabajo y habrá momento para festejar, le deseo un feliz año nuevo", le estrechó la mano y le retiró a un costado, para luego la otra persona.,.gue tenía en su gorro un distintivo de tres galones se le acercó estrechándole lo mano fuertemente, diciéndole feliz año sin soltarle la mano, produciéndose un forcejeo entre ambos, pudiendo zafarse y coger su fusil para amedrentarlo, pero fue rodeado y reducido por varios sujetos, para lo cual le pusieron una pistola a la altura del cuello y un cuchillo en otro lado, y como puso resistencia lo arrojaron al suele, y lo golpearon hasta que perdió el conocimiento; precisa que cuando recobró el conocimiento, se percató que

    119

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    ya no tenia su pistola y el fusil, y al ingresar ol patio de la Comisaria observ6 que cien o ciento cincuenta personas se encontraban repartidos en dicho lugar y en los ambientes del primer y segundo piso, observando que todas las puertas de las oficinas se encontraba rotas y con signos de violencia, acto seguido lo volvieron a amenazar con un revolver y Jo golpearon en diferentes

    partes del cuerpo, y le dijeron?itu eres pendejo donde hay mas armamento habla que te vamos a matar"; Indica que se percató que sus colegas estaban siendo golpeados, incluso observó cuando los atacantes arrojaron del segundo piso al S.O.C.R.P. quien cayo encima de un capot de un vehiculo ubicado al interior de Ia Comisaria, luego de lo cual todos los policias fueron tornados como rehenes y ubicados en un ambiente de la Comisaria; precisa que el encausado A.H.T. fue quien en primera instancia se le acercó y dio las ordenes a su gente para la toma de la Comisaria, asi como es mentira que hayan ingerido bebidas alcohólicas (las lesiones sufridas se encuentran acreditadas con el certificado medico legal de fojas quinientos setenta y cinco del expediente principal); b) El Teniente PNP L.C.F.P., obrante a fojas cuatrocientos ocho del expediente principal; quien refiere ser C. de Ia Dependencia policial de Huancarama, indicando que siendo las tres o cuatro de la madrugada del uno de enero de dos mil cinco se encontraba descansando en el segundo piso de Ia Comisaria Sectorial de Andahuaylas -en donde se encontraba por comisión de servicio-, despertándose al escuchar el impacto de Ia rotura de puertas, momentos en que se le abalanzan seis u ocho personas uniformadas con pantalón camuflado y polos negros, algunos de ellos armados con puñal, pistolas o fierros, quienes lo golpearon con patadas en el pecho y vociferaban que lo iban a matar si no decia donde se

    120

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    encontraba el armamento, luego de lo cual lo hicieron bajar por las escaleras hacia un ambiente entre la prevención y el Despacho del Comisario, en donde encontró a sus compañeros que estaban siendo golpeados por varias personas, percatándose que toda la Comisaría estaba tomada por personas uniformadas, luego de lo cual producto de una bomba lacrimógena salen de dicho lugar, circunstancias en que logró observar al procesado A.H.T., para luego ser llevados al frontis de la Comisaría en donde fueron amenazados, posteriormente los hicieron reingresar a uno de los ambientes de la Comisaría en donde permanecieron reducidos y amenazados con armamento que habían tomado del SAM de la Comisaría; precisando, que durante el tiempo que estuvieron de rehenes sufrían constantes maltratos psicológicos, debido a que eran amenazados de muerte, tratándolos de "perros miserables", y diciéndoles que si moría uno de ellos, mataban a un rehén, no dejándolos ir a los servicios higiénicos, dejándoles un balde en donde hacían sus necesidades fisiológicas; asimismo precisa que fueron despojados de sus armas de reglamento y de algunas prendas policiales (acreditándose las lesiones sufridas mediante certificado médico legal de fojas quinientos setenta del expediente principal); c) El Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.C.L., obrante a fojas cuatrocientos veintiocho del expediente principal; quien refiere que siendo las tres o cuatro horas del uno de enero de dos mil cinco, en circunstancias que se encontraba descansando en el segundo piso de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas, fueron sorprendidos por cincuenta o cien sujetos vestidos con prendas militares, los mismos que portaban armas de fuego de largo alcance (fusiles), siendo reducidos y despojados de sus armas de reglamento y de sus prendas policiales, para posteriormente tener a todos como rehenes en un ambiente de dicha Comisaria; precisa que era A.

    121

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    H.T. quien daba las ordenes a sus co procesados; y que era mentira que habian consumido bebidas alcohólicas, mas si se tiene en cuenta que se encontraban de servicio con orden de inamovilidad por Ia celebración de una fiesta costumbrista en Ia plaza de armas de Andahuaylas (acreditándose las lesiones sufridas mediante certificado medico legal de fojas quinientos sesenta y cuatro del expediente principal); d) El Sub Oficial de Tercera PNP Ciro Uberlando Rojas Porroa, obrante a fojas cuatrocientos sesenta y cuatro del expediente principal; quien refiere que siendo las tres horas con cuarenta minutos o cuatro horas del uno de enero de dos mil cinco, en circunstancias que se encontraba descansando en el segundo piso - dormitorio- de la Comisaria Sectorial de Andahuaylas, se despertó al escuchar ruidos de pisadas y gritos de personas que lograron ingresar al dormitorio, los cuales vestian diferentes tipos de uniforme del Ejercito Peruano, percatandose que portaban armamento de largo alcance, siendo sorprendido al apunt~rsele con una pistola a la altura de su cuello, siendo tornado de rehen al igual q,ue sus companeros, conduciendolos a empujones al primer piso y golpeados en diferentes parte del cuerpo, asi como despojados de algunas prendas y calzado, para luego ser Ilevados a uno de los ambientes de la Comisaria; indica que fueron objeto de maltratos tisico y psicológico a cada momento, indicandoseles que por cada reservista caido, tambien moriria un rehen; logrando reconocer en el exterior de la Comisaria a A.. H.T. (acreditÁndose las lesiones sufridas con el certificado medico legal de fojas quinientos sesenta y seis del expediente principal); e) El Sub Oficial PNP M.J.M.D., obrante a fojas quinientos uno del expediente principal; quien refiere que siendo las tres horas con treinta minutos, aproxirnadamente, del uno de enero de dos mil cinco, en circunstancias que

    122

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    se encontraba uniformado viendo televisión en la oficina de Comunicaciones de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas, ubicada en el segundo piso, escuchó pisadas de personas que subían las escaleras, observando que habían veinte personas aproximadamente vestidas con uniforme camuflado y portando armas de largo alcance, optando por cerrar la puerta a fin de protegerse, sin embargo, lograron abrir la puerta de una patada, y simultáneamente se abalanzaron sobre él, siéndole arrebata su arma de fuego y golpeado en diferentes parte del cuerpo, preguntándosele "donde estaban los fierros" y diciéndosele "si no nos informas te chitamos", mientras tanto, otro grupo de personas revisaba las cosas de la oficina y volteaban los colchones buscando armas, hasta que producto de los golpes perdió el conocimiento; luego cuando despertó, utilizando la "motorola base" comunicó lo que sucedía a los patrulleros, luego lo apagó y trató de salir del lugar, encontrándose en el pasadizo con e! S.O.P.P.L. quien también estaba sonámbulo por los golpes recibidos, luego mientras se ponían de acuerdo en lo que iban a hacer, aparecieron intempestivamente los atacantes, quienes los encañonaron con armas de fuego y los bajaron al primer piso, para posteriormente despojarlos de sus prendas policiales y tenerlos retenidos en uno de los ambientes en contra de sus voluntades (acreditándose las lesiones sufridas con el certificado médico legal de fojas quinientos sesenta y nueve del expediente principal); f) El Sub Oficial Técnico de Segunda PNJP P.P.L., obrante a fojas quinientos siete y quinientos diez del expediente principal; quien refiere que al momento de los hechos se encontraba descansando en el segundo piso, siendo reducido por varios sujetos quienes le quitaron su arma, luego fue despojado de sus prendas policiales, y puesto en un ambiente con sus compañeros (acreditándose las lesiones sufridas mediante el certificado medico legal de fojas

    123

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    quinientos sesenta y cinco del expediente principal); las declaraciones a nivel preliminar de el Mayor PNP. M.A.C.G. -Jefe de la Comisaria-, obrante a fojas trescientos sesenta y siete del expediente principal, El Capit~n PNP E.G.A.M. -Jefe de Permanencia y Ronda-, obrante a fojas trescientos setenta y ocho y trescientos ochenta del expediente principal; el Capital.) PNP J.M.M.R. -Jefe de Administración y Sección Radio Patrulla-, obrante a fojas trescientos ochenta y cinco y trescientos noventa del expediente principal, el Sub Oficial Tecnico de Segundo PNP G.R.C., obrante a fojas cuatrocientos veintiuno del expediente principal, el Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP R.E.E., obrante a fojas cuatrocientos treinta y seis y cuatrocientos cuarenta y uno, el Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP R.E.V., obrante a fojas cuatrocientos cuarenta y dios y cuatrocientos cuarenta y seis, el Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP S.T.V., obrante a fojas cuatrocientos cincuenta, el Sub Oficial de Segundo PNP E.A.A.J., obrante a fojas cuatrocientos setenta y uno del expediente principal, el Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP G.C.G., obrante a fojas cuatrocientos noventa y siete y el Sub Oficial de Tercera PNP E.O.Y.C., obrante a fojas quinientos dieciseis; quienes refieren que laboraban en la Comisaria Sectorial de Andahuaylas pero no es tuvieron preentes al rnomento que fue tomada por los "etnocaceristcr", sin embargo, narran Ira forma y circunstancias en que con posterioridad y en diferentes rnomentos fueron reducidos por el mencionado grupo armado y Ilevados al interior de la mencionada Dependencia policial en donde fueron privados de su libertad personal hasta el cuatro de enero de dos mil cinco en que fueron liberados; iv) la

    124

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    declaración policial del Sub Oficial de Tercera PNP H.D.C., obrantes a fojas cuatrocientos ochenta y nueve y cuatrocientos noventa y uno del expediente principal; quien refiere que trabajaba en la Comisaría del distrito de Talavera - Andahuaylas, pero al momento de los hechos solicitaron apoyo por intermedio de la radio en el sentido que acababan de asaltar la Comisaría de Andahuayias, constituyéndose a dicho lugar conjuntamente con el S.O.P.A.C. y dos efectivos policiales más, en la móvil de placa de rodaje KO - mil quinientos treinta y siete, y en circunstancias que se encontraban a una cuadro de la Comisaría un grupo de nueve o diez personas con uniforme militar y policial les comenzó a disparar, hiriendo a los S.O.P.A.C. y D.R.J., habiendo repelido el ataque, pero ante la superioridad numérica lo tomaron como rehén, conduciéndolo al interior de la Comisaría de Andahuaylas, siendo posteriormente sentado en el medio de la calle, junto a la puerta de la Comisaría, y siendo despojados de sus prendas policiales, y en razón de que al parecer hahián herido a un "etnocacerista", les sembraron cajas de cerveza y botellas de licor, y a.l ver que la población les reclama por esa actitud, optaron por ingresarlos nuevamente a la Comisaría; v)_ Las declaraciones del Capitán E.P. P.I.R.E., C.E.P.C.R.C., T.E.P.R.P.L. y Sub Oficial de Segunda E.F. F.M.J.P., obrantes a fojas quinientos veinticuatro, quinientos treinta y uno, quinientos cuarenta y quinientos cuarenta y nueve del expediente principal, respectivamente, quienes refieren que fueron designado como francotiradores, pero no realizaron disparo alguno, siendo capturados el tres de enero de dos mil cinco y llevados como rehenes a la Comisaria Sectorial de Andahuaylas; vi) La, declaración del Sub Oficial Técnico de Primera PNP A.G.L., obrante a fojas

    125

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    cuatrocientos quince del expediente principal; quien refiere que siendo las tres horas con treinta minutos o cuatro horas del uno de enero de dos mil cinco, un grupo de ciento ochenta personas, entre los cuales vestian uniforme de tipo militar, provistos de armas de largo alcance y objetos contundentes, tomaron por asalto el local de la Comisaria Sectorial de Andahuaylas, para lo cual primero redujeron al vigilante de la puerta, Sub Oficial de T.J.B.C., y luego a los efectivos policiales que se encontraban durmiendo, los cuales fueron golpeados y amenazados con sus respectivas armas de fuego, y luego tomados de rehenes; indica que logró soltarse de sus captores y optar en subir al techo del local policial a troves de una antena de radio. lograndose esconder en el umbral del local policial por dos dias y medio, aproximadamente; precisando que el lider del grupo era el encausado A.H.T. (acreditandose las lesiones sufridas mediante certificado medico legal de fojas quinientos setenta y seis del expediente principal); vii) El Parte Policial número cero cero uno - COMIS-PNP.POLTRAN -PNP, obrante a fojas dos mil ochocientos noventa y cinco, suscrito por el Teniente PNP S.O.G., quien da cuenta que siendo las cuatro horas del uno de enero de dos mil cinco, en circunstancias que se encontraba pernoctando en la cuadra de oficiales de la Comisaria Sectorial de Andahuaylas, en forma violenta ingresó un grupo de ochenta sujetos premunidos de armas de fuego de largo y corto cicance, los cuales efectuaron disparos; siendo que el suscrito repelia el ataque haciendo uso de su arma de fuego de reglamento, utilizando tambien dos granadas lacrimógenas, y al momento de registrarse la humareda y en plena balacera fue impactado por un disparo de PAF a la altura del pectoral izquierdo con orificio de entrada y salida, luego de lo cual fue reducido y le quitaron su arma de reglamento, sin embargo, logró arrojarse por el balcón hacia el

    126

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    capot de un vehículo policial, pudiendo escapar por la puerta posterior, para luego dirigirse al nosocomio de la ciudad (acreditándose las lesiones con el certificado médico legal de fojas quinientos setenta y nueve del expediente principal); viii) El Parte Policial número cero cero uno - dos mil cinco-COMIS-SECT-PNP-A/SIE, obrante en copia certificada a fojas ciento dieciséis, suscrito por el Sub Oficial Técnico de Segunda PNP E.B.P., que da cuenta que el mencionado efectivo policial conjuntamente con el Sub Oficial de Primera PNP E.R.V., habrían logrado escapar de la incursión de los "etnocaceristas" en la Comisaría Sectorial de Andahuylas, producido en horas de la madrugada del uno de enero de dos mil cinco; ix) la declaración en acto oral del efectivo policial L.C.F.P., obrante a fojas treinta y un mil novecientos veinte, en donde señaló que reconoce a T.G.P.A. como una de las personas que se paseaban en los cuatro ambientes de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas, agregando a fojas treintiún mil novecientos veintitrés que "lo he visto a ese cninito, lo he visto al señor T.P.A...."; y, x) El Parte número cero treinta y uno-DIRCOTE-DIVITR-DEPITAC-SIA, obrante en copia certificada a fojas doce mil trescientos noventa y siete, que da cuenta de las armas de fuego recuperadas a consecuencia de los hechos investigados, precisándose en el punto ix) que no se pudo establecer la procedencia y o propiedad del siguiente armamento incautado: un revolver sin marca y sin número, un revolver de bisagra cuarenta y dos ochenta y cinco diecisiete, sin número, una pistola calibre nueve milímetros, sin número "Davis", una carabina E- veintidós novecientos trece, doce setecientos treinta y ocho M- uno, sin nOmero "REBORA", y dos escopetas de fabricación casera; lo cual acredita que el grupo "etnocacerista" portaba armas de fuego antes de Ia toma de

    127

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    la Comisaria Sectorial de Andahuaylas.

    Tercero

    Que, estando a los medios probatorios anotados, en autos se encuentra acreditada la responsabilidad penal de los encausados A.I.H.T. y T.G.P.A. en el delito de Secuestro - previsto en el articulo ciento cincuenta y dos, inciso tres del Código Penal -, en agravio de veintiún personas (M.P.M.Á.C.G., Capitán PNP J.M.M.R., Capitan PNP E.A.M., Teniente PNP L.C.F.P., Sub Oficial PNP M.J.M.D., Sub Oficial Tecnico de Segunda PNP P.P.L., Sub Oficial Tecnico de Segunda PNP G.R.C., Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP G.C.G., Sub Oficial Técnico de fercera PNP J.C.L., Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP R.E.E., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.V., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP S.T.V., Sub oficial Técnico de Segundo PNP E.A.A.J., Sub Oficial de Tercera PNP Uberlando Rojas Porroa, Sub Oficial de Tercera PNP J.E.B.C., Sub Oficial de Tercera PNP H.D.C., Sub Oficial de Tercera PNP E.Y.C., Capitán Infanteria del E.P.C.R.C., Capitan de Infanteria del Ejercito Peruano P.I.R.E., Teniente Ejercito Peruano. R.P.L. y Sub Oficial de segunda del E.P.F.M.J.P., toda vez, que los referidos encausados conjuntamente con los ya sentenciados por dicho delito, sin derecho, motivo o facultad justificada, en diferentes momenios de los dias uno al Tres de enero de dos mil cinco, redujeron medianie violencia fisica y con armas de fuego a los veintiún agraviados antes mencionados, los cuales eran Oficiales y Sub Oficiales de Ia Policia Nacional y Ejercito del Perú (funcionarios a servidores públicos), despojándolos de sus armas de reglamento

    128

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    o particulares y de sus prendas de uso policial o militar, para luego ser retenidos en contra de sus voluntades (privados de libertad) al interior de las instalaciones de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas, hasta que éstos finalmente fueron liberados o rescatados el cuatro de enero de dos mil cinco.

    Cuarto

    Que, debe indicarse que las defensas técnicas de los encausados H.T. y P.A., y éstos mismos en sus respectivas declaraciones brindadas en el transcurso del proceso, introducen la tesis de que la toma de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas fue circunstancial, debido a que fueron a solicitar garantías para sus personas y encontraron que el personal policial estaba ebrio y que incluso no había vigilante en la puerta de ingreso, motivo por el cual decidieron tomar dicha dependencia policial, pero les indicaron a los miembros de la Policía Nacional del Perú que eran libres de retirarse de dicho lugar; al respecto. debe indicarse, que sin perjuicio de precisar que dicha versión carece de sustento lógico y ha sido desvirtuada con las pruebas antes anotadas, no es de olvidar, como se ha acreditado anteriormente, que si. bien la intención o finalidad de los encausados comprendidos en el presente proceso renal. fue alzarse en armas para deponer al gobierno legalmente constituido de A.T.M., para lo cual habrían considerado estratégico tomar la Comisaría Sectorial de Andahuaylas -(delito de rebelión), también lo es, que para efectos del éxito de la mencionada incursión criminal (rebelión) se cometieron otros actos delictivos independientes (concurso-real de delitos), entre éstos, el mantener privados de su libertad a las personas que se oponían o prestaban resistencia a dicho fin (miembros de las fuerzas policioles y fuerzas armadas), lo cual constituye delito de secuestro; en consecuencia este extremo de Ia sentencia

    129

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    recurrida se encuentra conforme a Ley.

    En cuanto a la responsabilidad Penal de los procesados A.I.T. y T.G.P.A. en el delito desustracciOn o arrebato de armas de fuego

    Quinto

    Que, conforme se ha precisado anteriormente, si bien es cierto se encuentra acreditada Ia responsabilidad penal de los encausados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. en el delito de rebelión; tambien lo es, que como consecuencia de dicha conducta delictiva se realizaron varios hechos punibles que deben considerarse como otros tantos delitos independientes -concurso real de delitos, previsto en el articulo cincuenta del Código Penal-, entre estos, el delito contra Ia Seguridad Pública, en su modalidad de sustracción o arrebato de armas de fuego a miembros de las Fuerzas Armadas y de Ia Policia Nacional del Perú, previsto en el articulo doscientos setenta y nueve - B del Código Penal -modificado por el Decreto Legislativo número ochocientos noventa y ocho-, que sanciona a "El que sustrae o arrebate armas de fuego en general, o municiones y granadas de guerra o expiosivos a miembros de las Fuerzas Armadas o de la Policia Nacional o de Servicios de Seguridad..."; debiendo indicarse que la responsabilidad penal de los encausados H.T. y P.A. en dicho delito, se encuentra acreditada por las declaraciones a nivel preliminar del Sub Oficial de Tercera J.E.B.C., obrante a fojas cuatrocientos setenta y nueve del expediente principal, el Teniente PNP L.C.F.P., obrante a fojas

    130

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    cuatrocientos ocho del expediente principal, el Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.C.L., obrante a fojas cuatrocientos veintiocho del expediente principal, el Sub Oficial de Tercera PNP Ciro Uberlando Rojas Porroa, obrante a fojas cuatrocientos sesenta y cuatro del expediente principal, el Sub Oficial PNP Máximo J.M.D., obrante a fojas quinientos uno del expediente principal, y el Sub Oficial Técnico de Segunda PNP P.P.L., obrante a fojas quinientos siete y quinientos diez del expediente principal; quienes coinciden en referir que se encontraban presentes en el momento que la Comisaría Sectorial de A. fue tomada por un grupo de personas "etnocaceristas", los cuales los despojaron de sus respectivas armas de reglamento y particulares, y en todo momento preguntaban en donde se encontraba el almacén de las armas asignadas a dicha Comisaría, que finalmente logran ubicar, rompiendo las puertas respectivas, a efectos de sustraer dicho armamento policial que fue repartido entre dichas personas; precisándose que como se ha referido anteriormente se encuentra acreditado que tanto el encausado H.T. como P.A. participaron en la toma de la aludida Dependencia policial, por tanto, también tuvieron participación activa en la sustracción del armamento policial en cuestión; en consecuencia éste extremo de la sentencia se encuentra conforme a Ley. Que, sin perjuicio de lo mencionado debe indicarse que las defensas técnicas de los encausados H.T. y P.A. alegan que el delito materia de pronunciamiento se encuentra subsumido en el delito de rebelión; al respecto debe indicarse, que en concordancia con lo anotado en el considerando anterior, Ia tenencia de armas con la finalidad de cometer el delito de rebelión, se subsume en el elemento objetivo necesario del referido tipo penal (alzamiento en armas); lo

    131

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    cual no sucede en el caso de Ia conducta ilicita prevista en el articulo doscientos setenta y nueve - B del Código Penal, por cuanto, esta no sanciona Ia tenencia de arma, sino Ia sustracción o arrebato de armas de fuego en general, o municiones y granadas de guerra o explosivos a miembros de las Fuerzas Armadas o de Ia Policia Nacional, esto es, el desapoderamiento de dichas armas u municiones a miembros de Ia fuerza policial o militar, que en el presente caso incluso sucedió con posterioridad a la consumación del delito de rebelión acreditado en autos, y por tanto, constituye una conducta ilicita independiente (concurso real).

    En cuanto a la absolución del encausado D.J.L.L. el delito de sustracción de armas de fuego.

    Sexto

    Que, en cuanto a Ia absolución de D.J.L.L. por el delito de sustracción de armas de fuego, debemos indicar que, revisado el sustento factico de la acusación fiscal en este extremo, obrante a fojas veintiseis mil setecientos cuarenta y uno -ver tomo ctncuenta y ocho-, se le imputa al procesado L.L. el haber procedido a arrebatar las armas de fuego de los efectivos policiales que se encontraban presentee en la toma de la Comisaria Sectorial de Andahuaylas, asi como de haber sustraido las armas asignadas a dicha Dependencia policial -a las cuatro horas aproximadamente, del día uno de enero de dos mis cinco-; de otro lado, el encausado L.L. al prestar sus declaraciones a nivel preliminar y Juicio oral, obrantes a fojas cinco mil quinientos nueve y treinta mil quinientos

    132

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    sesenta y seis, respectivamente, ha referido de manera uniforme que tuvo participación activa en los hechos investigados a partir de horas de la tarde del uno de enero de dos mil cinco -con posterioridad a la toma de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas en donde se sustrajeron las armas de las fuerzas policiales materia de acusación-, para lo cual se dirigió a la Comisaría Sectorial de Andahuaylas, en donde ' se le proporcionó un chaleco antibalas y un arma de fuego; por tanto, teniendo en cuenta la acusación fiscal y al no existir prueba alguna que desvirtué la versión del encausado L.L., respecto al momento en que tomó participación activa en los delitos investigados, no puede imputársele de manera objetiva el delito de sustracción o arrebato de armas de fuego a los miembros de la Policía Nacional del Perú que se encontraban presentes al momento de la toma de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas; de igual forma, debe indicarse, que si bien es cierto, se advierte de los videos visualizados en el presente proceso penal, que el encausado L.L. se acercó a efectivos policiales que se encontraban caídos en el suelo producto de haber fecibido impactos en el cuerpo de proyectiles de armas de fuego, a efectos de arrebatarles sus respectivas armas de reglamento ?hechos ocurridos en el Puente Colonial, en las primeras horas del dos de enero de dos mi cinco, en el Puente Colonial-; también lo es, que estando a que la imputación fiscal no hace referencia alguna de este último hecho mencionado a efectos de imputar al referido encausado el delito de sustracción o arrebato de arma de fuego, éste Supremo Tribunal se encuentra imposibilitado de emitir el pronunciamiento de Ley correspondiente en aras de salvaguardar el principio de legalidad y el derecho de defensa; en consecuencia, este Supremo Tribunal considera que este extremo de Ia sentencia recurrida no debe sufrir variación alguna por

    133

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    encontrarse arreglado a Ley.

    Respecto a la responsabilidad penal del encausado A.I.T. por el delito de daños agravado.

    Setimo

    Que, respecto a los agravios expuestos en. el recurso de nulidad interpuesto por el sentenciado A.I.H.T., la responsabilidad penal del precitado por at delito de daño agravado - previsto en el articulo doscientos cinco, debidamente concordado con el inciso tres del articulo doscientos seis del Código Penal -, en agravio del Estado, ha quedado debidamente acreditada, toda vez que, existen pruebas de cargo suficientes que desvirtúan el principio de presunción de inocencia previsto en el paragrafo "e", inciso veinticuatro, del articulo dos de Ia Constitución Politica del Estado; que, antes de entrar al análisis central sabre este cargo, resulta relevante indicar que como argumento del recurso de nulidad interpuesto, Ia defensa de A.I.H.T. ha senalado que jamas se le ha formulado interrogatorio alguno sabre esta imputación, por lo que, se le estaria vulnerando el derecho de defensa, sin embargo, de la continuaci6n de ampliación de su cieclaración prestada en sede judicial, a fojas dieciocho mil seiscientos treinta y siete, se advierte que este si fue inte,rrogado sobre dicha incriminaci6n, asi se puede apreciar que ante una pregunta del J., A.H.T., respondió "...Que estando en las instalaciones - de la Comisaría de Andahuaylas - decidí no salir por seguridad de mi gente, por lo que tomé medidas defensivas, poniendo barricadas para

    134

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    defenderme de la agresión de las fuerzas gubernamentales (...) que coloqué como barricadas piedras, muebles botados, todo lo que puede resistir una agresión armada (...) que cerré varias esquinas a la redonda de la Comisaría, no recuerdo cuántas barricadas y también coloqué varias personas en cada barricada..."; asimismo, es de resaltar que durante el acto oral, el Colegiado Superior dio por concluido el interrogatorio a H.T. debido al comportamiento indebido y reiterado que éste venía realizando durante las sesiones de audiencia, es más ello constituía un abuso de las facultades, que se le reconoce a toda persona sujeta a una incriminación dentro de un proceso penal, realizado bajo las garantías legales correspondientes, en tal virtud, ello determinó que no pudiera sometérsele a interrogatorio en el plenario sobre este cargo específico, empero resulta incongruente que la defensa de H.T. invoque este argumento a su favor, cuando el propio accionar- del encausado provocó la justificada decisión del Órgano Jurisdiccional, en consecuencia, no puede alegarse como motivo de una presunta vulneración un acto que tiene como antecedente el propio accionar del sujeto procesal que ahora busca beneficiarse con ello; que, asimismo, resulta necesario precisar que al encausado H.T. en todo momento se le, garantizó el derecho de defensa, pues se le permitió pronunciarse sobre todo lo actuado en el tiempo que estuvo expulsado; que, en cuanto al fondo del tema Q:ontrovertido en este extremo, resulta fundamento de la condena, no sblo lo declarado por el mencionado procesado, sino que, además, es relevante indicar que los destrozos se realizaron en el interior de la Comisaría de Andahuaylas, durante todo el tiempo que duró la toma de dicho local policial, por lo que, se descarto que ello haya sido producto de algún enfrentamiento entre los efectivos policiales

    135

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    y los seguidores de A.H.T., más qún si los primeros se encontraban reducidos por estos últimos, al respecto se debe advertir como elementos probatorios las copias certificadas de las tomas fotográficas de fojas tres mil trescientos treinta y seis, tres mil trescientos treinta y siete, tres mil trescientos treinta y ocho, tres mil trescientos treinta y nueve, tres mil trescientos cuarenta y tres mil trescientos cuarenta y uno, en las que se puede apreciar los destrozos ocasionados, siendo que A.H.T. y sus seguidores, no solo irrumpieron violentamente en la Comisaría Sectorial de Andahuaylas, tomando como rehenes a los efectivos policiales que allí se encontraban, sino que, además, sustrajeron las armas de fuego que habían en su interior, utilizándolas para su propósito rebelde, y ocasionaron los daños que las referidas vistas fotográficas han captado, asimismo, se tiene el dictamen pericia) de balística forense de fojas seis mil doscientos doce, en el que se da cuenta de los impactos de proyectiles que presentaban las unidades policiales de placas número KO - mil quinientos treinta y siete y PO - mil quinientos treinta y tres; debiendo indicarse, que A.H.T. promovió la aludida irrupción en la ciudad de Andahuaylas, no censurando, ni antes ni después de los hechos el proceder violento de sus seguidores y, es obvio, que no iba a hacerlo, pues él no solo estuvo de acuerdo en ello, sino que instó a que tales daños a las instalaciones policiales se realizaran, en consecuencia, el encausado H.T. tuvo dominio del hecho respecto a los daños ocasionados, por, tanto, es responsable penalmente; de dicho delito; en consecuencia, los agravios esgrimidos en su recurso de nulidad devienen en inatendibles, debiendo mantenerse la condena impuesta en este extremo.

    136

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Respecto a las absoluciones de los encausados T.G.P.A. y D.J.L.L. por el delito de daños agravado.

    Octavo

    Que, en cuanto a la absolución de los encausados T.G.P.A. y D.J.L.L. por el delito de daños agravados, debemos indicar que en autos ha quedado demostrado que los destrozos ocasionados en la dependencia policial de Andahuaylas, se produjeron en el momento que A.H.T. y sus seguidores ingresaron a la misma, hecho ocurrido a las cuatro horas del día uno de enero de dos mil cinco, - lo que se corrobora con las copias certificadas de las tomas fotográficas que obran en el expediente número veinte - dos mil cinco "A" de fajas tres mil trescientos treinta y seis, tres mil trescientos treinta y siete, tres mil trescientos treinta y ocho, tres mil trescientos treinta y nueve, tres mil trescientos cuarenta, tres mil trescientos cuarenta y uno y tres mil trescientos cuarenta y ocho, en las que se aprecio la destrucción de los ambientes, de los muebles, enseres y documentación de la citada Comisaría, fotografías que en original obran en el expediente principal número veinte - dos mil cinco de fojas tres mil trescientos treinta y cuatro a tres mil trescientos cuarenta y dos, asimismo, a fojas seis mil doscientos doce obra el dictamen pericia) de balística forense en el que se da cuenta de los impactos de proyectiles que presentaban las unidades policiales de placas número KO - mil quinientos treinta y siete y PO - mil quinientos treinta y tres -, siendo así, cabe indicar que de acuerdo a lo expuesto en los considerandos precedentes, se ha determinado que P.A. estuvo presente al momento de la toma de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas - incluso él mismo lo ha declarado durante el acto oral a fojas treinta mil seiscientos trece - y si bien negó haber ingresado a dicho

    137

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    establecimiento policial, sin embargo, dicho argumento carece de consistencia, toda vez que no resulta lógico - como el Precitado lo ha dejado entrever - que se haya limitado a acompanar a la marcha sin tener conocimiento de los pormenores que rodearon a Ia toma de Ia Comisaria, ni que haya actuado en supuesta defensa de su integridad, pues según menciono lo habrian estado sindicando como terrorista, mas aún cuando existen declaraciones, como Ia brindada por el efectivo policial L.C.F.P., quien en la sesión de audiencia de fecha diecinueve de enero de dos mil nueve, a fojas treinta y un mil novecientos diecinueve vuella, ante Ia siguiente pregunta que le hizo el Colegiado Superior "...¿Usted ante una pregunta de /a abogada, reconoce a una de las personas al que est~ con el resaltador en el bolsillo, el senor que se apellida P.A., porque lo reconoce, usted puede referirnos porque se le ha grabado el rostro del senor?...", el precitado agraviado respondió"...en tanto que iban y venian lo he podido apreciar, se paseaban en los cuatro ambientes que nos han dejado, todos tenian puertas como para apreciar quien estaba afuera...", lo que reitera a fojas treinta y un mil novecientos veintidós, cuando senaló ??he visto a ese chinito, lo he visto al senor P.A...." en tal sentido, P.A. no solo tuvo participación-n activa at momento de Ia incursion etnocacerisia, sino que tambien coadyuvó a Ia perpetración de los danos ocasionados dentro de la Comisaria Sectorial de Andahuaylas - pues ambos actos se realizaron de manera sucesiva por tanto, se debe concluir que lo resuelto por el Colegiado Superior en este extremo no se encuentra arreglado a Ley.

    Que, en el caso del encausado D.J.L.L. el Colegiado Superior para emitir decisión absolutoria a su favor ha considerado que este

    138

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    participó despues de la toma de Ia comisaria policial, -conforme se aprecia de la sentencia recurrida en su punto VI - Individualización, Graduación de Pena y Cuantificación de la Reparación Civil a fojas treinta y cuatro mil ochocientos cincuenta y uno y treinta y cuatro mil ochocientos cincuenta y tres, donde se deja establecido que: "(...) participó en los actos de juzgamiento (respecto a L.L.) el primero de enero de dos mil cinco en horas de la tarde, es decir, ya producido el asalto a la Comisaría Sectorial de Andahuaylas, por lo que es obvio que no participó en los daños producidos en el acto de la toma de la Comisaría como le imputo el Ministerio Público(...)"; además, el aludido L.L. en su manifestación preliminar, que obra en copia certificada a fojas cinco mil quinientos nueve y durante el Juicio oral a fojas treinta mil quinientos sesenta y seis ha sostenido que apoyó la rebelión el día uno de enero de dos mil cinco, a las quince horas, después que se había tomado la Comisaría de Andahuaylas; por ello, la Sala Penal Superior ha justificado la absolución de L.L. atendiendo a la falta de elementos probatorios que demuestren su responsabilidad penal por el delito de daños, siendo ello así, este Supremo Tribunal considera que este extremo de la sentencia recurrida se encuentra arreglado a Ley.

    En cuanto a la responsabilidad Penal del encausado A.I.H.T. por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego.

    Noveno

    Que, sin perjuicio de lo anotado respecto a la teoría mixta restrictiva del delito político -que admite el concurso del delito de rebelión con delitos comunes-; debe indicarse, que el delito de tenencia ilegal de armas, previsto en el artículo doscientos setenta y nueve del Código Penal -modificado por el

    139

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Decreto Legislativo número ochocientos noventa y ocho-, sanciona a "El que, ilegítimamente fabrica, almacena, suministra o tiene en su poder bombas, armas, municiones o materiales explosivos, inflamables, asfixiantes o tóxicos o sustancias o materiales destinados para su perpetración (...)"; por tanto, conforme al contenido del mencionado tipo penal, dicha conducta ilícita se consuma -en una de sus supuestos- cuando el agente porta un arma de fuego ilegalmente (sin licencia otorgada por autoridad competente); sin embargo, para el análisis del caso in comento, debe tenerse en cuenta el sustento fáctico de la acusación fiscal por dicho delito contra el encausado A.I.H.T., esto es, que "portando un arma de fuego en forma ilegal, organizó, planificó, y bajo sus ordenes se ejecutó la toma violenta de la Comisaría de Andahuaylas (...)"; así como el contexto de los hechos investigados en el presente caso, esto es, que el arma de fuego que portaba el encausado H.T. en la correa o cinto al momento de acercarse a la puerta de ingreso de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas en horas de la madrugada del uno de enero de dos mil cinco, tenía como objeto coadyuvar a la toma de la referida dependencia policial -según se infiere de la versión del efectivo policial J.E.B.C., quien fue reducido por el encausado H.T. cuando hacía guardia en la referida Comisaría-; siendo ello así, la tenencia de armas imputada al encausado A. igor H.T. en el presente caso, constituye el elemento objetivo necesario para que se configure el tipo penal del delito de rebelión, referido al "alzamiento en armas" (delito político respecto del cual se ha acreditado su responsabilidad penal); por tanto, resulta irrelevante dicho encausado contaba o no con licencia para portar arma de fuego en dicho momento, más aún, si el tipo penal de rebelión, no hace distinción alguna en cuanto a si las armas utilizadas para sus fines deben ser portadas legal o ilegalmente; en consecuencia, este Supremo Tribunal

    140

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    considera, que el delito de tenencia ilegal de armas imputado en el presente caso al encausado, A.I.H.T. se subsume en el delito de rebelión., previsto en el artículo trescientos cuarenta y seis del Código Penal, respecto del cual se encuentra acreditada su responsabilidad penal como coautor; en consecuencia en este extremo resulta aplicable lo previsto en el artículo doscientos ochenta y cuatro del Código de Procedimientos Penales (conforme a lo opinado por el Fiscal Supremo).

    En cuanto a la responsabilidad Penal del procesado D.J.L. y T.G.P.A. por e! delito de homicidio

    Décimo

    Que, en cuanto a la responsabilidad penal o no de los encausados L.L. y P.A. en los hechos de muerte investigados, acaecidos en horas de la mañana del dos de enero de dos mil cinco a inmediaciones del Puente Colonial de la ciudad de Andahuaylas, de autos se advierten los siguientes medios probatorios a tenerse en cuenta: i) las declaraciones a nivel preliminar, instrucción y acto oral del encausado L.L., obrantes a fojas cinco mil quinientos nueve, doce mil ochocientos cuarenta y treinta mi quinientos setenta y uno, respectivamente, en donde respecto a los hechos de muerte suscitados en el Puente Colonial, refirió en primer término (declaración policial), que a las seis horas del dos de enero de dos mil cinco, se acercó una patrulla de la Policía Nacional del Perú por inmediaciones del Puente peatonal, siendo que dichos efectivos policiales comenzaron a disparar sus armas de fuego, por lo cual respondieron también con disparos dé arma de fuego, producto de lo cual cayeron al suelo cuatro

    141

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    policias heridos, indicando que a pedido de unos pobladores del lugar se acerc6 a dos de los referidos policias, uno de los cuales estaba al lado del puente, y al ver que este estaba herido por proyectil de arma de fuego en el lado izquierdo del pecho (cerca al corazón) y que los civiles de Ia zona le gritaban que rernatara a dicho policia para que no sufriera, con el fusil que portaba en su mano derecha le realiz6 un disparo que salió en rafaga, saliendo dos o tres balas, dandole en la parte derecha del estómago, luego de lo cual con otro companero le quitó su armamento; en un segundo momenta (declaración instructiva), indicó que se dirigió al Puente peatonal en compania de nueve personas, luego le dijeron que regresará a la Comisaria para traer una gaseosa, pero en el trayecto escucha un nuevo tiroteo, por lo cual retornó al referido puente en donde observó que habian policias heridos en el piso, acercandose conjuntamente con varios pobladores alrededor de ellos, sin embargo, cuando estaba al costado de uno de los policias heridos, este logra dispararle con su arma y la bala hace volar su kepi y le roza la cabeza, lo cual ocasionó que se le escapara un tiro de bala del, fusil que portaba contra dicho policia, luego de lo cual I. el armamento de los policias a Ia Comisaria Sectorial de Andahuaylas, lo cual entregaron personalmente al encausado A.I.H.T.; y posteriormente en un tercer momento (declaración en acto oral) refirió que el dia dos de enero de dos mil cinco, efectivos policiales en un número de cincuenta, oproximadamente, se acercaban por Ia orilla del rio Chumbao, y luego ale haber disparado por una hora y media, aproximadamente, le entrega el arma a A.H. lasso; precisando que se traslado at Puente Peatonal desde Ia Comisaria en el misrno momento que se produjo la balacera, que fue como a las cinco horas con treinta minutos o seis horas, aproximadamente, así como que fue a ayudar a los policías que estaban caídos y heridos en el piso, pero uno de éstos trató de sacar su armamento,

    142

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    ante lo cual por la bulla de la gente y debido a que el fusil que portaba estaba, cargado, se le escapó un tiro; ii) la declaración policial del encausado P.A., obrante a fojas mil seiscientos doce, en donde refirió "(...)nosotros tomamos la Comisaría, obedeciendo órdenes de nuestro líder el Mayor Ejército Peruano (R) Antauto Humala Tasso (...) pero una vez tomada la Comisaría nos apoderamos de las armas pertenecientes a esta Dependencia policial, en mi caso yo tenía en mi poder un fusil AKAM, con cuya arma yo sí efectué como cuatro disparos, pero como medida disuasiva, ya que los policías también disparaban...", , agrega "hubo un solo enfrentamiento, pero ye no participe"; así como su declaración en acto oral, obrante a fojas treinta mil seiscientos trece, en !a que indicó ,(...)Que estuvo parado en la puerta de la Comisaría desde que ingresaron a la misma, hasta el día cuatro de enero de dos mil cinco (...), no recuerda haber entrado a la Comisaría (...) solo efectuó un disparo cuando la población llevó en hombros a A.H., eso fue al tercer día (...) que su participación en la insurgencia fue espontánea, no fue premeditada o preparada (...) desconoce haber efectuado declaraciones con nombres de otras personas (...) no vio a los policías (...) el díá dos de enero de dos mil cinco estaba en la puerta de la Comisaría de Andahuaylas y le dijeron que habían policías muertos, por ello se fue a ese lugar solo a mirar (...)que no conoce a L.L. (...) que cuando llegó al puente solo vio que venta una ambulancia y que había una multitud de personas alrededor del puente (...) en total hizo cuatro disparos,"; iii) la fotografía que obra a fojas cuatrocientos seis del expediente principal y a fojas cinco mil quinientos treinta y uno del expediente número veinte - dos mil cinco A, en la que se puede a)breciar a P.A. en el puente Colonial portando un fusil (arma de largo alcance) junto a su co encausado L.L.; iv) la fotografía que obra a fojas cinco mil seiscientos setenta y tres del expediente principal, en la que se advierte a P.A. portando un fusil cerca de su co encausado

    143

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    A.H.T.; v) el acta de transcripcian del video ofrecido por la Procuraduria POblica del Ministerio del Interior - parte dos-, obrante a fojas treinta y tres mil novecientos tres, en donde entre otros, se consigna que se aprecia a dos personas tiradas en el suelo con uniformes de color verde (policias) y alrededor de estos, a personas vestidas de civil, una persona dice: "una ambulancia, I. a una ambulancia", la gente se aglomera y se escucha un disparo dentro de dicho grupo de personas, luego la gente se esparce por dicho disparo, apreciandose al encausado D.J.L.L. que se encuentra uniformado con un pantalan y chaleco verde, con chompa negra y gorro verde, alzando un fusil con la mono derecha, quien esta al costado de una de las personas que se encontraban tiradas en el suelo(policia), diligencia que fue oralizada en la etapa procesal correspondiente; vi) la manifestacian policial de F.A.O., obrante a fojas cuatro mil setecientos trece del expediente principal; en donde refiere que conoce desde nine al encausado D.J.L.L., el mismo que es su primo politico, debido a que esta casado con su prima hermana V.V.L., precisando que se encontra con el referido encausado a las catorce horas del cinco de enero de dos mil cinco, siendo que empezaron a conversar, y aquel le conta que habia dodo muerte a un policia que estaba caminando conjuntamente con .otros efectivos policiales por el Puente Colonial de Andahuaylas, y que dicho policia cayo al rio como si hubiese matado a una paloma; version en la cud! se ratifica en el acta de reconocimiento, obrante a fojas cuatro mil setecientos cuarenta y ties del expediente principal; vii) el Dictamen Pericial de restos de disparo de arma de fuego en los agraviados occisos C.P.C.A.C.P., Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.R.F. y Sub Oficial Técnico de Tercera Abelardo

    144

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    C.C., obrante a fojas ocho mil setecientos quince del expediente principal; en donde se indica que las muestras tomadas de las manos de los examinados fue realizada a las nueve horas con cuarenta y cinco minutos del tres de enero de dos mil cinco, concluyéndose que los agraviados C.P. y C.V., dieron resultado positivo para plomo y bario, y negativo para antimonio; mientras que los agraviados R.F. y C.C., dieron resultado negativo para plomo, antimonio y bario; realizándose la observación de que la ausencia o presencia de los cationes metálicos en los restos de disparo de arma de fuego (plomo, antimonio y bario) varían entre otros factores por el número de disparos efectuados, tipo de arma, tiempo transcurrido desde el incidente hasta la toma de muestra y lavado o actividad realizada por la persona, y que el presente dictamen pericial debe complementarse con los otros elementos de la investigación criminal, a fin de determinar la autoría de disparos; y realizándose la recomendación, de que la muestra debe ser tomada lo antes posible luego del incidente, dentro de las veinticuatro horas; viii) el Dictamen Pericial de restos de disparo por arma de fuego del encausado D.J.L.L., obrante a fojas ocho mil setecientos cincuenta y uno del expediente principal; indicándose que la muestra examinada fue tomada de las manos del referido encausado a las veinte horas con diez minutos del veintiuno de enero de dos mil cinco; concluyéndose, que dio resultado positivo para plomo y bario, y negativo para antimonio; realizándose la observación de que la ausencia o presencia de los cationes metálicos en los restos de disparo de arma de fuego (plomo, antimonio y bario) varían entre otros factores por el número de disparos efectuados, tipo de arma, tiempo transcurrido desde el incidente hasta Ia toma de muestra y lavado o actividad realizada por la persona, y que el presente dictamen pericial debe complementarse con los

    145

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    otros elementos de la investigación criminal, a fin de determinar Ia autoria de disparos; y realizándose Ia recomendacian, de que Ia muestra debe ser tomada lo antes posible luego del incidente; ix) el Dictamen Pericial de restos de disparos por arma de fuego del encausado T.G.P.A., obrante a fojas ocho mil setecientos veintitres del expediente principal; indicandose que la muestra examinada fue tornado de las manos del referido encausado entre las diecisiete horas con quince minutos a las veintiOn horas del cuatro de enero de dos mil cinco; concluyendose, que dio resultado positivo para plomo, antimonio y bario, elementos compatibles con restos de disparo de arma de fuego; y, x) el Dictamen Pericial de psicologia forense del encausado L.L., obrante a fojas ocho mil setecientos cincuenta y dos del expediente principal; en donde en el rubro "relato textual del motivo de examen", refirió lo siguiente "Lo que hice esta bien grave...nunca pense llegar a hacer lo que he hecho y ni llegar a este lugar...Ellos disparaban (los PNP) que I. (a Andahuay/as) y nosotros tambien tuvimos que disparar....La gente (los civiles) llegaron y decian remátale que está sufriendo, agonizando el policía...Lo hice haciéndole caso a Ia gente en ese momento me senti como un loco (eufarico).."; mientras due en el rubro "Personalidad" se establece que "se trata de un individuo con rendencia hacia Ia introversion e inestabilidad emocional, evidenciando dificultades pare interrelacionarse grupalmente, prefiriendo apartarse del grupo con tendencia a Ia agresividad y conducta inoporfuna, mostrándose impertinente, tosco, grosero, violento. Explosivo en sus reacciones emotivas aunado a carencia de autodominio. Por otro lado, no se muestra tal y como es, suele interactuar con astucia disimulando y/o ocultando sus ambiciones. Se muestra con tacto y diplomacia para decir lo que le conviene, ocultando lo que no le interesa revelar, es evasivo y mentiroso; asimismo es egoísta y simulador, de altruismo interesado, no genuino. Presenta rigor afectivo

    146

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    emocional, mostrando frialdad afectiva, aunado a elevada autoestima y actitud de superioridad ante los demás"; concluyéndose, que el encausado L.L., evidencia indicadores psicológicos de un tipo de personalidad agresiva, violenta y explosiva; esto aunado a su bajo control de. impulsos y escasa capacidad de juicio crítico, lo puede conllevar a ejecutar actos contrarios a la ley. Es consciente y responsable de sus actos.

    Que, siendo ello así, de los medios probatorios anotados, se advierte que se encuentra acreditada la presencia física de los encausados T.G.P.A. y D.J.L.L. en las inmediaciones del Puente Colonial en el momento que aconteció los hechos de muerte investigados - cinco o seis horas del dos de enero de dos mil cinco-; así como el hecho de que ambos efectuaron disparos contra el grupo de efectivos policiales que se aprestaban a cruzar el Puente peatonal Colonial de la ciudad de Andahuaylas -Ino resultando prueba en contrario en este extremo, el dictamen pericia) de restos de disparos de arma de fuego que se le practicó al encausado L.L., debido a que la muestra examinada fue tomada diecinueve días después de acontecidos los disparos, lo cual influye en la presencia de los cationes metálicos de restos de disparos de armas de fuego - plomo, bario y antimonio-, conforme a la observación en dicha prueba pericial); sin embargo, debido a que no obra en autos pericia alguna que determine qué arma de fuego portaban los encausados L.L. y P.A. cuando realizaron los disparos contra el grupo de policías que cruzaba el puente. Colonial el dos de enero de dos mil cinco; y menos aún, pericia que determine de qué arma de fuego se produjeron los disparos que impactaron en los cuerpos de los cuatro policías muertos en los referidos hechos suscitados, no es posible precisar objetivamente a qué efectivos policiales les dispararon en -dicho momento; en consecuencia el citado

    147

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    L.L. debe ser absuelto de Ia acusacian fiscal por el delito de homicidio calificado en agravio de C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C. - dejándose incólume Ia condena del precitado por delito de homicidio calificado en grado de tentativa, en agravio del efectivo policial L.C.V. (materia de condena por unanimidad) -; mientras que el encausado T.G.P.A. debe ser absuelto de Ia acusacian fiscal por el delito de homicidio calificado en agravio de los cuatro efectivos policiales, C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C., conforme a lo dispuesto en el articulo doscientos ochenta y cuatro del Cadigo de Procedimientos Penales.

    Determinación Judicial de Ia Pena

    Décimo Primero

    Que, para los efectos de imponer una sancian penal debe tenerse presente que el legislador ha establecido las clases de pena y el quantum de éstas, por consiguiente, se han fijado los criterios necesarios para individualizarla judicialmente y concretarla, que dentro de este contexto debe observarse el principio de proporcionalidad previsto en el articulo octavo del Titulo Preliminar del Código Penal, que nos conduce a valorar el perjuicio y Ia trascendencia de la acción desarrollada por el agente culpable bajo el criterio de Ia individualizacian, cuantificando la gravedad del delito y su modo de ejecucian, el peligro ocasionado y Ia personalidad o capacidad del presunto delincuente - conforme al articulo cuarenta y seis del citado texto legal -, que, en tal sentido, se advierte que las circunstancias que acompañaron a los eventos delictivos por los cuales han sido condenados los encausados A.I.H.T. (delitos contra los Poderes del Estado y

    148

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    el Orden Constitucional - rebelión, contra la Libertad Personal - secuestro, contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego, contra el Patrimonio - daños agravados, y contra la Vida el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado), y D.J.L.L. (delitos contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión, y contra la Vida el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado), revistieron _ gravedad por la forma y circunstancias en que se consumaron los mismos.

    Que, teniéndose en consideración lo anotado precedentemente, se procederá a determinar individualmente el cálculo del quantum de la pena a imponer a los encausados A.I.H.T. y D.J.L.L. - toda vez que, la pena a imponer a P.A. se ha dejado establecida en el voto por unanimidad - por las conductas delictivas respecto de las cuales se hd confirmado sus responsabilidades penales en la presente Ejecutoria Suprema; por tanto:

    En cuanto al encausado A.I.H.T., debe tenerse en cuenta lo siguiente: i) los tipos penales aplicables en su caso, previstos en atención a la fecha de su comisión en: a) el artículo ciento seis del Código Penal (homicidio), que sanciona al agente con una pena no menor de seis ni mayor de veinte años de pena privativa de libertad; b) el artículo ciento cincuenta y dos, inciso tres del Código Penal (secuestro) -modificado por la Ley número veintisiete mil cuatrocientos setenta y dos-, que sanciona al agente con una pena no menor de veinte ni mayor de veinticinco años de pena privativa de lo libertad; c) el artículo doscientos cinco, concordado con el artículo doscientos seis, inciso tres del Código Penal (daños agravados), que sanciona al agente con una pena no menor de uno ni mayor de seis años de pena

    149

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    privativa de libertad; d) el articulo doscientos setenta y nueve - B del Código Penal (sustracción o arrebato de armas de fuego)-modificado por el Decreto Legislativo número ochocientos noventa y ocho- que sanciona al agente con una pena no menor de diez ni mayor de veinte anos de pena privativa de Ia libertad; y, e) el articulo trescientos cuarenta y seis del Código Penal (rebelión) -antes de su modificatoria par Ia Ley número veintinueve mil cuatrocientos sesenta-, que sanciona al agente con una pena no menor de diez ni mayor de veinte años; y, ii) sus condiciones personales, esto es, ser agente primario en Ia comisión de actos delictivos, conforme se advierte de su certificado de antecedentes penales de fojas nueve mil doscientos sesenta y tres; por tanto, consideramos que Ia pena impuesta en Ia sentencia recurrida (veinticinco años de pena privativa de libertad) no resulta proporcional con lo anotado (su accionar delictivo, las _penas establecidas para los delitos por los cuales ha sido condenado y sus condiciones personales), debiendo ser reducida prudencialmente a diecinueve anos de pena privativa de libertad.

    En cuanto al encausado D.J.L.L., debe tenerse en cuenta lo siguiente: i) los tipos penales aplicables en su caso, previstos en atención a Ia fecha de su comisin en: a) el articulo ciento ocho, incisos uno (ferocidad) y tres (alevosía) del Código Penal (homicidio calificado) -modificado por la Ley número veintisiete mil cuatrocientos setenta y dos-, que sanciona al agente con una pena no menor de quince años de pena privativa de libertad, lo cual debe ser concordado con el articulo veintinueve del referido Texto legal, que establece que "La pena privativa de libertad puede ser temporal o de cadena perpetua. En el primer caso, tendra una duración minima de dos dias y una maxima de treinta y cinco años", con el artículo dieciséis del referido Texto

    150

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    legal, que establece (...) el Juez reprimirá la tentativa disminuyendo prudencialmente la pena"; y, b) el artículo trescientos cuarenta y seis del Código Penal (rebelión) -antes de su modificatoria por la Ley número veintinueve mil cuatrocientos sesenta-, que sanciona al agente con una pena no menor de diez ni mayor de veinte años; y, ii) sus condiciones personales, esto es, ser agente primario en la comisión de actos delictivos, conforme se advierte de su certificado de antecedentes penales de fojas ocho mil ochocientos cuarenta y ocho; siendo ello así, consideramos que la pena impuesta en la sentencia recurrida (quince años de pena privativa de libertad) no resulta proporcional con los perjuicios ocasionados con su accionar delictivo; no siéndole aplicable el beneficio procesal de responsabilidad restringida por la edad, prevista en el artículo veintidós del Código Penal -conforme se precisó erróneamente en la sentencia recurrida-, por cuanto, revisadas las instrumentales de fojas cinco mil quinientos nueve - manifestación policial-, cinco mil quinientos cincuenta y cinco -hoja de datos- y treinta mil seiscientos cincuenta y uno -partida de nacimiento-, se advierte que dicho encausado nació el diez de junio de mil novecientos ochenta y tres, esto es, que a la fecha de los hechos investigados tenía más de veintiún años de edad; por tanto, en atención a lo anotado y a las penas impuestas en la presente Ejecutoria Suprema a sus co encausados H.T. y P.A. por los delitos por los cuales han sido condenados, consideramos que la pena impuesta en la recurrida al encausado L.L. deberá ser incrementada prudencialmente a dieciocho años de pena privativa de libertad.

    Reparación civil por el delito de secuestro

    151

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Décimo Segundo

    Que, en cuanto al monto fijado por concepto de reparación civil en Ia sentencia recurrida a favor de los agraviados por el delito de secuestro (tres mil nuevos soles de forma solidaria a favor de cada uno de ellos - veintiún personas-), consideramos que dicha suma resulta proporcional al monto solicitado en Ia acusación fiscal escrita, asi como a los danos causados (privación de la libertad personal) y la correspondiente indemnización por los perjuicios ocasionados a los agraviados; sin perjuicio de indicar que no obra en autos escrito alguno que haya cuestionado el monto solicitado por concepto de reparación civil respecto al precitado ilicito, conforme a lo dispuesto en el articulo doscientos veintisiete del Código de Procedirnientos Penales, en consecuencia el monto fijado por el Colegiado Superior en este extremo debe mantenerse.

    Decimo tercero: Que, respecto a los pagos por concepto de reparación civil por los delitos contra el Estado y de homicidio -simple o calificado según corresponda-, cabe indicar que no obstante, existir coincidencia con los montos fijados -lo que obra en votos singulares-; sin embargo, como consecuencia de considerar a los delitos materia de proceso en agravio del Estado en un concurso real, debe precisarse Ia forma en que se ejecutará el pago correspondiente; asimismo, al disponerse la absolución de A.P. y L.L. por el delito de homicidio calificado, debe indicarse tambi~n Ia forma en que se ejecutará el pago por dicho concepto.

    PARTE RESOLUTIVA:

    Por estos fundamentos:

    152

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    NUESTRO VOTO es porque se declare:

    NO HABER NULIDAD en la sentencia de fecha dieciséis de setiembre de dos mil nueve, obrante a fojas treinta y cuatro mil setecientos setenta y dos, en los siguientes extremos:

    i) que condenó a A.I.H.T. y T.G.P.A., como autores de los delitos contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de arma de fuego, en agravio del Estado, y contra la Libertad Personal - secuestro, en agravio del M.P.M.Á.C.G., Capitán PNP J.M.M.R., Capitán PNP E.A.M., Teniente PNP L.C.F.P., Sub Oficial PNP Máximo J.M.D., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP Plácido P.L., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP G.R.C., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP G.C.G., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.C.L., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.E., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.V., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP S.T.V., Sub Oficial Técnico de Segundo PNP E.A.A.J., Sub Oficial de Tercera, PNP Uberlando Rojas Porroa, Sub Oficial de Tercera PNP J.E.B.C., Sub Oficial de Tercera PNP H.D.C., Sub Oficial de Tercera PNP E.Y.C., C.I.E.P.C.R.C., Capitán de I.E.P.P.P.I.R.E., T.E.P.R.P.L. y Sub Oficial de Segunda E.P.F.M.J.P.;

    153

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    ii) que condenó a A.I.H.T. como autor del delito contra el Patrimonio - daño agravado, en agravio del Estado;

    que absolvió a D.J.L.L. de la acusación fiscal por el delito contra el Patrimonio - daños agravados, y contra Ia Seguridad Pública - sustracción o arrebato de arma de fuego, ambos en agravio del Estado;

    que fijó en cien mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberán abonar solidariamente los condenados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a favor del Estado, por los delitos de rebelión (en el caso de los tres mencionados), danos agravado (en el caso de A.I.H.T.) y arrebato o sustracción de arma de fuego (en el caso de A.I.H. lasso y T.G.P.A..

    que fijó tres mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deber~n abonar solidariamente los condenados H.T. y P.A. por coda uno de los veintiUn agraviados del delito de secuestro (y no el encauscoo L.L. como se precisa en la parte resolutiva de Ia sentencia);

    vi) que fijó en doscientos ochenta mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil debera abonar el condenado H.T. a favor de caaa uno de los herederos legates de los occisos C.A.C.P., R.R.F., A.C.

    154

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Carbajal y L.C.V. - en este último caso en forma solidaria con el

    co sentenciado L.L. -.

    HABER NULIDAD en la misma sentencia en los siguientes extremos:

    i) que condenó a D.J.L.L. por el delito contra la Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado-, previsto en el inciso uno y tres del artículo ciento ocho del Código Penal, en agravio de C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C.; y reformándola: lo absolvieron de la acusación fiscal por el referido delito en agravio de los citados agraviados C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C.; D. la anulación de los antecedentes policiales y judiciales que se hallan podido generar en este extremo con relación a los agraviados C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C..

    ii) que condenó al encausado T.G.P.A. por el delito contra la Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado, en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; y reformándola: lo absolvieron de la acusación fiscal por el referido, delito en perjuicio de los citados agraviados; D. la anulación de los antecedentes policiales y judiciales que se hallan podido generar en este extremo.

    iii) que condenó al encausado A.I.H.T. por el delito contra la Seguridad Pública - tenencia ilegal de armas de fuego, en agravio del Estado; y reformándola: lo absolvieron de la acusación fiscal

    155

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    por el referido delito en perjuicio del citado agraviado, asi como el archivo definitivo en cuanto a este extremo se refiere; D. la anulación de los antecedentes policiales y judiciales que se hallan podido generar en este extremo.

    iv) que le impuso a los encausados A.I.H.T. y D.J.L.L., veinticinco y quince anos de pena privativa de libertad, respectivamente; y reformemdola: les IMPUSIERON a A.I.H.T., diecinueve anos de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el tres de enero de dos mil cinco - ver notificación de detencian de fojas ciento ochenta y siete-, vencer~ el dos de enero de dos mil veinticuatro; y a D.J.L.L., dieciocho anos de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el veintiuno de enero de dos mil cinco -ver fojas cinco mil quinientos cincuenta y siete-, vencerá el veinte de enero de dos mil veintitres.

    v) que fijó en doscientos ochenta mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil debera abonar el condenado D.J.L.L. a favor, de coda uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; y reformándola: se fijó el mismo monto que por concepto de reparación civil deber~ abonar solidariamente con su encausado A.I.H.T. únicamente a favor de los herederos legales del occiso L.C.V..

    156

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    NULA la misma sentencia en el extremo que absolvió de la acusación fiscal al encausado T.G.P.A. por el delito contra el Patrimonio - daño agravado, en agravio del Estado: DISPUSIERON: la realización de un nuevo juicio oral en este extremo por parte de otro Colegiado Penal Superior.

    S.S.

    RODRÍGUEZ TINEO

    NEYRA FLORES

    CALDERÓN CASTILLO

    157

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    LA SECRETARIA DE LA SALA PENAL PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPOBLICA, CERTIFICA QUE EL VOTO DISCORDANTE DE LOS SENORES JUECES SUPREMOS J.V.S.Y.P.P. ES COMO SIGUE:

    VISTOS; con lo expuesto en el dictamen Fiscal Supremo en lo Penal;

    CONSIDERANDO

    Primero

    Que, no obstante, los aspectos coincidentes con nuestros colegas en los extremos suscritos por unanimidad, es pertinente indicar que existe discrepancia - is misma que genera discordia - en cuanto a los siguientes aspectos asumidos por los suscritos: i) en Ia naturaleza concursal de los delitos de secuestro, danos agravados, sustracción o arrebato de armas de fuego y tenencia ilegal de armas, en relación al tipo penal de rebelión; en cuanto al espectro aplicativo de Ia tesis de )a co autoria a los procesados D.J.L.L. y T.G.P.A. respecto al deceso de los agraviados C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; y las penas impuestas a los encausados A.I.H.T. y D.J.L.L..

    Del titulo de imputación:

    Segundo

    Conforme a la doctrina expuesta en el voto singular de la Ejecutoria Suprema de fecha 14 de diciembre del 2007, recaida en el

    158

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Recurso de Nulidad N° 5385 - 2006 - Lima35, sobre la coautoría, en la que discrepamos de la aplicación de la anticuada autoría mediata en el marco del aparato de poder, en dicho voto y , coincidiendo con el maestro alemán G.J., entre otros, sostenemos la tesis de que el dominio del hecho en su conjunto "solo es poseído por el colectivo"36 involucrado, pues se trata de una comunidad colectiva conectada objetiva y subjetivamente de cara a los propósitos y logros transgresores. Los ejecutores materiales de los hechos probados son sujetos que plenamente responsables, exhiben condiciones y aportan lo suyo en el marco de una división organizada de trabajo global, del que son coautores. De esta forma, la sentencia citada, se distancia de nuestra doctrina, colisionando inadvertidamente con ello, con el principio jurídico penal contenido en artículo VII del título preliminar del Código Penal Peruano, que prescribe que: "La pena requiere de la responsabilidad penal del autor. Queda proscrita toda forma de responsabilidad obietiva."37, principio cuyo espectro aplicativo, dada su condición y ubicación

    35 Postura de la que se distanció la sentencia de fecha siete de abril del dos mil nueve, expediente número diez - dos mil once, al señalar que: "Esta interpretación discrepante sobre la posición dogmática (...) también se ha proyectado en la jurisprudencia nacional. En efecto, en la Ejecutoria de la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema - caso A.G.R. - del catorce de diciembre de dos mil siete un voto singular consideró la hipótesis de coautoría", ver página 628.

    36 Maestro alemán - a cuyo sistema funcionalisla el suscrito, .)avier V.S. se adhirió desde antaño en el marco de mis publicaciones -, quien recientemente, comentando meramente los fundamentos jurídicos sin analizar el factum del "caso F.", llamó la atención que: "la vestimenta dogmática no se ha confeccionado ad hoc para F. antes bien lo catalogó el Tribunal en un género de confección que va había sido portado previamente por los organizadores de los actos violentos nacionalsocialista y comunistas (...); sin embargo, como los trajes no les sentaban demasiado bien ni siquiera los antecesores criminales de F.". J.. G.: "Sobre la autoría del acusado A.F.F.", En: La Autoría Mediata, El caso F., K.A.án M., Ara Editores, Lima 2010, pags. 106 y 111.

    37 Principio que es destacado en el ítem 7 del Acuerdo Plenario N° 3-2008/CJ-1 16, del 13 de noviembre del 2009, al puntualizar que: "la responsabilidad objetiva por el

    159

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    sistemática, se irradia a todos los tipos penales, y cuya vigencia se acentúa, en los supuestos de confluencia de varios sujetos activos en la dinamica comisiva del delito, esto es, exige efectuar un andlisis riguroso de los posibles excesos en Ia producciOn de los resultados, conforme lo hemos expuesto lineas precedentes, excesos aue no pueden imputsarsele, acriticamente, al hombre de arriba.

    Tercero

    El articulo 23° del Código Penal, define que son coautores quienes realizan conjuntamente el hecho delictivo. Para ello es preciso un elemento subjetivo consistente en un acuerdo respecto de la identidad de aquello que se va a ejecutar, el cual puede ser previo y mds o menos elaborado, o puede surgir incluso de forma simultánea a la ejecución, precisandose sus terminos durante esta, siempre aue las acciones de coda interviniente no suponqan un exceso respecto a lo aceptado, expresa o tácitamente, por todos ellos. Los limiter de lo aceptación pueden desprenderse de la configuración del hecho aceptada por los intervinientes, so pena de incurrir en arbitrariedad violatoria de derechos fundamentales.

    Superando las tesis subjetivas de Ia autorfa, es precisa una aportación objetiva y causal de cada coautor, orientada a la consecución del fin conjuntamente pretendido. No es necesario que coda coautor ejecute, por si mismo, los actos que integran el elemento central del tipo, pues cabe una división del trabajo, sobre todo en acciones de cierta complejidad, pero si lo es que su aportación lo sitúe en posición de disponer del codominio funcional del hecho. De esta forma, a troves de su aportación, todos los coautores ________________________________________________________________________

    simple resultado es inadmisible, ester prohibida por el articulo VII del Titulo Preliminar del Código Penal".

    160

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    dominan conjuntamente la totalidad del hecho delictivo, esto es, alzarse en armas en el caso concreto. La consecuencia es que entre todos los coautores rige el principio de imputación recíproca que permite considerar a todos ellos autores de la totalidad con independencia de su concreta aportación al hecho.

    Cuarto

    En el caso, es claro que el recurrente H.T. preparó la toma de la comisario Sectorial de Andahuaylas, sabe que los intervinientes para su ejecución estaban armados; interviene como los demás en la acción. A ello ha de añadirse que se trata de una persona con un cargo de comando dentro del grupo de reservistas, por lo que su apoyo a la acción desarrollada es asimismo significativo.

    De lo dicho se desprende que, aunque no llevara a cabo actos directamente causantes de lesión a la vida de los efectivos policiales, el recurrente aportó a la ejecución, de forma relevante, su colaboración en orden a decidir, preparar y organizar la agresión, y en momento posterior contribuyó con su presencia y actividad a asegurarla. Por otra parte, es evidente, dadas las características de los hechos, que fue consciente de la gravedad de los mismos.

    Finalmente, acorde a la red categorial asumida, esto es, que, al imputársele a cada uno la aportación propia y las contribuciones del resto de los coautores, responderá finalmente cada coautor por el hecho global en conjunto38, con las salvedades anotadas, el deceso de los efectivos policiales Capitán PNP C.A.C.P., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP Ricardo

    38 García del Blanco, Victoria: La coautoría en Derecho Penal, T. loB., Valencia 2006, pag.394.

    161

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Rivera Fernández y Sub Oficial Técnico de Tercera A.C.C., resultan imputables a los procesados A.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a titulo coautores del delito de hornicidio simple39, C. vez, que se encuentra acreditada la presencia fisica de los encausados T.G.P.A. v D.J.L.L. en las inmediaciones del Puente Colonial en el momento que aconteció los hechos de muerte investiqados - cinco o seis horas del dos de enero de dos mil cinco-; asi como el hecho de que ellos efectuaron disparos contra el grupo de efectivos policiales que se aprestaban a cruzar el Puente peatonal Colonial de Ia ciudad de Andahuavlas.

    De la naturaleza del concurso:

    Quinto

    La doctrina penal relieva que "el Código no se refiere a cuales son los delitos cometidos en o con motivo de Ia rebelión que quedan absorbidos por ella. Es cierto que podiamos referirnos a las coacciones, a las amenazas, al atentado, a Ia resistencia, asi hasta referir un elenco casi inabarcable. Sin embargo, mas que referir las conductas tipicas, creo que se puede partir de Ia hipcitesis de que existe una relación de consunción entre el delito de rebelión y los tipos cuya realización represente un fenómeno, por lo general,

    _________________

    39 Resultando irrelevante que no obre en autos pericia alguna que determine que arma de fuego portaban los encausados L.L. y P.A. cuando realizaron los disparos contra el grupo de policias que cruzaba el puente Colonial el dos de enero de dos mil cinco; y menos pericia que determine de que arma de fuego se produjeron los disparos que impactaron en los cuerpos de los cuatro policias muertos en los referidos hechos suscitados.

    162

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    concurrente o conminante al de la rebelión"40.

    Sexto

    En esta línea de ideas, en lo concerniente al delito de sustracción o arrebato de arma de fuego previsto en el artículo 279 - B del Código Penal, se configura el concurso aparente de delitos41, toda vez, que, la base fáctica que se postula para configurar el delito de sustracción o arrebato de arma de fuego se encuentra subsumida dentro de la dinámica comisiva del delito de rebelión; efectivamente, la doctrina destaca que "Es imprescindible aclarar entonces que las armas, municiones y materiales explosivos, con que los imputados efectuaron el copamiento (...) fueron tomados en su mayor parte de la sala de armas existentes en el lugar, YJustamente esa acción fue el comienzo de ejecución de la rebelión, por lo que no existió una tendencia previa distinta a la acción de rebelarse por parte de los acusados"42.

    En efecto, ilustra lo expuesto las declaraciones a nivel preliminar del Sub Oficial de Tercera J.E.B.C., obrante a fojas cuatrocientos setenta y nueve del expediente principal, el Teniente PNP L.C.F.P., obrante a fojas cuatrocientos ocho del expediente principal, el Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.C.L., obrante

    __________________________

    40 J.C.R. y M.G.A., Comentarios al Código Penal - Porte Especial, Tomo IV, Editorial Aranzadi, Barcelona 2010, página 2367.

    41 "Y decimos "aparentemente" porque no pueden ser aplicadas todas o parte de ellas, sino que la aplicación de una excluye a las demás. En este sentido, es jurisprudencialmente reiterada que el punto de partida para discernir si estamos ante un concurso de normas o ante un concurso de delitos, consiste en efectuar una valoración jurídica por la que si la aplicación de una norma fuera suficiente para abarcar la total significación antijurídica del comportamiento punible". L.B. de Q., J., Tratado de Derecho Penal, P. General - Tomo II, Civitas, 2010, p1135.

    42 E.A.D., Derecho Penal - Parte Especial, Tomo II - C, Buenos Aires 2008, pag. 456.

    163

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    a fojas cuatrocientos veinfiocho del expediente principal, el Sub Oficial de Tercera PNP Ciro Uberlando Rojas Porroa, obrante a fojas cuatrocientos sesenta y cuatro del expediente principal, el Sub Oficial PNP M.J.M.D., obrante a fojas quinientos uno del expediente principal, y el Sub Oficial Técnico de Segunda PNP P.P.L., obrante a fojas quinientos siete y quinientos diez del expediente principal; auienes coinciden en referir que se encontraban presentes en el momento aue Ia Comisaria Sectorial de Andahuvlas fue tomada por un arupo de personas "etnocaceristas", los cuales los despoiaron de sus respectivas armas de realamento y particulares, y en todo momento preguntaban en donde se encontraba el almacen de las armas asicinadas a dicha Comisaria, Fue finalmente I. ubicar, rompiendo las puertas respectivas, a efectos de sustraer dicho armamento policial aue fue repartido entre dichas personas.

    Sétimo

    En el marco del juicio de tipicidad, en lo concerniente al delito de tenencia Hewl de armas, previsto en el articulo doscientos setenta y nueve del Código Penal -modificado por el Decreto Legislativo número ochocientos noventa y ocho-, sanciona a "El que, ilegitimamente fabrica, almacena, suministra o tiene en su poder bombas, armas, municiones o materiales explosivos, inflamables, asfixiantes o tóxicos o sustancias o materiales destinados para su perpetracian (...)"; debe tenerse en cuenta el sustento de hecho de Ia acusacian fiscal por dicho delito contra el encausado A.I.H.T., esto es, que "portando un arma de fuego en forma ilegal, organizó, planificó, y bajo sus órdenes se ejecuta Ia toma violenta de Ia Comisaria de Andahuaylas(...) "; así como el contexto de los hechos investigados en el presente caso, la tenencia de armas, constituye el

    164

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

    SALA PENAL PERMANENTE

    R.N. N° 890-2010

    LIMA

    elemento objetivo necesario para que se configure el tipo penal del delito de rebelión, referido al "alzamiento en armas"; por lo que, el delito de tenencia ilegal de armas imputado en el presente caso al encausado A.I.H.T. se subsume en el delito de rebelión.

    Octavo

    En cuanto al delito de secuestro y daños agravados regulados en los incisos 3ero del artículo 152 y artículo 205 e inciso 3ero del artículo 206 del Código Penal, respectivamente, debemos subrayar que los hechos se encuentran subsumidos en la dinámica comisiva del delito de rebelión, toda vez, que forman una unidad inescindible de sentido normativo dirigida a "deponer al gobierno legalmente constituido" - excluyéndose una lectura naturalística o fenoménica -. Efectivamente, la doctrina destaca que "la conducta o dinámica comisiva típica consiste en la acción o comportamiento de alzarse violentamente y públicamente (..:) ha de entenderse como la actitud amenazadora del agente de usar la fuerza si preciso fuere para conseguir la finalidad"43. Agregando que: "una conducta de alzamiento sólo puede, por lo regular, ser estimada si ha tenido lugar una actuación que ha durado a lo largo de un cierto espacio cronológico", puntualizando como tarea para los órganos judiciales "indogarse si el injusto correspondiente a uno de los dos hechos perpetrados debe entenderse consumido por el otro"44. Así que, en virtud de la relación de consunción de conformidad con los artículos 48 y 50 del Código Penal una acción típica alcanza, incluyéndolo, absorbiendolo, a otro hecho o a otro tipo, de suerte

    __________________________

    43 L.B.M., Código Penal, Doctrina y Jurisprudencia, Madrid 2007, pag. 4406 - 4407.

    44 J.C.R., Comentarios al Código Penal, A., pag. 423 y 425.

    165

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    que la condena, basada en un solo punto de vista juridico, ya expresa, de forma exhaustiva, el disvalor de todo el proceso"45.

    A mayor abundamiento, Ia doctrina puntualiza que: "quedan excluidos del concurso y absorbidos or la rebelión (...) los delitos de coacciones y/o amenazas. También resultan absorbidos por el tipo basico los estragos (...)"46Acorde a ello, el Acuerdo Plenario N° 4 - 2009/CJ-1 16, del 13 de noviembre del 2009, recalca que "se produce un concurso real de delitos cuanto un mismo autor con una pluralidad de acciones independientes entre si realiza a su vez, varios delitos autónomos", lo que no acontece en el caso sub examine, conforme hemos expuesto lineas arriba.

    La casuistica sobre la materia es ilustra nuestra posición; en efecto, resulta pertinente citar la Ejecutoria Suprema recaida en el Recurso de Nulidad (Asuntos varios) número trece - dos mil cuatro - Caso B.D. y otros -, en el que esta Suprema instancia ya ha emitido pronunciamiento en cuanto al concurso real existente entre los delitos de rebelión secuestro, en efecto, en dicha resolución se declarb, entre otros extremos, NO HABER NULIDAD en la sentencia materia de grado expedida por la Sala Penal Especial - que conden6 a J.A.B.D., por el delito contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión en agravio del Estado; y, del delito Contra la Libertad - secuestro en agravio de J.A.A.D.C.G. y otros, decision que ha adquirido calidad de cosa juzgada y que nos sirve como referente para el presente pronunciamiento.

    _____________________

    45 A.A., M.A., Concurso de D. en materia pena, Editorial Universidad, Buenos Aires 2007, pagina 188.

    46 C~ndido C. - Pumpido Tour~n - J.L.B. de Quiroga, Comentarios al COdigo Penal, Barcelona 2007, pag. 3335.

    166

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Ejecutoria cuya base fáctica se encontraba integrada por varios facttum dotados de autonomías, configurándose el delito de secuestro al privarse de libertad o limitar la libertad ambulatoria de opositores políticos a fín de no ver revertido el ejecutado plan de rebelión, esro es, constituyen comportamiento posteriores y consolidadotes del gobierno de "emergencia y reconstrucción nacional". Ilustran lo expuestos los siguientes párrafos:

    De las pruebas y diligencias actuadas queda claro, en consenso y sin cuestionamiento alguno que el 5 de abril de 1992, se produjo un quebrantamiento del orden constitucional, que consistió en la intervención de las principales Instituciones Públicas del Estado, interfiriendo el accionar de órganos que por disposición de la ley debían permanecer autónomos e independientes. El hecho más tangible en relación a esta situación se expresó en la disolución del Congreso de la República, lo que se evidencia del pronunciamiento público realizado por el ex Presidente a través de los medios de prensa el mismo día 5 de abril de 1992. Al respecto el encausado A.F.F. en ningún momento ha negado estos actos, por el contrario en todo momento ha tratado de justificarlos dentro de una perspectiva dirigida a Instaurar un nuevo Gobierno al que denominó de Emergencia y Reconstrucción Nacional."

    "Las intervenciones efectuadas a las personas que resultaban peligrosas para el régimen".

    "Las denominadas "detenciones" de los agraviados se produjeron para evitar que éstos pudieran neutralizar los propósitos, de los insurgentes".

    167

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    Lo que se distancia claramente del caso que nos ocupa, en Ia que no tabe diferenciar - temporal, espacial y subjetivamente - de la dinámica comisiva del delito de rebelión, una privación de la libertad dolosa que responda a otros fines ajenos a la ejecución del hecho punible de rebelión, coma sucede en la casuistica anotada que tiene como elemento definidor la afectaci6n de Ia libertad ambulatoria de los opositores politicos a fin de no ver neutralizados los logros obtenidos, que si amerita una lectura fragmentada y naturalista de los hechos, con la consiguiente y suficiente autonomia delictiva, via la figura del concurso real de delitos.

    Noveno

    Por lo expuesto precedentemente, desde una óptica procesal, no corresponde absolver a los procesados por los, delitos de sustracción o arrebato de arma de fuego, secuestro agravado, dano agravado y tenencia ilegal de armas, sino declarar Ia nulidad y sin objeto de pronunciamiento en estos extremos de la recurrido.

    En cuanto al espectro aplicativo de la tesis de la co autoria a losprocesados D.J.L.L. y T.G.P. respecto a! deceso de los agraviados C.A.C., L.C.V., R.R.F. y AbelardoCerrón Carbajal;

    Décimo

    Acorde a la tesis de Ia co autoria responders finalmente cada coautor por el hecho global en coniunto47, con lc, que el deceso de los

    _____________________

    47 Garcia del Blanco, Victoria: La coautoria en Derecho Penal, T. loB., Valencia 2006, pag.394.

    168

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    efectivos policiales Capitán PNP C.A.C.P., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.R.F. y Sub Oficial Técnico de Tercera A.C.C., resultan imputables a los procesados A.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a título coautores del delito de homicidio simple48, toda vez, que se encuentra acreditada la presencia física de los encausados T.G.P.A. y D.J.L.L. en las inmediaciones del Puente Colonial en el momento que aconteció los hechos de muerte investigados - cinco o seis horas del dos de enero de dos mil cinco-; así como el hecho de que ellos efectuaron disparos contra el grupo de efectivos policiales que se aprestaban a cruzar el Puente peatonal Colonial de la ciudad de Andahuaylas.

    De la determinación de la pena y demás consecuencias jurídicas:

    Décimo primero: Estando a lo que precede, y por derivación, es menester dosificar el quantum de pena impuesta a los sentenciados, manteniendo las demás consecuencias jurídicas.

    PARTE RESOLUTIVA:

    Por estos fundamentos: Nuestro Voto es como sigue:

    _____________________

    48 Resultando irrelevante que no obre en autos pericia alguna que determine qué arma de fuego portaban los encausados L.L. y P.A. cuando realizaron los disparos contra el grupo de policías que cruzaba el puente Colonial el dos de enero de dos mil cinco: y menos aún, pericia que determine de qué arma de fuego se produjeron los disparos que impactaron en los cuerpos de los cuatro policías muertos en los referidos hechos suscitados.

    169

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

  2. HABER NULIDAD en Ia misma sentencia en los siguientes fextremos:

    II.1).- que condenó a D.J.L.L. por el delito contra la Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado-, previsto en el inciso uno y tres del articulo ciento ocho del Código Penal, en agravio de C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C.; y reformándola: se desvincularon de la acusacion fiscal y escrita por el tipo penal agravado del articulo ciento ocho del Código Penal; y lo condenaron como coautor del delito contra la Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio simple, previsto en el articulo ciento seis del Código Penal, en agravio de C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C.;

    1.2).- que condenó a T.G.P.A. por el delito contra la Vida, el Cuerpo y la Salud - homicidio calificado-, previsto en el inciso uno y tres del articulo ciento ocho del Código Penal, en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.: y reformándola: se desvincularon de la acusacion fiscal y escrita por el tipo penal agravado del articulo ciento ocho del Código Penal; y lo condenaron como coautor del delito contra la Vida, el Cuerpo y Ia Salud - homicidio simple, previsto en el articulo ciento seis del Código Penal, en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.;

    1.3).- que le impuso a los encausados A.I.H.T. y

    170

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    D.J.L.L., veinticinco y quince años de pena privativa de libertad, respectivamente; y reformándola: les IMPUSIERON a A.I.H.T., diecisiete años de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el tres de enero de dos mil cinco - ver notificación de detención de fojas ciento ochenta y siete-, vencerá el dos de enero de dos mil veintidós; y, a D.J.L.L., dieciséis años de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el veintiuno de enero de dos mil cinco -ver fojas cinco mil quinientos cincuenta y siete-, vencerá el veinte de enero de dos mil veintiuno.

  3. NO HABER NULIDAD en la sentencia de fecha dieciséis de setiembre de dos mil nueve, obrante a fojas treinta y cuatro mil setecientos setenta y dos, en los siguientes extremos:

    II.1).- que fijó en cien mil nuevos -soles el monto que por concepto de reparación civil deberán abonar solidariamente los condenados A. lgor H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a favor del Estado, por los delitos de rebelión (en el caso de los tres mencionados) .

    II.2).- que fijó en doscientos ochenta mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberá abonar los condenados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., R.R.F., A.C.C. y L.C.V..

    171

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

  4. NULIDAD Y SIN EFECTO en los siguientes extremos:

    III.1).- que condenó a A.I.H.T. y T.G.P.A., como autores de los delitos contra la Seguridad - sustracción o arrebato de arma de fueqo, en agravio del Estado, y contra la Libertad Personal - secuestro aqravado, en agravio del M.P.M.A.C.G., C.P.J.M.M.R., Capitán PNP E.A.M., Teniente PNP L.C.F.P., Sub Oficial PNP M.J.M.D., Sub Oficial Técnico de Segundo PNP P.P.L., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP G.R.C., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP G.C.G., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.C.L., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.E., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.V., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP S.T.V., Sub Oficial Técnico de Segundo PNP E.A.A.J., Sub Oficial de Tercera PNP Uberlando Rojas Porroa, Sub Oficial de Tercera PNP J.E.B.C., Sub Oficial de Tercera PNP H.D.C., Sub Oficial de Tercera PNP E.Y.C., C.I.E.P.C.R.C., Capitan de Infanteria E.P.P.P.I.R.E., T.E.P.R.P.L. y Sub Oficial de Segundo E.P.F.M.J.P.: y sin objeto de pronunciamiento alguno al respecto por haberse subsumido en el delito de rebelión.

    III.2).- que condenó a A.I.H.T. como autor del delito contra el Patrimonio - daño agravado, en agravio del Estado; y sin objeto de pronunciamiento alguno al respecto por haberse subsumido en el delito de

    172

    CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

    LIMA

    rebelión.

    III.3).- que condenó al encausado A.I.H.T. por

    el delito contra la Seguridad Pública - tenencia ilegal de armas de fuego, en agravio del Estado; y sin objeto de pronunciamiento alguno al respecto por haberse subsumido en el delito de rebelión.

    III.4).- que absolvió a D.J.L.L. de la acusación fiscal por el delito contra el Patrimonio - daños agravados, y contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de arma de fuego, ambos en agravio del Estado;

    IV.5).- que absolvió de la acusación fiscal al encausado T.G.P.A. por el delito contra el Patrimonio ? daño agravado, en agravio del Estado.

    NO HABER NULIDAD con lo demás que contiene; y los devolvieron. S.S.

    JAVIER VILLA STEIN

    PARIONA PASTRANA

    173

    1. N. N° 890-2010 LIMA

    Senor Presidente:

    Tengo el honor de dirigirme a vuestro despacho a fin de comunicarle que en la causa 890 - 2010 se ha producido discordia en los siguientes extremos: I.- Tres senores Jueces Supremos han votado porque se declare no haber nulidad en Ia condena por delito de secuestro, sustracción de armas y daños agravados, y dos senores Jueces Supremos han votado porque se declare nula y sin efecto Ia condena por dichos delitos; II.- Tres señores Jueces han votado porque se absuelva a los procesados L.L. y P.A. por el delito de homicidio en agravio de C.A.C.P., R.F. y A.C.C., y dos senores Jueces han votado porque se declare no haber nulidad en dichos extremos; III.- Tres senores Jueces Supremos han votado porque se declare nula Ia absolución de Ludena Loayza por el delito de danos agravados y se ordene nuevo juicio oral por otro Colegiado Superior, y dos senores Jueces Supremos han votado por que se declare nulo y sin efecto dicho extremo; IV.- Tres senores Jueces han votado porque se disminuya el quantum de la pena impuesta a H.T., imponiendole diecinueve años, y en relación al procesado L.L. porque se le incremente la pena a dieciocho años; y dos senores Jueces Supremos han votado porque se disminuya el quantum de la pena impuesta de H.T. y L.L., imponiéndoles diecisiete y dieciséis años, respectivamente.

    Que, por consiguiente, debe Ilamarse al Juez Supremo dirimente expedito; que, los jueces integrantes del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial ejercen su función a dedicación exclusiva, conforme a Ia Ley veintinueve mil setecientos cincuenta y cinco publicada el dieciséis de

    julio en curso, por lo que, en este caso corresponde convocar al Juez Supremo señor S.M.M. en aplicación de la

    Resolución

    de Presidencia del veinticinco de marzo de dos mil once, aclarada por resolución del ocho de junio de dos mil once.

    Lima, 19 de J. del 2011.

    SALA PENAL PERMANENTER. N. N° 890-2010LIMA

    Lima, diecinueve de julio de dos mil once.-

    AUTOS y VISTOS; estando al merito de Ia razón de Relatoría que antecede; y

    CONSIDERANDO

    PRIMERO

    Que, de conformidad con el articulo ciento cuarenta y uno de Ia Ley Orgánica del Poder Judicial, en las Salas de Ia Corte Suprema cuatro votos conformes hacen resolución; que, en el presente caso, se ha producido discordia porque: I.- Tres senores Jueces Supremos han votado porque se declare no haber nulidad en la condena por delito de secuestro, sustracción de armas y danos agravados, y dos senores Jueces Supremos han votado porque se declare nula y sin efecto Ia condena por dichos delitos; II.- Tres señores Jueces han votado porque se absuelva a los procesados L.L. y P.A. por el delito de homicidio en agravio de C.A.C.P., R.F. y A.C.C., y dos senores Jueces han votado porque se declare no haber nulidad en dichos extremos; Ill.- Tres senores Jueces Supremos han votado porque se declare nula la absoluciOn de L.L. por el delito de daños agravados y se ordene nuevo juicio oral por otro Colegiado Superior, y dos señores Jueces Supremos han votado por que se declare nulo y sin efecto dicho pronunciamiento; IV.- Tres senores Jueces han votado porque se disminuya el quantum de Ia pena impuesta a H.T., imponiéndole diecinueve años, y en relación al procesado L.L. porque se le incremente Ia pena a dieciocho años; y dos senores Jueces Supremos han votado porque se disminuya el quantum de Ia pena impuesta de H.T. y L.L., imponiendoles diecisiete y dieciseis anos respectivamente;

    SEGUNDO

    Que el artículo ciento cuarenta y cuatro de la citada Ley Orgánica del Poder Judicial establece que si se produce discordia debe publicarse y notificarse el punto que la motiva, bajo sanción de nulidad; que, como ha quedado expuesto, en el caso de autos los puntos que motivan la discordia está en relación a: i).- La naturaleza concursa) del delito de rebelión en relación a los delitos de secuestro, sustracción de armas y daños agravados; ii).- El alcance aplicativo de la coautoría, esto es, si abarca a los procesados L.L. y P.A. respecto al delito de homicidio en agravio de C.A.C.P., R.F. y A.C.C.; iii).- El quantum de pena impuesta a los procesados H.T. y L.L.; y iv).- Respecto a la nulidad del extremo absolutorio de P.A. por delito de daños agravados.

    TERCERO

    Que, por consiguiente, debe llamarse al Juez Supremo dirimente expedite; que, los jueces integrantes del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial ejercen su función a dedicación exclusiva, conforme a la Ley veintinueve mil setecientos cincuenta y cinco publicada el dieciséis de julio en curso, por lo que, en este caso corresponde convocar al Juez Supremo señor S.M.M. en aplicación de la

    Resolución

    de Presidencia del veinticinco de marzo de dos mil once, aclarada por resolución del ocho de junio de dos mil once; y estando a lo dispuesto por el primer párrafo del artículo ciento cuarenta y cinco de la Ley Orgánica del Poder Judicial; SE RESUELVE: I. DECLARAR que se ha producido discordia conforme al segundo fundamento jurídico de esta resolución. II. LLAMAR para dirimirla al señor S.M.M.. I.. ORDENAR se publique y notifique esta resolución y los votos en discordia, de fecha veintitrés de junio de dos mil once. Hágase saber.

    Sr.

    V.S.

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N. 890 - 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    EL VOTO DIRIMENTE DEL SEÑOR SANTA M.M. ES COMO SIGUE:

    Lima, seis de septiernbre de dos mil once.-

    VISTOS; el recurso de nulidad interpuesto por el representante del Ministerio Público, Ia Procuradurfa Pública a cargo de los Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior y los encausados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. contra Ia sentencia de fojas 34772, del 16 de septiembre de 2009; de conformidad en parte con el dictamen del senor Fiscal Supremo en lo Penal; y,

    CONSIDERANDO

    § Extremos definidos en Ia Ejecutoria Suprema.

    PRIMERO

    Que como se advierte de Ia Ejecutoria Suprema de fojas 183, del 23 de junio de 2011, existen extremos en los que los senores Jueces Supremos [V.S., R.T., P.P., N.F. y C.C.] han I. a un acuerdo por unanimidad; en consecuencia, esos extremos resultan inamovibles y firmes, siendo los siguientes: a) respecto a las cuestiones procesales; b) la condena de los encausados H.T., P.A. y L.L. por el delito de rebelión; c) Ia absolucian del encausado H.T. por el delito de asociación ilícita para delinquir; d) Ia condena del encausado H.T. como coautor por el delito de homicidio simple en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; y e) Ia condena del encausado L.L. como coautor del delito de homicidio calificado en grado de tentativa en agravio de L.C.V..

    1

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N. 890 - 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    Extremos sobre los que versará el pronunciamiento.

    SEGUNDO

    La resolución de fojas 358, del 19 de julio de 2011, señala que se ha producido discordia en los siguientes puntos:

    Ia naturaleza concursal del delito de rebelión en relación a los delitos de secuestro, sustraccion o arrebato de arma de fuego y danos agravados.

    el alcance aplicativo de Ia coautoria, esto es, si abarca at encausado P.A. respecto del delito de homicidio en agravio de C.A.C.P., R.R.F., A.C.C. y L.C.V.; asi como al encausado L.L. respecto del delito de homicidio en agravio de C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C..

    el quantum de la pena impuesta a los encausados H.T. y L.L. [que tiene implicancia directa respecto at tratamiento concursal del delito de rebelión].

    en cuanto a la nulidad del extremo absolutorio del encausado P.A. por el delito de danos agravados.

    TERCERO

    Que si bien la resolución que declara la discordia no hace mencian expresa (lo cual es entendible por ser consecuencia de los puntos arilba fijados) como extremo sometido a pronunciamiento por el Juez dirimente respecto al fundamento del monto de la reparación civil fijado en 100,000.00 (cien mil) nuevos soles a favor del Estado, que deberán abonar solidariamente los condenados H.T., P.A. y L.L., sin embargo, el presente voto tarnbién emitira pronunciamiento a saber si dicho monto obedece a los delitos de rebelión, daños agravados y sustracción o arrebato de arma de fuego, o, por el contrario, obedece

    2

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    únicamente al delito de rebelión (consecuencia del tratamiento del concursal del delito de rebelión).

    CUARTO

    Que en esta misma línea, se emitirá pronunciamiento respecto a los obligados a abonar el monto de la reparación civil fijado en 280,000.00 (doscientos ochenta mil) nuevos soles a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., R.R.F., A.C.C. y L.C.V. es decir, si dicho monto debe ser abonado por el condenado H.T. y únicamente respecto del último agraviado en forma solidaria con el condenado L.L., o, por el contrario, si dicho monto debe ser abonado por los condenados H.T., P.A. y L.L. (consecuencia del alcance aplicativo de la coautoría en el delito de homicidio).

    Sustento fáctico de la acusación fiscal escrita.

    QUINTO

    Que, según la acusación fiscal de fojas 26741, subsanada a teas 27331 y ampliada a fojas 27825, el sustento fáctico imputado consiste en que el encausado A.I.H.T. convocó a los reservistas y simpatizantes del movimiento Humalista - Etnocacerista con el pretexto de la realización de una conferencia sobre lineamientos políticos relacionados con su movimiento partidario, la que se llevó a cabo el 31 de diciembre de 2004 en las instalaciones de la "Casa del Maestro", ubicada en la provincia de Andahuaylas - Apurímac, para lo cual sus partidarios viajaron de diferentes puntos del país, los mismos que por grupos se alojaron en hoteles y distintos domicilios de la citada ciudad. Que, aproximadamente a las 4 horas del 1 de enero de 2005 el procesado H.T., conjuntamente con sus coprocesados T.G.P.A. y D.J.L.L., entre otras150 personas, se agruparon en colurnnas en el frontis del

    3

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    hotel "Central", ubicado en Ia segunda cuadra de la avenida Andahuaylas, lugar desde donde los precitados procesados premunidos de armas de fuego [unos vestidos de uniforme militar y otros con ropa de civil] marcharon con dirección a Ia Comisaria Sectorial de dicha ciudad, ubicada en la primera cuadra de Ia avenida Perú, interceptando en el trayecto a dos vehiculos policiales [patrulleros], reduciendo a sus ocupantes y utilizando estas unidades vehiculares como escudo de protección. Que al I. al frontis de Ia Comisaria, los encausados H.T. y M.A.V.A., acompariados de 20 procesados vestidos con uniforme de camuflaje y pertrechos, ingresaron de manera violenta a dicha dependencia policial, reduciendo a los efectivos policiales que se encontraban presentes en dicho momento, luego de lo cual se ordend el ingreso de los demds encausados, todos los cuales procedieron a apropiarse de las armas, prendas y demds pertrechos militares aSignados al personal policial y fracturaron las cerraduras de las diferentes oficinas, causando graves danos en los bienes de la Comisaria, disponiendo el encausado H.T.I. conformación de los puestos de vigilancia que iban a funcionar en el local policial; una vez tomada la Comisaria, un grupo de encausados se quedd en el interior custodiando a los efectivos policiales secuestrados, en tanto que el encausado H.T. y otro grupo de procesados levantaron barricadas en todo el perimetro del local policial utilizando incluso los patrulleros que previamente habian sido arrebatados a los efectivos policiales. De otro lado, a las 5 horas aproximadamente del 2 de enero de 2005, un contingente policial comandado por el Capitan PNP C.A.C.P. [fallecido] se posiciond cerca del Puente Colonial, siendo atacados con armas de fuego por un grupo de encausados dirigidos por el procesado V.A. o "Paiche" y por

    4

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N. 890 - 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    el procesado L.L., acto en el cual también participó el encausado P.A., ataque en el cual perdieron la vida los efectivos policiales: Capitán PNP C.A.C.P., Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial de Segunda R.R.F. y Sub Oficial de Tercera A.C.C., quienes murieron por impacto de proyectiles de armas de fuego de Largo alcance, disparados por los acusados L.L. y P.A., entre otros que estaban apostados en lugares aledaños, siendo que L.L. remató a uno de los efectivos policiales caídos, cumpliendo así las órdenes impartidas por el encasuado H.T. en su condición de jefe y líder del grupo alzado en armas. Que el 3 de enero de 2005, luego de una serie de diálogos entre las autoridades y los sublevados, los encausados H.T. y J.R.V.F., en compañía de un representante del Ministerio Público y dos representantes de la Defensoría del Pueblo, abandonan la Comisaría y s dirigen a la Iglesia Católica de Andahuaylas, pero al encontrarla cerrada acudieron al local del Municipio con la finalidad de reunirse con las autoridades del Gobierno Central, autoridades civiles y militares, levantándose un acta de compromiso para superar la crisis causada y se procedió a detener a los referidos encausados, así como a los que estaban en el recinto policial tomado, indicándose que las proclamas y exigencias a través de los medios de comunicación se realizaron desde el uno al tres de enero de 2005, todo lo cual tenía como propósito obligar a deponer al gobierno legalmente constituido. De otro lado, H.T. conjuntamente con S.M.R., H.T.O.G. y J.C.R. y otros, han formado una Organización llamada Movimiento Nacionalista Peruano o Etnocacerista que está conformada en su mayoría por ex miembros de el procesado L.L., acto en el

    5

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    cual tambien participó el encausado P.A., ataque en el cual perdieron Ia vida los efectivos policiales: C.P.C.A.C.P., Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial de Segunda R.R.F. y Sub Oficial de Tercera A.C.C., quienes murieron por impacto de proyectiles de armas de fuego de largo alcance, disparados por los acusados L.L. y P.A., entre otros que estaban apostados en lugares aledatios, siendo que L.L. remato a uno de los efectivos policiales caidos, cumpliendo así las órdenes impartidas por el encasuado H.T. en su condición de jefe y lider del grupo alzado en armas. Que el 3 de enero de 2005, luego de una serie de dialogos entre las autoridades y los sublevados, los encausados H.T. y J.R.V.F., en compania de un representante del Ministerio Público y dos representantes de la Defensoria del Pueblo, abandonan Ia Comisaria y dirigen a la Iglesia Católica de Andahuaylas, pero at encontrarla cerrada acudieron al local del Municipio con la finalidad de reunirse con las autoridades del Gobierno Central, autoridades civiles y militares, levantandose un acta de compromiso para superar Ia crisis causada y se procedió a detener a los referidos encausados, asi como a los que estaban en el recinto policial tornado, indic6ndose que las proclamas y exigencias a traves de los medios de comunicacion se realizaron desde el uno al tres de enero de 2005, todo lo cual tenia como propósito obligar a deponer at gobierno legalmente constituido. De otro lado, H.T. conjuntamente con S.M.R., H.T.O.G. y J.C.R. y otros, han formado una Organización llamada Movimiento Nacionalista Peruano o Etnocacerista que ester conformada en su mayorfa por ex miembros de las Fuerzas Armadas y algunos reservistas, los que desde el 2002

    5

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N. 890 - 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    vienen ejecutando diversos delitos.

    § Naturaleza concursal del delito político de rebelión en relación a los delitos comunes (secuestro agravado, daños agravados y sustracción o arrebato de arma de fuego) .

    SEXTO

    Que si bien la condena de los encausados H.T., P.A. y L.L. por el delito político de rebelión ya está decidida, sin embargo, debemos precisar algunos conceptos, básicamente, en relación a los demás delitos que se cometan en el marco de una rebelión.

    El delito político es una manifestación de la revolución liberal que, frente al absolutismo, lucha por el triunfo de la libertad y de la democracia. El delito político en sus inicios tuvo un tratamiento benigno, pues la figura del delincuente político [quien lucha contra la tiranía y la usurpación] adquirió un aura de nobleza y heroísmo, lo que hacía que no mereciera castigo, sino honores y reconocimiento general (delincuencia privilegiada); sin embargo, a principios del siglo XX, culmina el tratamiento benigno, castigando a los delitos políticos con penas más leves que a los delitos comunes "cometidos exclusivamente por motivos políticos o de interés colectivo" a) atentados contra los Jefes de Estado o de Gobierno o de Gobiernos extranjeros o contra miembros de su familia; y b) el asesinato por móviles políticos y en general los delitos conexos y mixtos o complejos en donde la intencionalidad o finalidad política aparece unida a comportamientos que por su naturaleza constituyen delitos comunes.

    _________________________

    1 JIMÉNEZ DE ASÜA, L., "El asesinato de M. y el delito político", en Crónicas del Crimen, Editorial Historia Nueva, Madrid 1929, ps. 243 y 247.

    6

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    SÉPTIMO

    Lo senalado en el considerando anterior evidencia que el tratamiento del delito politico (rebelióin) no es uniforme, pues existen puntos de vista en su conceptualización, en dilucidar lo politico y en como se deben tratar los demas delitos que se cometan en el marco de Ia rebelión. Sin embargo, la doctrina ha realizado denodados esfuerzos en consolidar conceptualmente los limites del delito politico de rebelión; asi, tenemos las teorias objetivas, subjetivas y mixtas (extensivas o restrictivas)2.

    Tanto Ia teoria objetiva como subjetiva resaltan una parte importante del tipo penal de rebelión: la prirnera hace referencia a la proteccion del bien juridico, esto es, el regimen constitucional, que se afecta cuando un grupo significativo se alza en armas y que tiene como objetivo el cambio del regimen politico - constitucional, violentando con ello los principios constitucionales vigentes y desconociendo a Ia autoridad gubernamental y sus atribuciones3, por lo que serán considerados delitos politicos unicamente aquellas conductas que afectan el orden constitucional vigente. Por el contrario, Ia teoria subjetiva no hace hincapié en el bien juridico protegido, sino en la finalidad que se pretende conseguir con los actos realizados, es decir, Ia consecucion de las motivaciones politicas, sin importar las caracteristicas objetivas de lo que debe entenderse como delito politico.

    _________________________

    2 BRAMONT ARIAS, L. y BRAMONT-ARIAS TORRES, L.A., "COcligo Pexial Anotado", Editorial San Marcos, Lima, 1995, p. 535.

    3 A.H., M., "Derecho Penal II Curso (apuntes de clases' Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, sin fecha, p. 6.

    7

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    Para el criterio objetivo, el delito político de rebelión se determina atendiendo al derecho que lesiona, al bien o interés jurídico lesionado o puesto en peligro. Se entiende por delito político todo acto que pueda constituir una amenaza contra las condiciones de vida del Estado, sin importar el ánimo especial (elemento subjetivo trascendente distinto al dolo) que impulsa al agente, requiriendo únicamente el dolo genérico; se considera como delitos políticos aquellas conductas dirigidas contra la organización política o constitucional del Estado y sus funciones. Partiendo desde esta perspectiva, se puede considerar delito político a todos aquellos que atenten contra el orden político o constitucional del Estado, llegando a considerarse cualquier conducta sin importar la finalidad que se pretendo, así, se incluirán los que atenten contra la seguridad nacional o el delito de terrorismo.

    El criterio subjetivo se basa en el fin que el agente persigue, en su personalidad y en los motivos de su conducta. Con independencia del bien jurídico lesionado (vida, integridad de las personas, propiedad, libertad, seguridad en general), serán considerados delitos políticos exclusivamente los cometidos por un motivo o finalidad política, es decir, lo que determina no es el dato objetivo sino el elemento subjetivo trascendente (variar la forma de gobierno, deponer al gobierno legalmente constituido o suprimir o modificar el régimen constitucional). En la búsqueda de consolidar dicha finalidad política se pueden cometer otros delitos, como el robo, homicidio, daños, secuestro, etc., sin embargo, no por ello deja de significar delito político, pues lo determinante es el elemento subjetivo trascendente: en términos generales, deponer al gobierno legalmente constituido. Con esta óptica, podemos afirmar como delito político incluso (los que por regla general son delitos comunes) el asesinato, robo, daños, secuestro, pues

    8

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    lo determinante no es Ia afectación al bien juridico, sino la motivación o finalidad politica, lo cual resulta muy amplio.

    OCTAVO

    Por la deficiencia de estas posturas extremas, es que Ia doctrina ha reformulado una tercera opción (intermedia), la que combina los criterios objetivo y subjetivo, para dar una mejor respuesta al tratamiento de los delitos politicos.

    El sistema mixto se basa en el bien o interes atacado y en el movil del autor o fin que se persigue. En esta linea, debemos resaltar lo señalado por el voto en unanimidad, el cual (citando a Q.R. senala que la delincuencia politica, en efecto, no es perfectarnente definible sobre un patron objetivo referente al bien juridico lesionado, siendo preciso Ia concurrencia de otro elemento subjetivo (elemento subjetivo trascendente distinto al dolo), el movil, según Ia doctrina mas comúnmente admitida, por resultar las extremas de objetivismo a subjetivisrno escuetos, demasiado unilaterales y arriesgadas. Sin embargo, la cornplejidad de esta materia (delito politico) es tal que aim clentro del sistema mixto se han esbozado dos teorias derivadas: a) teoria mixta de caracter extensiva, y b) teoria mixta de caracter restrictive.

    a) Teoria mixta extensiva. Consecuencia de combinar las posiciones extremas objetiva y subjetiva, esta tendencia doctrinal concibe al delito politico como aquellas conductas que atentan contra la organización politica o constitucional del Estado (criterio objetivo de definición) y aquellas que atentan contra bienes juridicos comunes con un movil o fin politico (criterio subjetivo de definición). La critica mas fundada contra esta corriente doctrinal es que combina los criterios objetivo y subjetivo en una suerte de suma, sin hallar una lógica en la que ambos criterios tenga una vigencia

    9

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    acorde al avance de los criterios de interpretación y la teoría de la argumentación jurídica.

    b) Teoría mixta restrictiva. Esta teoria concibe que los delitos políticos son aquellos que atentan "contra la organización política o constitucional del Estado, se realizan además con un fin político"; es de notar que no sólo importa atentar contra el orden constitucional vigente, sino que dicho atentado debe contener una finalidad política, es decir, pretender cambiar y deponer al gobierno legalmente constituido, en tal sentido, podemos advertir que esta teoría realiza una mejor combinación de las teorías objetiva y subjetiva, por ello resulta la más adecuada a las necesidades de política criminal de nuestro tiempo, pues excluye del ámbito del delito político tanto los delitos comunes (homicidio, robo, daños, etc.) que se realizan con una motivación política, como a los que se cometen contra la organización política o constitucional del Estado con motivación ajena a la estrictamente política.

    NOVENO

    Que la teoria mixta restrictiva presenta una consecuencia importante en el tratamiento de otros delitos que se cometan en el marco del delito de rebelión. Al respecto, cabe precisar que los Arts. 48° y 500 de nuestro Código Penal regulan el concurso ideal y real de delitos, respectivamente; el concurso ideal se configura cuando una misma conducta infringe varias disposiciones jurídicas, es decir, se cometen varios delitos con una misma conducta; por el contrario, en el concurso real, también se cometen varios delitos, sin embargo, para cada delito se ha tenido que realizar una conducta. En el marco del concurso real, la normativa vigente precisa que el Juzgador deberá señalar una pena para cada uno de los delitos cometidos y dichas penas independientes se sumarán hasta un máximo del doble de la pena del delito mas grave, Ia que

    l0

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    no podra sobrepasar los 35 años de pena privativa de libertad; sin embargo, esta norma recien se publicó el 13 de mayo de 2006, Ley N°28730; si tenemos en cuenta que los hechos materia de juzgamiento se produjeron entre el 1 y 4 de enero de 2005, no es posible Ia sumatoria de penas, por la irretroactividad de la Ley penal; siendo asi, al amparo de la regulación anterior debemos graduar la pena en el marco del delito mas grave.

    DÉCIMO

    Desde is posición asumida respecto al delito politico, es decir, Ia teoria mixta restrictiva, debemos concluir que unicamente formaran parte del delito de rebelión aquellos que son concomitantes a dicho delito (coaccion, tenencia ilegal de armas de fuego, etc.), en tanto que los demas deberan ser tratados en concurso real. Asi lo entiende Ia doctrina mas autorizada al respecto, pues los "delitos particulares son los que no forman parte de la rebelión. Hay delitos que quedan consumidos en el delito de rebelian, como sucede, por ejemplo, con algunas amenazas o coacciones. Por el contrario, hay otros que son ajenos a la rebelión, es decir, que no es necesario ejecutarlos para I. a cabo la misma, por to que se condenan de forma independiente, es decir en concurso real, como sucede, por ejemplo, si se comete un robo, homicidio, lesiones, etc."4. En consecuencia, para el presente caso, los delitos de secuestro, daños y sustracción de arma de fuego seran considerados de manera independiente del delito politico de rebelión.

    _____________________

    4 S.G., A., "Derecho Penal. Parte Especial, D., M., 2002, p. 885.

    11

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    § Responsabilidad penal de los encausados H.T. y P.A. por la comisión del delito de secuestro agravado.

    DÉCIMO PRIMERO

    Que el delito de secuestro está tipificado en el Art. 152 del Código Penal, en los siguientes términos "...el que, sin derecho, motivo ni facultad justificada, priva a otro de su libertad personal, cualquiera sea el móvil, el propósito, la modalidad o circunstancia o tiempo que el agraviado sufra la privación o restricción de su libertad"; la sanción para esta conducta será no menor de 20 ni mayor de 25 años de pena privativa de libertad cuando el agraviado es funcionario, servidor público o representante diplomático (inciso 3 del Art. 152 del Código Penal)5.

    DÉCIMO SEGUNDO

    Que, en este contexto, respecto al delito de secuestro, de autos se advierte que los referidos encausados, junto a los ya condenados por ese mismo delito, sin alguna causa de justificación imparable jurídicamente, redujeron a los veintiún agraviados mediante violencia física y con armas de fuego (entre los días 1 al 3 de enero de 2005), hecho que se produjo en el interior de la Comisaria Sectorial de Andahuaylas hasta que finalmente fueron liberados el 4 de enero de 2005. Que si bien la defensa introduce la hipótesis de que la toma de dicha Comisaría fue circunstancial, dado que concurrieron a ella para solicitar garantías personales, y al observar que los efectivos policiales se encontraban ebrios y que la Comisaria no tenía vigilante en la puerta de ingreso, decidieron, en el acto, tomar la referida dependencia policial, indicándoles a los efectivos del orden que podían retirarse; sin embargo, esta tesis carece de logicidad, pues no resulta razonable que un grupo de

    __________________

    5 Ley N° 27472, publicado el 05 de mayo de 2001, aplicable a la fecha de los hechos.

    12

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    personas que se dirigian a solicitar garantlas personales tomen una C. por el solo hecho de que los policias esten ebrios y la Comisaria no tenga vigilancia (supuestos negados6); por el contrario, si es entendible que dicho acto no fue circunstancial, sino planificado, pues para el exito de Ia rebelión y deposer at entonces Presidente Constitucional legalmente elegido constitula un acto necesario mantener privados de su libertad a las fuerzas del orden, quienes lógicamente opondrlan resistencia si eran dejados en libertad. En consecuencia, la condena por este delito se encuentra arreglada a Ley.

    § En cuanto a la responsabilidad penal de los encausados H.T. y P.A. por el delito de sustracción o arrebato de arma de fuego.

    DÉCIMO TERCERO

    Que si bien el tipo penal de rebelión señala como elemento objetivo el alzarse en armas, en tal sentido, Ia posesión de grmas incluso las de fuego se subsumen dentro del delito de rebelión, sin embargo, no se puede afirmar lo mismo del delito de sustracción o arrebato de arma de fuego, pues ésta es una conducta independiente del alzamiento en armas, por lo que su tratamiento (en relación al delito de rebelión) sera en concurso real.

    DÉCIMO

    CUARTO

    Que los medios probatorios dieron por acreditado que los encausados H. lasso y P.A. ingresaron a la Comisarla de Andahuaylas y despojaron a los efectivos policiales de sus armas de

    6 Véase en extenso la declaración del Sub Oficial de Tercera PNP Jos~ E.B.C. a fojas 479, del expediente principal, quien señaló que cuando encontraba de servicio como seguridad en la Puerta de la Comisaria de Andahuaylas, observó que una patrulla se acercaba al frontis de dicha Comisaria, con un aproximado de 15 a 20 personas, vestidas con uniforme del Ejército Peruano y portando armas de fuego.

    13

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    reglamento, además, sustrajeron el armamento policial que se encontraba en el almacén de dicha Comisaria, actos que configuran el delito en tratamiento; en consecuencia, la condena está plenamente justificada y arreglada a Ley.

    § Respecto al juzgamiento por el delito de daños agravados, imputado a los encausados H.T. y P.A.

    DÉCIMO

    QUINTO

    Que el delito de daños está regulado en el Art. 205 del Código Penal, cuya conducta prohibida consiste en dañar, destruir o inutilizar un bien, mueble o inmueble, total o parcialmente ajeno; ésta será sancionada con no menor de 1 ni mayor de 6 años de pena privativa de libertad cuando los daños se materializan empleando violencia o amenaza contra las personas; para la configuración de la agravante, se debe tener sumo cuidado con la violencia o amenaza recaída en la persona, pues el tipo penal no dice si dicho medio debe recaer en el titular o no del objeto dañado, en tal sentido, es claro que la persona que recibe la violencia o amenaza no puede ser una totalmente ajena al bien, pues debe existir alguna relación entre ésta y dicho bien, siendo que como mínimo deben ser los encargados de custodia o hayan recibido dicho bien en depósito u otro título jurídico; así, en el caso de autos, tenemos que los bienes dañados pertenecen al Estado, sin embargo, los efectivos policiales estaban encargados de custodiarlos y administrarlos, por lo que al recibir ellos la violencia o amenaza se configura la agravante señalada.

    DÉCIMO

    SEXTO

    Que de lo expuesto en el considerando anterior, se tiene lo declarado por el propio encausado H.T., quien señaló que una ____________________

    7 Declaración brindada en sede judicial a fojas 18737, del expediente principal.

    14

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    vez en el interior de la Comisaría de Andahuaylas decidió tomar medidas defensivas, esto es, formar barricadas para defenderse de las fuerzas del orden, tomando objetos pertenecientes a dicha Comisaria y que, por otro lado, se efectuaron destrozos dentro de la dependencia policial durante el tiempo que estuvo tomada por los rebeldes, no pudiendo atribuirse dichos destrozos a un enfrentamiento entre estos y las fuerzas del orden, pues el enfrentamiento que dio como resultado la muerte de los policias agraviados tuvo lugar en el Puente Colonial, el cual no esta próximo a las instalaciones de Ia Comisaria de Andahuaylas; en tal sentido, esta acreditada la responsabilidad del encausado H.T. por el delito de daños agravados.

    DECIMO

    SÉPTIMO

    Que, por otro lado, respecto al encausado P.A., tenemos que el sustento factico de Ia imputacion en su contra se encuentra acreditado (véase el considerando anterior) y los medios probatorios acreditan que estuvo en el lugar de los hechos, sin embargo, falta determinar si tuvo participación directa en los daños que se cometieron, pues no resulta razonable pensar que únicamente haya estada de observador en las instalaciones de Ia dependencia policial; en consecuencia, haciendo mio los fundamentos del voto en mayoria, considero la necesidad de realizar un nuevo juicio oral a cargo de otro Colegiado Superior para determinar si tuvo injerencia en los danos agravados en perjuicio del Estado,

    § El alcance aplicativo de Ia coautoria, esto es, si comprende a los encausados P.A. y L.L. respecto al delito de homicidio.

    DÉCIMO

    OCTAVO

    Que se comparte el lineamiento doctrinal de que en los supuestos de intervencion plural organizada y con división de funciones, el domido es ostentado unicamente por el colectivo, pues es él quien

    15

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    materializa el injusto típico, siendo que los actos individuales (analizado aisladamente) no pueden explicar de manera acabada el acontecer de los hechos; es de tener en cuenta que en un injusto colectivo, se deben valorar con sumo cuidado los excesos de los intervinientes, pues si la misma no obedece a los lineamientos del accionar del colectivo, el exceso no puede ser imputado a éste en su totalidad, sino que aquellos responden a título personal. Es de puntualizar, que en los supuestos de un injusto colectivo, la imputación recíproca de los actos parciales es normalmente hacia el denominado "hombre de atrás"8, es decir, al hombre de arriba; en cambio, se debe tener mucho cuidado con imputar recíprocamente hechos de los subalternos a otros subalternos (requiriendo división de funciones y reparto de, roles), pues en organizaciones criminales o sujetos colectivos no todos los que conforman dicho colectivo administran o dominan la esfera de competencl'a de cada uno de los miembros, lo que sí sucede con el líder, quien por su posición y capacidad de mando puede prever el accionar de los brazos del colectivo, por lo que responde a título de coautor por los actos que se cometan; es así que el encausado H.T. fue condenado como coautor con dolo eventual del delito de homicidio simple en agravio de los efectivos policiales fallecidos.

    DÉCIMO

    NOVENO

    Que el voto en minoría (V.S. y P.P.) afirma la coautoría de los encausados P.A. y L.L. por la muerte de los efectivos policiales en el Puente Colonial, por i) haber estado en las inmediaciones de dicho puente; y ii) haber efectuado disparos contra el grupo de efectivos policiales que se aprestaban a cruzar el Puente peatonal Colonial de la ciudad de Andahuaylas. Debo señalar que este

    __________________

    8 La discusión alemana hace referencia a la frase "Tater hinter dem Tater" (autor detrás del autor), sin embargo, los criticos señalan que desde un inicio la formulación es errada, pues si ya existe un autor cómo es posible que se afirme tras él hay otro autor

    16

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    análisis no toma en cuenta que en la imputación reciproca entre subalternos se exige una division de funciones y reparto de roles, lo que en el presente caso no quedó acreditado, ni siquiera de manera indiciaria. Tampoco se puede realizar la imputación hacia mandos intermedios, pues tampoco se acreditó que dichos encausados hayan dirigido la rebelión en Ia que, además, se produjo Ia muerte de los efectivos policiales.

    VIGÉSIMO: Que, asi, podemos senalar que la imputación a título de coautor no puede ser realizada contra los encausados P.A. y L.L.; además, si bien el voto en minoria que condena a dichos encausados por el delito de homicidio toma como sustento el hecho de que efectuaron disparos, sin embargo, en autos no existen medios probatorios que determinen de que arma salió Ia bala que causo la muerte de los efectivos policiales, por lo que ante dicha lizcertidumbre, corresponde absolverlos por estos cargos.

    § Algunos criterios para determinar el quantum de la pena.

    VIGESIMO

    PRIMERO

    Que la teoria de la pena mas difundida en el sistema juridico europeo continental es Ia formulada por C.R., quien sefiala que al momento de Ia conminacion penal tiene plena vigencia la prevención general, ahi es donde se manifiesta el imperativo de la norma en sus directivas de conducta; en cambio, en el marco de la determinación de la pena se toman en consideración tanto la prevención general como prevención especial (con miras a su resocialización y reinserción), asi tarnbien entran en consideración el principio de culpabilidad, en virtud at cual no se puede pasar sobre Ia responsabilidad penal del hecho; en cambio, al momento de la ejecución de la pena se deben tomar

    17

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    únicamente la prevención especial9.

    VIGÉSIMO

    SEGUNDO

    Que, en el marco de la combinación de los criterios preventivo generales y especiales de la pena, debemos interpretar los Arts. 45 y 46 del Código Penal, por ejemplo, la gravedad de los delitos cometidos, forma y modo de ejecución de la pena, el peligro ocasionado y personalidad o capacidad del agente.

    VIGÉSIMO

    TERCERO

    Que si bien el encausado H.T. cometió los delitos de homicidio simple con dolo eventual, secuestro agravado, daños agravados, sustracción o arrebato de arma de fuego, rebelión; sin embargo, debemos resaltar que este encausado es agente primario y no registra antecedentes penales (conforme al certificado de fojas 9263), en tal sentido, se debe fijar una que permita su resocialización y reinserción a la sociedad; con lo que optamos por imponerle una pena privativa de libertad de 19 años.

    VIGÉSIMO

    CUARTO

    Que si bien el encausado L.L. cometió los delitos de rebelión y homicidio calificado en grado de tentativa [respecto al agraviado L.C.V.; sin embargo, estando a la magnitud de los hechos, se debe incrementar la pena impuesta en proporción a los daños causados, es decir, la pena privativa de libertad de 18 años.

    VIGÉSIMO

    QUINTO

    En este mismo marco, debemos precisar que la pena privativa de 16 años de libertad [establecida por unanimidad] fijada para el condenado P.A. es por los delitos de rebelión, secuestro

    9 Conf. B.R., J.: "Obras Completas, Tomo II, Control Social y Otros Estudios", Ara editores, Lima, 2004, p. 111.

    18

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    agravado y sustraccion o arrebato de arma de fuego; sustento esbozado por el voto en mayoria.

    § Justificación de los montos de reparación civil.

    VIGESIMO

    SEXTO

    Que la suma de 100,000.00 (cien mil) nuevos soles por concepto de reparación civil fijado a favor del Estado, que deben abonar solidariamente los condenados H.T., P.A. y L.L. es por los delitos de rebelión, daños agravados y sustraccion o arrebato de arma de fuego, pues la condena es por dichos delitos.

    VIGESIMO

    SEPTIMO

    Que el monto de Ia reparación civil fijado en 280,000.00 (doscientos ochenta mil) nuevos soles a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.R., R.R.F., A.C.C. y L.C.V. debe ser abonado por el condenado H.T. y unicamente respecto del último agraviado en forma solidaria con el condenado L.L..

    DECISION

    Por estos fundamentos, y adhiriéndome a lo sostenido por los señores R.T., N.F. y C.C., MI VOTO es porque se declare:

  5. NO HABER NULIDAD, en la sentencia de fojas 34772, del 16 de septiembre de 2009, en los siguientes extremos:

    I.1.- que, condenó a A.I.H.T. y T.G.P.A. como autores de los delitos de sustracción o arrebato de arma de fuego en agravio del Estado y secuestro

    19

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    agravado en perjuicio del M.P.M.Á.C.G., Capitán PNP J.M.M.R., Capitán PNP E.A.M., Teniente PNP L.C.F.P., Sub Oficial PNP Máximo J.M.D., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP Plácido P.L., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP G. 'R.C., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP G.C.G., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.C.L., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.E., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.V., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP S.T.V., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP E.A.A.J., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP Uberlando Rojas Porroa, Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.E.B.C., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP H.D.C., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP E.Y.C., Capitán de I.E.P.C.R.C., Capitán de I.E.P.P.I.R.E., T.E.P.R.P.L. y Sub Oficial de Segunda E.P.F.M.J.P.;

    1.2.- que condenó a A.I.H.T. como autor del delito de daños agravados en perjuicio del Estado;

    1.3.- que absolvió a D.J.L.L. de la acusación fiscal por los delitos de daños agravados y sustracción o arrebato de arma de fuego, ambos en agravio del Estado;

    1.4.- que fijó en 100,000.00 (cien mil) nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberán abonar solidariamente los

    20

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    condenados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a favor del Estado, por la comisian de los delitos de rebelión (en el caso de los tres mencionados), danos agravado (en el caso de A.I.H.T.) y sustraccion o arrebato de arma de fuego (en el caso de A.I.H.T. y T.G.P.A.);

    1.5.- que fija en 3,000.00 (tres mil) nuevos soles el monto que por concepto de reparacion civil deberan abonar solidariamente los condenados H.T. y P.A. a favor de cada uno de los 21 agraviados del delito de secuestro agravado (y no el encausado L.L., pues fue absuelto de la acusacian fiscal por el delito de secuestro);

    1.6.- que fija en 280,000.00 (doscientos ochenta mil) nuevos soles el monto que por concepto de reparacion civil debera abonar el condenado H.T. a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., R.R.F., A.C.C. y L.C.V.

    [en este último caso en forma solidaria con el sentenciado L.L..

  6. HABER NULIDAD en la misma sentencia en los siguientes extremos:

    II.1.- que condena a D.J.L.L. por el delito de homicidio calificado, previsto en los incisos 1 y 3 del Art. 108 del Cadigo Penal, en agravio de C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C.; y

    21

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    reformándola: lo ABSUELVO de la acusación fiscal por el referido delito en perjuicio de los citados agraviados; DISPONGO la anulación de los antecedentes policiales y judiciales que se hayan generado por este extremo;

    II.2.- que condenó a T.G.P.A. por el delito de homicidio calificado en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; y reformándola: lo ABSUELVO de la acusación fiscal por el referido delito . en perjuicio de citados agraviados; DISPONGO la anulación de los antecedentes policiales y judiciales que se hayan generado por este extremo;

    II.3.- que condenó a A.I.H.T. por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego en agravio del Estado; y reformándola: lo ABSUELVO de la acusación fiscal por el referido delito en perjuicio del citado agraviado; DISPONGO la anulación de los antecedentes policiales y judiciales que se hayan generado por este extremo;

    II.4.- que impuso a A.I.H.T. y D.J.L.L., 25 y 15 de pena privativa de libertad, respectivamente; y reformándola: IMPONGO a A.I.H.T. 19 años de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el 3 de enero de 2005 vencerá el 2 de enero de 2024; y a D.J.L.L. 18 años de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el 21 de enero de 2005 vencerá de 20 de enero de 2023;

    22

    CORTE SUPREMA SALA PENAL PERMANENTE

    DE JUSTICIA R.N.N.° 890- 2010

    DE LA REPÚBLICA LIMA

    II.5.- que fijó en 280,000.00 (doscientos ochenta mil) nuevos soles el monto que por concepto de reparacion civil deberá abonar el condenado D.J.L.L. a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; y reformándola: FIJO el mismo monto que por concepto de reparacian civil deberd abonar solidariamente con el sentenciado A.I.H.T. unicamente a favor de los herederos legales del occiso L.C.V..

  7. NULA Ia misma sentencia en el extremo que absolvió a T.G.P.A. de Ia acusacion fiscal formulada en contra por el delito de daños agravados en perjuicio del Estado; DISPONGO: la realizaciOn de un nuevo juicio oral en este extremo por otro Colegiado Penal Superior.-

    SANTA M.M.

    23

    SALA PENAL PERMANENTE R.N.N.° 890-2010/LIMA

    Lima, seis de septiembre de dos mil once.-

    AUTOS y VISTOS; con la razón de Relatoría que antecede; y

    CONSIDERANDO

    Que el señor Juez Supremo Dirimente, D.J.S.M.M., ha cumplido con emitir el voto que le corresponde; que, este voto coincide con los votos emitidos por los señores J.S.R.T., N.F. y C.C., en el sentido: que se declare A) NO HABER NULIDAD en la sentencia de fojas treinta y cuatro mil setecientos setenta y dos, del dieciséis de septiembre de dos mil nueve, en los extremos que: L condenó a A.I.H.T. y T.G.P.A. como autores de los delitos de sustracción o arrebato de arma de fuego en agravio del Estado y secuestro agravado en perjuicio del M.P.M.Á.C.G., Capitán PNP J.M.M.R., Capitán PNP E.A.M., Teniente PNP L.C.F.P., Sub Oficial PNP Máximo J.M.D., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP Plácido P.L., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP G.R.C., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP G.C.G., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.C.L., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.E., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP R.E.V., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP S.T.V., Sub Oficial Técnico de Segunda PNP E.A.A.J., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP Uberlando Rojas Porroa, Sub Oficial Técnico de Tercera PNP J.E.B.C., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP H.D.C., Sub Oficial Técnico de Tercera PNP E.Y.C., Capitán de I.E.P.C.R.C., Capitán de I.E.P.P.I.R.E., T.E.P.R.P.L. y Sub Oficial de Segunda E.P.F.M.J.P.; II. condenó a A.I.H.T. como autor del delito de daños agravados en perjuicio del Estado; IIL. Absolvió a D.J.L.L. de la acusación fiscal por los delitos de daños agravados y sustracción o arrebato de arma de fuego, ambos en agravio del Estado IV. Fijó, en cien

    SALA PENAL PERMANENTE R. N. N° 890-2010/LIMA

    mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberan abonar solidariamente los condenados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a favor del Estado, por la cornisión de los delitos de rebelión (en el caso de los tres mencionados), daños agravados (en el cado de A.I.H.T.) y sustraccion o arrebato de arma de fuego (en el caso de A.I.H.T. y T.G.P.A.); V. FijO en tres mil nuevos soles el monto que por concepto de reparaciOn civil deberan abonar solidariamente los condenados H.T. y P.A. a favor de cada uno de los veintiun agraviados del delito de secuestro agravado (y no el encausado L.L., pues fue absuelto de la acusacion fiscal por el delito de secuestro); VI. Fijo en doscientos ochenta mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil debera abonar el condenado H.T. a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., R.R.F., A.C.C. y L.C.V. [en este ultimo caso en forma solidaria con el sentenciado L.L.; B) HABER NULIDAD en la propia sentencia en los extremos que: VII. Condenó a D.J.L.L. por el delito de homicidio calificado, previsto en los incisos uno y tres del articulo ciento ocho del Código Penal, en agravio de C.A.C.P.,R.R.F. y A.C.C.; reformándola: to ABSOLVIERON de Ia acusacion fiscal por el referido delito en perjuicio de los citados agraviados; ORDENARON la anulación de los antecedentes policiales y judiciales que se hayan generados en dicho extremo; VIII. Condenó a T.G.P.A. por el delito de homicidio calificado en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; reformandola: lo ABSOLVIERON de Ia acusacion fiscal por el referido delito en perjuicio de los citados agraviados; DISPUSIERON Ia anulación de sus antecedentes policiales y judiciales generados en dicho extremo; IX. Condenó a A.I.F.T. por el delito de tenencia la acusación fiscal formulada por el referido delito y agraviado; ORDENARON

    SALA PENAL PERMANENTE R. N. N° 890-2010/LIMA

    la anulación de los antecedentes policiales y judiciales generados en dicho extremo; asimismo DISPUSIERON el archivo definitivo en los extremos absolutorios; X.I. a A. lgor H.T. y D.J.L.L., veinticinco y quince años de pena privativa de libertad, respectivamente; reformándola: IMPUSIERON a A.I.H.T. diecinueve años de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el tres de enero de dos mil cinco, vencerá el dos de enero de dos mil veinticuatro; IMPUSIERON a D.J.L.L. dieciocho años de pena privativa de libertad, que computada desde el veintiuno de enero de dos mil cinco vencerá el veinte de enero de dos mil veintitrés; XI. Fijó en doscientos ochenta mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberá abonar el condenado D.J.L.L. a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; reformándola: FIJARON el mismo monto que por concepto de reparación civil deberá abonar solidariamente con el sentenciado A.I.H.T. únicamente a favor de los herederos legales del occiso L.C.V.; XII. Declararon NULA la sentencia en el extremo que absuelve a T.G.P.A. de la acusación fiscal formulada en su contra por el delito de daños agravados, en perjuicio del Estado; MANDARON se realice un nuevo juicio oral en este extremo por otro Colegiado Penal Superior. Que al existir cuatro votos conformes se ha formado resolución conforme a lo establecido por el artículo ciento cuarenta y uno, primer párrafo del Texto Único Ordenado de la ley Orgánica del Poder Judicial y por el artículo doscientos noventa y seis del Código de Procedimientos Penales. Por estos fundamentos: REMÍTASE los actuados al lugar de origen, para los fines de ley; hágase saber y adjúntese el voto del señor Vocal Dirimente para su conocimiento.

    Sr.

    CALDERÓN CASTILLO

    1. N. N° 890-2010-LIMA

      SEÑOR:

      Tengo el honor de dirigirme a vuestro Despacho para informar que en Ia fecha, el senor S.M.M.J.S. dirimente ha emitido su Voto, adhiri~ndose al emitido por los senores J.S.R.T., N.F. y C.C., en el sentido: que se declare A) NO HABER NULIDAD en Ia sentencia de fojas treinta y cuatro mil setecientos setenta y dos, del diecis~is de septiembre de dos mil nueve, en los extremos que: I. condenó a A.I.H.T. y T.G.P.A. como autores de los delitos de sustracción o arrebato de arma de fuego en agravio del Estado y secuestro en perjuicio del M.P.M.A.C.G. y otros; II. condenó a A.I.H.T. como autor del delito de danos agravados en perjuicio del Estado; Ill. Absolvi6 a D.J.L.L. de Ia acusación fiscal por los delitos de darlos agravados y sustracción o arrebato de arma de fuego, ambos en agravio del Estado; IV. FIX) en cien mil nuevos soles el monto que por concepto de reparaci6n civil deberan abonar solidariamente los condenados A.I.H.T., T.G.P.A. y D.J.L.L. a favor del Estado, por Ia comisión de los delitos de rebelión (en el caso de los tres mencionados), datios agravados (en el cado de A.I.H.T.) y sustracción o arrebato de arma de fuego (en el caso de A.I.H.T. y T.G.P.A.); V. FijO en tres mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberán abonar solidariamente los condenados H.T. y P.A. a favor de cada uno de los veintiún agraviados del delito de secuestro agravado (y no el encausado L.L., pues fue absuelto de la acusaci6n fiscal por el delito de secuestro); VI. FijO en doscientos ochenta mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil debera abonar el condenado H.T. a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., R.R.F., A.C.C. y Luis

      Chávez Vásquez [en este último caso en forma solidaria con el sentenciado L.L.; B) HABER NULIDAD en la propia sentencia en los extremos que: VII. Condenó a D.J.L.L. por el delito de homicidio calificado, previsto en los incisos uno y tres del artículo ciento ocho del Código Penal, en agravio de C.A.C.P., R.R.F. y A.C.C.; reformándola: lo ABSOLVIERON de la acusación fiscal por el referido delito en perjuicio de los citados agraviados; ORDENARON la anulación de los antecedentes policiales y judiciales que se hayan generados en dicho extremo; VIII. Condenó a T.G.P.A. por el delito de homicidio calificado en agravio de C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; reformándola: lo ABSOLVIERON de la acusación fiscal por el referido delito en perjuicio de los citados agraviados; DISPUSIERON la anulación de sus antecedentes policiales y judiciales generados en dicho extremo; IX. Condenó a A.I.H.T. por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego en agravio del Estado; reformándola: lo ABSOLVIERON de la acusación fiscal formulada por el referido delito y agraviado; ORDENARON la anulación de los antecedentes policiales y judiciales generados en dicho extremo; asimismo DISPUSIERON el archivo definitivo en los extremos absolutorios; X.I. a A.I.H.T. y D.J.L.L., veinticinco y quince años de pena privativa de libertad, respectivamente; reformándola: IMPUSIERON a A.I.H.T. diecinueve años de pena privativa de libertad, la misma que computada desde el tres de enero de dos mil cinco, vencerá el dos de enero de dos mil veinticuatro; IMPUSIERON a D.J.L.L. dieciocho años de pena privativa de libertad, que computada desde el veintiuno de enero de dos mil cinco vencerá el veinte de enero de dos mil veintitrés; XI. Fijó en doscientos ochenta mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberá abonar el condenado D.J.L.L. a favor de cada uno de los herederos legales de los occisos C.A.C.P., L.C.V., R.R.F. y A.C.C.; reformándola: FIJARON el mismo monto que por concepto de reparación civil deberá abonar

      solidariamente con el sentenciado A.I.H.T. únicamente

      a favor de los herederos legales del occiso L.C.V.; XII. Declararon NULA la sentencia en el extremo que absuelve a T.G.P.A. de la acusación fiscal formulada en su contra por el delito de darios agravados, en perjuicio del Estado; MANDARON se realice un nuevo juicic oral en este extremo por otro Colegiado Penal Superior. Que al existir cuatro votco. conformes se ha formado resolución conforme a lo establecido por el articulo cientc cuarenta y uno, primer párrafo del Texto Único Ordenado de la ley Organica de Poder Judicial y por el articulo doscientos noventa y seis del Código de Procedimientos Penales.

      Es cuanto informo para los fines pertinentes.

      Lima, 06 de septiembre de 2011

      ado favorable paró la tesis fiscal, la pena a imponérseles no podrá ser mayor a la de treinta y cinco años.

      Agravios expuestos por las defensas técnicas de los sentenciados

      A.I.H.T. y Tito Guillermo Palomino Almanza

      Tercero

      Que, las defensas técnicas de los encausados A.I.H.T. y T.G.P.A. al fundamentar sus recursos de nulidad, obrantes. a fojas treinta y cuatro mil ochocientos ochenta y tres, treinta y cuatro mil novecientos uno, treinta y cuatro mil ochocientos noventa y dos y treinta y cuatro mil novecientos cuarenta y dos, refieren indistintamente encontrarse disconformes con los siguientes extremos de la sentencia recurrida: i) respecto a la excepción de naturaleza de acción

      5

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      deducida en la sesión de fecha catorce de abril de dos mil ocho; alegando que reproducen los fundamentos de hecho y de derecho contenidos en la sesión de fecha catorce de abril de dos mil ocho; ii) respecto a las Nulidades a que se refiere el fundamento Ill, dos, contra: a) las actas de las sesiones de audiencia de fechas cinco, once, dieciocho y veinticinco de agosto de dos mil ocho (dos punto uno); alegando que los vicios procesales contenidos en dichas actas son insubsanables y atentatorios at derecho de defensa y al debido proceso, toda vez, que al haberse expulsado de la audiencia at encausado H.T., el Director de debates mandó se diera lectura at escrito de su defensa, contraviniendo la oralidad del proceso; así también cuando se originó el retiro del abogado defensor del encausado H.T. de la Sala de audiencias, el Colegiado Penal Superior omitió designarle, otro abogado, vulnerando su derecho de defensa; precisa, que el Director de debates procedió reiteradamente a aprobar y suscribir las actas de las audiencias cuestionadas, sin tener en cuenta lo previsto en el articulo doscientos noventa y uno del Código de Procedimientos Penales; por último precisa, que el Colegiado Penal Superior en la audiencia de fecha veinticinco de agosto de dos mil ocho, impidió que el abogado del encausado H.T. ejercite el derecho establecido en el articulo doscientos ochenta y ocho, inciso diez, de la Ley Orgánica del Poder Judicial, referente a oralizar sus pedidos, recortándole el derecho de designar un abogado de su elección y no a uno de oficio, como ocurrió, deviniendo dicha resolución en nula de pleno derecho. Finalmente se alega en cuanto a la inconcurrencia del abogado defensor del procesado T.G.P.A., que este solicitó la suspensión de la audiencia en virtud de lo dispuesto en el articulo doscientos sesenta y seis del Código de Procedimientos Penales, ante tal situación el Director de Debates puso en conocimiento del procesado que en

      6

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      la audiencia se iba a realizar una diligencia testimonial, razón por la cual se le designaría un abogado de oficio, manifestando este procesado que deseaba un abogado de su elección, sin embargo se continuó con la diligencia y se le asignó un defensor de oficio; b) las actas de las sesiones de audiencia de fechas dos, nueve, dieciséis y veintitrés de febrero de dos mil nueve (dos punto dos al dos punto cuatro); alega que se ha consignado hechos falsos en las referidas actas de audiencia, como son la presencia de la relatora y secretaria de actas, contraviniendo lo dispuesto en el artículo doscientos trece del Código de Procedimientos Penales; indica que en el acta de la sesión de audiencia de fecha dos de febrero de dos mil nueve, ante la inconcurrencia de la abogada del acusado H.T., la Sala Penal Superior, sin consentimiento de dicho acusado, le designó un abogado defensor de oficio, hecho que generó que dicha defensa se abstuviera de adherirse a la recusación planteada por un coprocesado, vulnerándose el derecho de defensa y coordinación de estrategias de defensa; precisa que la forma como venía siendo procesado T.G.P.A., contraviene con lo dispuesto en el artículo doscientos doce del Código Procedimientos Penales, por cuanto, era imposible conferenciar con dicho procesado por cuanto había de por medio lunas blindadas que no permitían diseñar su estrategia de defensa; c) las actas de las sesiones de audiencia de fechas dieciocho, veinte, veintitrés y treinta de marzo de dos mil nueve (dos punto cinco al dos punto seis); alega que si bien la Sala Penal Superior dispuso que en caso de no concurrir los abogados de los acusados, se les designaría un defensor de oficio, sin embargo, al haberse ordenado que el acusado H.T. desaloje la Sala de audiencias,. y al no conocer a ta abogada de oficio designada se le recortó el derecho de defensa de manera

      7

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      flagrante, indicando que un caso parecido ocurrió con el acusado T.G.P.A. quien tampoco participó de las sesiones de audiencia pública y no conferenció con su abogada de oficio; d) el acta de la sesión de audiencia de fecha diez de junio de dos mil nueve (dos punto ocho); alega haberse dado cuenta de escritos de otras partes procesales presentados con posterioridad, a los que en use de su derecho de defensa presentaron los recurrentes; e) el acta de la sesión de audiencia de fecha uno de junio de dos mil nueve (dos punto nueve); alega que Ia Sala Penal Superior impidió el ingreso de Ia doctora E.R.M.R. por cuanto se aducia que dicha letrada no tenia Ia condición de abogada defensora, hecho que es falso por cuanto su designaciOn se hizo en audiencia pUblica, no requiriendo normativamente ninguna formalidad; f) las actas de las sesiones de fechas once, catorce, dieciocho, veintiuno y veintiocho de mayo, y uno y cuatro de junio de dos mil nueve (dos punto diez); alega que la Sala se habia comprometido a dar un tiempo prudencial a fin que el procesado T.G.P.A. de manera voluntaria designara un abogado de su elección, situación que no fue respetada por el Colegiado Superior pues se le impuso abogados de oficio, los cuales nunca conferenciaron con el, situación que lo pone en una clara indefensión; g) Ia sesión de audiencia de fecha veintidós de junio de dos mil nueve(dos punto doce); alega que ante Ia inconcurrencia de la abogada del acusado H.T., la Sala procedió inconsultamente a designar abogado de oficio sin que el acusado pueda dar su conformidad con esa designación, hecho que generó que el abogado de oficio se abstuviera de adherirse a Ia recusación planteada por un coprocesado, vulnerándose asi su derecho de defensa; h) las resoluciones de fechas diecisiete de julio de dos mil seis y tres

      8

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      de enero de dos mil ocho (dos punto trece); alega que la prolongación del mandato de detención en contra de los procesados han sido emitidos fuera del plazo que establece la ley, siendo sus detenciones arbitrarias, conforme lo establece el artículo ciento treinta y siete del Código Procesal Penal, debiendo ser declaradas nulas las referidas resoluciones y debiéndose reponer el proceso hasta el momento en que se produjo la nulidad; i) el Juicio oral e instrucción (dos punto catorce); alega que al declararse como parte civil a la representante de la Procuraduría Pública encargada de los asuntos judiciales del Ministerio del Interior, no se precisó respecto de cuál delito se le debe considerar como tal, en razón de que el proceso se entiende además sobre hechos ilícitos en donde no se le podría considerar a la Procuraduría Pública del Ministerio Público como parte afectada, además porque no se notificó dicha constitución a las partes a fin de que puedan ejercer el derecho de defensa; j) de otro lado, las defensas técnicas de los encausados H.T. y P.A. solicitan otras nulidades procesales, las cuales no se proceden a consignar, debido a que se limitan a indicar que reproducen sus fundamentos de hecho y de derecho oralizados en audiencia pública donde se deduce la referidas nulidades; iii) respecto a la Declinatorio de jurisdicción a que se refiere el fundamento III, tres de la recurrida; alega que reproducen los fundamentos esgrimidos en la audiencia pública respectiva, e indican que se les ha procesado y juzgado por un Tribunal no competente, toda vez, que el Colegiado Penal Superior que dictó el Auto de enjuiciamiento es uno distinto al que aperturó el Juicio oral, habiéndose de esa manera violado el debido proceso; iv) el extremo de la condena a los encausados A.H.T. y T.P.A. por el delito de Rebelión; alega que si bien dicho delito se encuentra contemplado en el

      9

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      artículo trescientos cuarenta y seis del Código Penal, tambien lo es, que Ia Constitución Politica del Perú de mil novecientos setenta y nueve contempla el derecho de insurgencia, Ia misma que fue derogada ilegitimamente por Ia Constitución del ano mil novecientos noventa y tres, maxime si Ia Constitución vigente en su articulo cuarenta y seis tambien contempla dicho derecho en defensa del orden constitucional, deviniendo en nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas; por ende, al estar contemplado el derecho de insurgencia por ambas Constituciones, los hechos ocurridos en la ciudad de Andahuaylas del uno al cuatro de enero de dos mil cinco, fueron actos de legitima insurgencia, en colaboración al restablecimiento y vigencia de la legitima Constitución de mil novecientos setenta y nueve, solicitandose la renuncia del ex P.A.T.M. por cuanto asumió la Presidencia en merito a una candidature que para tal fin hizo use de firmas.falsas, conforme lo concluyó la pericia grafotecnica de Criminalistica de Ia Policia Nacional del Peru, pues prueba de ello, es el manifiesto politico que obra en autos y que fue leido ante la poblaciOn A. por A.H., el mismo que indicaba la motivaciOn de su insurgencia, siendo algunos de ellos: "Porque el actual P., cuya agrupaciOn politica fue inscrita con firmas falsificadas (planillones), gobierna para extranjeros contra el Peru..." y "Por mantenerse dolosamente la Fuji-Vladi-ConstituciOn de mil novecientos noventa y tres...", motivaciones estas que condujeron a A.H.T. y a sus coprocesados a levantarse en armas; por Canto, concluyen que los hechos imputados no constituyen delito de rebeliOn, sino el ejercicio del derecho de insurgencia, por lo que se les debe absolver de los cargos formulados en la acusaciOn fiscal; v) el extremo de la condena a H.T. y P.A. por el delito de Secuestro; alegan que si bien es cierto dicho delito contemplado en el

      10

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      artículo ciento cincuenta y dos del Código Penal, ha sido descrito de manera doctrinaria y de tipicidad en la sentencia materia de impugnación; también lo es, que el Tribunal Superior ha omitido pronunciarse con relación a su fundamento y el elemento subjetivo de dicho tipo penal, como sí se ha hecho en la causa número trece - dos mil cuatro - A-V seguida contra A.F.F. y otros por delito de rebelión y secuestro, sentencia que ha sentado las bases jurídicas de cada tipo penal analizado y examinado por separado; es decir, que para que se configure el delito de secuestro es necesario que concurran los siguientes elementos: a) sujeto activo; b) el bien jurídico protegido; c) la conducta prohibida; d) su consumación; e) su fundamento y el elemento subjetivo del tipo. Encuentra razón la punibilidad del delito por el menoscabo de la libertad corporal, para ello concretamente se exige que concurra el elemento subjetivo: el dolo directo; es decir la intención específica de tomar a la víctima y afectar su libertad personal, de ninguna manera el dolo eventual ni la culpa; f) es un delito permanente o continuo y g) aún en los regímenes de excepción, estados de emergencia y estado de sitio, las detenciones que no obedezcan a criterios de razonabilidad y proporcionalidad, resultan arbitrarias y carentes de todo sustento legal; así pues, para el caso concreto 'de la abundante actuación probatoria se tiene que cuando sus defendidos y sus coprocesados ingresan a la Comisaría de Andahuaylas, jamás lo hicieron con la intención específica de P. a los policías y afectar su libertad personal, prueba de ello es la declaración del efectivo policial J.B.C., quien se encontraba a cargo del servicio de seguridad de la Comisaría, el cual observa una patrulla de quince a veinte personas, lo reducen y pierde conocimiento, en un momento se libera y llama a las móviles; pues el propósito del ingreso a la Comisaría de Andahuaylas era el de pedir garantías para su integridad física y

      11

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      que no fue posible por encontrarse totalmente abandonada y desguarnecida, y es por ello que deciden insurgir y levantarse en armas, deciden sacar las armas y retirarse con destino al cuartel "Los Chancas" de Andahuaylas, versión corroborada por los propios procesados y por los partes policiales que obran en autos, así como por las declaraciones de los diversos efectivos policiales que se encontraban al interior de la Comisaría; asimismo el hecho que A.H.T. haya retornado a la Comisaría fue porque los efectivos policiales que se quedaron en ella, dan aviso a los que estaban en el cuartel "Los Chancas", razón que obliga a los procesados a replegarse e ingresar nuevamente a la Comisaría, no con la intención de secuestrar a nadie sino de proteger su integridad física; asimismo otro hecho es que los policías supuestamente secuestrados y que. no se encontraban en la Comisaría cuando A.H. ingresa por primera vez, fueron llegando uno a uno, -prueba de ello son las declaraciones vertidas por los propios efectivos policiales que obran en autos- e ingresando a la Comisaría, - muchos de ellos en estado etílico-, dado que tenían orden de inamovilidad y otros se encontraban de servicio, lo cual se prueba con la relación de personal que,obra a fojas siete mil ciento cuarenta y nueve y siete mil ciento cuarenta y cinco; por lo que al no concurrir el elemento subjetivo de dolo directo, dado queda aparente privación de libertad se produjo por una situación eventual, no planificada; solicitan las absoluciones por dicho delito; vi) el extremo que condena al encausado A.H.T. por los delitos de Tenencia ilegal de armas de fuego y Sustracción o acetato de armas de fuego, y al encausado P.A. por el delito de Sustracción o arrebato de armas de fuego; alegando que en autos no obra prueba alguna que acredite que A.H. , antes de ingresar a Ia

      12

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Comisaria de Andahuaylas portara un arma de fuego, más aún, si al practicdirseles el examen balistico al personal policial y militar que habia estado dentro de la Comisaria dan como resultado que ninguno de ellos presenta lesiones por proyectiles de arma de fuego; asimismo en autos obran versiones contradictorias respecto a que algunos vieron a A.H. ingresar con armas y otros no haber visto arma alguna, por lo que producida tal contradicción y no existiendo prueba que corrobore el dicho contradictorio de los coprocesados se le debera absolver por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego; en cuanto al delito de sustracción o arrebato de armas de fuego, este se subsume al delito de rebelión, por cuanto, uno de los elementos tipicos de este delito es el levantamiento en armas en el ejercicio legitimo del derecho de insurgencia; asimismo los procesados H.T. y P.A. jamas arrebataron arma alguna a efectivo policial o militar, pues las armas con las que contaban para el alzamiento en Andahuaylas fueron en gran mayoria tomadas del almacén de Ia Comisaria que se encontraban en el segundo piso y el otro armamento correspondia al personal policial y militar que fue desarmado antes de ingresar a la Comisaria en resguardo de la integridad fisica de los insurgentes, por lo que se les debe absolver a los referidos encausados de Ia acusación fiscal por los citados delitos; vii) el extremo qua condena al encausado H.T. por el delito de daños calificados; alega que el Tribunal ha omitido pronunciarse en Ia sentencia materia de impugnación en dicho extremo, que al sentenciado H.T. jamas se le tomó instructiva ni fue examinado en Juicio oral por el citado delito, pese a clue en el auto de enjuiciamiento se habia establecido tomarse su declaración, sino por el contrario de manera arbitraria se dio por concluida su declaración a nivel

      13

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      de Juicio oral en virtud de un supuesto abuso de derecho, teniendose que este procesado dejó de ser examinado por el Ministerio Público por adolecer de una serie de dolencias medicos debidamente corroboradas por las Juntas Medicas, informes y certificados medicos legales. Asi tambien Ia Sala ha omitido pronunciarse que Ia última expulsion de A.H.T. fue en ausencia, puesto que se le trasladó al Penal de Piedras Gordas, cuando la audiencia del nueve de julio de dos mil nueve se realizó en el Penal de Lurigancho, situación que el Director del Establecimiento Penitenciario de Piedras Gordas puso en conocimiento de Ia Sala y se acompañó un escrito del referido procesado solicitando explicación respecto a los motivos por los cuales se realizó dicho traslado erróneo. Sin embargo la Sala nunca se pronunció sobre los motivos por los que se cambió de sede, únicamente se comunicó a los abogados el cambio, pero no lo motivos por los cuales tom6 dicha decision; ante tal situación irregular la Sala decide expulsar at referido procesado de las audiencias públicas, luego cuando es reincorporado, este adolecia de un proceso infeccioso auditivo que le produjo la perdida de audición, la misma que se encuentra acreditada con certificados medicos, sin embargo, la Sala decidió arbitrariamente dar por concluido su interrogatorio, el mismo que no concluyó y menos aún se le interrogó por el delito de danos agravados, habiendosele por tal motivo recortado su derecho de defensa y at debido proceso; aunado a ello se tiene que en autos nunca se actuó pericia de valorización alguna de los supuesfos daños producidos, por considerar Ia Sala que en las conductas agravadas no es necesario establecer cuantia, no teniéndose en cuenta que las propias fuerzas del orden at ejecutar el Plan Operafivo de Andahuaylas fueron quienes más produjeron los daños al tratar de disuadir a los insurgentes; por lo que se le ha

      14

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      condenado al procesado H.T. violándose toda garantía constitucional y de defensa, razón por la que la defensa técnica también solicita su absolución por este delito; vii) el extremo que condena a los procesados fue la Humala Tasso y P.A. por el delito de Homicidio calificado; fue la alegándose que la Sala Penal Superior no ha considerado los argumentos de defensa, más aún, no obra en autos prueba fehaciente que los hechos producidos el dos de enero de dos mil cinco en el Puente Colonial fueron una emboscada, sino por el contrario, fue un enfrentamiento en el cual ambas partes ejercieron su derecho a legítima defensa, máxime si en autos no obra prueba que determine responsabilidad penal y menos autoría de parte del procesado T.P.A., es decir, no existiendo ejecutor no se le puede atribuir autoría mediata al encausado H.T. para establecer su responsabilidad penal; así tampoco se ha podido establecer en cuanto al procesado J.D.L.L. que haya actuado por orden expresa de A.H. de matar o ejecutar a los efectivos policiales que murieron en el Puente Colonial, indican que las pericias balísticas y de necropsia demuestran que L.L. no ejecutó a ningún efectivo policial, pues todos los impactos de proyectil de arma de fuego fueron disparados a larga distancia; teniéndose presente al momento de sentenciar los documentos anexados y titulados Cronología de los Hechos, donde se prueba que nunca existió emboscada alguna; por tanto, no se ha podido establecer autoría directa o de algún ejecutor y mucho menos que A.H. haya dado la orden de ejecutar y matar sin motivo alguno a un efectivo policial o militar, pues la única orden impartida fue la de repelae cualquier ataque, en virtud del derecho de legitima defensa, razones por las cuales solicitan las absoluciones

      15

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      de sus defendidos de la acusación fiscal por este delito en su condición de autor mediato (H.T.) y autor (P.A.); ix) el extremo de la pena impuesta a los encausados H.T. y P.A.; alegdindose que teniendo en consideración los argumentos de hecho y derecho expuestos y reproduciendo los alegatos finales de defensa, sus patrocinados deben ser absueltos de los cargos imputados y no ser objeto de sanción alguna; x) el extremo de los montos fijados por concepto de reparación civil; alegando que no habiendo responsabilidad alguna en los delitos imputados y menos aUn prueba fehaciente que demuestre la comisión de los mismos no procede Ia sanción de reparación civil; y, xi) el extremo en que ordenaron se comunique a Ia Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil del Ministerio del Interior, Ia culminación del proceso seguido contra los sentenciados, a fin que proceda a la suspension, cancelación o no otorgamiento de Ia autorización para portar o hater use de armas de fuego; alegan que no existiendo prueba alguna que acredite que los procesados A.I.H.T. y T.G.P.A. hayan portado o tenido arma alguna, lo resuelto en dicho sentido deviene en irrelevante.

      Agravios expuestos por Ia defensa técnica del sentenciadoDaniel Julio Ludeña Loayza

      Cuarto

      Que, Ia defensa tecnica del encausado D.J.L.L. al fundamentar su recurso de nulidad,- obrante a fojas treinta y cuatro mil novecientos cincuenta y siete, muestra su disconformidad con la sentencia

      16

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      recurrida respecto al extremo de la condena por los delitos de Rebelión y Homicidio Calificado; así como respecto a la pena impuesta; alegando que no ha habido una debida valoración de los medios probatorios que demostrarían la inocencia de su defendido, toda vez, que con respecto al delito de Rebelión se tiene que no se ha valorado adecuadamente las declaraciones a nivel policial, judicial y acto oral brindadas por su defendido, que demuestra que no participó en la toma de la Comisaría Sectorial de Andahuaylas; así tampoco no se ha tomado en cuenta las declaraciones de los efectivos policiales que estuvieron retenidos en ella, entre ellos el C.M.P.M.Á.C.G. y Sub Oficial PNP E.B.C.; tampoco se ha valorado adecuadamente las declaraciones de los co sentenciados, las cuales acreditan que su defendido no participó en la rebelión, toma de C. ni permaneció en ella del uno al cuatro de enero de dos mil cinco; asimismo se advierte una indebida compulsa de las declaraciones dadas en Juicio oral por los sentenciados S.L. y N.C. y de otros testigos, acreditándose del material probatorio examinado que su defendido no participó de la toma de la Comisaría ni permaneció en ella. Así además alego que en lo que respecta al delito de Homicidio Calificado en la sentencia recurrida se compulsa indebidamente lo vertido por los cosentenciados B.R., R.G., Q.C., U.H., Á.S., C.C., C.C., Inca Cutida, M.Q., Ñ.C. y O.G., debido a que ninguno de ellos señala categóricamente que vio a su defendido disparar a los efectivos policiates heridos. Cabe resaltar que el sentenciado R.G. al declarar, refiere haber estado presente en las inmediaciones del Puente Colonial y el Rio Chimbao el dia dos de enero

      17

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      de dos mil cinco, en el momento que hirieron a los efectivos policiales, pero no afirma que viera a su patrocinado rematar a los efectivos policiales C.P. y C.V.. Asimismo no se ha evaluado debidamente el Protocolo de Necropsia n6mero cero cero dos - dos mil cinco, practicado al cadaver del Capitan Policia Nacional del P.C.C.P. que en sus conclusiones describe que este solo presenta un orificio de entrada de un solo proyectil, que reingresa; pericia que demuestra que su defendido no remató a dicho C., quien se encontraba mal herido por un proyectil de arma de fuego. De igual forma no se ha compulsado el Protocolo de Necropsia n6mero cero cero uno - dos mil cinco, practicado al efectivo policial C.V., en sus conclusiones solo presenta un orificio de entrada de un solo proyectil, pericia que es una prueba indubitable de la inocencia de su defendido respecto al delito de homicidio del citado agraviado, aunado a ello se tienen los videos visualizados durante Ia instrucción y Juicio oral, donde no se aprecia a su defendido rematando a dichos efectivos policiales. Por último Ia Sala eval6a subjetivamente el Dictamen Pericial de Balistica Forense número doscientos ochenta y cuatro/ cero cinco, practicado a los proyectiles encontrados en los chalecos de los efectivos C. y Cerrón, únicamente indica que pertenece a un fusil AKM y no se concluye que este proyectil procediera del arma que portaba su defendido, solicitando que se declare Haber Nulidad de la sentencia recurrida y reformandola se le absuelva de los mencionados delitos.

      18

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Control de la motivación o fundamentación de los recursos de nulidadinterpuestos contra la sentencia superior recurrida, y precisión de losextremos impugnados por las partes procesales que no serán materiade pronunciamiento por este Colegiado Supremo.

      Quinto

      Que, en cuanto a los recursos de nulidad interpuestos contra la sentencia de fecha dieciséis de setiembre de dos mil nueve, debe indicarse, que el artículo trescientos del Código de Procedimientos Penales, modificado por el Decreto Legislativo número novecientos cincuenta y nueve, establece que el pronunciamiento que efectúe esta Suprema Sala Penal, debe estar estrictamente referido al extremo que ha sido materia de impugnación; siendo esto así, es de precisarse que: i) revisado el escrito de fundamentación del recurso de nulidad de la representante del Ministerio Público, obrante a fojas treinta y cuatro mil novecientos sesenta y uno, se advierte que en cuanto a los extremos absolutorios que recurre por los delitos de secuestro, daños agravados y sustracción o arrebato de arma de fuego se limitó a alegar que la recurrida no hace consideración alguna respecto a su tesis de imputación propuesta en la requisitoria oral - teoría del incremento del riesgo permitido-, con lo cual se habría dejado fuera de tutela la pretensión inculpatoria de la Fiscalía en dicho extremo especifico (no lo menciona), solicitando de manera genérica que se declaren nulos los referidos extremos absolutorios, sin precisar fundamentos fácticos y jurídicos que sustenten su pretensión 'punitiva por cada uno de los encausados (Humala Tasco, P.A. y L.L.) por los referidos delitos en que han sido absueltos de la acusación fiscal; y, ii) revisados los escritos de fundamentación

      19

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      de los recursos de nulidad de los encausados A.I.H.T. y T.G.P.A., obrantes a fojas treinta y cuatro mil ochocientos ochenta y tres, treinta y cuatro mil novecientos uno, treinta y cuatro mil ochocientos noventa y dos y treinta y cuatro mil novecientos cuarenta y dos, respectivamente, se advierte que en cuanto a los extremos recurridos referentes a que se declar6 infundada Ia excepción de naturaleza de acción (fundamento III, uno) deducida en Ia sesicin de fecha catorce de abril de dos mil ocho e frnprocedente las nulidades procesales referidas al fundamento Ill, dos (dos punto siete, dos punto once, dos punto quince, dos punto dieciseis, dos punto diecisiete, dos punto dieciocho, dos punto diecinueve y dos punto veinte), no se ha cumplido con precisar los fundamentos de hecho y de derecho que sustentan su pretension, no siendo suficiente para ello precisar que reproducen los mismos fundamentos esgrimidos al momento de la correspondiente solicitud de nulidad en acto oral, debido a que este Supremo Tribunal emite pronunciamiento de grado respecto a una resolución superior teniendo en cuenta los agravios que esta última hubiese podido producir a las partes procesales, lo cual debe ser expresamente consignado en el recurso de nulidad respectivo. Que, por tanto, estando a que el inciso cinco del articulo trescientos del Código de Procedimientos Penales, establece Ia obligación de las partes procesales a fundamentar los recursos de nulidad que interponen ante los Organos Jurisdiccionales correspondientes, lo que debe ser entendido, como Ia congruencia que debe haber entre el petitorio del recurso y las razones o argumentos en que se fundamenta el rnismo (que resulta necesario a efectos de otorgar seguridad juridica a las resoluciones judiciales), es que, en el presente caso, debe declararse: i) nulo el concesorio del recurso de nulidad interpuesto por Ia representante del Ministerio respecto

      20

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      a los extremos absolutorios de Ia sentencia recurrida por los delitos de secuestro, daños agravados y sustracción o arrebato de armas de fuego (criterio adoptado anteriormente por esta Suprema Sala en Ia Ejecutoria Suprema recaida en el recurso de nulidad número mil cuatrocientos setenta y ocho - dos mil diez de fecha veintiuno de enero de dos mil once, derivada del expediente número veinte - cero cinco); y ii) nulo el concesorio de los recursos de nulidad interpuestos por los encausados A.I.H.T. y T.G.P.A. respecto a los extremos de la sentencia recurrida que declar6 infundada la excepción de naturaleza de acción deducida en Ia sesión de fecha catorce de abril de dos mil ocho (fundamento HI, uno) e improcedente las nulidades referidas al fundamento Ill, dos (dos punto siete, dos punto once, dos punto quince, dos punto dieciséis, dos punto diecisiete, dos punto dieciocho, dos punto diecinueve y dos punto veinte).

      Extremos impugnados de Ia sentencia superior recurrida que seránmateria de pronunciamiento por este Colegiado Supremo

      Sexto

      Que, siendo ello asi, el presente pronunciamiento, queda circunscrito a: i) el extremo de la recurrida que declaró infundada las nulidades procesales a que se hacen referencia en el fundamento III, dos (dos punto uno al dos punto seis, dos punto ocho al dos punto diez, y dos punto doce al dos punto catorce) recurrido por los encausados H.T. y P.A.; ii) el extremo de Ia recurrida que declaró improcedente la declinatoria de jurisdicciOn a que se hace referencia en el fundamento III, tres; iii) los extremos condenatorios de Ia sentencia recurrida contra los encausados A.I.H.T., D.J.L.L. y T.G.

      21

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Palomino Almanza (recurridos por los encausados); iv) el extremo absolutorio de la sentencia recurrida a favor piel encausado A.I.H.T. por el delito de asociación ilícita para delinquir (recurrido por la representante del Ministerio Público y la Procuraduría Pública); v) el extremo absolutorio de la sentencia recurrida a favor de los encausados T.G.P.A. y D.J.L.L. por el delito de daños agravados (recurrida por la Procuraduría Pública); vi) el extremo absolutorio de la sentencia recurrida a favor del encausado D.J.L.L. por el delito de sustracción de armas de fuego (recurrido por la Procuraduría Pública); vii) el extremo del quantum de las penas impuestas a los encausados A. lgor H.T., D.J.L.L. y T.G.P.A. (recurrido por la representante del Ministerio Público y los encausados); y, viii) el extremo de los montos fijados por concepto de reparación civil en la sentencia recurrida (recurrido por la Procuraduría Pública del Estado y los encausados A.I.H.T. y T.G.P.A..

      Sustento fáctico de la acusación fiscal escrita

      Sétimo

      Que, según acusación fiscal obrante a fojas veintiséis mil setecientos cuarenta y uno +(copia certificada), subsanada a fojas veintisiete mil trescientos treinta y uno (copia certificada) y ampliada a fojas veintisiete mil ochocientos veinticinco (copia certificada), el sustento fáctico imputado consiste en que el encausado A.I.H.T. convocó a los reservistas y simpatizantes del Movimiento Humalista - Etnocacerista, con el

      22

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      pretexto de la realización de una conferencia sobre lineamientos políticos relacionados con su movimiento partidario, reunion que fue Ilevada a cabo el dia treinta y uno de diciembre de dos mil cuatro, en las instalaciones de Ia "Casa del Maestro" ubicada en Ia provincia de Andahuaylas en el departamento de Apurimac, para lo cual sus partidarios viajaron de diferentes puntos del pais, los mismos que por grupos se alojaron en hoteles y distintos domicilios de Ia citada ciudad; asimismo, siendo aproximadamente las cuatro horas del dia uno de enero de dos mil cinco, el procesado A.I.H.T., conjuntamente con sus coprocesados T.G.P.A. y D.J.L.L., entre otros (ciento cincuenta personas, aproximadamente), se agruparon en columnas en el frontis del hotel "Central" ubicado en la segunda cuadra de Ia avenida Andahuaylas, lugar desde donde los precitados procesados premunidos de armas de fuego, unos vestidos de uniforme militar y otros con ropa de civil, marcharon con dirección a Ia Comisaria Sectorial de Andahuaylas ubicada en la primera cuadra de la Avenida Perú, interceptando en el trayecto a dos vehiculos policiales (patrulleros), reduciendo a sus ocupantes, utilizandose estas unidades vehiculares como escudo de protección; precisándose que al Ilegar al frontis de la Comisaria, los encausados A.I.H.T. y M.A.V.A., acompanados de veinte procesados vestidos con uniforme de camuflaje y pertrechos, ingresaron de manera violenta a dicha dependencia policial, reduciendo a los efectivos policiales que se encontraban presentes en dicho momento, luego de lo cual se orden6 el ingreso de los demos encausados, todos los cuales procedieron a apropiarse de las armas, prendas y demas pertrechos militares atignados at personal policial, para lo cual procedieron a fracturar las cerraduras de las diferentes oficinas, causando graves danos en los bienes de Ici Comisaria, disponiendo

      23

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      el encausado A.I.H.T. la conformación de, los puestos de vigilancia que iban a funcionar en el local policial; que una vez tomada la Comisaría, un grupo de encausados se quedó al interior de la misma custodiando a los efectivos policiales secuestrados, en tanto, que el encausado A.I.H.T. y otro grupo de procesados levantaron barricadas en todo el perímetro del local policial, utilizándose incluso los patrulleros que previamente habían sido arrebatos a los efectivos policiales; de otro lado, a las cinco horas, aproximadamente, del dos de enero de dos mil cinco, un contingente policial comandado por el Capitán PNP C.A.C.P. (fallecido) se posesiona cerca del Puente Colonial, siendo atacados con armas de fuego por un grupo de encausados dirigidos por el procesado V.A. o "Paiche" y por el procesado D.J.L.L., acto en el cual también participó el encausado T.G.P.A., ataque en el cual perdieron la vida los efectivos policiales, Capitán PNP C.A.C.P., Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial de Segunda R.R.F. y Sub Oficial de Tercera A.C.C., quienes fueron asesinados por impacto de proyectiles de armas de fuego de largo alcance, disparados por los acusados D.J.L.L. y T.G.P.A., entre otros que estaban apostados en lugares aledaños, siendo que L.L. remató a uno de los efectivos policiales caídos, cumpliendo así las ordenes impartidas por el encausado A.I.H.T. en su condición de jefe y líder del grupo alzado en armas; que el día tres de enero de dos mil cinco, y luego de una serie de diálogos entre las autoridades y los sublevados, los encausados A.H.T. y J.R.V.F., en compañía de un representante del Ministerio Público y dos representantes de la Defensoria del Pueblo, abandonan la

      24

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Comisaria y se dirigen a Ia lglesia Católica de Andahuaylas, pero al encontrarla cerrada, acuden al local del Municipio con Ia finalidad de reunirse con las autoridades del Gobierno Central, autoridades civiles y militares, levantandose un acta de compromiso para superar Ia crisis causada, procediendose a detener a los referidos encausados, asi como a los que estaban en el recinto policial tornado; indicándose que las proclamas y exigencias a troves de los medios de comunicacion se realizaron desde el uno at tres de enero de dos mil cinco, todo lo cual tenia como propósito obligar a deponer al gobierno legalmente constituido; de otro lado, A.I.H.T. conjuntamente con S.M.R., H.T.O.G. y J.C.R. y otros, han formado una Organización Ilamada Movimiento Nacionalista Peruano o Etnocacerista que esta conformada en su mayoria por ex miembros de las Fuerzas Armadas y algunos reservistas, los que desde el ano dos mil dos, vienen ejecutando diversos delitos.

      Tipificación de los hechos materia de imputación

      Octavo

      Que debe precisarse que las conductas ilicitas reseriadas en el considerando anterior y que especificamente son materia de pronunciamiento, han sido encuadradas por el representante del Ministerio PUblico en los siguientes tipos penales: 0 el delito contra La Vida, El Cuerpo y La Salud - homicidio calificado, en agravio del Capitan PNP C.A.C.P., Teniente PNP L.C.V., Sub Oficial de

      25

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Segunda PNP R.R.F. y Sub Oficial de Tercera PNP A.C.C., previsto en el articulo ciento seis del Código Penal, concordado con el articulo ciento ocho, incisos uno y tres del Código Penal -antes de su modificatoria por el articulo uno de la Ley número veintiocho mil ochocientos setenta y ocho, publicada en el diario oficial "El Peruano" el diecisiete de agosto de dos mil seis-, que establece Ia sanción para " (...) el que mate a otro concurriendo cualquiera de las circunstancias siguientes: Uno. Por ferocidad, por lucro o por placer (...). Tres. Con gran crueldad o alevosia (...)"; 10 el delito contra Ia Libertad Personal - secuestro, en agravio del M.P.M.A.C.G., C.~n PNP J.M.M.R., Capitan PNP E.A.M., Teniente PNP L.C.F.P., Sub Oficial PNP M.J.M.D., Sub Oficial Tecnico de Segunda PNP P.P.L., Sub Oficial Tecnico de Segundo PNP G.R.C., Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP G.C.G., Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP J.C.L., Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP R.E.E., Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP R.E.V., Sub Oficial Tecnico de Tercera PNP S.T.V., Sub Oficial Tecnico de Segunda PNP E.A.A.J., Sub Oficial de Tercera PNP Uberlando Rojas Porroa, Sub Oficial de Tercera PNP J.E.B.C., Sub Oficial de Tercera PNP H.D.C., Sub Oficial de Tercera PNP E.Y.C.,,C.I.E.P.C.R.C., Capitan de Infanteria E.P.P.P.I.R.E., T.E.P.R.P.L., Sub Oficial de Segunda E.P.F.M.J.P., A.G.L. y M.E.A.R.; ilicito penal previsto en el articulo ciento cincuenta y dos del Código Penal -modificado por la Ley número veintisiete mil cuatrocientos setenta y dos-, que establece la sanción para "...

      26

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      el que, sin derecho, motivo ni facultad justificada, priva a otro de su libertad personal, cualquiera sea el móvil, el propósito, la modalidad o circunstancia o tiempo que el agraviado sufra la privación o restricción de su libertad", en concordancia con la agravante prevista en su inciso tres, referida a cuando el agraviado es funcionario o servidor público; iii) el delito contra el Patrimonio - daño agravado, en agravio del Estado, previsto en el artículo doscientos cinco del Código Penal, que establece la sanción para "El que daña, destruye o inutiliza el bien, mueble o inmueble, total o parcialmente ajeno (...)", en concordancia con la agravante prevista en el inciso tres del artículo doscientos seis del Código Penal, referida a cuando la acción es ejecutada empleando violencia o amenaza contra las personas; iv) el delito contra la Seguridad Pública - tenencia ilegal de armas, en agravio del Estado, previsto en el artículo doscientos setenta y nueve del Código Penal -modificado por el Decreto Legislativo número ochocientos noventa y ocho-, que sanciona a "El que, ilegítimamente fabrica, almacena, suministra o tiene en su poder bombas, armas, municiones o materiales explosivos, inflamables, asfixiantes o tóxicos o sustancias o materiales destinados para su perpetración (...)"; v) el delito contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego, en agravio del Estado; previsto en el artículo doscientos setenta y nueve - B del Código Penal - modificado por el Decreto Legislativo número ochocientos noventa y ocho-, que sanciona a "El que sustrae o arrebate armas de fuego en general, o municiones y granadas de guerra o explosivos a miembros de las Fuerzas Armados o de la Policía Nacional o de Servicios de Seguridad..."; vi) el delito contra la Tranquilidad Pública - asociación ilícita para delinquir, en agravio del Estado; previsto en el artículo trescientos diecisiete del Código Penal -antes de su modificatoria mediante Decreto Legislativo número novecientos ochenta y dos-, que establece que "El que forma parte de

      27

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      una organización de dos o mas personas destinada a cometer delitos sera reprimido por el solo hecho de ser miembro de la misma (...)", y vii) el delito contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión, en agravio del Estado, ilicito penal previsto en el articulo trescientos cuarenta y seis del COdigo Penal -modificado por la Ley número veintinueve mil cuatrocientos sesenta por ser mas favorable en cuanto a as consecuencias juridicos penales-, que sanciona a "El que se alza en armas para variar Ia forma de gobiemo, deponer al gobierno legalmente constituido o suprimir o modificar el regimen constitucional...".

    2. del proceso: Expediente número veinte - dos mil cinco yExpediente número veinte - dos mil cinco "A".

      Noveno

      Que, cabe hacer mención especial que por la complejidad del caso (Expediente nUmero veinte - cero cinco) en el Juicio Oral se dispuso la separación de imputaciones en grupos de encausados con la consiguiente formación de un cuaderno aparte (Expediente número veinte - cero cinco - A) para efectos de Ilevarse a cabo juicios orales paralelos; precisándose que en el primer expediente mencionado se emitieron Ia sentencia anticipada de fechas dieciseis de junio de dos mil ocho, las sentencias anticipadas de fechas diecinueve y veintisiete de mayo y doce de junio de dos mil ocho, Ia sentencia anticipada de fecha trece de noviembre de dos mil ocho y la sentencia de fecha trece de octubre de dos mil nueve -las cuales fueron materia de recurso de nuliciad, lo que conllevó a que se emitieran las Ejecutorias Supremos recaidas en los Recursos de Nulidad números tres mil trescientos quince - dos mil ocho, do mil setecientos sesenta y seis - dos mil ocho, dos mil setecientos

      28

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      cincuenta y siete - dos mil nueve, y mil cuatrocientos setenta y ocho - dos mil diez, de fechas trece de mayo de dos mil nueve, once de setiembre de dos mil ocho, siete de julio de dos mil diez y veintiuno de enero de dos mil once, respectivamente-; mientras que en el segundo expediente aludido, se emitió la sentencia de fecha dieciséis de setiembre de dos mil nueve, la cual es materia de pronunciamiento en el presente caso,.

      Reseño de las partes resolutivas de las sentencias consentidas y/oEjecutoriadas emitidas en el Expediente número veinte - dos mil cinco

      que guardan directa relación con la sentencia recurrida materia de

      pronunciamiento emitida en el expediente veinte - dos mil cinco - "A".

      Décimo

      Que, se hace necesario mencionar las partes resolutivas de las resoluciones judiciales que han sido emitidas con ocasión de los hechos investigados, decisiones judiciales que si bien necesariamente no. vinculan la decisión que este Supremo Tribunal tomará en el presente caso, también lo es, que guardan relación directa con el mismo y constituyen sus antecedentes; siendo ello así se tiene lo siguiente:

      i) Sentencia anticipada de fecha dieciséis de junio de dos mil ocho, y su respectiva Ejecutoria Suprema recaída en el recurso de nulidad número tres mil trescientos quince - dos mil ocho de fecha trece de mayo de dos mil nueve (emitida por los señores J.S.L.C., V.R., M.O., P. De Mier y C.C.): de las cuales se advierte que se condenó a R.A.C., M.M.

      29

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Aguirre Inocente, J.L.Á.S., E.A.C., Ren~n J.A.V., Ra01 A.C., L.A.C., A.B.A., M.T.B.O., W.C.R., lrrhoscopt P.C.P., V.C.C., E.C.V., R.C.C.V., J.L.C.B., E.C.M., A.C.C.P., R.C.C., M.C.M., R.C.C., W.C.C., J.M.D.L., J.E.S., W.A.F.F., R.F.V., J.A.G.R., J.V.G.N., U.H.M., J.L.H.V., F.H.C., A.H.T., R.H.P., E.H.H.S., V.I. lncacutipa, C.I.O., F. lzquierdo O., M.J.C., J.L.G., C.N.M.Q., S.H.M.C., Eulogio Marca Solano, N.A.M.A., M.M.S., B.M.Z., A.Ñ.C., I.O.F., J.C.O.C., W.O.V., V.V.P.S., R.Q.Q., E.Q.A., E.Q.C., M.Q.M., O.E.Q.R., A.Q.C., L.A.R.M.U., L.B.R.C., J.R.M., A.S.P., A.S.C., A.S.L., P.N.S.C., R.S.T., A.S.P., J.R.T.Z., L.T.L., facundo U.H., R.V.V., R.V.V., A.V.V., N.Y.J., J.D.Y.G., C.L.

      30

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Y.P. como co autores de los delitos contra la Libertad Personal - secuestro-, en agravio del M.P.M.Á.C.G. y otros (veintitrés en total); contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego-, en agravio del Estado; contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión-, en agravio del Estado; contra el Patrimonio - daño calificado-, en agravio del Estado; de otro lado, se condenó a M.M.C. y H.S.S., como co autores del delito contra la Libertad Personal - secuestro-, en agravio del M.P.M.Á.C.G. y otros (veintitrés agraviados en total); contra la Seguridad Pública -sustracción o arrebato de armas de fuego-, en agravio del Estado; contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional -rebelión-, en agravio del Estado; asimismo se condenó a T.H.O.G. como co autor del delito contra la Libertad Personal - secuestro-, en agravio del M.P.M.Á.C.G. y otros (veintitrés agraviados en total); contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego-, en agravio del Estado; contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión-, en agravio del Estado; contra el Patrimonio -daño calificado-, en agravio del Estado; y contra la Tranquilidad . Pública -asociación ilícita para delinquir-, en agravio del Estado.

      II) Sentencias anticipadas de fechas diecinueve de mayo, veintisiete de mayo y doce de junio de dos mil ocho, respecto de las cuales se emitió la Ejecutoria Suprema recaída en el recurs+o de nulidad número dos mil setecientos sesenta y seis - dos mil ocho de fecha once de setiembre de dos mil ocho (emitidas por los señores J.S.V.S., R.T., S.P., R.M. y C.C.); de las cuales se advierte que en la sentencia de fecha diecinueve de mayo de dos mil ocho, se condenó a

      31

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Clemente A.A.M., R.A.P., V.R.B.R., C.A.B.P., D.N.B.A., L.B.A., E.B.S., D.J.C.C., Noe Casas Linares, J.W.C.S., D.A.C.V., E. De La Cruz Ramos, M.F.C., E.H.C., J.C.H.C., G.H.K., R.H.R., J.J.S., A.L.B., J.L.P., F.D.M.P., V.M.G., E.M.Q., J.F.P.A., A.P.O., A.J.P.C., F.P.P., C.M.P.P., M.Q.G., Y.Q.P.J.T.R.J.; Á.F.R.G., P.R.R.F., E.C.S.Q., C.A.S.H., I.S.S., S.T.L., H.P.T.R., M.U.H., W.S.V.S. y J.V.A., en calidad de complices del delito contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión- en agravio del Estado; de otro lado, se condenó a los procesados M.M.C. y A.F.R.G. como autores del delito contra la Seguridad Publica-tenencia ilegal de armas de fuego-, en agravio del Estado; asimismo se condenó al encausado M.M.C. como autor del delito contra la Administración de Justicia - encubrimiento real- en agravio del Estado; en la sentencia de fecha veintisiete de mayo de dos mil ocho, se condenó a E.A.A.U., R.C.S., J.F.C.M., J.R.E.L., F.R. lnocencio Retis, J.S.P.L., M.P.T., J.Q.C., L.V.H., P.R.Y.R., S.Z.

      32

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

    3. y W.Z.R., como cómplices del delito contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión-, en agravio del Estado; y, en la sentencia de fecha doce de junio de dos mil ocho, se condenó a L.T.H., como cómplice del delito contra Los Poderes del Estado y el Orden Constitucional -rebelión-, en agravio del Estado.

      Sentencia anticipada de fecha trece de noviembre de dos mil ocho y su respectiva Ejecutoria Suprema recaída en el recurso de nulidad número dos mil setecientos cincuenta y siete - dos mil nueve de fecha siete de julio de dos mil diez (emitida por los señores J.S.R.T., B.G., B.A., B.D. y N.F.); de las cuales se advierte que se condenó a J.R.S.I. como co autor de los delitos contra la Libertad Personal - secuestro-, en agravio del M.P.M.Á.C.G. y otros (veintitrés agraviados en total); contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego-, en agravio del Estado; contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión- en agravio del Estado; y por delito contra el patrimonio - daño calificado-, en agravio del Estado..

      Sentencia de fecha trece de octubre de dos mil nueve y su respectiva Ejecutoria Suprema recaída en el recurso de nulidad número mil cuatrocientos setenta y ocho - dos mil diez de fecha veintiuno de enero de dos mil once (emitida por los señores Jueces Supremos, R.T., B.A., N.F., C.C. y S.M.M.); de las cuales se advierte extremos absolutorios, pero también se condenó a J. de D.A.M., J.R.V.F., J.B.

      33

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Chambi, R.M.M., B.C.C. como co autores, y, a M.E.G.S. y F.B.R., como cómplices secundarios, del delito contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión- en agravio del Estado; condenó a V.Q.H., E.Y.M., A.C.L.S., J.E.Y.M. y S.J.C., como coautores del delito contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión-, en agravio del Estado; contra la Libertad Personal - secuestro-, en agravio del M.P.M.A.C.G. y otros (veintiún agraviados en total); condenó a A.P.C., J.D.J.Q., I.G.S., M.A.V.A., J.S.C. como coautores del delito contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional -rebelión -, en agravio del Estado; contra Ia Libertad Personal - secuestro- en agravio del M.P.M.A.C.G. y otros (veintiún agraviados en total); contra Ia Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego-, en agravio del Estado; condenó a R.G.M.G., como coautor del delito contra Los Poderes del Estado y el Orden Constitucional - rebelión-, en agravio del Estado, como cómplice secundario del delito contra Ia Libertad Personal - secuestro-, en agravio del M.P.M.A.C.G. y otros (veintitin agraviados en total); y como autor del delito contra Ia Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego, en agravio del Estado.

      Decimo primero: Que, siendo ello asi, respecto a los hechos materia de investigación existen resoluciones judiciales debidamente ejecutoriadas en donde indistintamente se condenó a ciento cuarenta y nueve encausados como coautores o cómplices del delito contra los Poderes del Estado y el

      34

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Orden Constitucional - rebelión-, en agravio del Estado;a ochenta y ocho procesados como coautores o cómplices del delito contra la Libertad Personal - secuestro-, en agravio del M.P.M.Á.C.G. y otros; a ochenta y tres encausados como coautores del delito contra la Seguridad Pública - sustracción o arrebato de armas de fuego-; en agravio del Estado; a setenta y cinco procesados por el delito contra el Patrimonio - daño calificado-, en agravio del Estado; a dos procesados por el delito contra la Seguridad Pública - tenencia ilegal de armas-, en agravio del Estado (sentencia conformada); a un procesado por el delito contra la Administración de Justicia - encubrimiento real-, en agravio del Estado (sentencia conformada); y, a un encausado por el delito contra la Tranquilidad Pública - asociación Ilícita para delinquir-, en agravio del Estado

      (sentencia conformada).

      Pronunciamiento respecto a las cuestiones procesales impugnadas por las defensas técnicas de los acusados T.G.P.A.

      y A.I.H.T..

      Décimo segundo: Que en cuanto a las cuestiones procesales materia de recurso, debe precisarse, que la nulidad procesal se define como la sanción de ineficacia -cuando el acto procesal careciera de los requisitos indispensables para la obtención de su finalidad- mediante el cual se priva de

      un acto o actuación en el proceso de sus efectos normales previstos en la ley; asimismo, ésta se produce siempre y cuando adolezca de una

      35

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      cicunstancia esencial fijada en Ia ley de procedimiento como absolutamente indispensable para que el acto produzca sus efectos normales -se tiene que acreditar estar perjudicado con el acto procesal viciado, el mismo que tiene que tener interés propio y especifico con relación a su pedido-, lineamiento que se encuentra regulado supletoriamente en los articulos ciento setenta y uno al ciento setenta y ocho del Código Procesal Civil, s!endo aplicables al presiste caso, conforme a su Primera Disposición Penal, que señala que: "las disposiciones de este Código se altica supletoriamente a los demás ordenamientos (...)?.

      Décimo tercero: Que, siendo ello asi, en cuanto a las nulidades deducidas par las defensos tecnicas de los encausados H.T. y domino A., contra i) las actas de las sesiones de fechas cinco, once, dieciocho y veinticinco de agosto de dos mil ocho -obrantes a fojas treinta mil ochocientos sesenta y tres, treinta mil ochocientos setenta y nueve, treinta novecientos veinticuatro , y treinta mil novecientos cincuenta y uno, respectivamente-, sustentados en que resultan nulas por contener vicios insubsanables que vulner el derecho de defensa y el debido proceso, haber sido expulsado deI contradictorio el encausado A.I.H.T.; asi como por haberse aprobado y suscrito dichas actas que previamente sean leidas o se dejara constancia de ello; al respecto debe indicarse, que revisados los autos se advierte que dichas actas fueron puestas conocimiento de las partes procesales conforme a las pautas dictadas por el Colegiado Penal Superior en dichas sesiones, cuyo sustento se encuentra en los supuestos establecidos para Ia suscripción de las actas que preve el articulo doscientos noventa y uno del Código de Procedimientos Penales; sin perjuicio de indicarse que no puede alegarse Ia nulidad de las mismas si en su debida oportunidad no se

      36

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      hicieron las observaciones correspondientes que faculta la norma procesal antes mencionada. De otro lado, la expulsión del Juicio oral del encausado H.T. y P.A. se sustenta en el artículo doscientos diecisiete del Código de Procedimientos Penales -poder disciplinario de la sala- que faculta al J. a mantener el orden y el respeto en la Sala de audiencias, estableciéndose en el segundo párrafo del inciso uno del referido artículo, que la Sala Penal "Podrá disponer la expulsión de aquél que perturbe el desarrollo de la audiencia (...)"; y el artículo ciento treinta y cinco del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial señala que: "Se prohibe toda manifestación de censura o aprobación en el recinto de las Salas, debiendo ser expulsado el transgresor (...)'; sin perjuicio de indicar que para efectos de salvaguardar sus intereses procesales en las sesiones en las que estuvieron ausentes los encausados, al igual que sus abogados defensores de elección, se les nombró abogado defensor de oficio; de otro lado, no es congruente lo alegado por los encausados respecto al hecho de habérseles impedido a los abogados de elección ejercer sus derechos establecidos en el artículo doscientos ochenta y ocho, inciso diez, del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial; por cuanto, dicha norma se limita a establecer el deber del abogado patrocinarte de consignar determinados requisitos en los escritos que presenta; siendo ello así, este extremo recurrido debe ser desestimado; ii) las actas de las sesiones de fechas. dos, nueve, dieciséis y veintitrés de febrero de dos mil nueve - obrante a fojas treinta y dos mil veintisiete, treinta y dos mil noventa y cinco, treinta y dos mil ciento treinta y cinco y treinta y dos mil doscientos uno respectivamente-, sustentado en que dichas sesiones son nulas al haberse consignado la presencia de la relatora y la secretaria de actas, quienes jamás asistieron a dichas sesiones; así como por haberse impedido conferenciar con sus

      37

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      abogados a los encausados A.H.T. y T.P.A., al existir lunas blindadas (recubiertas) que no les permitieron disenar adecuadamente sus estrategias de defensa; y debido a que Ia Sala Penal procedió a designar abogado de oficio at encausado H.T. sin que diera su conformidad de tat designación; al respecto debe indicarse, que la ausencia del secretario y relator en las audiencias cuestionadas no han sido observadas en su oportunidad por las partes procesales, habiendose rubricado las mencionadas actas conforme a ley, con lo cual se convalidó las referidas sesiones, sin perjuicio de indicar que estas sesiones fueron I. conforme a ley, debido a que contienen pormenorizadamente lo ocurrido en las mismas y se consignó Ia presencia e intervención de los sujetos procesales participantes; de igual forma, resulta incongruente el argumento de cuestionar la designación de un abogado defensor de oficio en acto oral, por cuanto, ello se realizó a efectos de salvaguardar el derecho de defensa de los imputados que habian sido expulsados del Juicio oral, al igual que sus defensas tecnicas -por inconducta procesal-; indicandose finalmente que conforme se justifica en Ia sentencia recurrida, Ia infraestructura de las Salas de audiencias es ajena al Órgano juzgador; sin perjuicio de ello, no se advierte que se haya causado ningún tipo de indefensión a las partes procesales, pues la conferencia entre los abogados y sus patrocinados estuvo garantizado en el horario establecido para tat efecto, no siendo oportuno que los encausados establezcan goincidencias de estrategias de defensa en el desarrollo del acto oral como erróneamente se sugiere con los argumentos expuestos en sus recursas de nulldad; en consecuencia, este extremo de la recurrida se encuentra conforme a Ley; iii) las actas de las sesiones de fechas dieciocho, veinte, veintitrés y treinta de marzo de dos mil nueve -obrantes

      38

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      a fojas treinta y dos mil cuatrocientos nueve, treinta y dos mil cuatrocientos treinta y cinco, treinta y dos mil cuatrocientos sesenta y siete y treinta y dos mil quinientos doce, respectivamente, sustentado en que los encausados H.T. y P.A. estuvieron ausentes en dichas sesiones y no tuvieron la oportunidad de conocer a su defensa designada; al respecto debe indicarse, que conforme se anotó precedentemente, el objeto de la designación de un abogado defensor de oficio para los referidos encausados se sustentó en salvaguardar sus derechos de defensa en acto oral, debido a que tanto ellos como sus defensas técnicas en su oportunidad fueron expulsados por inconducta procesal; por tanto, este extremo de la recurrida se encuentra conforme a ley; iv) el acta de la sesión de fecha diez de junio de dos mil nueve, -obrante a fojas treinta y tres mil doscientos diez-, sustentado en haberse dado cuenta de escritos presentados por otras partes procesales con posterioridad a la fecha en fueron presentados los escritos de los encausados recurrentes; al respecto debe indicarse que resulta incongruente que se cuestione el hecho de haberse dado respuesta en acto oral de los recursos presentados por los encausados (proveído); sin perjuicio, de indicar que la Sala Penal Superior es quien dispone el orden en que los escritos presentados deben ser resueltos, lo cual no constituye de ninguna manera discriminación alguna entre las partes procesales; por tanto, este extremo de la recurrida se encuentra conforme a derecho; v) el acta de la sesión de fecha uno de junio de dos mil nueve, -obrante a fojas treinta y tres mil doscientos diez-, sustentada en que una vez reabierta la audiencia pública se impidió el ingreso de la doctora E.R.M.'nteroR., en calidad de abogada del procesado T.G.P.A.; al respecto debemos indicar, que atendiendo al principio de trascendencia, al no haberse verificado ningún agravio a la parte procesal que recurre, dicha

      39

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      extremo de Ia sentencia se encuentra conforme a Ley; vi) el acta de las sesiones de fechas once, catorce, dieciocho, veintiuno, veintiocho de mayo, y uno, cuatro y veintidós de junio de dos mil nueve, - obrantes a fojas treinta y dos mil novecientos treinta y cinco, treinta y dos mil novecientos noventa y siete, treinta y tres mil cuarenta y cinco, treinta y tres mil sesenta y cinco, treinta y tres mil ciento catorce, treinta y tres mil ciento treinta y treinta y tres mil ciento cincuenta y nueve, respectivamente-, sustentado en que Ia Sala Penal Superior impuso Ia designación de abogados de oficio; al respecto debe indicarse, que conforme se ha referido anteriormente la designación del abogado defensor de oficio en Juicio oral tuvo por objeto salvaguardar los derechos de defensa de los encausados que habian sido expulsados del Juicio oral; en consecuencia debe confirmarse este extremo de Ia recurrida; vii) las resoluciones de fecha diecisiete de Julio de dos mil seis y tres de enero de dos mil ocho, que prolongaron el mandato de detención contra los sentenciados, debido a que habrian sido emitidos fuera del plazo que establece Ia ley; at respecto debe senalarse que la decision jurisdiccional que dispuso Ia prolongación de la detención, fue objeto de recurso de nulidad que concluyó con la Ejecutoria Suprema número mil treinta y cinco - dos mil ocho, de fecha tres de enero de dos mil ocho, que confirmó la decisión de prolongación del mandato de detención de los procesados; por tanto, este extremo de la recurrida se encuentra conforme a Ley; viii) el Juicio oral e instrucci6n, sustentado en que at declararse como parte civil al representante de la Procuraduria Pública encargado de los asuntos judiciales del Ministerio del Interior, no se precisó respecto de cual delito se le debe considerar como tal; además porque no se notificó dicha constitución a las partes procesales para que puedan ejercer su derecho de defensa; al respecto debe indicarse,

      40

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      que es tácito que la Procuraduría Pública a cargo de los asuntos judiciales del Ministerio del Interior defiende los intereses del Estado respecto a delitos en donde éste resulte como agraviado (en el presente caso, delito de rebelión, daños agravados, tenencia ilegal de armas, sustracción de armas de fuego y asociación ilícita para delinquir), porte procesa que actuó desde la etapa de instrucción, e incluso hizo uso de su derecho impugnativo respecto al monto fijado por concepto de reparación civil en una sentencia anticipada emitida en la presente investigación penal, intervención procesal de la referida Procuraduría Pública que nunca fue cuestionada por las partes procesales; sin perjuicio de indicar que a fojas treinta mil ciento uno, obra la resolución superior de fecha dieciocho de abril de dos mil ocho, que aclaró el Auto Superior de Enjuiciamiento de fecha catorce de febrero de dos mil ocho, para tenerse al Estado Peruano (y no a la sociedad) como agraviado respecto a los delitos contra la Seguridad Pública, en sus modalidades de tenencia ilegal de armas de fuego y sustracción o arrebato de arma de fuego; y contra la Tranquilidad Pública, en la modalidad de Asociación Ilícita para delinquir; siendo ello así, este extremo de la recurrida se encuentra conforme a Ley; ix) la declinatorio de jurisdicción, sustentado en que el Colegiado Penal Superior que dictó el Auto de Enjuiciamiento es uno distinto al que aperturó el Juicio Oral; al respecto debe indicarse que el referido argumento de defensa resulta irrelevante para sustentar su pretensión, -prevista en el artículo veintisiete del Código de Procedimientos Penales-, debido a que no está destinado a cuestionar por alguna causal específica la competencia de los Jueces Superiores que llevaron a cabo el Juicio oral; más aún, si se tiene en cuenta, que para efectos del conocimiento del presente caso, la Corte Suprema de Justicia de Ia República declaró procedente Ia

      41

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Transferencia de Competencia a favor del Distrito Judicial de Lima; sin perjuicio de indicar que en el Auto Superior de Enjuiciamiento de fecha catorce de febrero de dos mil ocho, obrante en copia certificada a fojas veintiocho setecientos treinta y cinco, los Jueces Superiores que suscriben dicha resolución, precisan en la parte expositiva, que en merito a

      R.

      es Administrativas d Ia Corte Superior de Justicia de Lima y del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial, por necesidad de servicio y con el objeto de atender oportunamente a los justiciables, se avocaron al conocimiento del presente proceso por el periodo vacacional de los Jueces Superiores designados para I. a cabo el Juicio Oral; por tanto, este extremo de Ia recurrida debe ser confirmado.

      Delito de Rebelión

      Décimo cuarto: Que, este Supremo Tribunal coincide con Ia condena impuesta por el delito de rebelión; sin embargo, en lo que concierne a la ratio decidendi de esta determinación los senores J.S.R.T., N.F. y C.C., estiman las consideraciones que se expresan a continuación -del decimo quinto al décimo octavo-. En cambio los senores V.S. y P.P. se adhieren a las consideraciones que expresaran en su voto singular.

      Decimo quinto: Que, antes de ingresar a efectuar el analisis pormenorizado acerca de Ia verificación o no de Ia responsabilidad penal de los delitos

      42

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      imputados a los encausados A.I.H.T., D.J.L.L. y T.G.P.A., deben precisarse previamente algunos conceptos de delito político, toda vez que, las defensas técnicas de los referidos procesados han establecido que las acciones materia de imputación perpetradas en los primeros días del mes de enero de dos mil cinco, se encuentran circunscritas al derecho de insurgencia y no al delito de rebelión, en tal virtud, al respecto deben hacerse las siguientes precisiones:

      1.- Algunas Consideraciones sobre el delito político.- En su moderna formulación la idea de delito político es una construcción ideológica y de perfiles difusos del pensamiento liberal. Dicha idea surgió al hilo de la revolución liberal empeñada en la lucha contra los poderes absolutos del Antiguo Régimen en el cual el delito de "lesa majestad" (delito contra el Rey o contra el Estado) era el más grave de todos. Desde los supuestos ideológicos de la revolución liberal que, frente al absolutismo, lucha por el triunfo de la libertad y de la democracia, el delito político se configura y legítima como una manifestación de la delincuencia evolutiva - E.F., en su libro "Lo Sociologie Ciminelle", trad. Francesa de L.T., segunda edición, París, páginas trescientos setenta y siguientes, señala que la delincuencia evolutiva (dentro de las cual estaría el delito político según el pensamiento liberal) es aquella que movida por sentimientos de altruismo y solidaridad trata, de acuerdo con la ley histórica del progreso, de impulsar el triunfo de la libertad y de los derechos del hombre, luchando contra las estructuras sociales y políticas que impiden y dificultan su pleno reconocimiento y realización, en contrapartida a la delincuencia atávica (criminalidad común) que es la constituida por los comportamientos en los que se pone de manifiesto instintos primarios, egoístas y antisociales del hombre que aún no ha logrado liberarse de su originario salvajismo (estado die naturaleza) mediante la educación y la cultura, la

      43

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      criminalidad atávica, impulsado por el egoísmo y la insolidaridad, ataca la libertad y los derechos del hombre (homicidio, secuestro, robo, etc.) impidiendo el progreso de la sociedad - que adquiere una significación politica revolucionaria, que se patentiza ,sobre todo a partir del siglo XIX, en Ia lucha del liberalismo contra los poderes absolutos; si bien en un inicio el delito politico tuvo un tratamiento benigno, pues la figura del delincuente politico - identificada con quien lucha por el pueblo contra la tirania y Ia usurpación - adquirió un aura de nobleza y heroismo, que en la opinion popular lo hacia merecedor no de castigo, sino de honores y del reconocimiento general, incluso consecuencia inmediata de Ia consideración del delito politico como una especie de delincuencia evolutiva fue su configuración, desde la perspectiva de la politica juridico penal y procesal liberal como una forma de "delincuencia privilegiada", protegida por Ia institución del asilo politico y Ia clausula de "no extradición" del delincuente politico1 - Inglaterra fue el primer Estado que, a partir de mil ochocientos quince, comenzó a conceder asilo a los refugiados politicos. En esta politica le siguieron rancia (sabre todo a partir de la Revolución de mil ochocientos treinta) y Belgica. La consideracian de Ia delincuencia politica como forma de ''delincuencia privilegiada", encontró su "edad de oro" en el periodo iniciado por Ia Revolución francesa de mil ochocientos treinta, tambien Hamada "Revolución de Julio o de las barricadas" -. Según indica J. de Asúa, el punto culminante de la benignidad y del rigor tecnico en el tratamiento del delito politico se encuentra en el Proyecto de Código Penal italiano de mil novecientos veintiuno, en dicho texto legal en su articulo trece, se definen los delitos politicos, sancionóndolos con penas mdis leves que las empleadas en el castigo de los delitos comunes, como "los

      1MONTOR 0 BALLESTEROS, A.... "Anales de Derecho", Universidad de Murcia, número dieciocho, 2000, pags. 131-156.

      44

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      cometidos exclusivamente por motivos políticos o de interés colectivo"2. El debilitamiento o eclipse más o menos prolongado del movimiento liberal, trajo como consecuencia la abolición de la cláusula de la "no extradición" por delitos políticos y el consiguiente agravamiento de las penas para tal tipo de infracciones. De este modo fueron quedando excluidos de la cobertura y protección de las cláusula de "no extradición", los siguientes supuestos: a) atentados contra los Jefes de Estado o de Gobierno extranjeros o contras miembros de su familia; y, b) el asesinato por móviles políticos y en general los delitos conexos y mixtos o complejos en donde la intencionalidad o finalidad política aparece unida a comportamientos que por su naturaleza constituyen delitos comunes.

      La concesión de la extradición para estos tipos de delitos implicó en el plano doctrÍinal, la distinción entre delito político puro (el que atenta contra la forma de organización política del Estado), el cual está excluido de la extradición, y delito público relativo, integrado por los denominados delitos complejos y conexos, que si pueden ser objeto de extradición. Los delitos complejos o mixtos, son delitos comunes realizados por móviles políticos o sociales (por ejemplo, el asesinato de un J. de Estado). Los delitos conexos son también delitos comunes (asesinato, robo, secuestro, etc.) que constituyen un medio para la realización de un fin político y también los delitos comunes que se cometen en el curso de una rebelión, revuelta política o guerra civil3.

      ___________________

      2 JIMÉNEZ DE ASÚA, L.... "El asesinato de M. y el delito político", en "Crónicas del crimen", Editorial Historia Nueva, Madrid 1929 páginas 243 y 247.

      3 JIMÉNEZ DE ASÚA, L.... "Principios de Derecho Penal", Abeledo - Perrot Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1989, pág. 187.

      45

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Una denominación especifica a un aspecto particular de la Parte Especial del Derecho Penal referida a conductas tendenciosas a quebrantar el orden constitucional, asentada en la Ley fundamental, es Ia asignada como Derecho Penal Politico, o quizá Derecho Penal Constitucional a Ia que se le considera como un "...conjunto de actuaciones que atentan contra bienes juridicos que configuran y determinan la naturaleza propia del modelo de organizacón politica del Estado democrático, y de las relaciones entre Este y los ciudadanos que componen el rnismo..."4. A. se estudian aquellas conductas que se estimen perjudiciales para el regimen constitucional vigente, utilizando principios e instrumentos penales que permitan lograr el cumplimiento de los fines del Derecho Penal en cuanto a Ia tutela del orden constitucional. Asi un Derecho Penal Politico es identificable por su adaptación a las formas constitucionales de gobierno que asume cada Estado. Anteriormente, las formulas delictivas se ubicaban en los Códigos Penales bajo el rubro de Delitos contra la Seguridad Interior, ahora las legislaciones han precisado el campo a conductas punibles atentatorias a los Poderes del Estado y el Orden Constitucional.

      Pero tradicionalmente, la vieja denominación de estos delitos ha sido reconocida por constituir atentados a la personalidad interna del Estado, mejor dicho, la seguridad interna; lo que entenderia el Legislador nacional actualmente bajo la perspectiva de dos bienes juridicos fundamentales para la vida interna estatal, siendo estos los Poderes del Estado y el Orden Constitucional (precision legislativa), pero a ello cabe aclarar ciertos puntos. Cuando el Titulo XVI de Ia parte especial del Código Penal hace mención

      4 LOPEZ DE LA CAMARA JIMENEZ - PADILLA, M.... "Rebelión" en J.L.F. de la Reguera et al, "Delitos contra la Administración Pública, contra la Administración de Justicia y contra la Constitución" Bosch, Barcelona 1998, p. 269.

      46

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      primero a los "Poderes del Estado" se quiere señalar a las instituciones conformantes de los entes encargados de las tres funciones fundamentales del Estado - ejecutivo, legislativo y judicial -, excluyéndose a los organismos autónomos u otras entidades públicas que no forman parte de esta división tripartita. La tutela a estos entes estatales se fundamenta en el sentido a su reconocimiento constitucional en cuanto a la función asignada a favor de que una sociedad jurídica y políticamente organizada acorde a los principios constitucionales5, en realidad se trataría del beneficio al desarrollo de la sociedad, pero la protección penal no precisamente se entendería a favor de las entidades per se, sino en cuanto a dos cuestiones: la organización de las- entidades y la independencia y seguridad del funcionamiento de éstos6.

      ll.- Criterios de definición del delito político.- El delito político contiene, en primer lugar, un problema que repercute en la dificultad de su definición, esta complicación obedece fundamentalmente a una doble causa: de un lado, la dificultad conceptual de definir, de concretar, que sea lo político; de otro lado, a la posición, política también, tanto del legislador que lo tipifica como, en determinados casos, del tratadista que lo estudia7.

      No obstante, esta dificultad inicial para una caracterización del delito político, la doctrina ha desplegado un notable esfuerzo en el

      _____________________

      5 SOLER, S... ."Derecho Penal argentino, Tomo V, tercera edición, octava reimpresión, Buenos Aires 1978, página 62.

      6 BRAMONT ARIAS, L. / BRAMONT - ARIAS TORRES, L.A... ."Código Penal acotado", cuarta edición, revisado y concordado por M. delC.G.C., Editorial San Marcos, Lima 2001, página 442.

      ' Q.R., A... "Delito político", en Nueva Enciclopedia Jurídica, T.I., Editorial F.S., Barcelona, 1975, págs. 603 y 606.

      47

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      estudio y fijación conceptual del mismo. La complejidad de la materia ha hecho que al respecto se cristalicen una pluralidad de teorias que, básicamente, pueden articularse en tres grupos: teorias objetivas, subjetivas y mixtas.

      Las teorias objetivas observan en los delitos politicos lo que Ihering denominc5 "delitos contra el Estado" - el Estado es aqui el bien juridico protegido entendiendo dicho autor por delito politico todo acto que pueda constituir una amenaza contra las condiciones de vida "del Estado", el caracter del delito politico, dice, es atacar las condiciones de vida del Estado8. Cuando una legislación acoge dicha postura, agrupa los delitos bajo un titulo especifico que responde a un bien juridico politico, sin interesarle el &limo especial que impulsa al agente, bastándole solo el elemento de imputación subjetiva del dolo generico. Dichas teorias objetivas, son seguidas, entre otros, por C.L. y L. en Italia y por B. y V.L. en Alemania, quienes encontraron una generica formulacian doctrinal en la tesis que considera delitos politicos a aquellos que atentan contra la organizaciOn politica o constitucional del Estado y sus funciones, asi como contra los derechos que de ella se derivan para el ciudadano.

      Las teorias subjetivas entienden que son delitos politicos aquellos que, con independencia del bien juridico contra el que atenten (vida e integridad de las personas, propiedad, seguridad en general...) son cometidos exclusivamente por un motivo o finalidad politica. Como es dichos fines son

      8IHERING, R. on "El fin en el derecho", trod. E.. De D.A. de Santillain, Estudio preliminar de J.L.M.P., Editorial Comares, 2000, pdigs. 341 y ss.

      48

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

      SALA PENAL PERMANENTE

      R.N. N°890-2010

      LIMA.

      politicos, pero se pueden lesionar otros bienes jurídicos sin interesar si son comunes o políticos. Así, los delitos de robo, asesinato, daños, etc., impulsados por objetivos políticos, constituyen para esta tesis típicos delitos políticos. Bajo raíces positivistas, el criterio subjetivista tiende a inclinarse más al liberalismo, en el sentido de que cualquier infracción que esté inspirada en una finalidad política, pueda ser calificada como tal9, Esta línea de pensamiento fue la seguida por la escuela positiva italiana, con C., F. y P., en Alemania fueron defensores de estar teorías H. y Radbruch. En España la teoría subjetiva fue seguida inicialmente por J. de Asúa, quien escribió "...De cuántos puntos de vista se han ensayado para definir el delito político, me parece más certero el criterio subjetivo del móvil, que tiene rancio abolengo en los escritos franceses. La infracción política no se caracteriza por su objetividad, sino por el motivo que anima al transgresor de la norma, y así un regicidio perpetrado por venganzas personales es un delito común y un homicidio o un incendio cometidos con el designio de cambiar un régimen o anular una dictadura, es un delito político..." 10.

      En cualquier caso, para R.D. la teoría subjetiva del delito político carece de consistencia, señalando dicho autor que: "es inadmisible, porque impide toda distinción con los delitos comunes, ya que la motivación política puede concurrir en cualquiera de ellos11; que, dicha tesis debido a su amplitud, carece en la actualidad de persistencia o asentamiento normativo o jurisprudencial, siendo escaso en la práctica12.

      9 V.V., F... ."Derecho Penal parte general", Segunda edición, Temis Bogotá, 1995, página 278.

      t0 JIMÉNEZ DE ASÚA, L.... "El asesinato de M. y el delito político", en "Crónicas del crimen", Editorial Historia Nueva, Madrid 1929 páginas 242.

      " R.D., J.M...."Derecho Penal español", parte general, Dykinson, Madrid 1991, página 246.

      12 G.N., E...."Lecciones de Derecho Pena - parte especial", citando a F.C., Jurista editores, Lima- Perú, pág. 290.

      49

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Las teorias mixtas combinan los criterios subjetivos y objetivos. En dicho sentido Q.R. senala: "...la delincuencia politica, en efecto, no es perfectamente definible sobre un patron objetivo referente al bien juridico lesionado, siendo precisa la concurrencia de otro elemento subjetivo, el del móvil', según la doctrina más comúnmente admitida, por resultar las extremas de objetivismo o subjetivismo escuetos, demasiado unilaterales y arriesgadas. Sin profundizar en tan cornpleja materia del delito politico, mucho m6s todavia en el mundo de hoy, es de recomendar en términos generales esa tecnica doble, que es la adoptada en Ia Con ferencia internacional para /a Unificación del Derecho Penal de Copenhague en mil novecientos treinta y cinco..." 13.

      Al respecto, senala el profesor espanol A.M.B. en su articulo publicado en "Anales de Derecho", Universidad de Murcia, número dieciocho, ano dos mil, que Ia tesis de Ia teoria mixta fue iniciada por M. y encontró su más brillante defensor en M., seguidores de Ia misma fueron en España: J.A.O. y E. Cuello Calón, que esta teoria encontró su consagración legal en el C6digo Penal italiano de mil novecientos treinta (Código Rocco), en el cual se fusionaron la perspectiva objetiva del Código de Z. y la subjetiva del Proyecto de F. de mil novecientos veintiuno, en dicho sentido, el Código Penal italiano de mil novecientos treinta disponia en su articulo octavo: "es politico todo delito que lesiona un interés politico del Estado o del ciudadano, asi como el común en que, en parte o en todo, viniese determinado por móviles politicos...".

      La doctrina, con dinimo de precisar los conceptos y aclarar y facilitar el

      13 QUINTANO RIPOLLES, A... "Tratado de Derecho Penal internacional e internacional penal", Tory-io I, Consejo Superior de Investigaciones Cientificas. Institut° "F. de Vitoria". Madrid, 1957, pdg. 155.

      50

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      planteamiento y la solución de los problemas, ha profundizado en el estudio de las teorías mixtas distinguiendo entre a) teorías mixtas de carácter extensivas, y b) teorías mixtas de carácter

      restrictivo14

      Las teorías mixtas extensivas, a decir del profesor S.C., entienden por delitos políticos los que atentan contra la organización política o constitucional del Estado y los que se realizan con un móvil o fin político, a esta línea de pensamiento responden, en el plano doctrinal, la concepción de Cuello Calón.

      En tanto que, las teorías mixtas restrictivas consideran delitos políticos a aquellos que "atentando contra la organización política o constitucional del Estado, se realizan además con un fin político", a este planteamiento restrictivo corresponde, entre otras, la posición de R.D., quien entiende por delito político el dirigido a modificar la Constitución del Estado, impulsado por una motivación elevada, ello pues también - dice - pueden cometerse delitos de esta clase por móviles abyectos, como puede ser una venganza personal.

      La diferencia entre uno y otro tipo de teoría reside en que mientras en las teorías mixtas extensivas los criterios objetivo y subjetivo se encuentran en una relación alternativa, en las teorías mixtas restrictivas la relación entre ambos elementos es de integración, esto es para que exista delito político, deben coexistir los elementos objetivo y subjetivo.

      14SAINZ CANTERO, J.A... "Lecciones de Derecho Penal" (parte general) tercera edición, Editorial Bosch, casa Editorial, Barcelona, 1990, pág. 442.

      51

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Para el profesor J.A.S.C., en su libro "Lecciones de Derecho Penal" (parte general) tercera edician, Editorial Bosch, casa editorial, Barcelona, mil novecientos noventa, Ia posician de las teorias mixtas restrictivas es la que resulta mas adecuada a las necesidades de la politica criminal de nuestro tiempo. La razan de ello reside en que excluye del ambito del delito politico (y, por tanto, del trato privilegiado que se estima debe recibir) tanto a los delitos comunes (homicidio, asesinato, robo , etc.) que se realizan con una finalidad o móvil politico, como a los que atentando contra Ia organizacian politica o constitucional del Estado, se realizan con mewl' o finalidad ajena a lo estrictamente politico.

      A esta última postura, también se adhieren autores como C.M., R.D., R.M., L., L.P., entre otros.

      Conforme a los mencionados criterios se ha podido ensayar una clasificacian de los delitos en general según su apreciacian como comunes o politicos. En dicho orden de ideas, los delitos puros son aquellos que responden a las exigencias de los criterios mixtos restrictivos y que merecen el tratamiento benevolente que le ofrece el Derecho Penal Internacional, toda vez que van en contra del ordenamiento constitucional, pero impulsado por fines politicos. Estos delitos están agrupados bajo el Titulo XVI de la parte especial del Código Penal; ejemplo: rebelión, sedición, motin, conspiración, etc. Los delitos conexos o complejos constituyen formas concursales entre delitos comunes y delitos políticos, sea real o ideal. ejemplo: cometer robo y daños durante una rebelión15.

      15. G.N., E....'Lecciones de Derecho Penal - parte especial", rindo a F.C., Jurista editores, Lima- Perú, pág. 290.

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Al respecto, señala el profesor colombiano- Eduardo Montealegre

      Lynett, en su artículo publicado en Internet titulado: "Delito político y libertad de expresión. Apuntes para su distinción" que la teoría ecléctica - esto es, mixta - refunde en una sola fórmula las anteriores - objetiva y subjetiva -, pero en cuanto da preponderancia al criterio objetivo o al subjetivo, se subdivide en extensiva y estricta o restrictiva. En la teoría ecléctica extensiva son delitos políticos, tanto las conductas que atentan contra la organización política o constitucional del Estado (delitos políticos puros) como aquellas que sin dirigirse contra dichos bienes jurídicos tienen una finalidad política (delitos políticos relativos o concurrentes). Para los partidarios de la teoría ecléctica estricta o restrictiva solo tiene carácter de delitos políticos aquellos actos que comportan un atentado a la organización política, constitucional o legal del Estado, siempre que encuentren motivados por razones políticas (delitos políticos puros).

      Asimismo, el autor nacional J.R.S., señala

      citando a la doctrina argentina, lo siguiente: "...como bien ha establecido la jurisprudencia penal argentina, el delito de rebelión o "atentado contra la vida democrática", según la redacción del artículo doscientos veintiséis del Código Pernal argentino, conceptualmente tiene dos fases: el delito de rebelión es especial porque se caracteriza por un alzamiento armado - faz objetivo - y por un especial elemento subjetivo, que es el fin por el cual se toman las armas. El concepto jurisprudencial antes citado es muy claro: solo cobra relevancia el "alzamiento armado" si esta es usada para un fin determinado: el quebrar el orden constitucional y los Poderes del Estado, de tal manera que existe una confluencia objetiva - subjetiva en Ia definición del delito de rebelión..."16

      54

      CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA PENAL PERMANENTE R.N. N° 890-2010

      LIMA

      Ubicación sistematica en el Código Penal de los delitos contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional.- El Titulo XVI del COdigo Penal: "Delitos contra los Poderes del Estado y el Orden Constitucional", cuenta con dos capitulos donde se reparten ocho articulos, tipificando seis modalidades delictivas; asi tenemos en el Capitulo I, los delitos de rebelión (articulo trescientos cuarenta y seis), sedición (articulo trescientos cuarenta y siete), motín (articulo trescientos cuarenta y ocho), conspiración (articulo trescientos cuarenta y nueve) y seducci6n, usurpación y retención ilegal de mando (articulo trescientos cincuenta). En el Capitulo II (Disposiciones comunes), ademds, de tipificarse Ia figura de omisión al deber de resistencia (articulo trescientos cincuenta y dos), se acogen reglas especificas de punición en cuanto a Ia exención de pena (articulo trescientos cincuenta y uno) y Ia inhabilitación (articulo trescientos cincuenta y tres). En atención al tema materia de controversia en el presente caso, nuestro estudio estara referido al andisis tipico de las formas delictivas de rebelión y sedición.

      El Delito de Rebelión.- El término rebelión deriva del latin "rebellio" o "rebellionis" (re: de; bellium: guerra); no obstante, Ia doctrina Ia define como rebelión propia siendo Ia conducta punible de mayor afectación al regimen constitucional, y el más grave de su especie, se constituye en un alzamiento armado que tiene por objetivo el cambio del régimen político - constitucional, violentando con ello los principios constitucionales vigentes y

      ___________________________

      16 R.S., J.... "Estudios de derecho Pen